lunes, 13 de abril de 2009

AMBICIONES

No soy una persona ambiciosa. No quiero llegar a dirigir la empresa en la que curro ni ninguna otra, no quiero ser capitán general de las sardinas, ni ser la primera mujer en dirigir la OTAN, ni quiero ser Merkell ni casarme con Sarkozy, no quiero tener 15 personas a las que mandar. Por no querer, no quiero ni siquiera algo que entra dentro de lo posible..ser ministro.

Tampoco quiero tener un cochazo espectacular, me dan igual los caballos, las válvulas y los motores. No quiero tener chofer, ni doncella, ni coach personal. El mayordomo y la cocinera son dos cosas que sí que podría plantearme. Me molaría un mayordomo culturetas vejete con el que pudiera charlar y que me abriera la puerta. La cocinera me molaría para poder delegar en ella cuando no me apetezca estar entre fogones. No quiero mandar a mis hijas a un internado en Suiza ( bueno, a veces sí) y no tengo especial interés en conseguir que vayan a un colegio privado carísimo.

No quiero subir el Everest, ni bucear en un arrecife de coral, ni atravesar el Sáhara, ni hacer un viaje espacial. Además de poco ambiciosa, tengo poca resistencia física y bastante miedo, así que como compañera de aventuras soy un desastre. Ya me estoy viendo oscilando entre el llanto incontrolado y una cascada de insultos altamente ofensivos contra mis compañeros de aventura.

No tengo especial interés en pesar 50 kilos, ni en parecer joven eternamente, ni en entrar en una 36, ni en comprarme zapatos de 600 euros y bolsos de 3000. Me da igual el reloj que lleve aunque me gustan grandes, y la ropa que venden en las tiendas de chinos de mi barrio me parece estupenda.

No quiero ser famosa, que me reconozcan por la calle y me dejen aparcar en segunda fila sin problema. No quiero escribir una novela de éxito ni tener una columna en un periódico.

Con todo esto además de mucha pasta me ahorro muchas frustraciones porque la posibilidad de que cualquiera de las cosas que he mencionado ocurran son mínimas, así que vivo más feliz que una perdiz con ambiciones que a lo mejor podrián hacerse realidad.

La primera de ellas, que ya he comentado es tener una librería. Me encantaría. Una librería pequeña en un sitio pequeño y con encanto. Descarto polígonos industriales, centros comerciales y cercanías de colegios donde entren madres a pedir libros de textos y la revista de Ana Rosa. Si consigo tener una librería es para disfrutarla y no para hostilizarme con la humanidad.

La segunda de ellas es tener una casa como esta. Está en Anciles, un pueblo pequeño al lado de Benasque. Es un sitio pequeño y muy tranquilo. En Benasque hay de todo, hay colegio, médico, un supermercado, una biblioteca y hasta polideportivo. Me gusta el campo pero no como para hacerme el carajipi rural y decir que puedo vivir sin luz y agua corriente y cultivar mis verduras y ordeñar mis vacas. Ni de coña. Además hace frío muchos meses al año y nieva y llueve con gusto, así que tiene el clima ideal para mi carácter. Siempre que paseamos por allí y vemos la casa, G dice “ si quieres les hago una oferta que puedan rechazar”. …pero por soñar que no quede.

Me temo que alimentar estas ideas a la vuelta de vacaciones no es el mejor modo de reintegrarme a mi rutina.
¿ No es una pasada de casa?.
Si usted es el dueño y me lee...¿ quiere hacerme su heredera?.
Si no sois los propietarios y quereis hacerme féliz..ya sabeís.

14 comentarios:

José Antonio Calvo dijo...

Felices Pascuas!!!
Me encanta esa casa. O, incluso, cualquier casa como esa.
Y también me encanta ese verbo que utilizas como nadie: hostilizar. Si, ya sé que está en el Diccionario, pero hacerlo reflexivo es genial.

molinos dijo...

Felices Pascuas José Antonio. Que sepas que he pasado por tu blog, pero tengo que confesarte que copié latín en la carrera así que no puedo seguirte. :)

A mi también me vale cualquiera como esa.

Hostilizarse es muy descriptivo, por lo menos en mi caso.

Elvira dijo...

No me extraña que te guste esa casa!!!

koldo dijo...

Es preciosa, la casa.
Y el sueño de la librería. Que comparto.

Sílvia dijo...

Yo también tengo la casa de mis sueños y también en un pueblo que tiene casi de todo, y que sobretodo no tiene trennnnnn.

La verdad es que lo mejor de los sueños es esperar que se cumplan y que no lo hagan, porque nos podemos arrepentir, o aburrir de vivir en el campo.....

Xinax dijo...

Yo creo que tú tienes vocación de monja, tia... venga a pedir y pedir y pedir... Ya te digo que eres una mamona, porque tanto lloriquear pidiendo...algo terminarás mamando.
Firmaría como "una hostilizada por volver de vacaciones"...pero ya vengo hostilizada por el tiempecito asqueroso, y a este paso me voy a "hostializar" con alguien.

JuanRa Diablo dijo...

Joer, Molinos, me he mirado en la cartera pero me temo que no me alcanza para un regalo así.
La casa enamora a la primera, desde luego. Seguro que por dentro será una pasada.
Una cosa sí te prometo (que quede constancia escrita aquí): Si llegas a tener esa librería pasaría a comprarte una novela que me recomendaras. Esté donde esté.

molinos dijo...

Esa es la actitud JuanRa!!!!

Cristina dijo...

Me gustan tus dos sueños. Espero que se cumplan :)

deRositas dijo...

Moli. La casa es una pasada y el entorno más. En Oporto he visitado la famosa Librería de Lello e Irmao y te recordé especialmente. La ropa de los chinos de tu casa es genial. Yo también deseo que se cumplan todos tus sueños!!!

Aspective dijo...

Pues date prisa en comprar la casa. O te encontrarás que se la han vendido... a mí.

Hans dijo...

Se te ha olvidado decir que en Benasque hay una librería estupenda :-). Y en Anciles un sitio en que se come de coñá, btw.

Anónimo dijo...

Hola Moli!

Hace poco que descubrí tu blog, y estoy leyéndolo desde el principio. Cuando pienso que no puedo descojonarme más con una de tus entradas, siempre hay una más adelante que hace que se me salten nuevamente las lágrimas.

Te escribo mi primer comentario en este post en concreto por lo siguiente:

"[...]No quiero ser famosa, que me reconozcan por la calle y me dejen aparcar en segunda fila sin problema. No quiero escribir una novela de éxito ni tener una columna en un periódico.

Con todo esto además de mucha pasta me ahorro muchas frustraciones porque la posibilidad de que cualquiera de las cosas que he mencionado ocurran son mínimas, así que vivo más feliz que una perdiz con ambiciones que a lo mejor podrián hacerse realidad."

Tu libro ya lo tienes escrito !!! Y estoy convencida de que entre todos los descerebrados, haremos que se convierta en un EXITAZO.

Moli, molas mucho. Tú y toda tu familia.

Un beso muy fuerte de una nueva descerebrada de La Coruña.

Olalla

molinos dijo...

Ja Olalla...gracias por tu comentario...no me acordaba de este post y mira..la vida te da sorpresas...mil gracias.