miércoles, 2 de marzo de 2011

TERCER CANDIDATO A PEOR LIBRO DEL AÑO: Sunset Park de Paul Auster.

He terminado con Paul Auster.

Se acabó. Ni una oportunidad más. He sido más comprensiva con él que con ningún otro. (1)

Nuestra relación comenzó en todo lo alto. Fue una cita a ciegas, Fede y Mónica nos presentaron con “La música del azar” y fue amor a primera vista. Recuerdo grandes noches de amor. Encuentros increíbles que se prolongaron en el tiempo. Luego nos fuimos distanciando, tanto encuentro amoroso podía llegar a cansarnos, así que espaciamos nuestros furtivos encuentros, pero seguía siendo un amante excepcional. Y de repente...un día...sin venir a cuento, un breve episodio de impotencia que decidí pasar por alto...le puede pasar a cualquiera. Otro día...desgana y eyaculación precoz. Algo no iba bien, pero en recuerdo de esos grandes momentos de éxtasis sexual..le seguía dando oportunidades. Pero hasta aquí. Ni una oportunidad más. Me tengo que buscar a otro.

Hasta aquí hemos llegado.

¿Qué tipo de crédito cree que tiene para escribir esta mamarrachada? ¿Este bodrio? ¿Este trabajo sin sentido, sin sentimiento, sin ganas? ¿Por qué?

No es una novela, no sé que es. He leído guiones de telemovies que transmitían más que este libro. Contemplar una pecera vacía es más emocionante. Los personajes provocan la misma reacción que un melocotón pocho...no, un melocotón pocho creo que provoca más, al menos asco. En esta novela, los personajes sencillamente resbalan...para caer a tus pies y directamente pisotearlos.


La historia es absurda hasta el infinito, pero eso no tiene porqué ser un problema. En la Música del Azar la historia era increible y sin embargo te la creías porque Auster creía en ella y los personajes también. Esto es...no sé...un despropósito.

Para que quede claro que no me invento nada, voy a spoilearlo a conciencia.

El Protagonista Atormentado (PA) es un jovenzuelo veinteañero, que oh que cosas...arrastra una infancia peculiar. El padre del atormentado conoció a la madre viéndola actuar en una obra de teatro. Se conocen de jovenzuelos, se casan, tienen al PA y la madre sale por patas porque lo de la maternidad no es para ella. Se pira a los ángeles y tiene una fulgurante carrera como artistaza y se casa varias veces. El padre, que también es un atormentado, ya se sabe que de tal palo tal astilla, tiene una editorial chupi donde publica solo cosas que le gustan y de un par de amigos. Y cuando la actriz le abandona...deja al PA con una niñera y luego se casa con una tipa que se ha quedado viuda y tiene un hijo.

Juegan a las familias felices en amor y armonía, pero el PA por supuesto la va a cagar. Un día va con el hermano andando por una carretera porque se han quedado sin gasolina, discuten, le empuja y vaya por dios ¡qué mala suerte! el hermano cae, justo llega un coche y lo atropella.

PA se calla como una puta y no dice nada, todos creen que ha sido un accidente pero él carga con el peso de su conciencia atormentándole muchísimo y blablablablabla. Tanto carga, que un día oye a su padre y a la madrastra hablar en la cocina de él…y se ofende y decide no respirar y se las pira.

Como además de atormentado, le gusta el misterio y es un intenso, se pasa 7 años dando tumbos por USA y haciendo trabajos de intenso con mucha vida interior. Lava platos porque mientras friega su cabeza viaja en el tiempo, limpia coches porque así observa los tipos humanos y recoge cosas de casa abandonadas por gente desahuciada y hace fotos porque “los objetos dicen cosas”. Un soplapollas.

En eso anda en Florida, cuando un día leyendo El Gran Gatsby en un parque, ve a una jovenzuela, Pilar, leyendo el mismo libro. Se ponen a hablar, blablablablabla…se enrollan, se enamoran, todo es muy rosa.
Pero a PA, nada le sale bien, la tal Pilar tiene 15 años. Ohhhhh...y esto es ilegal. Bueno, da igual, se la lleva a vivir con él con el consentimiento de las hermanas de la tal Pilar (que casualmente es huérfana). Pero hay una hermana malvada que le dice que o le paga o se lo cuenta a la poli. PA decide que no puede arriesgarse a eso...y vuelve a NY a esperar a que el amor de su vida cumpla 16 o 17 o no sé cuanto.

