lunes, 14 de marzo de 2011

MATERNITY (LXVIII): CUANDO ERES PADRE.

Ya lo he dicho más veces, pero cuando decides tener hijos no tienes ni puñetera idea de dónde te metes.

Crees que lo sabes, que es una decisión tomada y meditada.

Crees que tienes las cosas claras, y que sabes lo que vas a ganar y a lo que vas a renunciar.

Crees saber que lo que les pasa a los otros no te pasará a ti y que en definitiva sabes lo que haces.

No tienes ni idea.

Cuando llega el momento del parto, sea éste como sea, no sabes qué va a pasar. Cómo no tienes ni idea, crees que ese será el momento más emocionante. Crees que serás inmensamente feliz en el momento de tener a tu niño en brazos y que tendrás una comunión espiritual o algo así y que todo será fabuloso. Puede ser así o no. El caso es que te ves con un alguien diminuto en brazos y no tienes ni la más remota idea de qué hacer con él. Ni el padre ni la madre.

Estás en un hospital, la gente viene a verte, te pregunta cómo estas y tú dices que bien, que muy contento. Porque es verdad, estás contento, o eso te parece. Más bien, estás fuera de ti. No sabes muy bien dónde estás ni qué pasa…es como si de tu vida normal que transcurría en línea recta, hubieras cogido un desvío que crees que va paralelo a esa vida normal y que cuando salgas del hospital volverás a reengancharte a esa carretera principal.

Y no. Esa carretera principal se va alejando y lo que tú te creías que era una vía de servicio, es ahora tu nueva autopista de vida. Y hay unas nuevas normas y tú no las conoces.

Y llegas a casa. Y te das cuenta de que eso es tu nueva vida. Y no sabes qué hacer. Ves a tu churumbel tan indefenso, tan pequeño, tan poca cosa que todo te da miedo. Te da miedo que le pase algo, que no coma, que no duerma, que se ponga enfermo, si ha dejado de respirar, la muerte súbita se convierte en una fijación. Crees que cómo es tan pequeño, es cuando más necesita que le protejas, porque está más indefenso.

Y una vez más, no tienes ni idea.

Protegerles de los peligros que les acechan cuando son canis es facilísimo. No puedes evitar que se pongan enfermos pero para eso hay médicos y medicinas. Que no coman o no duerman tampoco va a acabar con ellos…eso lo vas aprendiendo poco a poco. Realmente de bebés, puedes protegerlos de casi todo…pero eso tampoco lo sabes, crees que según crezcan necesitarán menos protección.

Y otra vez más, te vuelves a equivocar.

Según van creciendo, más y más cosas pueden hacerles daño. Y tú cada vez eres más incapaz de protegerles de esas cosas. No hablo de qué se abran la cabeza con un columpio, se coman un click o mastiquen plastilina. Eso son chorradas y no pasa nada. Hablo de cosas que van a pasarles, que tienen que pasarles y de las que no puedes protegerles y además en la mayoría de los casos es mejor que no lo hagas.

Cuando se van haciendo mayores pueden sufrir por el desinterés de otras personas hacia ellos. Al fin y al cabo, vienen de ser pequeños, de ser el centro de atención y de cuidados de sus padres y sus familias…y salen a un territorio hostil, donde ya no son el centro del universo...tienen que aprender que son especiales pero no los únicos especiales del planeta.

Tienen que sufrir que haya otros niños que no quieran ser sus amigos. Sufrirán cuando se peleen con sus amigos y cuando esos amigos les hagan daño. Sufrirán cuando se burlen de ellos. Sufrirán al intentar hacer algo y no conseguirlo. Se frustrarán cuando todos sus amigos hagan algo y ellos no puedan. Sufrirán cuando no puedan comer lo mismo que los otros niños. Sufrirán dolores que tú no podrás evitar. Sufrirán las burlas de otra gente. Se sentirán discriminados. Les partirán el corazón. Estarán desorientados y confusos. Tendrán pena suprema y las palabras de consuelo que les darás no servirán de nada. Se sentirán incomprendidos. Asustados. Sobrepasados.

Todas esas cosas van a pasarles. Y tienen que pasarles. Y tú sabes que les va a doler…y no puedes hacer nada. Unas veces porque no hay manera de evitarlo y otras veces porque tienen que pasar por ello, pero te gustaría que aprendieran lo que hay que aprender de esas experiencias sin sufrir. Pero sabes que es imposible, que la vida no funciona así...asi que los ves sufrir y sufres tú.

