miércoles, 9 de marzo de 2011

POR QUÉ TRABAJO

Ayer fue el día de la mujer trabajadora.

Soy mujer (con gran pesar por mi parte) y trabajadora y sin embargo no me siento para nada identificada con ese día. Es como si fuera el día de la gente con ojos marrones, pues estupendo, celebremos los días obvios.

No voy a entrar a discutir si me parece una gilipollez de celebración ó no. Cada día, es el día por algo. así que ¿por qué no celebrar el día de la mujer trabajadora? Eso sí, propongo el día del hombre trabajador y el del niño que va al colegio.

¿Por qué trabajo? Antes de que hordas de amas de casa se me echen encima, concretaré… ¿Por qué trabajo fuera de casa?


Trabajo porque siempre estudié pensando que cuando terminara las sucesivas etapas de formación, al final de esa carrera lo que me esperaba era trabajar en algo que me gustara. Estudiabas para formarte y aprender y después para hacer algo con tu vida. Es verdad que se puede hacer algo con tu vida sin trabajar...bueno, supongo que se puede hacer...pero no va conmigo. Es verdad también que cuando estudiaba me veía trabajando en un museo, en una biblioteca, en una fundación o incluso en la empresa financiera chupi en la que curraba al principio de mi vida de curri. Jamás pensé que curraría en los libros de colores, pero no me importa.

Trabajo por dinero. No soy millonaria, ni rica heredera ni nada por el estilo así que curro por dinero como casi todo el mundo. No siempre ha sido así, durante algún tiempo trabajé sin cobrar nada pero si fuera millonaria trabajaría. No en los libros de colores, pero ya lo he dicho más veces...montaría una librería o una pequeña editorial.

Trabajo porque necesito salir de casa y hacer algo. Me parece fabuloso que haya gente que se encuentre plenamente satisfecha estando en casa, con o sin churumbeles, dedicada a la vida del hogar. Yo no. También hay gente que no echa en falta leer un libro en toda su vida y no por ello es menos feliz que yo. Cada uno se llena con lo que quiere.

Trabajo para ser independiente económicamente. Esto parece de Perogrullo...pero es que me encuentro últimamente discutiendo con gente, con mujeres, que dicen: a mí me encantaría quedarme en casa y que “mi cari” me mantuviera. Pero... ¿Qué estás diciendo? Y ¿Que pasa si algún día a “mi cari” ya no le apetece mantenerte? ¿Qué haces entonces? O ¿Qué pasa si un día tu cari ya no es tu cari…y no quieres estar con él? ¿Te vas a quedar ahí porque no puedes ir a ningún sitio? A mí esa posibilidad me aterraría, así que trabajo para no depender del ingeniero o de quien sea. Quiero estar con alguien porque quiero estar, no porque no tenga a donde ir.

Trabajo porque trabajando te relacionas con gente que no eliges. Esto tiene sus cosas buenas y sus cosa malas. Entre las malas está el que pueden ser unos completos gilipollas, hacerte la vida imposible y puedes perder ingentes cantidades de tiempo imaginando muertes dolorosas para todas ellas. Entre las buenas está el que puedes conocer gente que no tenga nada que ver contigo a nivel personal pero que te enriquezcan mucho, por conocimientos, por visión de la vida, por su forma de trabajar o por lo que sea. Quiero decir que conoces gente que no es del ámbito en el que te mueves en tu vida personal…y normalmente abarcas un espectro mucho más amplio de gente. Conoces gente que no eliges para lo bueno y para lo malo. Para enriquecerte y para decir: ni de coña quiero ser así…pero con conocimiento de causa.

Trabajo porque trabajando no soy la madre de nadie, ni la mujer de nadie. Soy yo y lo que hago.

Trabajo porque cuando llego a casa después de hacerlo, tengo más ganas de ser algo más que yo.