Inciso…PA y Pilar...se acuestan, claro. PA es un atormentado pero no es tonto. Y aquí viene lo peor del libro. Pilar le hace de todo, y se deja hacer de todo menos “metérsela por el chichi”…le dice que “solo por el culinchi para no quedarse embarazada”. (Los entrecomillados son textuales)

Bueno, PA vuelve a NY y se va a vivir a una casa de okupas en Sunset Park. ¿Cómo llega allí? Pues porque a pesar de hacerse el “no respiro” durante 7 años, resulta que se ha escrito con un amiguito, un tal Bing, y el tal BIng ha decidido montar una comuna okupa y le sobra una plaza.

PA va allí y se instala con Bing que es grande, gordo, peludo, músico y buena gente. Luego está Alice que es gorda, gafapasta, buena, fea y tonta. Y Ellen que es artista, atormentada y está más salida que el pico de una mesa. Lo que se dice un ambientazo.

Bing quiere mucho a PA. Durante estos 7 años, cada vez que ha recibido una carta, ha llamado al padre y a la madre para que no se preocuparan y ahora que PA ha vuelto al redil tiene un pequeño problemilla porque su amigo le cae tan bien, tan bien…que cree que se lo quiere chuscar. Auster que no es tonto, sabe que esto va a provocar un poco de descojone en el lector, así que lo justifica metiendo un párrafo de recuerdos donde los dos amiguitos fueron de noche a un lago...se bañaron en bolas...y BIng recuerda como se puso palote al ver a su amigo desnudo. En fin, que Bing no sabe si le gusta la carne, el pescado, las dos cosas o lo que se deje. Un sinvivir.

Alice tiene un novio chungo. Un memo. No sabe si quiere seguir, no sabe si no quiere seguir, dudas, dudas, dudas que dan ganas de bostezar. ¿Qué más le pasa a ésta? Ah sí, escribe una tesis soporífera sobre una peli y algo del papel de la mujer después de la IIGM. Como es muy gafapasta también trabaja en PEN y hace campaña por Lu Xiabo.

La otra absurda, Ellen, es artista y pinta mierdas. Decide que va a dejar de pintar esas cosas y se pone a pintar desnudos y poses pornográficas que copia de revistas. Está más salida que el pico de una mesa y se enamora de PA que pasa millas de ella porque solo tiene ojos para su culinchi. Ellen quiere que alguien pose desnudo para ella y se lo pide a BIng, que le dice que si, le dice que si a masturbarse delante de ella…y ella le dice que si a que termine en su boca. Los atormentados son así. Ellen a todo esto suspira por un jovenzuelo de 16 años al que daba clases particulares y del que ¡vaya, que mala pata! Se quedo preñada. Suspira muchísimo…y oh…que casualidad...un día coincide con el tal jovenzuelo en el curro (no vive casi gente en NY y pasan estas cosas)...y él ya tiene 20 y ella 24. Así que la vida sonríe a Ellen que vuelve a chuscar con el tío de sus sueños y se le pasa mucho la atormentación.

A todo esto Alice deja al novio chungo y Bing aprovecha la circunstancia para ir a casa del chungo, emborracharse y tirárselo con dos consecuencias. Se da cuenta de que no le molan los tíos y el novio chungo que es un picarón y ya lo había probado antes...se da cuenta de que le va lo de jugar a los fontaneros.

¿Dónde queda PA? Pues por ahí haciéndose el interesante. Llama a su padre, llama a su madre. Queda con ellos...le perdonan en plan hijo pródigo...se quieren, se aman. Confiesa que empujó al hermanastro y que tiene mucho cargo de conciencia pero al padre le da igual…viene la culinchi a verle y él da palmas con las orejas. A todo el mundo le gusta la culinchi porque a pesar de tener 16 años es TODO: es guapa, lista, inteligente, mona, simpática, atractiva, estimulante…lo tiene todo, es una princesa Disney.

Ah sí...la madre actriz tiene un breve párrafo en el que se arrepiente de no haber sentido la llamada de la maternidad en todo su esplendor...y Auster para castigarla por mala madre, hace que tenga que engordar 20 kilos para un papel que está representando y todo el mundo sabe que las gordas no molan. Auster es cruel.

PA habla muchísimo de baseball…para nada. Quiero decir que habla párrafos y párrafos de carreras, homeruns, lanzamientos y jugadores y a nadie le importa un carajo. Ni al lector ni al resto de los personajes.