Y crees que eso es lo peor. Pero te equivocas otra vez.

Luego está lo peor. Sufrirán por tu culpa. Cuando tú pierdas la paciencia, les grites, les castigues con razón pero una razón que ellos no entienden. Cuando digas alguna crueldad innecesaria pero inevitable. Cuando no les creas. Cuando les acuses de mentir. Cada vez que te pongas hecho una furia. Cuando les digas que no porque estás cansado, cuando no les prestes atención porque estás ocupado en otra cosa. Cuando olvides preguntarle por su trabajo de plástica. Cuando no seas capaz de contestar a una pregunta o lo que contestes les haga sentirse asustados. Cuando hagas algo que les incite a pensar qué prefieres a su hermano, cuando no valores un esfuerzo determinado. Cuando crean que no les quieres…y miles de cosas más que harás mal y que repercutirá en ellos. Y sabrás que sufren y sabrás que es por tu culpa.

Porque cuando son bebés, si no les das de comer lo que necesitan, si no eres capaz de que se duerman, si les vistes con la ropa al revés, si eres un desastre y se te olvida cambiarle el pañal o te quedas sin leche para el biberón a las 12 de la noche y tienes que ir a comprarla a una farmacia de guardia…ellos no se darán cuenta y tu reputación y prestigio como padre estará a salvo.

Cuanto mayores son, más difícil es. Más sufren y menos puedes hacer para evitarlo y lo que es peor...más a la vista están tus defectos como padre. Ellos los ven, pero lo peor es que los ves tú y eres consciente de que eso es lo mejor que puedes hacerlo. Y jode.


Para Sheldon y su recién estrenada paternidad.

66 comentarios:

Biónica dijo...

Joder Moli. Sheldon acaba de ser padre?

A mí me has hecho pensar, eh? Ahora tienes que hacer uno para que este no sirva como control de natalidad! xD es broma. Me ha gustado mucho. Pero me reafirmas en los temores de siempre, eso es cierto.

Como tan cierto es, que no se puede hacer nada por evitarles los sufrimientos.

Y no creo que tengas tantos defectos como madre como dices de ti misma. El afán de querer ser mejor constituye una virtud en sí misma :)

Somófrates dijo...

Yo me pasé los años de guardería comiendo plastilina y no me ha pasad... Vale, vigilad que no se coman la plastilina (sobre todo la amarilla y/o con pelos).

Juanjo ML dijo...

Me has dejado fastidiado, de propina me siento el peor padre del mundo. Me encantaría poder odiarte :)

seibra dijo...

Las dos de la tarde, la hora de salida del cole: ese momento terrible en que no sabes si ha sido un mal día. La seño que "ha castigado a toda la clase injustamente", o "un montonazo de deberes de matemáticas" o "no han querido jugar conmigo en el recreo"...uffff. Como bien dices, hay muchos días en que no se tiene ni idea de cómo hacerlo bien, de que hagas cómo lo hagas nunca será suficiente.

Y me voy porque ahora mismo estan peleándose!!!!

Anniehall dijo...

Dioss, el principio de tu post es casi como uno que tengo a medias... y que, claro, ya no publicaré. A veces te odio.

Pero luego sigo leyendo y no puedo más que aplaudir.

Alber dijo...

Y mira ellas, que serias y formalitas que están ahi, como si no hubieran roto un plato en su vida, verdad?

Princess Valium dijo...

Joder, Rubi, casi se me cae la lágrima...Qué cierto todo

El niño desgraciaíto dijo...

Muy buen post. Muchas de las cosas que dices las pienso y muchos de los miedos también los sufro.

Burbuja dijo...

Gran post... y por esas cosas es por las que me acongoja (por no decir otra cosa), lanzarme a eso de reproducirme y eso que mi contrario lo está deseando... Creo que le voy a poner tu post delante de los ojos a ver si se tranquiliza un poco jejeje

Aspective dijo...

Creo que es uno de tus mejores post. Por supuesto, según mi criterio.
Gracias

Patito dijo...