Trabajo para tener algo que contar cuando llego a casa. La peor época de mi vida fue la baja de maternidad de M. El ingeniero se piraba…y cuando volvía a casa me decía… ¿qué tal? ¿Qué has hecho? Y yo le decía: pues he salido a comprar naranjas, y he preparado la comida….toda una vida de emociones. Que si, que se puede tener muchas cosas que contar sin currar...pero seamos sinceros. Si yo no trabajara en mi situación actual, me levantaría, llevaría a laz princezaz al colegio, volvería a casa para tareas de esas tan divertidas y tan reconfortantes que hay que hacer en las casas, prepararía la comida, iría a por las niñas, les daría la comida, las bajaría al colegio, haría más tareas del hogar, volvería a recogerlas y pasaría la tarde entre tareas, niñas y más tareas. Que no digo que sea mal plan para el que le guste...pero no estoy hecha para eso. Mientras tenga posibilidad prefiero currar fuera…y concentrar mis tareas hogareñas en un par de horas al día.

Trabajo por supuesto para poder darme algún capricho sin tener que dar explicaciones a nadie.

Trabajo porque soy buena haciéndolo. Soy eficaz, eficiente, espabilada y muy currante. Y no, no tengo abuela.

Trabajo porque la mayor parte de las veces en las que lo hago me divierto. Algunas veces me divierto muchísimo. Y en todos los curros que he tenido he aprendido muchas cosas. Algunas completamente inútiles...pero esas son las que más molan.

Trabajo para ver si consigo que mi coche llegue a los 500.000 km y me llaman de la Seat para darme un premio o algo…

Trabajo para tener una excusa creíble para no hacer cosas que no quiero hacer. Ir al médico, ir a las reuniones de la comunidad, ir a comprar bolsas para la aspiradora, llevar el coche a lavar…”yo no puedo...tengo curro”.

Y trabajo porque mi vida interior me volvería loca si me pasara el día contemplándola. Ya estoy bastante desquiciada con la horita que le dedico al día mientras conduzco...asi que no quiero ni imaginar, lo que daría de si mi cabeza con horas infinitas de ocio mental.

45 comentarios:

Juanjo ML dijo...

Pues trabajas por lo que trabajamos todos, porque no nos queda más remedio, salvo algún loco que queda por aí suelto. Pobrecito

Pétalo dijo...

Este post me ha molado mil. :).

josefito dijo...

Eres una auténtica cristiana: el trabajo dignifica a la persona.

Yo lamentablemente no soy de la misma opinión aunque nunca he tenido una baja por maternidad ni tan siquiera por enfermedad.

Yo tambien trabajo porque lo necesito.

Efe Morningstar dijo...

Mi claustro NO ACABA, muy bonito post, ahora HAZ OTRO. ¡Entretenme!

PS: Me has medio pisado un post, perraca. Grrr.

Elisa dijo...

Firmo todo lo que has dicho, incluido el no tener abuela,pero como tengo muchos más años que tú,con más horas de vuelo dentro y fuera de casa, a veces, solo a veces,tengo una pequeña sospecha de que como mujer me han tomado el pelo.Creo que lo entiendes.Un beso.
Elisa

Neurotic Marianita dijo...

Qué bonito post! Ya decía Freud que la salud mental era la capacidad de amar y de trabajar. Qué bien que tengas las dos :)

Saludos

Numaios dijo...

A mi tampoco me gustan éste tipo de días como el de la mujer trabajadora. Si existen es para recordar que lo habitual era que la mujer no trabajase fuera del hogar. Cuando desaparezcan significará que la situación se ha normalizado.
Me ha encantado el post, como todos los que escribes.

Un beso

HombreRevenido dijo...

Es importante disfrutar del trabajo.

Yo lo hago. A veces es un disfrute un tanto masoquista, pero los autónomos somos asín.

Carmen dijo...

