miércoles, 19 de marzo de 2014

Facebook no es para mi.


No me gusta facebook. 
No le veo la gracia. 
No lo entiendo. 

Facebook no es para mí. Me da muchísima pereza, me parece feo, incómodo y no entiendo a la gente que se pasa allí todo el día. No entiendo su lógica si es que tiene alguna. 

No me estoy explicando: ODIO FACEBOOK. 

Para mi, FB es como un centro comercial...y tengo aversión por los centros comerciales

FB es confuso y es incómodo. Parece fácil, parece sencillo, parece amigable, parece cómodo. "Muro", "compartir", "promocionar", "actualización de estado", "biografía", "amigos" y luego el más misterioso de todos, el botón "Más". "Más". Nunca hay que apretar "Más". "Más" apela a nuestro carácter ambicioso y curioso. "Más" es una ratonera, es una trampa mortal dónde te ves inmerso en un mundo de sugerencias de no sabes muy bien qué cosas y que además no te interesan una mierda...pero ya no sabes volver atrás. Funciona exactamente igual que cuando dejas que te capte la amable señorita coloca en medio del centro comercial con sonrisa sugerente y que te ofrece algo que no quieres...mientras te atrapa y acabas sin saber muy bien como comprando unas uñas de porcelana o un cepillo para limpiar alfombrillas del coche con tal de salir de allí.


FB es como el pasillo del centro comercial dónde puedes encontrarte con tu yo del pasado caminando de frente. ¿Qué necesidad? Tienes 40 años...has conseguido llegar hasta aquí, has conseguido rodearte de la gente que te gusta, de la gente que quieres. Has conseguido mantener en un perímetro de seguridad con respecto a tu vida privada a la gente que no te gusta, que odias, que quieres olvidar, que trabaja contigo y a tus ex. Y resulta que FB es la llave maestra para que toda esa gente, con todas las fotos que en su día hizo a traición y todo lo que conseguiste olvidar aparezca en tu vida en plan "Hola..¿te acuerdas de mí?". "Sí, claro que me acuerdo y por eso no quiero verte, ni olerte, ni saber que sigues existiendo....fue bonito (o no) el tiempo que interseccionamos en nuestras vidas...pero no quiero recuperarlo".  FB es ese espacio abierto del centro comercial dónde aunque tú vayas derecho a dónde quieres ir y sin mirar alrededor cualquiera puede verte y salir a tu encuentro. 

Sí, ya sé que puedes ir vestido de camuflaje en FB, con gorra, gafas de sol y caminando pegado a las paredes para que nadie te vea...pero eso es incómodo. Ni que decir tiene que yo soy esa que va de mujer invisible. 

Siguiendo con esta idea, FB nos hace gente peligrosa y psicópata y que conste que no hablo por mi que soy superequilibrada (mmmm...peligrosa puede que sí lo sea). Estar en FB después de romper con alguien es la manera más sencilla de o bien acabar siendo Glen Close en Atracción Fatal o morir por grangrena sentimental apestando a podredumbre y autocompasión entre montones de frases con tipografías cursis y vídeos de canciones sentimentaloides. Las penas de amor hay que llevarlas con discreción...SIEMPRE. FB mata a la Madame Olenska que todos deberíamos llevar dentro. 

Me fascina el comportamiento de la gente en FB. Me pasa lo mismo que en un centro comercial. ¿Por qué la gente pasea por un centro comercial pudiendo hacerlo por la calle? ¿Por qué la gente pasea por las páginas de blogs en FB en vez de ir directamente a los blogs? En FB se pasea cotilleando los escaparates y diciendo "qué bonito esto que tienes aquí en tu muro", luego se llama a otro fulano y se le dice "en el escaparte de mengano hay una cosa muy bonita". Por supuesto esa cosa ni se ha probado, ni leído ni nada....mola solo por el envoltorio. Por eso una foto en FB siempre siempre consigue muchos más "me gusta" que un texto. FB es pasear, mirar y asentir con la cabeza. Si ves algo interesante en un escaparate y decides entrar a verlo entero, a probártelo...resulta que al traspasar la puerta...te has salido de FB y estás en otro sitio: un blog, un periódico, otra web.Un sitio que siempre es mejor y que te hace pensar primero ¿por qué cojones no vine aquí directamente? y segundo "me apunto esta dirección y así no tengo que pasar nunca más por FB". Exactamente igual que cuando decides ir a comprar a la tienda que está en la calle de tu barrio  o de tu ciudad en vez de irte al centro comercial. 

