miércoles, 14 de enero de 2009

HERMANOS MAYORES

Dejando de lado todo lo bueno que hay en tener muchos hermanos…ser el mayor es una putada enorme.

Tus padres son unos pipiolos con un total desconocimiento de la paternidad, pero deciden reproducirse..o no lo deciden y ocurre, pero eso da igual. El caso es que naces y aunque seas como gollum, encogido, gris, arrugado, con unas uñas que ya las quisiera Camarón y no pares de llorar…les pareces el más de lo más..el top de la gama.

Y tu vida es todo armonía y amor. Eres el rey de la creación. Todo es perfecto. Tu logro más idiota como descubrirte las manos, a tus padres les parece digno del Premio Nobel y cuando consigues balbucear esa chorrada que llevan repitiéndote desde que naciste: maaamaaa….les falta poco para esculpir tu efigie en mármol y colocarte en el portal de casa. Tu madre por supuesto llora.

Todo es perfecto. Pero de repente tus padres se vuelven avariciosos y deciden que quieren tener otra maravilla de la creación. Y tu vida se jode.

Ya no eres el top de la gama, ya no eres prioritario. Ya eres mayor. Una putada.

Si luego resulta que tienes más hermanos tu caída se precipita. El hermano mayor tiene que ser una especie de ejemplo. Tienes que ser más responsable…¡¡ pero si tienes 7 años!!!...más estudioso, supongo que por eso me acuerdo del diagrama de Benn, más ordenado…todo más. Y lo intentas..pero da igual..porque nunca es suficiente.

Además tus padres están aprendiendo a ser padres y educar contigo..y claro, les sale de angustia. Como no saben por donde andan, deciden que el lema a seguir es “ cuanto más mejor”. Esto se aplica así:

- Cuanto más le prohibamos mejor. Es decir, a las 10 en casa aunque tengas 23 años.
- Cuanto más exijamos mejor. Si sacas 8 sobresalientes te compro una moto.

Poco a poco consigues salir adelante..y superar la ginkana. Pero cuándo llegas a la meta exhausto y te das la vuelta para ver como llegan tus hermanos te das cuenta de que han cambiado las normas a la mitad. El lema ahora es: “ bueno..y total qué más da”. Que se aplica así.

- “ No grites..tu hermano ha llegado a las 7 de la mañana vomitando y está agotado”.
- “ Ha suspendido 4..pero es que el profesor le tiene manía

Tu no sales de tu asombro, pero si intentas quejarte a los árbitros/padres te contestan cosas como:

- Es feísimo comparase.

Y tu piensas..será muy feo..pero soy una pringada…mientras por el rabillo del ojo ves como tus hermanos se descojonan de ti.

Si vuelvo a nacer, quiero ser hermano pequeño y pillar unos padres con experiencia.

Que conste que a ratos los adoro.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Como casi siempre completamente de acuerdo. Yo también soy la mayor y me ha jodido mucho comprobar como todas las reglas han variado con mi hermana. Si yo suspendia castigada sin salir, si mi hermana suspendía no pasa nada lo importante es que se había esforzado mucho, si yo llegaba tarde castigada sin salir, si mi hermana llegaba tarde es que los autobuses tienen unos horarios totalmente arbitrarios... Sí, sí pensaba yo.. Los que sois unos arbitrarios y unos chaqueteros sois vosotros padres de pacotilla.

MALVALOCA.

carlota. dijo...

Yo soy la menor de 4 chicas y cambiaron las reglas de las dos mayores a las dos pequeñas , pero yo no me quejo ...jeje

JuanRa Diablo dijo...

Hola Molinos, al habla otro hermano mayor, tres por debajo de mí.
No tengo recuerdos de agravios comparativos entre hermanos pero sí que, como padre, me desvivía cuando lloraba el hijo mayor y de la segunda paso olímpicamente cuando lo hace, osea que en este caso se vuelven un poco las tornas. De los hijos segundos te desentiendes más, creo yo.
Bueno, para mí es vital saber si eres la chica de la izquierda de la foto. Yo creo que sí.

Sílvia dijo...

Yo también soy la mayor de dos, aunque en mi caso hay dos variantes: la diferencia de edad entre los dos es de 13 meses, el segundo es "él". La consecuencia es que mis padres no tuvieron tiempo de considerarme una maravilla de la creación, porque además yo era buena desde que nací y no lloraba ni nada, y, además, en un mundo bastante machista, yo era chica y mi hermano era "él".

Yo siempre quise tener un hermano mayor....

Pit dijo...

es verdad, soy el mayor de mis hermanos y lo corroboro, y tengo hijos, y al mayor le hago lo mismo.
estoy seguro que el % de hermanos mayores en la administación es mayor que entre los empresarios. Los mayores tienen que seguir el camino, los siguientes se pueden salir y hacer cosas diferentes. un beso

Jean Bedel dijo...

La foto es espectacular :-)

NáN dijo...

Joo, Moli. Qué bien tener una imagen de ti. Estás estupenda y con un aspecto de energía como para tumbar a muchos.

Inspiras una gran confianza. Si alguna vez lo necesito, gritaré ¡Moli!

Aunque suelo aguantar mi vela mala sin aspavientos. La última depresión, la segunda, conseguí que Lola tardara casi un año en enterarse. Me había rodeado de estrategias para disimular la ansiedad, y de un aura de tristeza que explicaba con un "soy así" o "¡qué va! ¿No será cosa tuya?". Problemas de haberme pasado la infancia viendo pelis de John Wayne.