jueves, 17 de marzo de 2011

PRIMOGÉNITA, MUJER Y MADRE.

Sostiene Efe, con una de sus indocumentadas teorías, que las madres hacen tres cosas: "La primera es vigilar a los golfos de sus maridos. La segunda es torturar a sus hijas primogénitas. La tercera es mimar a sus hijos varones"

Aunque me cueste reconocerlo, debo decir que Efe tiene razón en sus apreciaciones y aunque esto me vaya a costar seguir siendo el farolillo rojo en el ranking de hijos de molimadre...debo decir que Molimadre es un caso típico de modelo de madre según Efe.

Pasemos brevemente por la primera de las condiciones: vigilar a los golfos de sus maridos. Bien...molimadre se marchó a enseñar a adolescentes en Valls en los años 70 porque mi padre se había ido a Barcelona a “estudiar la carrera porque allí era más fácil”. El hecho de que conviviera con otros 4 solteros en un piso, en una ciudad llena de turistas europeas,...creo que hizo que molimadre decidiera ir a ver qué se cocía por allí. Vale que no estaban casados y que mi padre nunca fue un golfo porque lo digo yo y punto...pero se cumple el punto 1 de la definición de Efe.

Torturar a sus hijas primogénitas.

Bueno, bueno, bueno, no sé ni por dónde empezar. Molimadre tiene matrícula de honor en este apartado. Y cum laude…y es doctor honoris causa. Y Master del Universo. Y…todo.

Para empezar voy a reproducir la contestación de molimadre a una pregunta estúpida que le hice en su momento. Estúpida porque ya sabía que la respuesta no me iba a gustar:

- Mamá, cuando nací yo... ¿querías niño o niña?

Inciso...la respuesta más correcta a esta pregunta es siempre: Me daba igual.
Inciso2 ...la segunda respuesta más correcta si la que te lo pregunta es tu hija primogénita es: niña.

La respuesta de molimadre fue

- Pues yo quería niño.
- Siesqueparezconuevaparaquécoñopregunto. Pero como no aprendo… ¿y eso porqué?
- Pues porque yo fui la segunda. El primero es tu tío J. y claro, a mi me gustaba mucho tener un hermano mayor que me cuidara, podía salir con sus amigos y él siempre era el responsable y sabía que eso era lo mejor, además así él era el favorito de tu abuela y yo la favorita de tu abuelo.
- Estupendo y entonces nací yo...que obviamente no soy un niño…
- Si y bueno...muy bien… (molimadre miente fatal) pero luego nació pobrehermano mayor y como os lleváis tan poco, pues es casi lo mismo.
- ¿casi lo mismo? Pero... ¿qué dices?
- Si hija si...
- ¿Cuándo me ha cuidado a mí pobrehermano mayor? ¿Cuando he salido con sus amigos? ¿Cuando ha sido responsable... de algo??
- Si te vas a poner melodramática no hablamos más.
- Pues va a ser lo mejor.

Vale, pues ya sabiendo que nada más nacer frustraste las expectativas de tu madre, te enfrentas a tu relación con ella. Genéticamente creo que ya sabes que será un desastre pero genéticamente vienes programado para querer a tu madre...asi que lo que te espera es tortura. Hay que ser fuerte para aguantar.

Ya expliqué por ahí, que los hijos mayores somos un experimento. Naces y tus padres no tienen ni puta idea y entonces se dedican a experimentar. Si además de hijo mayor eres chica…directamente te ha mirado un tuerto. Si además tienes la desgracia de que 13 meses después nazca un hermano varón que es el top 10 de la creación y que haga lo que haga en su vida será siempre lo másmejordelmundomundial..date por jodida. Y si luego tienes una hermana que es todo lo que tú no eres, a saber, guapa, mona, dulce, cariñosa y miente de puta madre…vas directa al ostracismo…y si además no contenta con todo eso...nace un pobrehermano descolgado que sufre enfermedades varias y muy graves durante su niñez…¡¡han cantado bingo!!..vas directa al abismo.

Las madres torturan a las primogénitas. Quiero pensar que al principio sin querer y luego ya les sale solo. Cómo no saben cómo quitarse ese feo vicio, hacen de él un arte.