Moli mi hija de 4 años se metió un dado pequeño a la nariz el sábado en la tarde, estábamos jugando "CLUE" con sus hermanos mayores y como no le hacíamos ni caso porque este juego ella no lo entiende entonces decidió llamar nuestra atención metiéndose el dado a la nariz y yo no lo podía sacar. Mis hijos mayores que aveces me asustan más que un dado en la nariz, se morían de la risa y yo luchando con el dado y la nariz y la angustia... El dado salió y todo bien pero te entiendo, TE ENTIENDO ¡¡¡¡TE ENTIENDO!!!!

josefito dijo...

Al principio de ser padre todos son miedos, claro. Luego la vida te va enseñando que la rueda no para de moverse y todo se repite. El problema es que nos creemos mejores y mejor preparados que nuestros hijos pero es la gran duda.

Y recuerdo mi primera decepción de mis padres, de mis amigos, de mi trabajo, de mis amores...y me recuperé. Ellos tambien pueden.

Hoy el post es otro gran relato pero ese miedo debe durar muy poco tiempo, poco más de lo que se tarda en leer Palabras para Julia

Pilar dijo...

Muy bueno el post...de verdad, muy, muy bueno....has conseguido resumir lo mal que me siento cada vez más días!!!!
Ahora no estaría mal uno de como NO sentirse tan mal....a base de alcohol?????

procurador en puente genil dijo...

cierto, yo tambien me puse a tope de pastilina y pegamento de barra jajaja, y aqui seguimos

Pétalo dijo...

Genial,^^. Me ha encantado.

DDmx dijo...

A mi ya se me paso el arroz, y eso me pasa por ir a comprar al LIDL.

Oswaldo dijo...

asd

Babunita dijo...

Dice mamy que ella segirá criando perritos que por lo menos no nos sentimos incomprendidos.
Laz pincezas eztán preciozas en eza foto.

Nieves dijo...

¡Vaya!. Has hecho que retome un sentimiento que hacía meses había logrado apartar de mi mente. Yo siento esa misma ¿impotencia? respecto a mis hijos..., pero no hubiera podido expresarlo ni la mitad de claro que tú...
(¡y se me estaba pasando!!!!!!)

XEIA2410 dijo...

Ya, el problema es que nos fijamos donde creemos que la cagaron nuestros padres (rollo "esto a mí no me va a pasar"), y entonces la cagamos en otras cosas. Nadie es perfecto!!!!
Como tú dices, la vida es así, dura y cruel, y lo pasarán mal, tal y como también lo pasamos nosotros (no creo que la vida de nadie haya sido un sendero de rosas, o como se diga), y eso formará su carácter y actitud ante la vida, tal y como ha pasado con nosotros. La historia se repite, seguro que nuestros padres también sufrieron lo suyo!!!
Lo que creo que importa (no sé si lo digo para convencer o para convencerme) es que LO VAMOS A INTENTAR A TOPE, salga lo que salga.
Muy bién expresado, te felicito!!!

Ele dijo...

Dios que desazón al leerte!!!Joder y yo que pensaba que lo peor ya había pasado ahora que el mocosito tiene 9 meses!!!!

ETDN dijo...

No soy madre, pero soy hija. Y me ha emocionado tu post. Qué difícil ponerse en el lugar de los padres, se tenga la edad que se tenga.

Sabática dijo...

Me asombra en ti el cómo de "como es tan pequeño"...

...Es fijación con la tildación.

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

ES uno de tus mejores posts.

Pikifiore dijo...

A mí me aterra, temo en el futuro no saber cómo criar a un hijo.

Teresa, la de la ventana dijo...

Uno de tus mejores posts, Moli.

Lucidez a chorros. Y muy bien contado.

Princesa dijo...

No se conoce el auténtico miedo hasta que no se es padre...yo todavía estoy temblando por lo que pasó y por lo que está por venir.
Genial.

Portorosa dijo...

Me ha gustado mucho, está muy bien explicado y se ve muy sincero, Moli.

Yo escribí una vez sobre el momento en que dejan de esperar solo cosas buenas, amables y cariñosas de nosotros (y se les veía en la cara, viéndonos acercarnos sonrientes, confiados, confiados, confiados), y pasan ya a no estar seguros. Verles otra cara me parece una verdadera pena; aunque sea ley de vida y, en el fondo, tal vez incluso útil, como tú dices.

Un beso.

Sheldon dijo...

