martes, 3 de noviembre de 2009

EXPERTOS

No soy experta en nada, soy lo que se dice una culturetas de crucigrama. Como tengo una memoria acojonante para todo tipo de datos inútiles, parece que sé de algo, pero en realidad no tengo ni puta idea. Como ya he dicho un millón de veces, soy un fraude absoluto. Mi trabajo lo hago estupendamente porque no hace falta ser experto en nada, es cuestión de educación, atención y sentido común.

Como llevo en la empresa de colocación de libros por colores desde sus orígenes más primitivos, cuando sólo éramos 3, he hecho absolutamente de todo con los libros de colores, los he comprado, colocado, he hecho estanterías, he contratado a distintos curris para que los colocaran, he hecho fiestas de libros de colores, he leído un millón de esos libros y comprobado si a la gente le molaban o no. Ninguna de esas tareas me pareció especialmente complicada ni especialmente difícil. Si tienes sentido común y un pelín de interés cualquiera puede hacerlo.

Poco a poco, y según se iban incorporando curris, las tareas se iban compartimentando. Un departamento de libros verdes, otro de libros rojos, uno de colocarlos, otro de comprarlos, otro de venderlos..etc, etc. Contratas curris y los vas colocando en distintos departamentos y como a la gente le encanta aparentar que su curro mantiene girando al Planeta, pues cuando te sientas a comer con ellos y comentas algo de su trabajo, te dicen: bueno, es que esa no es tu tarea y no tienes idea de lo complicado que es.

Serás memo, he estado comprando libros verdes hasta antes de ayer, so merluzo.

Cuando las cosas empiezan a ir mal, porque hay mucho curri mirándose el ombligo y pocos utilizando el sentido común, la solución suele ser contratar a un experto. Y aquí ya sabes que vas de cabeza al abismo.

Características de un experto de los buenos buenos, uno “ feten”.
  • Está en paro. Es un tío al que han echado de otra empresa pero no sé sabe muy bien cómo, ha conseguido estar revestido de un halo de “profesionalidad” que hace que el que le contrata le vea como “ un chollo y “ que suerte hemos tenido de conseguir que quiera venir aquí”. Si se te ocurre preguntar, como por ejemplo me pasa a mi, ¿ y si es tan cojonudo porque le echaron de la otra empresa? , la respuesta es la siguiente: no congenió con los jefes. Yo ahí seguiría preguntando: ¿ no congenió o es que no paraba de dar por culo? Pero claro, esto te lleva a una espiral en la que puedes acabar en el paro y por supuesto el nivel de aprecio porque te hayan echado del curro no se aplica si eres un curri de nivel medio o bajo, entonces la apreciación es “ si le han echado es por algo”.
  • Nadie sabe bien cual es su posición en la empresa. Normalmente se le incrusta entre otros dos expertos que habían estado contratados anteriormente. En una maniobra conocida como “ arabesco lateral”, se desliza a esos dos expertos hacia los lados y se coloca al nuevo. Normalmente se produce entonces un enfrentamiento a cara de perro entre los expertos lateralizados por ganar el favor del nuevo experto. Suele ser interesante de ver desde la barrera como acechan en el pasillo para coincidir con él a tomar café o en el comedor. La gente no es más patética porque no entrena.
  • Tiene un cargo con nombre absurdo, innecesariamente largo y carente por completo de significado. Si lleva la palabra asesor entonces estamos ante un experto de los de primera categoría. “ Asesor teórico en la implantación de sistemas de control de estructuras controladoras de los libros de colores”.
  • Su llegada provoca cierta ansiedad en los curris ya instalados en la empresa en los departamentos que puedan tener algo qué ver con él. ¿ Será mi nuevo jefe? ¿traerá gente suya? ¿ De quién voy a depender? Todo es incertidumbre porque además los expertos que ya estaban no quieren soltar a ningún súbdito. Ya se sabe puedes ser un 0 a la izquierda pero si tienes 4 tíos a los que dar por culo te crees el rey del mambo. Si te quitan uno eres menos y eso jode, aunque no supieras ni lo que hacía ese curri.
  • Gana tal cantidad de pasta que cuando alguien se entera comenta: eso es imposible. Si, si…imposible..piensa el experto.
  • Un buen experto siempre está ilocalizable. Pide móvil de empresa el 2º día, pero no lo coge nunca y en su despacho no está nunca.
  • Su despacho es un caos absoluto. Papeles por todos lados, los stores bajados y la mesa de reuniones completamente llena de libros, papelotes y dossieres.
  • Pasea muchísimo por la empresa. Entra y sale de despachos. ¿ Habéis visto al experto? Acaba de estar aquí, pero iba al departamento de libros verdes…¿ oye, está ahí el experto? No, ha venido corriendo y se ha ido corriendo al departamento de libros rojos. ¿ os ha dicho algo? ¿ algo de qué? Vale, vale..déjalo.
  • Tiene un horario totalmente aleatorio. Es decir, viene y va cuando le sale de los huevos, pero se consiente porque “ tiene muchas cosas”.

Y por supuesto..nadie sabe a qué se dedica.



Sabes que tienes un experto de los buenos cuando el fruto de lo que sea que hace es inapreciable en tu empresa.

Sabes que tienes un experto Cum Laude cuando el fruto de lo que sea que hace es negativo para tu empresa.