El padre sufre por su relación con la madrastra por algo que se me escapa o me aburrí o lo he olvidado o algo. Pero le da igual...el hijo pródigo ha vuelto y todos contentos.

Pero claro...no va a terminar bien. PA la caga nuevamente. La policía opina que la comuna okupa no mola, así que llega un día y los desaloja...y PA que tiene muy mal carácter porque está atormentado...le suelta una leche a un policía. ¡Mecachis!..A 3 páginas de acabar la novela que parece que vas a oír campanas de boda...y el intenso va y lo estropea. Total, que le da la leche, sale corriendo y se esconde en una casa para luego llamar a su padre que le dice: entrégate, te pondré el mejor abogado, no te preocupes.

Coge el coche...va hacia casa de su padre...pensando que la ha cagado y que se cargado su futuro con culinchi.

Y se acabó. Fin.

Ah no...Se me olvidaba este prodigio de lenguaje literario…

“..cuando empezó a dibujarle el pene por primera vez, se le ocurrió que ya no estaba mirando un pene sino una polla, que pera era la palabra que designaba esa cosa en el dibujo, pero polla era lo que tenía justo a metro y medio de los ojos y, objetivamente hablando, debía admitir que la de Bing era bonita, ni más larga ni más corta que la mayoría, bien formada y sin peculiaridades ni imperfecciones, un ejemplo de paquete masculino de primera clase, no lo llamarían una picha lapicero ( ¿ dónde habría oído ella esa expresión?), sino una voluminosa pluma estilográfica, un sólido tapón para cualquier orificio”.

Repito: no me invento nada.

Otra buena opinión sobre el libro es la de Nán...que la llama "novela Ikea".

(1) Mi entrada sobre el libro que publicó el año pasado. Crei que no podía hacerlo peor..pero si.

37 comentarios:

Mamá Española en Alemania dijo...

A mí es que te tío me aburre mucho ya... Me gustó Historias de NY (me pareció entretenido y tal), pero ya después me cansa que me mata el rollo ese que se trae de intelectual de calle yo-es-que-soy-de-letras-porque-el-mundo-me-ha-hecho-así.

Me dejé Brooklin Follies a 50 páginas de acabar (porque estaba hastiadísima ya) y desde entonces le rehúyo como la peste. :)

Anniehall dijo...

Madre mía ¿y así quieres que recupere el placer lector?

Lo de no saber retirarse a tiempo es un gran problema.

Inés dijo...

He llegado a "los entrecomillados son textuales" y me ha dado un síncope.

Espera que me recupere y ahora sigo leyendo.

Inés dijo...

Vale, pues después de leer todo lo demás, definitivamente, Auster queda relegado al rincón de los nunca-nunca-nunca.

El niño desgraciaíto dijo...

Yo solo me he leído Leviatán de Auster y no he seguido. No le he pillado el punto, aunque a Anniehall le gusta (o gustaba) bastante.

Desde luego que si después de leer el post a alguien le quedan ganas de leer el libro es que es un masoquista de primera!

Mamá Española en Alemania dijo...

Bueno, yo tengo que reconocer que me río tantísimo con tus despellejes malvados a los candidatos a peor libro del año, que me entran ganas de leerlos... Aunque claro, no sería lo mismo. jajajja

Beatriz dijo...

Totalmente de acuerdo contigo.
A mi me gustó la Trilogía de N.Y., pero luego no he encontrado ninguno que me diga nada, ni en la historia ni en la forma. Tan nada-nada que luego no puedo recordar "nada". Había olvidado incluso lo del "culinchi". Y me pasa lo mismo con "Brooklin Follies", que a pesar de haberlo leído hace poco no sé ni de qué va.
No volveré a repetir. Hay demasiados buenos escritores americanos que me están esperando.

Salamandra dijo...

¡Dios!
Miedo me da que empieces con Murakami, cómo lo despellejes igual me hundes ;-)

NáN dijo...

Nihil obstat.

Vidas lectoras paralelas. (En cuanto a PA, que en este caso, ¡cielos qué coincidencia!, es Paul Auster).

Ahora bien, creo que Moli no me discutirá que, aunque inició una caída en picado con Broken follies, tiene alginas novelas anteriores que son de lo mejor que se ha escrito: yo quitaría la Trilogía de Nueva York, pero subrayaría en dorado Leviatán y algunas otras.

Que se haya convertido en un mamarracho que sigue escribiendo cuando ya lo había escrito todo, no anula la maravilla anterior: sigo teniendo esos libros en un pedestal.