Trabajo porque lo necesito. Antes, además, me gustaba pero el grado de cansancio, pérdida de atención, sensación de ir a meter la pata a cada paso y similares se incrementa cada día. Pero no trabajar no es una opción, ni siquiera para entregarme a la maternidad o a la dependencia de un macho alfa. Al contrario, lo que más valoro es la independencia, saber que si algo falla, me tengo a mí misma.

Pikifiore dijo...

Yo trabajo por dinero, obviamente, pero siempre he dicho que si alguna vez mi vida cambia tanto económicamente, que no necesite trabajar (vamos, que me toque la lotería o me caiga una herencia inesperada), seguiría haciéndolo. Para tener un objetivo, porque me enriquece, me pasa como a tí, aunque en mi caso yo pondría una fundación cultural...aunque eso ya es para nota,jajaja.
Un beso

Anónimo dijo...

Solo por concretar, hace mucho tiempo que no es dia de la mujer trabajadora, solo día de la mujer. Y puede que no tenga sentido, o puede que si, que sea necesario, aunque sea como símbolo para seguir luchando por la igualdad real entre hombres y mujeres. o puede que sirva como homenaje a mujeres que lo tuvieron muchisimo más dificil que nosotras, que no tenían ni voz, ni voto, y que sin embargo lucharon, con todas sus fuerzas para que hoy, tu y yo, tengamos más derechos.

Laura dijo...

Eso será porque te gusta tu trabajo. Yo no tengo esa suerte. No me gustan ni mi trabajo, ni mis jefes, ni mis compañeros ni nada de nada. Encima, así como están las cosas, no tengo derecho a quejarme "porque por lo menos tengo trabajo".
Lo que más desearía en este mundo es dejar de trabaar. Para cuidar a mis hijos, cocinar o sentarme media mañana en el parque. Incluso cultivar mi vida interior. O no hacer nada. Quedarme todo el día en casa o pasarme todo el día en la calle. Me da igual. Me sentiría igual de realizada o más que ahora. Y si tuviera que ser dependiente económicamente de alguien, ya fuera mi pareja o mis padres, no me importaría lo más mínimo.
De momento, compro un cupón a diario. Es mi ilusión de todos los días; y de ilusión también se vive (o sobrevive).

Anónimo dijo...

A mi me da lástima mi madre y sus hermanas que están o estában dobladas de trabajar "en casa": los niños, las tierras, los animales -incluidos los de dos patas-, la casa, etc, etc. No pudieron estudiar pero en cuanto se murió el Paco les dieron la libertad, oh palabro, de poder ir solitas al banco, a encargar cosas, total libertad para doblarse la espalda en general. Así que se han pasado la vida trabajando y sin cotizar, sin pensiones decentes o sin pensiones directamente,jajaja, me meo.
Me acuerdo de ellas ese día que dicen que es de la mujer; aunque estoy de acuerdo contigo en la absurdez de los días internacionales. Son un timo.

Anónimo dijo...

"Conoces gente que no eliges para lo bueno y para lo malo".
Cuanta miga hay en esa frase!

Anda, que me he colao y lo he puesto en el de los cerditos. Bueno, también pega.

Pilar dijo...

Trabajo por cada una de tus razones, y somos muchas, creo que mayoría entre las que elegimos en qué trabajamos (más o menos). Otra cosa es hacerlo por pura necesidad monetaria y también hay quien.

Por cierto, hombres y mujeres.

Me gustó la reflexión

Cam dijo...

Totalmente de acuerdo. Actualmente (y espero que no por mucho tiempo) me encuentro sin trabajo y dependiente económicamente: un atentado para la salud mental.

Gordi dijo...

Yo trabajo sólo por dinero. Soy de las que no iría a trabajar si pudiera. Haría otras miles de cosas, pero ir a trabajar, no, eso lo tengo clarísimo. Es posible que sea porque no tengo hijos y puedo pensar en cosas que me gustaría hacer a mí sin "depender" de nadie pero no, no trabajaria.

