jueves, 9 de septiembre de 2010

LA FAMILIA DE MOLIMADRE

Ya conté hace mucho que tengo una gran familia. Somos una piña total y, por supuesto, como buena familia que se precie nos odiamos muchísimo, nos metemos unos con otros, nos insultamos, nos gritamos y no nos soportamos. Lo que se viene conociendo como un ambiente familiar entrañable.

Cuando conté la historia de MAK esbocé brevemente como eran los churumbeles, esto es, los 5 hermanos de molimadre, pero como ya he terminado de hacer perfiles de mis propios hermanos, hoy les toca a ellos. Porque sí, porque es mi blog y escribo lo que me sale del pie.

Molimadre tiene 5 hermanos, 3 hombretones y 2 mujercitas. Son todos igual de pesados. Hablan por los codos, cuentan las historias en tiempo real y por supuesto si cuentan una anécdota común…acabarán discutiendo. Suele ganar molimadre…pero ese es otro tema. Todos son grandes lectores, tienen un amor desmedido por Los Molinos, todos tienen perro y todos se confunden de nombre al llamarte. Tienen un imán entre ellos por el que se atraen y repelen a partes iguales. Estás en casa en Los Molinos y de repente aparece uno que viene a buscar una escalera, al rato y sin haberse llamado ni nada..aparece otro, y luego otro…y de repente somos 23 y todos a comer…y luego a discutir. Una delicia.

Todos adoraban a mi padre y él les adoraba a ellos. Era uno más.

Mi tío J. es ese gran desconocido. No tiene casa en Los Molinos así que es al que menos vemos. Yo simpatizo mucho con él porque es hermano mayor, y eso une mucho...aunque solo sea por el resquemor hacía los pequeños. Él lo tuvo más fácil, porque era el favorito de mi abuela y debía ser un favoritismo de los buenos buenos...porque el resto de los churumbeles, todos con más de 50 palos...todavía se lo echan en cara...”claro...como tú eras el favorito de mamá, que le hacías poemas y lloraba”. Los dos churumbeles pequeños le tenían miedo porque de jóvenes era él el que les regañaba por llegar tarde a casa.

Después viene molimadre, pero ella da para 65 posts, cuando encuentre el momento, las ganas, el tono y la inspiración. Solo decir que para sus hermanos es como una segunda madre aunque luego la odien porque siempre tiene razón y eso es muy odiable. Yo les entiendo perfectamente.

Mi tía A. Es mi madrina. Le tocó mal sitio, el puto medio de los hermanos. Ni eres mayor, ni eres pequeño…no se sabe muy bien que eres, y además a la sombra de molimadre. Habla por los codos, los hombros, los tobillos...una máquina de la verborrea. Además, llega a casa y empieza a contarte una historia por la mitad, en la que no conoces a nadie y que te suena a chino..la parte buena es que no sé da cuenta de que no tienes ni idea de qué te habla. Me llevó a Londres por primera vez..y le estaré eternamente agradecida por ello…aunque creo que hubiera debido matarla allí mismo porque me hizo unas fotos que deberían haber sido destruidas por el bien de la humanidad. Laz princezaz la adoran. Si le llamas a pedirle cualquier favor perderá la vida en hacértelo.

Luego viene mi tío R. Un trabajo molón muchísimos años de su vida, gracias a él conocí a JS, jugador de fútbol con partido todos los domingos hasta los 50 a pesar de ser orondo orondísimo, gran lector y fabuloso contador de historias. Tiene un millón de anécdotas de todo tipo y las cuenta de puta madre. La parte mala es que no tiene memoria a corto plazo para saber que ya te las ha contado mil veces...así que según empieza, sabes que estás atrapado y sabes exactamente el tiempo que tardará en terminar esa anécdota y cuál será la siguiente que enlazará. Vive en Los Molinos en la que era la antigua casa familiar así que ir a su casa es como volver a tener 8 años. Hace unas paellas espectaculares y prepara unos juegos para Nochebuena brutales. Es un forofo del Real Madrid. En diciembre de 1995, me llevó a Nueva York, no se le puede pedir más a un tío. Con molimadre se lleva bien pero menos..es el qué más se resiste a sus “encantos” y eso molimadre lo lleva mal.

Después vienen los churumbeles descolgados. Mis abuelos se confiaron y claro…10 años después toma…

Mi tía M. Es menos tía y más amiga. Encuentra que mi sarcasmo, ironía y maldad me dan un gran atractivo, opinión compartida por su marido. Nos llevamos muy bien y nos hemos tangado como piojos en numerosas ocasiones. Muy juerguista. Tiene 3 hijos, conocidos como los pesadillas, que son su cruz pero sin los que no podría vivir ni medio nanosegundo. Alterna el odio visceral y el cariño sin límites hacia ellos cada 2 ó 3 minutos, así que cuando te cuenta historias de ellos nunca sabes si ponerlos a parir o defenderlos. En cualquier caso, yo opto por ponerlos a parir por perrofláuticos acomodados, pero de eso ya hablaré otro día. Me llevó a mi primer concierto de Bruce, allá por el año 88 y por eso tendré que estarle eternamente agradecida. Después de eso hemos ido a muchos más juntas y hemos babeado a la vez mientras cantábamos a voz en grito. Solo por eso, le perdono el que todos los libros que me regala últimamente sean horribles, aunque por otro lado me han dado para grandes despellejes.