Salamandra: siento decirte que para mí (ojalá no, para Moli), donde digo mierda a los últimos libros de Auster, digo mierda-mierda-mierda a todos los de Murakami (en realidad he leído dos, entre ellos el famoso Tokyo Blues, y me salían espumarajos por la boca). Junto con los últimos de Auster y "Seda" de Barico, son los ejemplos que pongo de cuando la literatura se convierte en comercio descarnado.

Oscar dijo...

Hola:

Pues es curioso que sea la "Musica del azar" la obra que más te gustó de él. A mi me gusta mucho también, pero me parece la obra más atípica de Auster, la menos ubicable en su producción. ¿Has visto la película? Hace un cameo hasta el propio Auster.

Esta claro que hace varios libros que Auster dejo de ser él. Le leí una entrevista en que reconocía que era perfectamente posible que no volviera a escribir una sola buena obra. Yo me quedé alucinado con lo malo que me pareció "Brooklyn Follies" y lo mucho que vendió. La cosa esa llamada "Viajes en el Scriptorium" me pareció simplemente una engañifa horrorosa, igual que "Hombre en la oscuridad".

No obstante, yendo hacia atrás, me encanta la trilogía de Nueva York, Leviatan, El libro de las ilusiones, la Citada Música del Azar y tengo una querencia especial, con sus grandes defectos, sobre todo de final, por "La noche del oráculo". Esta la tengo comprada desde que salió en inglés y está aparcada, aun no la he leido, reconozco que me da algo de miedo.

Saludos.

Elena Rius dijo...

Coincido plenamente con NáN, y que nos lapiden a los dos si es preciso: no puedo con Murakami y lo de Barico me parece una cursilada de talla XXL. Yo también era fan de Auster hasta hace unos cuantos libros, en que me apée del tren y no he vuelto a subirme. ¡Y menos después de este último despelleje! Los entrecomillados son de vergüenza ajena.

El niño desgraciaíto dijo...

Pues, NáN, yo recuerdo que Leviatán no me gustó. Así que si ese es el bueno...

molinos dijo...

Mamá..a mi me gustaron mucho algunos. Ya conté mi relación con él..pero esto ya ha terminado con mi paciencia.

Annie...a tí ya te tengo dicho lo que te tienes que leer.

Inés..tal cual. Pero no dejes de leerle...prueba con El Palacio de la Luna..te encantará.

ND..tiene algunas cosas muy buenas, pero todo lo de la última época es infumable. Lo bueno es que se lee rápido..

Mamá..¿ ganas de leerlos? Vaya, estoy fallando en mi propósito de hundir a esos autores.

Beatriz, a mi ya no me vuelve a pillar. Y que conste que éste lo he leído porque me lo regalaron.

Salamandra, de Murakami hablé en un post en julio, creo que el 15 o así de julio. Tengo pendiente de leer que también me lo han regalado " En que pienso cuando corro"

NáN..no lo discuto para nada. Auster tiene cosas muy buenas, y es precisamente ese crédito alcanzado con grandes novelas lo que me parece que está dilapidando sin necesidad escribiendo cosas que provocan verguenza ajena. NO entiendo ese afán de publicar una novela al año si no tienes nada interesante que aportar. Y lo que es peor empañas la imagen de lo bueno que tenias.

Oscar, no sé si es la que más me gustó, pero es con la que le conocí y guardo muy buen recuerdo. Fue una lectura impactante. No he visto la película.
Me encantó también El Palacio de la Luna, Leviatán, La invención de la soledad...

Elena...a mi el Murakami de Tokio Blues me pareció una curiosidad...todo lo demás que he leído infumable..incluído el aclamado "Kafka en la orilla" que es insufrible. Seda es más crusi que candy candy.

MARIA dijo...

Me has dejado hundida... con lo que me ha gustado a mí Auster (personalmente, Creía que mi padre era Dios... no sé ni porqué, pero fue el que más me gustó). A ver que encuentro en la librería que me llame...
De Murakami, no sé los demás, he intentado leer Tokio Blues (tanto hablaron de él que dije, pues me lo leo a ver qué tal)... en la página 50 dije basta... no puedo con él.
Tres despellejes en dos meses... mal va el año literario

Anónimo dijo...

Que original esa introducción-síntesis, y que risa!.

Me recomendaron mucho a P. Auster y me decidí con ilusión a leer el libro del mismo nombre (me dijeron que empezara por ese. Me resultó agrabale, al principio, esa curiosa estructura de muñeca rusa, pero me hartó y no quise acabarlo.

