martes, 17 de noviembre de 2009

BESOS, BABAS Y MOLINADAS.

Cuando era prejoven, los besos estaban en un pedestal inalcanzable para la gente normal. Sólo los elegidos conseguían “enrollarse” con otro elegido. Los demás pulúlabamos por el mundo, intentando alcanzar ese hito en las relaciones, que era el intercambio de babas con el conveniente choque de lenguas.

Nadie reconocía que no tenía ni idea de qué iba aquello, y que visto desde fuera no se sabía muy bien dónde podía estar la gracia, pero daba igual. No eras nadie si no te enrrollabas con alguien. Yo, por supuesto, no era nadie.

El tema ligue siempre se me ha dado de angustia. Cómo no me callo ni debajo del agua, soy capaz de arruinar el instante preciso antes de besar a alguien, básicamente porque no me he enterado, estoy largando y lo siguiente que tengo en la cabeza es: ¡¡tengo una lengua en la boca!!. Luego ya me centro y muy bien, no he tenido quejas, pero no sirvo para apreciar el supuesto momento mágico en el que dices: él y yo l..juntos, por fin, qué emoción!. En ese espectacular impasse yo suelo estar rajando sin contemplaciones sobre cualquier tema poco adecuado, como por ejemplo: mi madre. No tengo precio destrozando momentos. Puedo recordar varios encontronazos en los que me encontré, sin esperármelo, con un compañero de besos.

Pasada la fase intercambio de besos venía el momento: ¿ querrá repetir? ¿ me llamará? ¿ esto quiere decir qué estamos saliendo? En mi caso, la respuesta a las 3 preguntas siempre era: No, No y tampoco.

Cuando ya era joven, alegre y despreocupada mi técnica mejoró bastante. Veía venir el momento, pero descubrí que era más divertido desconcentrar al otro con cháchara intrascendente, en lugar de poner cara de cordero degollado y ojitos de: bésame por lo qué más quieras. Además me daba igual que me llamaran, o que quisieran repetir, yo no quería salir con ellos así que todo marchaba sobre ruedas.

En general los besos molan. Les damos más trascendencia de la que tienen, sobre todo las tías. “ Me besó cerca de los labios”, “ me dio un beso como especial”, me miró a los ojos antes” y cosas de esas. Chorradas. Porque si un tío te quiere dar un morreo te lo da, no hila tan fino como para pensar “le voy a dar un beso cerca de la comisura de los labios y así ella pensará que quiero algo, se irá a casa y llamará a sus amigas y para la próxima vez estará preparada”. Si un tío quiere enrollarse contigo no se anda con rodeos.

Hay besos que no molan: los que te da la vecina en el ascensor cuando eres canijo, los de las profesoras del colegio ( a lo mejor ahora no se dan porque es acoso…mmm..no sé). Yo no soporto el exceso de besuqueo de saludo. Estás todo el día con los de tu curro, con los que obviamente no te besas, quedas por la tarde para tomar cañas y cuando llegas la gente se besa. ¿Por qué? ¿Qué necesidad hay? Yo paso.

Hay otros que no molan, los que te dan de despedida y no sabes qué son de despedida.

Los que se dan por compasión, “ bueno, venga..total…no pasa nada”, luego te marchas, y dejas al otro hecho polvo porque lo que para ti no ha sido nada, para el otro ha significado un mundo.

Luego hay besos que no son importantes si te los dan, pero si no te los dan hay que preocuparse: el de llegar a casa, el de buenas noches o el de las 6 de la mañana. Ilusión no hacen, pero cómo no te los den, algo anda mal.

Y luego está el beso imán y el beso pez, pero como esto es un blog, no se pueden enseñar. Se siente.

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Ahora si te dan un beso, te mueres.
La culpa la tienen los pollos ó los cerdos y su famosa gripe.
ACHISSSSSSS!

Don Mendo

Arkaitz dijo...

Me ha encantado Moli!!! Yo soy también un poco raro con los besos, nunca me queda claro cuando debo darlos. También como tu paso de besar por besar, es una cosa que no me gusta nada. Tampoco me gustan los besos virtuales, es decir, te encuentras con una vieja amistad por el facebook, con la cual hace siglos que no hablas y al final del mensaje te pone " besos", lo odio.

www.quienpintoadoriangray.wordpress.com

YoMisma dijo...

uisss... Que estoy imaginando el beso imán y el pez!

jajaja

Genial relato, yo creo que si que me daba cuenta de por donde iban los tiros, pero más que romántico a mi me parecía tenso de narices.