Para empezar y como eres niña tu madre quiere que seas monísima, dulce y ponerte lazos. Y tú no quieres y además eres un cardo borriquero, pero no es tu culpa..venía en tus genes. Pero a ella le da igual...eres su “muñequita” y por cojones vas a ponerte lo que quiere...asi que ahí vas...hecha un figurín, con lazo, calcetines calados y vestidos de nido de abeja..llorando y enfurruñada todo el día. Creo que en mis fotos infantiles salgo sonriendo en 2...y salgo con mi padre. (El reportaje fotográfico de mi comunión es un homenaje al drama...salgo en todas llorando...pero coño...que me había peinado que parecía un caracono)

Luego vas creciendo y te das cuenta de que no hay nada que hacer. Hagas lo que hagas...será poco. Te esfuerces lo que te esfuerces o bien no será suficiente o no habrá sido para tanto, porque es que a ti no te cuesta.

Luego te echas un ligue…y por supuesto es el tío más erróneo del planeta. Y por supuesto cuando de verdad resulta ser el tío más erróneo del planeta, el consuelo que encuentras es: si es que eres tonta, ya te lo había dicho…y tu ahí erre que erre. Cuando estabas con él, él era idiota...pero cuando te destrozan el corazón y necesitarías que alguien te dijera que él era idiota…resulta que la mema eres tú. Una tortura.

Luego tienes hijos…y todo lo que haces “está bien...perooo”. ¿Les vas a dar de comer eso?Están monas si...y ya si fueran peinadas...pero bueno...van como tú”….

Y le recomiendas libros, y le gustan...pero antes se convierte en estatua de sal que mostrar entusiasmo: “Está bien Moli, pero no me ha parecido ninguna maravilla”.

Y luego viene la peor de las torturas…porque ahora que lo pienso no creo que sea una tercera característica de las madres sino una sublimación de la tortura a las primogénitas, el mimo a los hijos varones.

Allí estás tú...sufriendo lo que crees que es una crianza normal y de repente llega un ser con cola…y empieza a tener una crianza molona.

Le dejan ponerse la ropa que quiere, todos los días. Él no lleva uniforme al cole, vale...pero es que el fin de semana también le dejan. Y no le peinan. E incluso, cuando monta un pifostio a las 9 de la mañana porque los puños de la camisa no sobresalen iguales de los puños del jersey, tu madre se arrodilla y se lo coloca como él quiere.

Y pronto descubres la palabra mágica...”pobre”. Esa palabra da poder. Esa palabra abre puertas.
-Es que tu pobre hermano...le tienen manía en el colegio
- joder.pues mucha manía le tendrán cuando ha suspendido 7
- de verdad moli...haz el favor de no ser cruel.

Y tú sales y tienes hora: “A las 10 y media en casa”. Y llegas 5 minutos tarde y te montan un pollo como si fueras la culpable de la última crisis petrolífera. Pero pobrehermano llega tarde y aquí no ha pasado nada.

Y sales y llegas bolinga, un poco bolinga…y “desde luego, eres una borracha”.
Y pobrehermano, sale….no llega…llega de día…vomita por las escaleras y “algo le ha sentado mal”.

Y tú no fumas. Nada. Y pobrehermano le da al fumeque y llega con ojos enrojecidos y no de fumar tabaco y dicen “hijo...ten cuidado donde vas porque esos sitios con tanto humo te hacen mal a la vista”….y tu dices…” no coño, que ha fumado porros!!!!!” y entonces sabes que las miradas...de verdad de la buena pueden fulminarte.

Y a tu hermano le deja la novia. Y el planeta se para. Él no había elegido mal, ella era divina mientras estaba con él y ahora es una bruja interplanetaria y hay que hablar bajito y no molestar…y comer la comida favorita de pobrehermano que tiene el estómago cerrado del disgusto…y nada de chistes ni humor negro.

Y Luego viene cuando te rindes y dices: ¡me rindo! Aceptamos pobrehermano como favorito para todo. Entonces te retiras a un segundo plano…y decides que eres más feliz así y que no vas a hacer un drama de todo, esto ni vas a ir a psicoanalizarte. Descubres que puedes sacarle partido a todo esto en un blog. Y cuando llamas a tu madre para que venga a cenar un día y te contesta: “No puedo, tengo que ir a cenar a casa de pobrehermano mayor porque le gusta ver Águila Roja conmigo”…directamente te descojonas y piensas como meterlo en un post.