No era mi momento y lo que cuentas no alienta nada a intentarlo pronto.


(creo que voy a salir del armario del los anónimos, me estoy aficionando a comentar)

Kitty-Wu dijo...

Yo, que nací bajo "El Palacio de la Luna" (toma ya!) no puedo menos que estar de acuerdo... y ya me jode, ya

NáN dijo...

Kitty-wu, compartimos libro de nacimiento: fue mi primera vez con P.A. y, aunque con algunas tosquedades que fue puliendo con el tiempo, ya están ahí algunos de sus temas principales. La primera vez no se olvida.

molinos dijo...

MARIAa, a mí también me gusto " Creí que mi padre era Dios"..aunque no es estrictamente un libro suyo, porque es una recopilación de cuentos que los oyentes enviaban a un programa de radio. Auster es el editor.

Wu..Nán...NáN...Wu. Quedan hechas las presentaciones.

Y a mí también me moló El Palacio de la Luna..y en especial este párrafo

Anónimo dijo...

Pos a mi me ha encantado...pa gustos los colores(que conste q escribo esto antes de leer tu despellejauster.)
cara-cola.

SPEEDY - TXABI dijo...

El "De qué hablo cuando hablo de correr", de Murakami no te decepcionará si no lo afrontas con la visión/esperanza de un runner, porqué va mucho más allá del correr.
Es difícil de catalogar, pero a mí particularmente -como runner- algunas "cosillas" me han funcionado luego en la carretera, en los caminos...
El tio empezó a correr tarde pero, joder, cómo se ha desquitado !

Jesús Miramón dijo...

Yo hace tiempo que dejé de darle más oportunidades, y eso que durante años fue uno de mis autores favoritos, desde El palacio de la luna para exacto. Los cuatro o cinco primeros me maravillaron, sobre todo La invención de la soledad. En Mr Vértigo comencé a decepcionarme seriamente, y ya después de Tombuctú, cuando me di cuenta de que seguiría y seguiría publicando novelas a cualquier precio, dejé de ser lector suyo.

Eso sí, los primeros libros* fueron deslumbrantes, uno de esos encuentros de los que te acuerdas siempre.

---

*Algo que sucede con tantos escritores... Primeros libros buenos, maravillosos, profesionalización, banalización, producción y zas, mierda tras mierda hasta el nobel final.

Sese dijo...

Mi relación con Auster de momento es positiva: LA noche del oráculo me gustó, El palacio de la Luna me encantó, muy bueno, Invisible

(http://embolica.blogspot.com/2010/05/invisible-de-paul-auster.html)

no lo consideré una pérdida de tiempo, si bien no tengo tan mal concepto de la obra como tú, y ahora en breve atacaré La Trilogía de Nueva york, (de momento esperaré un poquito con Sunset Park, pero no descarto leerlo).

SAludos

Carlos dijo...

jeje, el extracto de los penes es para mear y no echar gota (nunca mejor dicho). No es normal darle tantas vueltas al miembro más feo que tiene el ser humano. Independientemente de su uso, no he visto un pene bonito en mi vida.

M. dijo...

Pues ya le has dado más oportunidades que yo, que en otro momento de auge me leí "Leviatán" y dije "Hasta aqui".

Chaoo!!

Luis Javier dijo...

Joderse, pues yo iba a darle una oportunidad a Auster, obviamente no con este libro... pero casi que se me quitan las ganas....¿alguno recomendable?, sin ser gafapastismo, por favor...

Laura dijo...

Ays, mi relación con Auster es parecida a la tuya. Me enamoré con él con la Trilogía de Nueva York. Poco a poco tuve que ir bajando el listón, pero seguía fiel a él. Me planté con Tumbuktú (no encajé nada bien lo del prota-perro, la zoofilia no es lo mío).
Desde entonces lo he seguido leyendo (todo, todo y todo) pero solo para reafirmarme en que mi enamoramiento fue fruto de una enajenación momentania. De mal en peor.

¡Qué tío!

molinos dijo...

cara-cola..¿ te ha encantado de verdad o es por llevarme la contraria? Pero vamos..que para gustos los colores...efectivamente.

Speedy..ya te contaré cuando lo lea.

Jesús..a mi me pasó exactamente lo mismo, pero le he concedido muchisimo crédito. La invención de la soledad también es uno de mis favoritos. Me encantó. Lo que no entiendo porqué publica todos los años..no tiene necesidad.