Ahora, me ha encantado tu reflexión. Coincido con el anónimo en lo de la frase "Conoces gente que no eliges para lo bueno y para lo malo".

Porcier, ¿tienes muchos anónimos, no? Beso.

Burbuja dijo...

Suscribo tus reflexiones punto por punto. Ahora tengo la suerte de trabajar (este mes hago un año en mi empresa actual) y como todo, hay días buenos y días malos, pero no lo cambio ni de coña por estar en casa, doy fe. Llega un momento en que la casa se te echa encima y te acabas desquiciando, palabra. He tenido trabajos de mierda a patadas, pero los prefiero mil veces a quedarme en casa y depender de nadie.
Gracias a esas mujeres (y hombres, alguno) que lucharon en su día para que ahora tengamos los derechos que tenemos y las libertades, que no es moco de pavo. Pero, como ya han dicho por ahí, los días internacionales de algo, son un timo.

NáN dijo...

Trabajo para vivir y siempre he disfrutado con ello: la empresa es mi laboratorio de la vida, donde conozco a gente que no es como yo ni como mis amigos. La gente que pone cara real a la sociedad.

He disfrutado porque hacía bien las cosas. Nunca pensaba en las plusvalías que producía, sino en que alguien iba a comprar los resultados de mi trabajo y mi contrato era con esas personas.

Con los nuevos modos de producción, hacer bien el trabajo es casi una falta laboral: produzco basura. Y me siento infeliz.

Anónimo dijo...

Opino exactamente lo mismo que tu. Si me tocase la bonoloto, seguiría trabajando seguramente, en otra cosa, gestionaría una Editorial, una ONG, algo que me apeteciese y desde luego, no aguantaría jefes. Pero trabajaría, por todos los motivos que indicas en tu post.Y es que, a pesar de todo, hay días, algunos, que me lo paso tan bien, que pienso que era yo la que tenía que pagar por estar aquí.

Anónimo dijo...

Coincido con pikifiore y con Elisa. Trabajo porque lo necesito, porque me guta, porque si tuviese mucho dinero, también trabajaría. Siento darte envidia, pero trabajo en una biblioteca. Y disfruto todos los días, vengo feliz, aunque el sueldo es misérrimo. Pero hemos salido perdiendo. Odio trabajar en casa, odio las labores de casa, sólo me gusta cocinar.

Enhorabuena por el blog, moli. Mola.

Anniehall dijo...

Qué gran post.

Uno de los peores moomentos de mi vida fue la primera baja laboral. Pero también otra época de ir a trabajar sin ningún aliciente. Aun así no lo habría dejado nunca. Suscribo todo lo que dices.

Pilar dijo...

Yo también trabajo por la mayoría de cosas que has dicho sólo que si pudiera elegir, trabajaría media jornada porque a veces voy un poco asfixiada por la vida ya que no tengo quién me compré las naranjas o las bolsas de aspirador y entonces después de trabajr tengo que ir corriendo a hacerlo y a veces tengo stress.........
(PD: la única pena es que mi sector es clasista y algo machista y yo soy mujer, rubia...y a veces también me cansa tener que "demostrar" que el tinte no me ha llegado al interior del cerebro).

Salamandra dijo...

Pues yo estoy con Gordi. Si no tuviera que trabajar porque dispusiera de una renta, la verdad es que no lo haría. Y mira que ahora mismo no me puedo quejar, por una vez en la vida tengo un trabajo que me gusta, con un jefe estupendo y al que adoro porque me trata muy bien.

¿Qué haría?. Estudiaría algo bonito, Historia del Arte, por ejemplo. Haría deporte. Me bajaría a desayunar al bar y me leería la prensa de cabo a rabo cada día. Aprendería idiomas. Visitaría más a mis padres. Haría el vago, que es una de las aficiones más menospreciadas del mundo pero que a mi me apasiona.

Hay todo un mundo de cosas por hacer y aprender fuera del despacho ...