Antes de nada, muchas gracias por la dedicatoria. Me parece un post espectacular. Lo cierto es que nunca me atreví a tener hijos precisamente por esto que explicas magistralmente. La vida es dura, y traer niños a este mundo ya es una osadía. Sobre todo cuando cuando hasta ahora has sido sólo responsable de tí mismo y no has hecho más que cagarla una y otra vez. Pero al fin y al cabo eran cagadas "Juan Palomo". Pero si tienes hijos, van a empezar a sufrirlas. Y de las putadas que le haga la vida algo de culpa tienes porque, al fin y al cabo, tú les has metido en esto.
Aunque no se lo había contado a nadie, una de las primeras cosas que sentí cuando cogí en brazos a I por primera vez fue un acojone bestial, pensando en la crisis, en los tiempos duros que esperan los próximos añosy en si no soy un puto irresponsable por meterla en este agujero.
En fin, prefiero pensar en mi vida como una partida de marcianitos, he pasado por el nivel 1, el 2, el 3, el 4, el 5 y ahora pasamos a nivel 6. Dificultad mayor, más marcianos, más gordos y difíciles de matar. En el 5 lo controlabas todo pero ahora no sabes por dónde te van a llegar. Te hacen más daño cuando te dan y es mucho más difícil coger bonificaciones. Pero espero que, igual que en los marcianos, mole más pasar el nivel 6 que el 5.

Pilar dijo...

Que cierto, todo, sin quitar una coma, pero quiero ponerle otro final, si me permites, jode, pero compensa.

Felicidades!!!

Elisa dijo...

Solo la dedicatoria es una gran putada.Parto de la base que la relacion padres e hijos esta viciada y abocada al fracaso.Un gran post.
Un beso.

Beatriz dijo...

Estoy de acuerdo contigo, pero me ha gustado más aún el comentario de Josefito recordando "Palabras para Julia". Supongo que conoces el poema, si no es así, por favor búscalo.

Anónimo dijo...

Siento decirte que va a peor. Que más te dolerá cuando sepas que tienes que dejarles ir solas, y que tendrá que tomar decisiones, y que en ese momento, solo lo que has hecho hasta ese momento, decidirá que tome una buena o mala decisión. El examen final (o mejor dicho, los exámenes finales) de padre: las salidas nocturnas, los primeros amores físicos, las primeras buenas y malas compañías...

Y ánimo, porque realmente te darás cuenta, que no es lo mismo tener niños que niñas.

Fuerza moli! Diana.

JuanRa Diablo dijo...

Algunas de las cosas que aquí dices me han quitado el sueño más de una noche. Por fortuna la mente no nos la trae a menudo al pensamiento para que podamos seguir viviendo.

Un abrazo

PD. La niña de la izquierda... jajjaja. Es una mini Moli!!!

Anónimo dijo...

Soy madre de dos niñas, la última de apenas tres meses, y la sensación que tuve cuando nació la primera, fue de inmesa alegria con una mezcla de incredulidad, de haber sido capaz de engendrar y tener un bebe, pero súbitamente, no se porqué, me invadió un terrible sentimiento de miedo y angustia, y pensé, "la has fastidiado... no podrás soportar que le pase algo malo, no podras vivir sin ella", en realidad, las palabras se quedan cortas para definir el sentimiento, la sensación, el pensamiento...
Trato de no pensar en ello...
Con la segunda pensé, "bueno, ya has vuelto a caer, xD"
Pero no podía perderme el conocerlas, vale la pena

Anónimo dijo...

Un mal dia eh....
Duele querer...duele que el aire les roce...sufres con sus examenes...con sus novietas...con su incoprension de lo que les viene...duele romper el cordon humbilical...duele que crezcan a ese ritmo que te impide tener respuestas a todos sus males....duele quereles tanto...y aun asi no cambiaria de autopista...
AZULES

SPEEDY - TXABI dijo...

Eres de las pocas mujeres que conozco (por no decir la única) que, según en qué ocasiones, habla (escribe) en masculino... Si relees el texto, te darás cuenta.
Nunca dejarás de sorprenderme...

Portorosa dijo...

solo lo que has hecho hasta ese momento, decidirá que tome una buena o mala decisión.