Sese, la trilogía es raruna pero al lado de Sunset Park es una obra maestra.

Carlos..exacto. Es increible, innecesario, gratuito y literariamente horrible. ¿ eres nuevo?

M. ya he dicho que si, que le he dado mucho crédito..pero basándome en una primera relación muy buena.

Luis Javier.." El palacio de la luna". No es gafapasta.

Laura..no es que el enamoramiento fuera por enajenación, en su momento fue porque el tio era buen´siimo. Luego se ha relajado y ya pasa de todo y es el horror..pero vamos ni uno más. Ni aunque me los regalen.

Mary dijo...

Casualmente hice una entrada en mi blog de ese libro: el primero que me lei de ese autor...y el ultimo¡¡¡no me gustó nada , infumable ¡¡ creo que es uno de los pocos libros que he dejado sin terminar..dejó de interesarme la vida de ese tio que limpiaba casas desahuciadas..patético, pero tu entrada genial ...felicidades¡

molinos dijo...

Gracias Mary..pero te aseguro que Auster tiene cosas muy buenas. Es lo que más rabia me da..

Anónimo dijo...

Ni aunque quisiera podría hacerte de rabiar...hay algunos autores de los que sistemáticamente me lo leo todo y siempre encuentro algo en sus escritos: Auster, Houllebecq, Capote, Vila-Matas, Monzó, Sergi Pàmies, Amis,Marías,Highsmith, Empar Moliner,Nabokov...sí lo sé ,un batiburrillo sin ningún criterio.
cara-cola.

molinos dijo...

Cara-cola..eso también me pasa a mi..pero dime..¿qué has encontrado en este libro?

Anónimo dijo...

Mi problema es q por mucho q lea no se me queda nada y no sé hacer críticas, ni siquiera constructivas.Me ha gustado su descripción de los personajes, cómo los pone en situaciones complicadas (extrañas),me encanta el uso q hace siempre de las casualidades o del azar, los diálogos y voces " en off " me parecen reales, me lo creo todo y además NY...
Reconozco que Auster tiene buenos comienzos, desarrollos irregulares y al final se lía y cuando llega al nº de pg. x acaba.
cara-cola.

Ignatius dijo...

Este tío es un CANSINO de aúpa. Y refuerza mi teoría de leer autores muertos principalmente, las posibilidades de que te la metan doblada -centenarios y otras chorradas políticoeróticas aparte- son más limitadas, no puedes andar paseándote y vendiéndote por esos mundos de Dios.

Lectora dijo...

Antes de destrozar de ese modo una novela deberías molestarte en leerla en su idioma original. La traducción española es pésima y en inglés lo del culinchi y el pasaje de la polla no resulta tan penoso, sino que se lee con normalidad.

molinos dijo...

Lectora...el mayor problema que tiene la novela no son esos dos pasajes. Es su concepción general de la historia...

Lectora dijo...

Yo tampoco me referia sólo a esos pasajes. Es cierto que la novela no es una obra maestra y que cada uno tenemos nuestra opinión, pero yo no creo que sea tan mala como dices. Empecé a leer el libro en inglés y me enganchó, luego seguí con la edición española y me horrorizó y aburrió, no sé cómo puede cambiar tanto una novela al traducirla. El libro en español es simplemente un libro mal escrito e insoportable y en literatura el lenguaje lo es todo.

Zeuxis Vargas dijo...

Bueno, aquí estoy dizque para meter la cucharada y decir lo que me parece, esa es la vaina de los blog, uno entra sin ser invitado arma el mierdero y luego se va como si nada, pero dejemos este preámbulo anarquista y entremos en el cuento sin su permiso. andaba leyendo el libro de Auster, la cosa es que después de tantos intentos y de darle duro y criticarlo hasta el fondo junto con Vila-matas y otros de su ralea, me dio, me pico eso de coger un librito y leerlo, iba no más de bien, hasta me robé unas cuantas frases pródigas en acentuar emociones y ver el universo hasta que llega con esto del "culinchi", ¿qué es eso? me pongo a buscar en internet y me estrello con tu blog, así fue la cosa, leo tu texto, noto madera literaria en él y un criterio mordaz y procaz y entonces cojo el libro y lo paso por la trituradora. ahora estoy comiendo carne al Sunsent Park, queda un poco para la cena si quieres. aquí te dejo mi escrito sobre el tal mamotreto de escritor.
Los hombres sin atributos: http://zeuxisaudade.blogspot.com/2011/06/los-hombres-sin-atributos.html