Di Vagando dijo...

Pienso como un anónimo en lo de celebrar el q un día había gente q no iba por libre, como la mayoría hoy. Gracias a ellas, tú tienes tu curro y yo el mío.

Sobre todo de acuerdo con la independencia económica.

La "realización", cada uno como el vaya: personalmente, me gusta mi trabajo, pero todo lo burocrático -q cada dia hay más, un cubrirnos las espaldas para q no nos demanden para sacar tajada-me toca los pies. Si tuviera, como Virginia Woolf (autobombo! la frase está aquí) una asignación de una tia rica de América con la q pudiera vivir, sin grandes despliegues, simplemente vivir como ahora, no trabajaría asalariadamente. Eso sí, no me estaría quieta: escribiría, haría fotos, viajaría, leería y haría la parte de mi curro q me gusta de vez en cuando, sin los reports. Y mi base sería un Ryad. Ahhhh... ya estoy insalivando... habiendo dicho esto... vuelta al trabajo.

A(punto) dijo...

....yo estoy contigo, si tuviera dinero seguiría trabajando, tb es cierto que curro en lo que me gusta....aunque tenga que soportar a "gente que no eliges para lo malo"....que las hay y no señalo a nadie...jejejejjee

...no obstante, creo que celebrar estos días (que se hace internacionalmente, no sólo se celebra en España)creo que pone el foco en una realidad que no está tan superada como nos creemos

..hace años mi madre llegó indignada a casa porque la madre de una compañera mía de clase le había dicho que cuando sus hijas terminaran la EGB (sí, soy mayor, qué pasa!!!!) las iba a poner una tienda, de tal manera que tuvieran algo que hacer hasta que se casaran, es decir que una madre estaba decidiendo el futuro de sus hijas que sólo había una salida...casarse y mi madre (cumple 72 en breve)subscribía esa máxima que tu escribes "Trabajo porque trabajando no soy la madre de nadie, ni la mujer de nadie. Soy yo y lo que hago."....hay que decir que mi madre trabajaba en casa, de hecho había dejado de trabajar para cuidar de sus 3 hijos varones...luego cuando mi padre se quedó en paro fue ella la que trajo el dinero a casa

.....no he buscado a mi antigua compañera de colegio por el facebook, pero me da la sensación que ha tenido que buscarse las habichuelas como tod@s, confío en que reaccionara a tiempo ....aunque no me extrañaría nada que a sus hijas les estuviera inculcando la misma filosofía que le inculcó su madre....y si conseguimos con la celebración d estos días que la hija de mi ex-compañera de colegio vea las cosas de otra manera algo hemos conseguido

beso

Nieves dijo...

A mi también me ha encantado la frase "Conoces gente que no eliges para lo bueno y para lo malo...". ¡De hecho creo que es la principal ventaja de mi trabajo!.
Me encanta como escribes, Moli.

Tochi dijo...

Jo maja, me lees el pensamiento. Yo siempre he entendido que trabajar, ganarte el pan, es un orgullo y una obligación, no entiendo que tenga que pedir disculpas por ello.
Viva la molitelepatía.

Anónimo dijo...

Llegarás a los 500.000km fijo pero SEAT no te dará ni premio ni nada...Eso te pasa por elegir esa marca....
Anónima Marta

A(punto) dijo...

...por desengrasar.... leído hoy hablando de las mujeres más ricas del mundo...

...creo que la mujer más rica de España lo es por haberse casado con el más rico y luego haberse divorciado....¿es una carrera edificante???

..os lo dejo para la reflexión, creo que merece un post de Moli

"Y si nos vamos a la lista de mujeres españolas más ricas de España, apenas hay novedades. Entre los 15 milmillonarios españoles que este 2011 están en la lista Forbes hay tres mujeres. Rosalía Mera Goyenechea, la ex mujer del hombre más rico de España, el empresario Amancio Ortega dueño de Zara, sigue siendo la mujer más rica de España. Está en el puesto número 254, con 4,2 miles de millones.