Por último tenemos al pobrehermano que toda familia que se precie tiene que tener. Mi tío M. Como todo pobrehermano de pobre no tiene nada…el pequeño, el mimado, todo carantoñas, pilló a mis abuelos mayores, no había límites, todo era juerga y desenfreno. Hasta los treinta y muchos en casa y a cuerpo de rey. Es divertido, montañero y arquitecto. Hace las casas más preciosas que he visto jamás en mi vida…y dibuja como nadie. Me enseñó a montar en bici, y cuando nació mi hermano pequeño y nosotros nos fuimos unos días a casa de mis abuelos, él nos cuidaba por la noche y nos leía “El Hobbit”…yo tenía 9 años y lo recuerdo perfectamente. “Lee más…lee más”. Me enseño a montar una tienda de campaña en el bosque cuando todavía se podía acampar alegremente y me llevó a las Hoces del Duratón a ver buitres leonados. Eso sí, vive en su mundo aparte de despiste absoluto. La semana pasada estaba por casa de molimadre trasteando con el ordenador en la biblioteca, yo llegué por allí a buscar un libro, charlamos sobre lecturas, sobre Guerra y Paz y de repente de me dice:

- Moli..ese diente que tienes roto… ¿cuándo te lo has hecho?
- ¿Perdona?’
- ¿Te lo has hecho hace poco o es de hace mucho y no me había fijado?
- M..coño..me lo rompí con 11 años!!!!!
- Vaya..pues no me había fijado.
- Pero sabes quién soy, ¿¿no??...

Gracias a él, tengo una prima rusa de 5 años conocida como “ M. la que no habla”..mote que le pusieron laz princezaz cuando aterrizo de Siberia con 18 meses y no hablaba…sobre todo en comparación con mi M., así que C. la bautizó con ese bonito mote.

Para ellos soy “Moli pequeña” o si quieren hacerme mucho rabiar otro mote horroroso que no pienso contar aquí..porque ni siquiera Fede lo conoce.

Ninguno de ellos conoce este blog. Solo mi tía A. y porqué llegó a él a través de un descerebrado desconocido que le dijo: leo un blog de una tía que debe ser tu sobrina. Los demás no saben ni que lo tengo…por si alguno cree que esto es peloteo.

Mi gran familia aquí.
Los perros familiares aquí.
Nochebuena en amor y compañia aquí.

12 comentarios:

Pikifiore dijo...

Jolin,todos te han llevado a sitios geniales!que bien.Me entra envidieja cuando leo sobre familias grandes.Yo no tengo tios ni primos :(,y las reuniones familiares son un coñazo.

SPEEDY-TXABI dijo...

Ay, la familia.... !!! Ni con ellos, ni sin ellos. No los escogemos, ya están ahí cuando tu llegas (... y lo peor, en muchos casos, son los que se incorporan "a posteriori").
Pero son la familia, tu familia, para bien y para mal (... o para peor).

Doctora Anchoa dijo...

Éste es mi primer comentario, aunque hace bastante que sigo tu blog. Es genial, me río un montón contigo.
Yo también vengo de familia grande, en Navidad nos juntamos unos veinte a cenar. Me encanta, a veces te picas, otras discutes, pero no lo cambiaría por nada.

javi dijo...

Escribes lo que te sale del pie, lo haces muy bien, y ademas es un pie muy bonito. Me dan ganas de que me adoptes una vez mas.

Eso si, el recurso a "esa es una historia que contare otro dia" me suena mucho a Ende (lo considerare un homenaje.)

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

¿Tienes un diente roto???? Podias poner una foto...¿Que diente?

molinos dijo...

Gonzalo...¿qué interés raruno tienes en mi diente roto?

Es el incisivo central izquierdo para mi..derecho para el que me mira.

Es una pregunta muy rara..que lo sepas...y no, no voy a poner foto.

el chico de la consuelo dijo...

Hoy tengo la mente enferma, lo sé, pero no sé porque he unido tu primer comentario-pregunta en su blog con esta pregunta suya en el tuyo...
¿y no sé si tiene relación?

toy fataaaaaaaal primer dia con corbata tras el verano, me la habré atado muy fuerte y no me llega sangre al cerebro???!!!!

Elena dijo...

Envidia cochina me das. Y no por el familión, que de eso yo también tengo (somos más y todo), y lo disfruto, sino porque ninguno de mis tíos me ha llevado nunca a ningún sitio. ¡Serán descastados!

NáN dijo...

Jooooooo, Moliiiiii. Qué envidia. Por lo mayor que soy, y por haber sido el pequeñín más pequeño de la familia, de la generación anterior no me queda nadie.

Tengo los recuerdos de las paellas de más de 30 como en un cinemascope desenfocado. Pero están ahí.

B.B. dijo...

Me encanta leerte. Cada dia mas.

Anniehall dijo...

A mí también me dan envidia los viajes.

Y estoy contigo, la pregunta de Gonzalo es rara, rara, rara, rara. Casi más por el tono que por la propia pregunta.

JuanRa Diablo dijo...

Divertidísmo.XD
Por supuesto que Molimadre merece muchas más entradas. ¿Acaso lo dudabas?