A veces abruma, tanta responsabilidad.
Pero supongo que hay que confiar. Son (somos) supervivientes. A veces se ven padres que dan miedo, y a su lado niños contentos y fuertes, a pesar de todo.
Es fácil hacerles daño, pero no tanto, parece.

valpertuna dijo...

Mañana, sí mañana mismo te encontrarás sorprendida con alguien que crees micro-tus cuestionan tus decisiones, que ponen en duda todo lo que haces y dices, quizá pienses que no es posible que ayer, sólo ayer, estabas tú en esa posición contestaria y ahora estés en el otro lado.
Quizá te descubras horrorizada diciendo "porque lo digo yo!", ante unos jóvenes razonamientos teóricos pero escasos de mundología, sin tamizar por la criba de la experiencia.
Me agobia pensar que quizá me pueda tomar como modelo, ser su ejemplo en algo y eso obliga.
Mucho.

Juliet dijo...

Como a estas alturas está todo dicho por mis colegas descerebrados, yo voy a apuntar que las dos prinzezaz en la foto van moníssssimas vestidas y peinadas; y que parecen muy guapas de espaldas. Es una foto preciosa.

Bichejo dijo...

Soy hija y no sé si llegaré a ser madre. Nada más terminar de leer he llamado a mi madre.
Me ha encantado.

Tita dijo...

No te preocupes, cuando tu reputación como madre ante ellas esté en lo más bajo, parirán y volverás al pedestal...

Qué bien explicado, desde lo de la carretera secundaria que se transforma en autopista, a que lo difícil...viene después

Saludos

SPEEDY - TXABI dijo...

Algunas estrofas de una canción de mi buen Joan Manuel Serrat:
"A menudo los hijos se nos parecen,
asi nos dan la primera satisfacción..."
"...cargan con nuestros dioses y nuestro idioma, nuestros rencores y nuestro porvenir, por eso nos parece que son de goma y que les bastan nuestros cuentos para dormir; nos empeñamos en dirigir sus vidas sin saber el oficio y sin vocacion; les vamos trasmitiendo nuestras frustraciones con la leche templada
y en cada cancion".
"... y nada ni nadie puede impedir que sufran,que las agujas avancen en el reloj, que decidan por ellos, que se equivoquen, que crezcan y que un dia
nos digan adios".

Así que, Moli, no te preocupes tanto: son unos supervivientes natos.

Anónimo dijo...

Joder! este post me viene al pelo! Esta mañana hemos tenido crisis en casa porque el mayor, de 4 años no me ha obedecido y le he negado una cosa que le había prometido cuando se ha levantado. Es tan difícil decir que no y mantenerlo!! y se ha ido al cole llorando, hecho polvo, prometiéndome que no lo volvería a hacer... pero es lo que dice siempre... y me da pena que se sienta mal, que le duela, y que piense que ya no me quiere y que ya no le quiero... y todavía nos quedan muchos años y su hermana sólo tiene año y medio y ya empieza con las rabietas... es verdad, no tenía ni idea!

Quelitas

BLN dijo...

Pues espera que queda lo peor. Van a ser adolescentes y entonces sí que no tienes ni puta idea de como seguir educándolos.

Nora dijo...

Me ha gustado mucho. Más tarde, sufres tu porque no puedes evitar que tus padres sufran...

Caótica dijo...

Creo que me voy a ligar las trompas ya mismo.

molinos dijo...

Biónica. No se trata de desanimar a la gente a reproducirse..porque lo que te cuenten te da igual, hasta que no lo pasas no lo sabes. Lo que me niego es a contar solo la parte esa edulcorada y falsa de la maternidad que parece lo policamente correcto.

Somo..eso explica muchas cosas.

Juanjo..te he prometido alguna superficialidad hoy para compensasr..me pondré a ello en un rato.

Seibra...ese es otro gran mito. Crees que cuando los recojas del colegio será un momento de amor e intimidad y normalmente es una lucha que acaba con tus reservas de paciencia en 3 nanosegundos.

Annie..publica, publica, publica..que te pisan las ideas.

Alber..están mirando por la ventana en el Museo Reina Sofia el fin de semana pasado.

Princess...¡¡llorica!! no es de llorar.

Gracias ND. Me lees con buenos ojos.

Burbuja..uno se lanza sin tener ni idea y luego ya verá como se las apaña. Pero no digáis que no os avisé.

Aspective, gracias.

Anónimo dijo...