Y luego llega lo peor de todo. Te embarazas y te encuentras deseando que tu primer hijo tenga cola…para que no tenga que sufrir lo que has sufrido tú, no vaya a ser que finalmente te parezcas a tu madre.

Pero la naturaleza, que es muy cabrona, te manda una princesa y tú intentas por todos los medios no torturarla, pero sabes que no lo estás consiguiendo. Es tu experimento y estás haciendo pruebas con ellas, y algunas están saliendo reguleras.

Y te quedas embarazada otra vez…y esta vez, quieres una niña. Por favor que sea, niña...ya que vas a torturar a tu primogénita…que por lo menos no tenga que competir con un pobrehermano.

Y pufff...esta vez tienes suerte.

Así que si, confieso que a veces torturo a mi primogénita, pero en mi descargo diré:

- Es un experimento.
- Intento no hacerlo.
- Intento torturar igual a la segunda.

36 comentarios:

La exorsister dijo...

jejejeje, la conclusion me ha encantado :P

MARIA dijo...

Moli, doy fe que no hace falta ser primogénita para notar esas cosas en las madres, soy tercera, tras dos hermanos, y todo es exactamente igual. Eso sí, reconoce que la hija primogénita es el ojito de papá...

Bettie dijo...

Yo también soy primogénita. Y te entiendo. xD

José Antonio Peñas dijo...

Mi chica JAMÁS sonri en sus fotos infantiles. Pero JAMÁS. Le tocó hacer de pastorcilla en el belén de su cole y nadie guardó una copia de las fotos porque miraba al público como si fuera a sacar una recortada y liarse a tiros, y por supuesto se negó en redondo a cantar los villancicos.

Ahora que caigo es una hermana mayor, seguida de una hermana dulceguapaguay y princesita y un pobrehermano.

Lucy dijo...

buenísimo!!!! es taaaan real... saludos

Mak dijo...

Yo también soy primogénita seguida de un hermano... pero no es muy pobre porque es un cabrón (10 años). Aún así entiendo de lo que hablas.

Rosa dijo...

jajaja Santa verdad! también soy primogénita y tras de mi un hermano y una hermana y aunque mi madre nos tortura a los 3 yo llevo la peor parte! :S

javi dijo...

¿Y sobre el golfo de tu marido no dices nada?

Sese dijo...

Impagable retrato de la realidad de millones de familias: yo, como hermano pequeño de una parejita corroboro lo que describes respecto a la hermana mayor, pobrecita, que me abrió camino para llegar más tarde a casa en mis primeras salidas, pobrecita que se comía todos los marrones aunque eso sí se aprovechaba del peque (cuatro años menos)para irle a buscar tabaco, cambiar de canal (antes no había mando),... hasta que uno se espabila y sabe sacar provecho de ser el pequeño

SAludos

Anusky66 dijo...

jajaja clavado!!!
soy primogenita ( mi madre nunca oculto que ella quería un niño) , pobrehermano nació 10 años después y por fin mi madre se vio realizada como tal ( yo fui un experimento fallido) .Mi hija primogenita dice lo mismo de mi y por desgracia también tiene pobrehermano ojito derecho de mama( intento que no se note mucho ,pero los genes me traicionan ) jajajajaa

Coquitos dijo...

Joer, Moli, pues has clavado mi relación con mi 'pobrehermano' particular... con la diferencia de que mi madre SIEMPRE, SIEMPRE ha dicho que ella lo que quería eran dos niños... Y como la vida es injusta (ja!), va su hija y tiene dos niños del tirón y se muere de envidia y te intenta amargar la vida haciéndosela imposible a tu costillo (que no es malo malísimo, pero para ella, el toro que mató a Manolete, por lo menos).
Mientras tanto, el hermanito ha hecho lo que ha dado la gana siempre. Un vago descerebrado que se sacó la carrera (la misma que yo) usando mis apuntes, que se fue de casa al piso que mi madre tenía alquilado (y al que yo no pude irme 10 meses antes mientras buscaba piso para casarme porque no había manera de echar al inquilino) y volvía a diario con ropa y tuppers para rellenar, que no enciende la calefacción porque se gasta su sueldo en copas y demás sustancias, pero que consigue que mamá no sólo le pague el gas, sino también la comunidad, la basura y el recibo del ADSL... y una moto molona, porque aparcar en el centro es muy difícil, y una TV de las caras, porque en una normal no se ve bien el fútbol...
Pero es el niño, el jeta de la casa, asumido por todos, menos por mí, que no soporto tanta tontería y tanto morro, y soy la malamalísima....