Voy a dejar de ser tan competente y voy a proyectar mis energías en conseguir ser experta.

16 comentarios:

javi dijo...

Ya lo eres, en hacernos sonreir.

Jamás pense que los Reinos de Taifas de los Libros de Colores pudieran ser taaan interesantes.

Biónica dijo...

Dejar de ser competente es un trabajo de la hostia, Moli. Déjate de rollos, si es mucho más fácil hacer las cosas bieeeen!

Er-Murazor dijo...

Eso es lo malo de ser maestro, que no hay expertos. Como cada aula es un reino de taifas... Pero suena divertido.

molinos dijo...

El mundo de los libros por colores es apasionante.

Zor..cuando menos te lo esperes te meten un experto en comportamiento del maestro en un entorno socialmente inestable, te hacen un arabesco y te encuentras con un tio sentado en tus rodillas aconsejándote como dar clase....

Bio..yo lo hago todo fenomenal..y más en mi curro.

Vicent dijo...

De esos tengo yo uno en mi empresa, entró para reorganizar el trabajo, todos seguimos haciendo lo mismo que antes de venir él, la empresa funciona exactamente igual y es mas, ni siquiera es un experto en el campo concreto de la empresa, o sea, igual asesora una empresa de libros de colores que otra de exportacion de simientes de rábano ecológico.

Eso si, la primera hora de la mañana la dedica íntegramente a leer el periodico...

Y sí, tambien gana una pasta indecente.

Yo de mayor quiero ser experto.

molinos dijo...

Vincent..que suerte...tienes uno de los cum laude!!!!....y a que se pasea mucho?

Anónimo dijo...

En mi ámbito de trabajo al experto se le llama consultor:Necesitas saber que hora es y llamas a un consultor. El consultor te pregunta cuantos relojes hay en la empresa, los cambia de sitio te dice la hora que es y se lleva la pasta y los relojes para que la próxima vez no sepas que hora es.
Un chollo
fdo: Jiom

JuanRa Diablo dijo...

Qué mundo apasionante el tuyo! En mi curro no hay nada fuera de lo común, pura sencillez y monotonía: una silla, una mesa, un teléfono y un ordenador. Por suerte a través de esto último me meto en tu mundo de libros de colores y expertos que pululan por todas partes y me haces la vida extraordinaria!!!

Aspective dijo...

jajajajajaja

Me has descubierto, pero como dice el Anónimo que firma Jion (¿eso no es un contrasentido?)si en la tarjeta ponemos consultores, cobramos más. ¿Qué hacemos? preguntarte cómo haces tu trabajo y luego hacer un power point con esa misma información, pero muy en bonito, y explicarte cómo debes de hacer tu trabajo, que es como ya lo haces, pero con un nombre rimbombante y muchas flechas.

Casi debería hacer lo que el comentarista citado, pero al revés.
Fdo.: Anónimo (por si acaso)

Er-Murazor dijo...

>>>cuando menos te lo esperes te meten un experto en comportamiento del maestro en un entorno socialmente inestable, te hacen un arabesco y te encuentras con un tio sentado en tus rodillas aconsejándote como dar clase

Ey, ahora que caigo... ¡si sí tenemos de esos! ¡Los orientadores! Lo que pasa es que no les hacemos ni puto caso...

Jo, moli, cuánto sabes...

Vicent dijo...

Of course!

Cristina dijo...

Al hilo de esto creo que te gustaría la tira que me ha salido hoy en el calendario de Mafalda:

Miguelito de lo más pensativo durante dos viñetas. En la tercera viñeta aparece diciéndole a Mafalda "Luego de pensarlo mucho llegué a la conclusión de que cuando sea grande voy a ser especialista". Y Mafalda pregunta: "¿Especialista en qué, Miguelito?". En la cuarta viñeta se quedan mirándose. Y en la quinta Miguelito vuelve a su posición pensativa.

Pues lo mismo con lo que cuentas.

molinos dijo...

Zor..no lo dudes.

Cristina, la esencia del experto es esa..no saber ni lo que hace. Buscaré esa tira. ¡Que casualidad!

hitlodeo dijo...

Hola Moli:
Como continuación a éste, puedes hacer uno sobre el liderazgo, que ahora está muy de moda. Todo el mundo tiene que ser líder. Ninguna empresa funciona si no tiene a alguien con capacidad de liderazgo.
Hay sienes y sienes de libros dedicados al tema: "quien me ha robado mi queso", ...
Al final el líder es alguien que se cree que lo es porque chilla mucho, y al que nadie hace caso.
Su frase más típica es: "esto lo arreglaba yo en dos patás. Pitoseis y cierro".
Un abrazo

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Estoy harto de expertos. Convivo con miles o millones de ellos. Todos una panda de inútiles.
Pensé mucho tiempo en por qué coño la gente que no confiaba en empleados que podian llevar un porrón de años en la empresa, confiaba en un mindundi llegado dos dias antes.
Al final un amigo me dio la solución. Los expertos son encantadores...de gerentes. Saben hablarles en su lenguaje, les hipnotizan, tienen habilidad para hablar con ellos...Y asi obtienen el contrato que anhelan porque, efectivamente, estaban en el paro.

InmaSevilla dijo...

De verdad, cada vez que leo un post de trabajo me recuerda tantísimo a mi ex empresa... es que les pongo hasta las caras reales a los personajes