Esto es lo que me ha venido a la cabeza leyendo el posy, asi como el de ECDC. Para vosotros, de Khalil Gibran- (en inglés me parece más bonito).

Your children are not your children.
They are the sons and daughters of Life's longing for itself
They come through you but not from you
And though they are with you yet they belong not to you.
You may give them your love but not your thoughts,
For they have their own thoughts.
You may house their bodies but not their souls,
For their souls dwell in the house of tomorrow,
which you cannot visit, not even in your dreams.
You may strive to be like them,
but seek not to make them like you.
For life goes not backward nor tarries with yesterday.
You are the bows from which your children
as living arrows are sent forth
The archer sees the mark upon the path of the infinite,
and He bends you with His might
that His arrows may go swift and far.
Let our bending in the archer's hand be for gladness;
For even as He loves the arrow that flies,
so He loves also the bow that is stable
Anónima Marta

molinos dijo...

Patito..¿ un dado por la nariz? Joder que susto.

Josefito, la parte buena de todo esto y que probablemente no he sabido transmitir es que todo se supera. Salen adelante igual que salimos nosotros. Leeré Palabras para Julia.

Pilar, yo creo que lo que hay que hacer e asumirlo y listo. Y tomarte un gin tonic de vez en cuando ayuda.

Procurador...el consumo excesivo de pegamento de barra..explica la elección de ese nick..digamos tan peculiar.

Pétalo..me alegro.

DDmx..el Lidl es el infierno..y además las etiquetas están en aleman.

Oswaldo edf.

Babunita..parecen incluso buenas en esa foto.

Nieves..a ver si va a ser malo leerme. :)


XEIA2410, lo haces lo mejor que puedes en cada momento. Lo que hay que entender es que no vas a ser perfecto y que tus defectos como persona están también en como eres como padre y hay que asumirlos y aceptarlos. Pasar de la imagen edulcorada y buenrollista que solo contribuye a frustrarte.

Salamandra dijo...

¡Cuánta razón! la responsabilidad abruma, pero lo hacemos lo mejor que podemos. Nosotros también somos un producto de nuestros padres. Y tampoco nos ha ido tan mal ...

Pasabaporaquí dijo...

Totalmente de acuerdo.
Muy lúcido.
La parte bonita la vives día a día,pero va aparejada con la dura, a veces en el mismo instante.
Me pregunto por qué muy pocas mujeres dicen a las claras que no le gustan los niños, o que les gusta ser abuelas, pero no madres. A mi no me gustan, y tengo un hijo, y le quiero. Es absolutamente estúpido vincular la maternidad con el gusto por los niños, y una razón muy pore por si misma para tenerlos.

molinos dijo...

Ele...¿qué lo peor ha pasado con 9 meses? hasta los 3 años te espera una juerga..ya verás. Y luego molan mil..ya lo verás también.

ETDN, cuando tienes hijos el coco te hace una especie de clic y entiendes un poco mejor a tus padres y lo que es más importante los aprecias más.

Sabática..soy un desastre. Lo sé..pero no es culpa de molimadre..que conste.


Gonzalo..graciasssss. ¿me vas a pedir algo?

Pikifiore..ni lo piensas. Al final sabes hacerlo.

Teresa..gracias. No sé si es lucidez. Es sólo mi visión del tema.

Princesa..lo mejor es que aprendes a vivir con ello.

Porto gracias. Si, el momento en el que te miran con cara de " me estás fallando" o "me has hecho daño"...o " me has puesto triste"..es duro..pero tienen que ver que tú tambien tienes defectos. Un montón.

Sheldon. De nada. La inspiración me vino de vuestra recien estrenada pternidad. No es que uno se atreva a tener niños..es que los tiene y ya está. Ya verás como la partida mola mil....

Pilar, claro que compensa. Si no el mundo estaría lleno de hijos únicos. Gracias.

molinos dijo...

Elisa..hombre abocada al fracaso me parece excesivo. Lo que no es es como te cuentan. No andas por el mundo henchido de amor maternal y sin la más minima duda. Tiene cosas buenas y cosas malas.

Beatriz, no lo conozco, pero buscaré el poema. Soy poco de poesía.

Diana, no tengo ni la más minima duda de que irá a peor. Y que finalmente en lo que hagan o dejen de hacer con sus vidas tendré una influencia para lo bueno y para lo malo. Y ya sé que no es lo mismo niños que niñas...pero el que lo va a pasar peor será el ingeniero.