Cuando decides comprarte un local comercial en FB  porque estás harto de que haya gente que te diga "¿Pero como no estás en FB? ¿Cómo no tienes página del blog en FB?" te esperan horas de agonía. Primero descubres que no puedes alquilar un localito a  nombre de tu negocio, el Master and Comander de FB te quiere a ti, tus datos, tu pasado, tus historias y tus muelas. Sorteas como puedes el campo de minas de los 2.000 formularios...te curras una página chula después de llorar lágrimas de sangre, rezar a todos los santos y jurar que a tu tercer hijo le pondras Mark de nombre. Lo consigues, estás tan agotado, tan satisfecho de haber soportado todas las pruebas que crees que el esfuerzo merecerá la pena....y que tu local comercial tendrá personalidad, será chulo, será un poco como tú y descubres que sospechosamente se parece muchísimo al otro millón de locales comerciales que hay en FB.  Sabes que lo que pasen por el escaparate no te reconocerán a no ser que miren el nombre del local...

"Si no estás en FB no existes". ¿Por qué? Estar en FB es renunciar a tu aspecto, tu pinta, tu manera de hacer las cosas y parecerte muchísimo a los demás. En mi opinión, en FB existes menos.  

Facebook es el centro comercial dónde hay que exponer la mercancía para los que ya no pasean por la calle ni por la vida real. Los que sólo van a ver y cotillear lo que pasa por el mundo. FB es el sitio dónde (intentar) dar envidia con tus planes, desplegar tu (supuestamente) maravillosa vida y hacer arqueología en tu pasado. Es impersonal y feo como todos los centros comerciales. Una vez que estás dentro no sabes si estás en Madrid, en Roma o en Washington. 


En FB nos vemos, en twitter ligamos y en los blogs nos enamoramos. 

Tengo muy claro lo que "Me gusta" a mí. 






44 comentarios:

Anónimo dijo...

Efectivamente Facebook es para cotillear... FB es para intentar aparentar lo estupenda que es tu vida y satisfacer tu curiosidad morbosa acerca de la vida de tus ex y conocidos.
Y sin embargo FB, al igual que con los accidentes de tránsito, es casi imposible no detenerse a ver que hay, aunque sea por unos segundos...

MATT dijo...

Exacto. Por eso yo no tengo fb ni personal ni del blog.
Un beso

Carmen J. dijo...

Uf, cuánta razón. Yo tampoco entiendo nada, no comprendo la mecánica, aunque probablemente será muy muy simple...

El otro día un buen amigo me escribió para decirme que había abierto una página y que fuera a verla. Y eso hice. Y después no sabía qué más hacer. Así es que le di a Me gusta... ¿Y? Pues y que después no pasó nada. Así es que empecé a dar a invitar (sin saber qué estaba haciendo), y me empezaron a llegar notificaciones que no sé qué significaban...

No sé si le he hecho un favor a mi amigo, y prefiero no preguntarle. Pero vamos, que a mí tampoco me gustan los centros comerciales.

Buen post.

Jatz Me dijo...

Creo que es la vez que más de acuerdo estoy contigo desde que te leo.
Me cargan sobremanera las fotos de puestas de sol de colorines, con citas filosóficas o con poemas. No puedo con ello. Y que todo parezca paz y amor, cuando sabes que la vida de esa gente es una mierda y que todo lo que ponen es por aparentar algo distinto.
Tengo FB pero no lo uso. Miento. Cuelgo algún video musical a las tantasmil, cuando ya sólo quedo yo despierto, más o menos (me es más cómodo eso que apuntar los que me gustan, o mirar luego en el historial de youtube). Pero no entro a mirar, porque me carga.
Besos

Anónimo dijo...

Gracias facebook descubrí tu blog y otras muchas webs interesantes que ahora tengo en favoritos... Quién sabe lo que me descubrirá en el futuro! :)

Alma dijo...

Disiento..me encanta FB. No me gustan los centros comerciales. Me gustas más tú q Mm. Olenska ;) No le acabo de pillar el tranganillo a Twitter..pero lo intento.

Anónimo dijo...

Opino igual, no me gusta el feisbuk, por lo tanto no estoy en él y no existo. No existir tiene su gracia.

Alberto Secades dijo...

Alguien tenía que decirlo.