Oriana dijo...

uff, madre mia. Yo soy primogenita puteada con pobrehermano estupendo (ademas no suspendia... el cabron)y pobrehermana descolgada y , si, algo problematica ella. Mi madre tuvo a pobrehermano en Roma, y eso si,..alli es aun peor. Las vecinas con las que hacia pandilla estaban preocupadas por ella, jajaja cuando iba conmigo al parque y el bombo. La miraban tiernas y compadecidas pero un poco asustadas le decian "a ver si tienes suerte con el segundo..." y no respiraron hasta el nacimiento, y ya fue todo jolgorio cuando nacio finalmente ¡¡il MASCHIO...!!jeje le decian "BRAVA, molto brava!!" "tuo marito sera contento" . Esque lo clavas, este tema. Siento el rollo patatero, pero esque me llegan al alma estos post, este y el de la candidata primera a tirar de la avioneta son buenisimos y para nada exagerados...ya la tendencia a ir despeinada y la aversion a los lazos, y el genio ...son los catalizadores perfectos para ser la mala de la pelicula y tener el culebron completo..jeje :))

josefito dijo...

Bueno yo como el pequeño de seis hermanos no tengo nada que objetar. En mi casa puedo asegurar que no hubo ninguna diferencia de trato entre hermanos.

Ahora conozco una familia de cinco hermanos que el mayor se llevó todo el amor y el dinero de los padres con su complicidad, claro.

Tita dijo...

Es cierto....torturo a mi primogénita.....

Al golfo no le vigilo (mirar el movil solo es cotillear)Si se desmanda se la inutulizo para siempre y punto

Menos mal que he tenido otra princeza como tú...

_Xisca_ dijo...

Pues yo soy la mayor de cuatro hermanos, lo que con el tiempo voy viendo que para cada uno tiene algo, aquí nadie se libra, será que somos muchos para repartir: mi madre es más pasivo-agresiva que la tuya, precisamente hoy me ha vuelto a contar que cuando estaba embarazada de mí, la primera vez que me moví le dijo a mi padre "mira, EL NIÑO se mueve" y luego añade "porque hasta que naciste fuiste UN NIÑO".

Si tengo niñas, voy a intentar no hacerles esto por todos los medios y a los niños tampoco. Lo veo esencial XD

Carmen dijo...

Yo creo que ya te escribí en tu retrato de tu pobrehermanopequeño, dado que es un espejo del mío y con él, mucho de lo que cuentas.
Yo también soy primogénita, mujer y madre pero mi princeza es la tercera tras dos chicos, por lo que torturo sobre todo al mayor y me desespero con el macarrismo de los dos siguientes, el pobreniñosandwich y la terroristaroza. Esó sí, madre e hijos seguimos sin peinarnos...

Anniehall dijo...

Te entiendo. Aunque mi primogenitura fue muy distninta siempre hay algo de eso.

El niño desgraciaíto dijo...

Yo soy primogénito y durante toda mi infancia y adolescencia pensé que mis padres no me querían nada, absolutamente nada... lo digo por poner una nota un poco, si no discordante, al menos contra la teoría universal de Efe...

Pilar dijo...

Elevemos a los altares a Efe, es rigurosamente cierto, palabra de primogénita torturada con hermanos más jóvenes.

He tenido suerte y engendrado dos hijos, al menos yo he roto la cadena.

Besos.

JuanRa Diablo dijo...

Ja. Has ido a retratar también a nuestra abuela materna. Tres nietos varones que hiciéramos lo que hiciéramos siempre nos justificaba pero a la hermana... ¡condenada!

Lo siento, Molinos, pero en tema molimadre no consigo ser imparcial. Yo es que estoy con ella y su:

"Si te vas a poner melodramática no hablamos más"

Y chimpún.

Gordi dijo...

¡Ostras! Creo que soy la excepción que confirma la regla: primogénita entre varones. Nada de tortura, todo mimos y atención. Vaya tela...

Patitiesa dijo...

Yo, no sé si por suerte o por desgracia, no tengo hermanos. Tengo pobrehermana, y era lo peor de lo peor, que la tenían más mimá...
Eso sí, ¡tu conclusión me ha encantado!

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

¿y vigilas al golfo?.
Sin animo de mal meter ¿eh?