JuanRa..la de la izquierda, con la coleta es C. Es mi clon total.

Anónimo con dos niñas. A mi el miedo me dió más tarde cuando el vínculo se fue haciendo más estrecho. Al nacer eran desconocidas.

Azules, para nada un mal día. Simplemente fue una reflexión que se me ocurrió.

Speedy, lo sé. Sé que cuando hablo más en serio hablo en masculino. Me sale así y creo que queda mejor, más claro. Y bueno..¿sorprender es bueno, no?

Porto bis. Yo me sorprendo ya con decisiones que toman ellas, sobre todo M y que me parecen tan valientes que me dejan sin habla.

Valperturna...mola cuando aprenden algo bueno de ti y aterra cuando ves uno de tus defectos en ellos, pero es inevitable.

Juliet gracias. ¡ me hace mucha ilusión lo de "peinadas"...soy fatal peinándolas...

Bichejo...muy bien. Asi me gusta, una hija cariñosa..justo lo que no soy yo.

Tita..lo de las carreteras que uno coje creyendo que volverá a la principal es una imagen mental que me sirve mucho.

Anónima Marta..que chulo. Gracias.

Salamandra, exacto. Lo haces lo mejor que puedes y ya está. No hay más misterio.

Pasabaporaqui..el buenrollismo maternal es una plaga. Yo tengo dos hijas y las adoro pero no creo que la maternidad de sentido a mi vida ni zarandajas de esas.

hala..todos contestados.

Gracias!!

Speedy,que no estoy preocupada!!!!!

Quelitas. Yo también he tenido gritos en el desayuno, y lágrimas y pena. Un maravilloso despertar maternal.

BLN, lo sé, lo sé. Me recuerdo a mí misma de adolescente y tiemblo solo de pensar en estas dos a esa edad..sobre todo C. Haremos lo que podamos.

Nora..no puedes evitar que casi nadie sufra. Hay que aprender a vivir con ello.

Caótica coño..que drástica. Me vais a obligar a escribir un post de buerollismo maternal...más que nada para que no nos extingamos.

Elvira dijo...

¡Qué monas tus princezaz! Y luego cuando son mayores igual se van a vivir muy lejos y los echas terriblemente de menos, a la vez que te enorgullece que sepan volar. A mí me pasa.

Lidia dijo...

Tener hijos es lo más grande que he hecho en mi vida, no soy una madre perfecta pero no creo que ellos no necesiten una madre perfecta sino una madre real, presente, que los quiera, los acepte y que se preocupe por hacerlo lo mejor posible.
Y cuando meto la pata y anda que no la meto... me siento con ellos, lo reconozco y les pido perdón y les digo que voy a intentar hacerlo mejor la próxima vez pero que entiendan que a su madre también se le cruza el cable.

Caótica dijo...

Pues mira, se agradecería ese post de buenrollismo maternal, porque hasta yo, que tengo el reloj biológico que hecha humo, y que ya estaba convencidísima de ser madre algún día, me acabo de acojonar de mala manera al leerte, jeje.

coro dijo...

Joder Moli, que estoy de cinco meses y medio, piedaaaaaaaaaaaaaaad

YoMisma dijo...

Al final los hijos también terminamos valorando eso, con el tiempo somos conscientes de que no se pudo hacer mejor y por eso los padres no son culpables, pero pasa más tiempo del que ambas partes en un principio quieren.

Saludines,
YoMisma

Oriana dijo...

"(...) una de las pasiones más intensas -también irracionales-, devastadoras) de la vida y más descuidadas por la literatura: el amor a los hijos, el miedo, a no saber brindarles una manera de caminar seguros a través del turbio desasosiego que los espera."
este es el parrafo que tenia subrayado en uno de los libros que he leido este mes ("El infinito viajar" pag 177) Me acorde en cuanto lei el post, especialmente lo de "irracionales". Si es un sentimiento que hasta los padres que saben que van a poder dar medios a sus hijos (estudios, cariño...)tienen que aprender a controlar, eso indica mucho.. Ahora ademas es una decision taan consciente lo de tener hijos.Aunque todos sabemos que compensa y todo eso. A mi me parece una vision valiente y realista... Mejor saber lo que hay para agobiarse menos.