Y me alegro que hayas sido tú (pese a que me haya enterado de la publicación echando un vistazo en fb).

Creo que

María dijo...

FB es el paraíso de los narcisos. A parte de eso, es como todo, lo usas cuando y como quieras

Marisa dijo...

Bueno, a mi tampoco me gustan los centros comerciales y FB tampoco me lo parece, pero en el caso de que lo fuera, al igual que en cualquier centro comercial en FB hay un poco de todo. Te dejo este enlance http://avanceintermitente.com/2014/02/17/tipos-de-personas-que-puedes-encontrar-en-facebook/

Por otro lado aunque se que haciéndome un perfil en FB le vendo el alma al diablo (Zuckerberg) soy tremendamente ingenua, así que me pongo la privacidad a tope y solo dejo entrar a quién a mi me da la gana, o al menos eso creo, por que, vuelvo a repetirlo, soy ingenua.

En Twitter, como bien dijístes en tu post estas en la plaza del pueblo viendo mercancía, pero tu también eres mercancía y a ti también te estan viendo, además Twitter ya no es la plaza del pueblo, sino el escenario del club de la comedia y o eres tremendamente ingenioso en tus twits o eres considerado un merluzo. No me gusta Twitter, me siento expuesta, indefensa, no me gusta. Lo utilizo, pero no me gusta.

En lo del Blog si estoy de acuerdo contigo.

Marisa.

Lilith dijo...

Pues yo no lo veo tan infernal - como dice María, cuando y como quieras.
Y no tienes que aceptar a la gente; a eso de "hola, ¿te acuerdas de mi?" yo he contestado: si, me acuerdo, y por eso no te añado - no tengo ningún interés en tenerte de amig@. ¡Se queda una más a gusto que un arbusto!

FB no hace psicópatas - sólo hace más fácil la tarea, el psicópata tiene que estar dentro ya de antes.

Albert dijo...

Nunca lo había visto así, pero tienes razón, es terriblemente uniformizador. Soy usuario de FB. Pasé por la etapa ansiosa al principio, buscando viejos conocidos, para concluir al poco que por algo se había perdido el contacto. Aunque a Twitter he llegado bastante más tarde, creo que lo utilizo de una forma bastante parecida, es decir, comparto artículos o videos, converso con amigos acerca de ellos (menos de lo que quisiera, la interactividad se reduce a unos pocos). En lo de darme al "me gusta" tienes toda la razón: enlazo artículos que me parecen cojonudos, y a penas reciben un par. Si pongo alguna chorrada sobre mi estado, por ejemplo, sobre un logro culinario con intención paródica, se multiplican por 10.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo ,yo lo abrí hace unos meses para cotillear así ,com un par y Twitter me gusta y también de acuerdo ,es el bar del reino...
Tengo una ligera idea pero... y un post de istagran ?jejeje

Paqui

Voz en off dijo...

Yo adoro Facebook, también te diré que estoy con seudónimo y allí tengo a mis amigos a los que me caen bien y también a gente ajena que me resulta interesante. Sólo no acepto a gente que conozco y no me gusta. Para mí ha sido una oportunidad de conocer gente interesante, debatir noticias, compartir blogs y comentar muchísimas cosas todos los días con gente que tardo meses en ver o está en otras ciudades. Para difundir creaciones, campañas o noticias es alucinante con los gupos. O hacer fotos y compartirlas. Me gusta más que twitter y que incluso guasap!

abuelo Pepe dijo...

Si es que las redes sociales son un coñazo.

Felicidades compadres

Ana María dijo...

Facebook cada vez está peor. Apenas hay cosas que hacer por allí, y no es porque para mí sea la novedad, pero Twitter me resulta más estimulante.

Twitter también es muy escaparate, y a no ser que lo tengas candado, todo el mundo puede verte, incluso quien tú no crees que lo hace, así que hay que andarse con ojo. Pero como tú bien dijiste, Twitter es un bar, es plaza del pueblo. Es molón, y he descubierto que me mola cantidad.

:*

Anónimo dijo...

Supongo que es como lo uses,
para mi facebook es la cafetería de toda la vida, donde está mi familia y mis amigos de siempre, donde solo dejo entrar a gente que conozco en persona y me gusta y a los que no me gustan pero por "convencionalismos sociales" no he podido dejar fuera los tengo capados y solo ven lo que yo les dejo. El resto nada.
Hablamos de nuestras cosas, nos contamos nuestras cosas, quedamos para vernos, nos chivamos libros o discos que nos han gustado, nos comentamos las noticias de actualidad... lo de toda la vida vamos, pero a cientos de km de distancia y sin tener que quedar en persona (yo trabajo 12 horas al dia, por desgracia no dedico mucho tiempo a mis amigos salvo online).