Tras ella encontramos a las hermanas Koplowitz, en segundo lugar en el ranking de españolas Alicia Koplowitz en el puesto número 512 con 2,3 miles de millones y en tercer lugar Esther Koplowitz en el puesto número 651, con 1,9 miles de millones."

http://www.diariofemenino.com/actualidad/famosos/articulos/las-10-mujeres-mas-ricas-del-mundo-segun-la-lista-forbes-2011/

Valentin dijo...

UNETE A O APOYA LA PEQUEÑA COMUDIDAD DE BLOGGERS NOVATOS , NO DEJES QUE LAS IDEAS DE ESTOS PEQUEÑOS BLOGGERS MUERAN CON SUS BLOGS , GRACIAS

Casandra dijo...

no trabajar, hoy, la mujer jajaja es casi un suicidio, sin el casi. Ya en tiempos de nuestras madres jeje. Y lo bien que le salio a la mia, que no ha tenido que lamentarlo nunca (salvo, eso si, el tipico comentario en la discusion inevitable...pero se consuela enseguida)Mi madre no aguanta el hogar, pero se lo pasa genial en sus visitas programadas a museos, gimnasia, ingles.. viajes. Siempre he ido con la ropa un poco arrugada... si, planchar es odioso y hay tantas cosas que hacer. Mmmm yo sospecho que no lo lamenta demasiado jajaja total estaria aguantando mecha en algun instituto, con lo poco que a ella le gustaba dar clase a "esos cafres" en su caso le salio bien. Genial el post!! como siempre. bss

DDmx dijo...

Lo malo de trabajar es que quita tiempo y cuesta.

_Xisca_ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Yo dejé de trabajar a los 40 años. Llevo 15 años sin hacer nada y me aburro un güevo...pero también me aburría cuando curraba.

En resumen, que soy un aburrido.
Eso si, tengo un montón de dólares.

Don Mendo

molinos dijo...

¡¡¡Don Mendo!!! ¡¡has vuelto!!!...tú historia sobre como te hiciste millonario ya me la sé...podías financiarme mi libreria..

...me alegro de tu vuelta y seguro que Viveiro también.

Anónimo dijo...

Bueno, la mujer de Amancio Ortega no se casó con el mas rico de españa. Se casó con un señor al que ayudó a levantar una empresa desde la venta ambulante de batas de guata.
No es una niña mona que pilló al rico, me parece.

Pasabaporaquí dijo...

Rica, rica como Mendo no, igualmente me da para aburrirme y divertirme según el momento.
Hipoteca pagada a los 40 sí, el 21/12/10, un gustazo y fiesta que te crió. Y si pudiera dejar de trabajar, lo haría.

La pequeña Meg dijo...

Coincido en casi todo, no acabo yo de ver eso de que se celebre ese día, como otros que tampoco los veo justificados.

Un saludo!!

Aliena dijo...

Pues qué suerte! yo trabajo porque no me queda más remedio. Si pudera vivir sin trabajar (teniendo mucha pasta claro y sin depender de nadie, ojo) encontraría mogollón de cosas para hacer que me gustan, no me aburriría en absoluto. Tengo gran imaginación para el ocio :P

Thyssly dijo...

He llegado aquí desde el blog de Efe y no podía irme sin decirte que me ha encantado la entrada y que estoy pensando en imprimírmela para esos días que me levanto pensando que ya no aguanto más tonterías a mis alumnos y que me quiero quedar en la cama.

david_kampeon dijo...