Los que más me gustan esos a los que no les das importancia mientras que estén ahí :)

Saludines,
YoMisma

Vicent dijo...

Los mejores besos siempre son los que quedan por dar aún.

Off topic: Si sigues haciendo post como éste y nosotros comentarios como el mio esto va a empezar a dar agonía en un ná...

JuanRa Diablo dijo...

Eso de ponerte a hablar de tu madre en los momentos pre beso era para que fueran conociendo a la hipotética suegra?

Bueno, me queda claro que si te conozco algún día, con levantar la barbilla y decir un Hola Moli bastará... jeje

Anónimo dijo...

Los mejores besos son los de los petisuiss (o como se escriba)Nunca salen mal y siempre salen bien
Fdo: Jiom

peibol dijo...

Molinos, dime la verdad, ¿seguro que no tienes pene?
Prometo no contárselo a nadie, en serio.

Estás casi a la altura de una amiga, a la que solía decirle que ella iba para hombre, pero algo raro le pasó. Dice que sólo me puedo confiar a mí que está cachonda, porque cuando le dice a sus amigas que se muere por un buen polvo, sin darle más importancia de la que tiene, queda como una guarra.

Una nueva raza de mujeres está naciendo... y por Dios, ¡que siga creciendo!

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

iba a decir algo inteligente pero lo del pene me ha dejado muerto

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Los besos esos robados, que ponias la cara y cuando te lo iban a dar en la mejilla girabas y te llevabas un pico. Esos los recuerdo.

Lola Pérez dijo...

A mi tambíen me ha encantado lo de los besos sin importancia, es verdad que si no te los dan algo anda mal.

Los morreos de juventud no los recuerdo muy bien...normalmente acababan con intento de toqueteo..y Dios mío ahi se perdía todo el encanto...así era yo!!

javi dijo...

Lo de encontrarte una lengua en la boca cuando estabas a mitad de discurso sobre tu madre quizas fuera una indirecta... ¡para que te callaras de una vezzzz que hablas hasta debajo del agua!

Babilonio dijo...

Es que un beso dice muchas cosas aunque no puedas hablar mientras los das....

Vicent dijo...

Moli seguro que puede, Babilonio...

Laia... dijo...

Me he perdido con el beso pez. ¡¡Esto no se hace!!

molinos dijo...

Vincent..si estas en un momento sensible no es mi problema. El post no es ñoño!!!.

Peibol..todavía estoy digiriendo tu amable comentario. Pero te confirmo que no tengo pene, jajajajaja.

Y sí hablo mucho ¿ qué pasa? Si fuera una tia silenciosa no tendría un blog donde contar chorradas y vosotros pudiérais entrar a meteros conmigo.

Elvira dijo...

Todavía recuerdo un momento muy romántico con un chico guapísimo, yo bastante tensa, y de proto giré la cabeza y le pegué un escobazo con mi coleta en plena cara, jajaja!

Vampi dijo...

Yo ya estoy en post juventud y sigo sin enterarme de na...

%$&!!!

Eso si, por el camino consegui gustarle a alguien lo suficiente como para perseverar y perseverar hasta que mi neurona se enteró de que iba el asunto...

Anónimo dijo...

jeje..que post, me ha recordado ese tiempo en el que no era "nadie"...como tu dices....esque mi timidez era algo patológica, pero al fin ocurrio. Fue en la ultima fiesta del curso de idiomas en Francia (3 años despues de la English House, que tamb fui un año)y el era un compañero de clase claro, con el que no conseguia entablar ninguna conversacion sin titubear o ponerme cual tomate.
Consegui que me invitara a una cerveza, y como mis amigas sabian que me gustaba- él, la cerveza no tanto- el amor propio hizo el resto jajaja
me las arregle para que comprendiera que no me podia dejar asi con un frio adios despues de aquella no-charla (no se si dije algo coherente.. que nervios!)...Por fin! me pidio que le acompañarea, claro que yo era tan pardilla que esperaba un pco de romanticismo en plan miremos un poco la luna y las estrellas, pero no parecia interesarle mucho la astronomia precisamente, y no me dio tiempo a decir nada ocurrente. En resumen...susto morrocotudo, inicial claro.Menos mal,que era tan comprensivo como parecia porque era mas que evidente que yo estaba pez total....Asi que hubo buen rollo -nunca mejor dicho!- y hasta me conto algunas experiencias de sus torpes comienzos...asi que acabamos hablando tambien y conociendonos y estuvo bien. Mucha lengua, en todos los sentidos jajajaaja
me encanta el blog; lo del beso iman y el otro...lo estaras redactando ya no??
Oriana