Luisa dijo...

Face es lo que es, un escaparate útil para todos. Ni te hace vender, ni te hace comprar, pero a veces, como sin querer uno tropieza con cosas interesantes.
A mí por ejemplo, me sirve en muchas ocasiones para ahorrarme una larga llamada de teléfono. Lo que sí es cierto, es que no me acabo de enterar cómo funciona.
Twiter nunca lo he entendido.
Respecto a lo último que comentas en tu post, la ventaja de Face es que no oculta lo que es, mientras Madrid, Palma de Mallorca, Barcelona... cada vez se parecen más, las mismas tiendas en todos los sitios, las mismas cafeterías, las cansinas tiendas minimalistas de helados, sino fuera por un rico pasado, al paso que vamos, serán el mismo perro con idéntico collar.

Tocaweb dijo...

Porque vas al centro comercial (FB) en lugar de al local especializado de barrio (blog, web...) yo creo que es por las prisas. Siempre vamos con prisas y si ya sabes lo que quieres vas a local de barrio sino al centro comercial.

Vamos que si, que es una mier...

HombreRevenido dijo...

La metáfora del centro comercial me marea un poco. Pero tienes razón, Facebook apesta.

Lo único bueno es que te permite desarrollar un odio auténtico a ciertas personas con las que antes no te llevabas mal, basado únicamente en el goteo diario de sus actualizaciones en Facebook.

Ya sabes que mi propuesta siempre ha sido el Facebook de enemigos. Me parece más realista.

Gordipé dijo...

Lo mejor de estas cosas es que es voluntario: tienes cuenta personal en las redes sociales si quieres. Sin más. Claro que cada uno se adapta más a un ritmo o a otro, es cuestión de utilizarlo y destripar su funcionamiento. Pero, sobre todo, es cuestión de la comunidad en la que te mueves. En las redes sociales el valor lo marca el entorno, al final es lo que hace que decidas quedarte en un sitio o en otro.

Yo tengo mucha suerte, me muevo en una comunidad maravillosa en todas.

Anónimo dijo...

Entiendo q no te guste facebook, pero a mi la gente que se dedica a pregonar que no le gusta facebook a la minima oportunidad ( pq no es la primera vez que lo dices) me da una pereza... me parece que van de guays y a mi me parecen unos ridiculos, ya he oido la historia esa de que la gente del pasado que os busca, uy dios mio, que de populares sois que no paran de buscaros, me parto, si no quieres que la gente del pasado te encuentre, es tan facil como a) no poner tu nombre b) no registrarte con tu email del pasado, sino con unos mas reciente o crear uno nuevo, si haces eso te garantizo que todos esos fans que al parecer te agobian no te encontraran, y eso no es "incomodo" ni es ser la "mujer invisible", es tener la privacidad que al parecer demandas en facebook, pero a lo mejor es que no quieres esa privacidad a lo mejor es que lo unico que quieres es decir que odias facebook pq es super guay, pero al facebook cada uno le da el uso que quiere, publica lo que quiere de sus vida y tiene los amigos que quiere, el resto son gilipolleces. un saludo, estrelladaa

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Jo. Te acabo de mandar un mail. Si lo hubiera sabido te lo enviaba por Facebook...je, je...
yo estoy con Hombre Revenido.
un Facebook de enemigos molaria mas. Con "No me gusta" "Te odio" y "muérete" como opciones de comentario

Adaldrida dijo...

Eres grande. Yo no tengo FB justo por eso.

Anónimo dijo...

No estoy en fb.

Por favor, consejo:

"Némesis" ó "Años luz"

gracias.

M. Eugenia Bermejo dijo...

Pero FB te ayuda a encontrar, es verdad que una vez encontrado para que quieres FB, pero como está totalmente manipulado cree saber lo que quieres y te deja ver lo que piensa que buscas y a veces acierta.

A mi no me gusta el FB como patio de marujas donde la vecina del quinto se entera que andas por la montaña y se lo cuenta a tu madre, pero si me gusta conocer sitios, blogs y apps que se anuncian por FB.