Felicidades por este Blog y los comentarios.._
¿Saben?, hace 5 años buscaba yo la forma de ganar dinero a través de Internet, recuerdo que
en esos años los Blogs tomaban el nombre de "Guest Page" y lo mismo que ahora podían
ponerse comentarios y ser respondidos por otros._
Como gran interesado de los comentarios de Blogs me convertí en un asiduo emprendedor
que obtenía mediante esta información las experiencias de cada usuario en programas de
MLM, sistemas y negocios a través de Web, programas de afiliados, etc..
Y entonces supe cómo ganar dinero. Por ahora lo que quiero es poder ofrecerles la siguiente
información
Se necesitan personas para trabajar desde su Casa. Si usted tiene acceso a un ordenador
personal con conexión a Internet y conoce la forma de enviar emails, usted puede ganar
dinero procesando emails. Nuestro programa va a mostrarle tres pasos a seguir para
procesar emails. Usted ganara $18.00 por cada email que usted procese y recibira su pago
dentro de 12 horas. ¡Si, en solo 12 horas!
Si puede procesar 10 emails al día entonces ganará $180.00 diarios. Las ganancias son
ilimitadas. Una de las mejores cosas de este programa es que toma en cuenta la situación
financiera de muchas personas y está preparado para funcionar en tiempos de crisis, aun
cuando la economía no sea saludable, dedicándole el tiempo que usted desee y las horas
que sean mas convenientes para usted.
Lo mejor de este sencillo programa es que permite que al seguir una guía y unas herramientas
de software el poco esfuerzo se transforme en dinero directo al bolsillo.., no he encontrado una
manera más inteligente de ganar dinero.
Para ver algún ejemplo de lo que se les puede ofrecer, pueden hacer click sobre el nombre que
se muestra en mi perfil.
Yo les recomiendo que no se desanimen y perseveren.
Mi nombre: David Rojas
Mi email: david_kampeon@hotmail.com

A filla do mar dijo...

Yo solo quería hacer una puntualización, hay muchas mujeres, muchísimas, cuyo trabajo fuera de casa es justamente ese que tú tendrías que hacer en al tuya si no trabajases fuera. Lo que pasa es que ellas lo hacen en las casas de otros...

Considero que es necesario que por lo menos un día al año nos paremos a pensar en cómo estamos y cómo deberíamos estar. A mí no me parece mal que una mujer decida, por si misma y libremente, dedicarse a cuidar a sus hijos, a las tareas domésticas... Para mí es un trabajo infinítamente más interesante que, por ejemplo, cobrar el peaje en una autopista o hacer fotocopias. El problema está en aquellas que no deciden libremente a lo que se dedican, bien porque se les cierran las puertas (y hay muchas, te lo aseguro, en el sector en el que yo trabajo) bien porque no tienen más posibilidades que quedarse en su casa.

Por ellas, para que entre todos intentemos que esas situaciones dejen de darse de una vez, es por lo que el día de la mujer trabajadora tiene sentido.

molinos dijo...

Gracias a todos por los comentarios.

Un par de cosas. No me parece ni bien ni mal que se celebren esos dias. No creo que sirvan para nada pero tampoco hacen mal..asi que estupendo.

Me parece estupendo que alguien decida no trabajar para quedarse en casa. Es una opción tan válida como otra cualquiera, este post solo era para explicar porque yo no lo hago, pero repito que el que decide hacerlo estupendo.

Y aunque trabaje fuera de casas...las tareas del hogar las hago igual..gran parte de ellas. Y con esa parte tengo más que suficiente..pero repito que es una opción personal. Yo preferiria salir a hacer fotocopias que quedarme en casa.

Emma dijo...

Soy una neófita de tu blog y me lo voy leyendo poco a poco.

no me lo podia creer cuando di contigo: madre desnaturalizada, working girl, defensora del yo también tengo mi vida, loca por bruce.... en fin que coincidimos muchisimo y traduces en palabras mis pensamientos.

Este post si me llegó al alma y se lo estoy haciendo leer a todo el mundo diciendo VEIS!!!! ESTO ES LO QUE SIEMPRE INTENTO EXPLICAROS!!!!

Muchísimas gracias por este blog.

un saludo, Emma