Elysa dijo...

Qué a gusto me he quedado leyendo tu post. Muchas de las cosas que dices las pienso, porque cuando se me ha ocurrido decirlo en voz alta, me han mirado mal. Y eso no quita para que me coma la cabeza por no poder evitar que sufra.
Gracias.

molinos dijo...

Elvira..cuando sean mayores y se vayan las echaré de menos, claro que si...pero también molará que sean independientes.

Lidia, yo soy la madre que puedo ser, ni más ni menos.

Caótica, no te acojones. Si te apetece adelante, pero que sepas que no se va a parecer a nada de lo que te cuenten.

Coro..pues nada..a disfrutarlo y esas cosas. Enhorabuena.

Yomisma..exacto, al final valoras a tus padres..pero eso lleva un tiempo. Y eso que yo todavía con las princezaz estoy en la etapa en que soy la mejor madre del mundo mundial y la más guapa.

Oriana, buena cita. Es mi visión del asunto...y supongo que habrá gente que no la comparta..pero me da igual.

Heisenberg Dufresne dijo...

¡De las mejores entradas que he podido leer en un blog! Magnífico lo que relatas a la hora del parto y del postparto. Un texto cargado de sinceridad humana.
Yo aún me considero joven para ser padre pero lo quiero ser y lo que más me aterra es la incapacidad e imperfección que tú relatas, sobre todo lo que no puedes controlar y de por los malos tragos que tienen que pasar y que esperas que aprendan de ellos de manera positiva, es decir, que sepan integrarlo en su vida (conozco a gente que no es capaz ni siendo adulta) porque acaba haciéndote más sabio.

Un saludo y creo que tus hijos tienen una muy buena madre ;)

Anónimo dijo...

¿Y ahora dónde se devuelven mis tres menores de tres años?

Nemo dijo...

Ser una gran madre es eso que tú cuentas, y no dar la teta hasta los dos años, o dormir con tu hijo en la misma cama a diario, o darle todo lo que pide para que no se frustre, que desarrolle su autoestima. Ser una gran madre es saber que tus hijos van a sufrir pero que hay sufrimientos que tienen que pasar y no podemos ahorrárselos, porque los van a formar como personas. Que sólo podremos estar ahí para apoyarles y consolarles en los peores momentos, para que aprendan de ellos y los canalicen, y eso tampoco nos quitará a nosotros de sufrir. Y que hay veces que no sólo no sabremos hacerlo, sino que seremos la causa, y lo que es peor, injustamente. Pero sólo quien se plantea esas cosas puede ser una gran madre.

Así que deja de decir que eres un fraude como madre, eres lo más parecido a la madre que espero llegar a ser.

Gracias por este post, me ha encantado.

Eider dijo...

C'est la vie. Tal cual. Y jode que no veas, sí. Muy rebien contado, una vez más. Peeeeeeero, aquí te descubres: eres un fraude como madre desnaturalizada! Cantidad de posts pareciendo una pasota y no! Una madraza es lo que eres! No tendrás superpoderes, pero tienes de todo lo demás, de lo bueno y de lo malo. Lo que viene siendo una madre, vaya.

Y por remover un poco el tema y aportar mi opinión al jaleo (igual no os apetece ni un poco pero me lanzooooo)... yo soy de las que colecha (o no, según cómo se de la noche) y dio teta a demanda, porque me apeteció mogollón, y no soy una fundamentalista ni una encimista. Cada uno que críe a SUS hijos como sepa y como quiera, faltaría mas! Pues no es difícil ni nada criar a los propios como para dar lecciones a los ajenos... Me apetecía decirlo porque sentí que por el rollo teta/colecho se me metía en el mismo saco que los personajes que describías a continuación en el post. Yo hice y hago lo que sé hacer y lo que puedo hacer, y lo que me sale. La cago cantidad, y me jode cada vez que la cago. Y a pesar de lo que discrepemos cada uno de los descerebrados aquí presentes, creo que somos igual de buenas madres y padres (o malos, según el día) para nuestros hijos. Pero vamos, que pillo oel tono del blog, el sentido del humor (y me río con los maternity) y jamás me he sentido ofendida por nada... Tampoco es para tanto, ¿no?

Pos eso, que una vez removido el barrito, sigo con mis lecturas!
:-D