Estoy en FB, no me oculto, con mi nombre y apellidos y las fotos desde pequeña, o no me buscan o no me encuentran, nunca he tenido problema, debe ser que soy poco popular, o tengo pocos amigos, no importa.

Besos,

Anónimo dijo...

- Face
+ Book

Esther dijo...

Moli, reina, eso es que lo has probado poco.
Es verdad que acojona de vez en cuando, y te fastidia que cotilleen tu vida sin permiso, pero para eso están los permisos!!!
Gracias a facebook, mantengo una comunicación semi-fluida con los mios, he conocido gente estupenda, me he reencontrado con muchas de las personas que son parte muy muy importante de mi vida y a las que quiero, pero por circunstancias especiales y por otras menos especiales, como es la vida corriente y moliente, pues se despegan...
No tengo twitter, no me gusta la palabra "jastá" me parece una ordinariez... y yo, que soy muy kinki y todo lo castellanizo a mi forma, prefiero no poner "frasecitas" o "carteles publicitarios" detrás de una "almohadilla" constantemente... Se me ocurre una sandez y la publico en mi muro... recibo algo nuevo para mi colección... foto y publico en mi muro... tampoco tengo instagram... pero si tengo flickr, cuestión del momento, no reniego de nada, pero es donde uno está a gusto.
Por cierto, a mi los centros comerciales tampoco me gustan, pero he de reconocer, que a mi hija le vienen muy muy bien los días de lluvia o frío, que se aburre en casa, así que, como la edad me va dando cautela antes de opinar, ya sabes lo que dice el dicho... Que viva la madre superioraaaa!! (o no) jijiji

molinos dijo...

Anónimo que pide recomendación, los dos. Empieza por Némesis...por decir algo.

A mi no me gusta FB, sé como usarlo, nadie me acosa y no tengo miles de fans, ni cientos, ni decenas. Sencillamente no lo uso, no me gusta. Me parece maravilloso que a la gente le sirva y le guste. A mi no.

Cabrónidas dijo...

Mierda, a este post, al igual que al de las masqueperras, también llego tarde. Verás, Molinos. Yo creía que tú y yo solo teníamos en común que tenemos un blog, que somos ególatras y que nos va la ingesta de gintonics. Pero observo que en lo del Facebook también coincidimos, solo que yo extiendo dicho sentimiento que tan bien expresas en tu artículo a twitter, tuenti y demás redes sociales. Salvo los blogs, claro. Menos mal que tú, en tu blog, habilitas todas las opciones para comentar sin que para ello me tenga que abrir un perfil en, por ejemplo, google+. ¡Pero sí! Pommette y Gordipé, muy cabronas ellas, para comentar en sus respectivos blogs, me he visto obligado a abrirme un perfil en google+. ¡Y me toca mucho los cojones! Con lo fácil que lo tienen para habilitar la opción de: nombre y url. ¡No me hagas tú esa putada, Molinos! ¡No me la hagas! ¡Odio a esos censores de google+!

Anónimo dijo...

gracias. Ya he vuelto de la librería, la siguiente vez será. He comprado uno de Wolf: "El niño perdido". He estado a punto de Tokyo blues.

molinos dijo...

Vaya..siento haber llegado tarde.

"El niño perdido" es una estupenda elección. Tokio Blues es lo menos horrible de Murakami...pero déjalo para cuando hayas leído muchas más cosas.

Espero tu opinión sobre El niño perdido.

Anónimo dijo...

Pues yo no tengo FB pero adoro a Murakami.Sonia.

Anónimo dijo...

Las 35 primeras páginas que me he metido, junto al Bacalao a la plancha, es pura descripción pero sin ser plasta, cursi o snob. Iremos informando.

...en la librería he ofrecido mi resistencia a varios títulos de Auster.

Anónimo dijo...

Moli qué bien te explicas, defines términos. A mi me obligaron a facebokearme porque la empresa lo requería...estar en Facebook
Cómo sufro, cuántos "me gusta" las estadísticas, los idiomas ...la competencia
Me aburre muuucho.
En el pasado, nunca llamé a la casa del vecino para que me explicara sus vacaciones, prefería vivir intensamente las mías y la verdad, si el vecino quiere explicarme las suyas que llame a mi puerta y hablamos personalmente. Un saludo y feliz día del huevo frito. Disfrutad! Cris

Tocaweb dijo...

http://www.microsiervos.com/archivo/gadgets/cloak-app-antisocial-incognito.html

Anónimo dijo...