Efe Morningstar dijo...

¿En cuánto dijimos que se quedaba la tarifa de Muso?

XEIA2410 dijo...

Torturar, se tortura a la primogénita. Hay que practicar!!!!!. Peeeeero, si la primera te sale una santa y la segunda un poco c*br*n*.....diosss, qué cargo de conciencia!!!!!

jordim dijo...

ser madre ha de ser un trabajo a tiempo completo..

PasabaXAquí dijo...

¡Me estoy tronchando!. La vida es muy dura, muy injusta, ayyyyy, pobremoli, te lo digo yo, pobretica, lo que te ha tocado pasar, mi niña.
Bueno, yo soy la segunda niña, incluso con un hermano mayor, y no ha sido la bicoca, yo me lo digo todos los días, pobre yo, qué poco se fiajron en mi, con lo que yo valgoooo, y lo bien que he llegado a dominar el arte de la queja. Pero no tanto como tú :).
M es la primogénita de una primogénita de una casi primogénita...y C es dinamita. Ayyyy, pobre Moli.
Y pobre yo, desastrada y morena, que quería nena y va y me sale un angelote rubiote y con ricitozz, que encima no es desastrado como yo. Ayyyyy.

Alber dijo...

Yo nunca he tenido estos problemas, solo tenía un hermano y bueno, cinco años de diferencia marcan una distancia suficiente para que no haya problemas, ni envidias ni nada de eso. Y una vez más, as usual, te superas, Moli. Que gran escritora de posts absurdos y divertidos eres, me troncho. Y por cierto, me encanta la foto con tus hermanos el día de la boda, estais muy divertidos!! :P

Salamandra dijo...

"¿Qué ha sido? ¿UNA NIÑÑÑAAAA? joo, QUÉ ASCO".

Esa era mi madre cuando yo nací y fui la cuarta. Así que el tema de no superar las expectativas de una madre no es cosa sólo de primogénitas, mona. Creo que es fruto de una época.

Hala, besito ;-)

Chirly dijo...

¡Grande post, como siempre!

SPEEDY - TXABI dijo...

Chapeau !

Srta Jana dijo...

Pues sí, yo soy otra primogénita torturada. Para mi madre, la mismísima oveja negra. Sin remedio: soltera, gorda, autónoma en la miseria y tendente a las relaciones inconvenientes.

Mi hermano, el segundo de a bordo, jamás es cuestionado por nada y se le consultan los grandes temas de la familia como si fuera el oráculo de Delfos. Y se le hace caso en tó.
No en vano tiene pito.

Y la tercera es listísima, buena, guapa y delgada, y además terminó la carrera e hizo un máster. La niña!

Pero tengo un secreto que lo hace todo mucho peor: por más que luche, sé que acabaré siendo como mi madre.
Lo sé desde hace tiempo; antes me resistía con uñas y dientes, jurando que eso nunca me iba a pasar a mí (parecerme a ella). Hace años que dejé de luchar, total, es inútil...

He decidido no tener hijos. Por ahí no va a haber problema. Pero me queda un escollo por salvar: una sobrina primogénita. Si empiezo a torturarla, me corto una mano.

Siempre lo he dicho: la familia está sobrevalorada.

DDmx dijo...

Que guapa es la madre de la tia de pelo largo.

tu mamá dijo...

Brillante! Como puedes ser tan lista, tan divertida y escribir tan bien?! Esta es mi niña!!!

Mami2mellis dijo...

¿En serio? ¿No es sólo mi madre quien hace eso? Me acabas de describir mi infancia y adolescencia punto por punto (salvo lo de la comunión, yo no lloré porque solo tuve que tener puesta una chaqueta "monísima de verdad" en un caluroso día de finales de Mayo. Para que luciera) Y la cosa suma y sigue, que agua mi hermano es el "hombre de confianza" de mis padres, la lleva hasta las cuentas del banco... No es de extrañar que mi madre me aconseje que será el quien me acomodados a comprar un plástico de lluvia para la sillita gemelar, él que no tiene niños, "porque, como es ingeniero, sabe más de estas cosas" O_o

Irene MoRe dijo...

Pues te aconsejo tener cuidado, porque yo soy primogénitca seguida de hermana, no de hermano, y me ha pasado exactamente lo mismito que atí, a pesar de que viniese con raja y no con cola, así que cuidado con tu primogénita y su pobrehermanamenor.