Pues si, de acuerdo en prácticamente todo, por una vez. Tuve cuenta en el Librocara hasta hace un par de años. No le hacía ni caso y además se publicó que en los Estados Juntitos empezaban a entrar en los Librocara de los candidatos a un empleo. Incluso te obligaban a incluir al entrevistador como amigo. Decidí que adiosmuybuenas.

Tuve también una cuenta de Instagram. La cerré en cuanto los de Librocara lo compraron. Me resisto a hacer lo mismo con whatsapp.

Tengo Twitter, pero creo que pongo algo una vez cada quince días o así. Tampoco me emociona, la verdad. La única que me sirve de algo es Linkedin, pero si fuera rico la cerraría. Aparte de que la gente ahí miente como una puta (como una puta que mienta, of course)

Ademas, y esto es lo más importante: el Librocara me aburre soberanamente.

El Anónimo de la Lámpara

SIONA dijo...

Amén y Olé ... así, a partes iguales,
Gracias por este post tan descriptivo.
Un abrazo,
SIONA

Michelle Grey dijo...

Y por qué la inmensa mayoría de personas están ahí? ¿A qué clase de sociedad pertenecemos?
Nunca me gustó FB, sin necesidad de registrarme nunca. Soy feliz así, no lo necesito. Nadie lo necesita, y "todo el mundo" está enganchado.
Nada tiene sentido.

Lola Birlanga Urbán dijo...

Estoy de acuerdo contigo sobre todo en la parte que comentas "¿por qué no ir directamente al blog?" pero te diré, yo que no tengo página de FB de mi blog, que me estoy planteando seriamente el hacerla (aunque no podré cambiarle el nombre a mi tercer hijo) para ver, y dándome otra deesperada oportunidad, de coseguir seguidores a mi blog. Si ya definitivamente no los consigo a través de la página de FB tendré que aceptar irremediablemente que ¡soy mala de cojones!

www.sobrevolandoloscuarenta.blogspot.com

JuanRa Diablo dijo...

Ole ahí, Molinos, que no puedo estar más de acuerdo con todo lo que aquí has dicho.
No sé la de veces que se han quedado de piedra cuando he dicho que no tengo Facebook ¿¿Pero cómo no tienes Facebook?
Pues no, contesto, yo tengo blog.

Gente del mundo: ¡¡más bloguear y menos feisbukear!!

Anónimo dijo...

Pero ¿qué dices criatura? Si tienes 1888 fans y acabas de publicar hace una hora en tu página de FB. No entiendo lo que quieres decir.

La editora en modo protestón dijo...

A ver, xoxi. Twitter es para los que han desarrollado la capacidad de abreviar. Sintetizar es lo más en esa red social. Los blog son para los que: a) Son constantes (como tú) b) Tienen mucho que decir (como tú) c) Lo hacen bien (como tú) y d) prefieren los bares y las casas a los centros comerciales (como tú). A mí FB me gusta por : a) No soy constante, y me dan brotes... y FB me viene al pelo, porque SI he aprendido como funcionaba. b) A veces tengo mucho que decir, otras muy poco, y FB se adapta a mis necesidades c) Lo hago no tan bien, así que puedo poner fotos, frases lastimosamente patéticas, y sentirme cómoda porque me sale del arco de triunfo (y lo hago para mí, te aseguro que no vivo pendiente de los me gusta...por cierto, los blogs viven de los coments...en fin, afinidades las hay, no?). d) A mi me gusta todo: los bares, las casas y los centros comerciales, el campo, el mar, los restaurantes de lujo y los fast food. Es un sinvivir, oiga. Por eso, te leo a ti, leo los tuits de la gente que sigo (y digo poquísimo porque agoto los caracteres en medio nanosegundo) y escribo infinidad de cosas en el FB porque me apetece. Que hay gente que me cae mal y tengo admitida, una contradicción absurda, si...pues si,como en la vida misma. Que me expongo? Quizá, tal vez, quien sabe.. y cuando es que si, no es siempre y no en todo. Que doy pereza? Pues nada, con no mirar lo que hago, todo el mundo feliz. ....VES!!! Me falta lo de la síntesis...cagontó. En fin, que era por llevarte la contraria, diva.

Anónimo dijo...

Rarísimo... encontramos esta entrada con la que coincidimos cabalmente y... ¡Oh, sorpresa! La podemos compartir en Facebook, Twitter y redes sociales varias... ¿?