jueves, 16 de julio de 2009

ENGLISH HOUSE


A la tierna edad de 12 años, mi madre entró un día en la cocina y con una gran sonrisa, que nos debía haber hecho sospechar, nos dijo:

- Chicos, este verano os vais a un sitio divertidísimo.

Nos miramos los tres y pensamos: si a mamá le parece divertidisimo algo malo tiene.

- ¿ A dónde vamos?
- A Comillas, a un campamento.
-¿ Comillas? ¿qué es eso? ¿Dónde está?
- En Santander, con playa y todo.

El “ y todo” fue lo que nos dio la pista definitiva de que aquello era una trampa.

- ¿ Cuanto tiempo?
- Un mes.
- ¿ Un mes? ¿ entero? Pero si a nosotros nos gusta estar en Los Molinos, que están nuestros amigos.
- Anda, anda..si además vais a aprender inglés.
- ¿ inglés? NOOOOOOOOOO

Pero por supuesto a mi madre le dio igual, se metió de lleno en una carrera por comprar todo lo necesario para deshacerse de nosotros durante 1 mes: camisetas, pantalones cortos, pantalones largos, calcetines, zapatillas, bañadores, jerseys, un chubasquero, sábanas, toalla..etc. la alegría con que gastaba y compraba debería habernos hecho sospechar incluso más.

Y llegó el día en que nuestros padres nos dejaron en un autobús: “ Lo vais a pasar fenomenal” no decían con una gran sonrisa y agitando la manita desde la acera.

El viaje a Santander duró 10 horas de autobús sin aire acondicionado. Cuando estabas ya convencido de que tus padres no te habían mandado de campamento sino que simplemente te habían devuelto a la tienda donde te habían comprado, el autobús paraba en una explanada donde hordas de niños como tú se bajaban exhaustos y miraban con incredulidad hacia el caserón de la familia Monster que nuestros progenitores nos habían vendido como “ el campamento”. Para llegar al caserón había que subir andando una cuesta conocida como “ La cardosa”, porque tenía demasiada pendiente y curvas demasiado cerradas para los autocares de última generación que teníamos.

Aquello era lo más parecido a Oliver Twist que te habías imaginado, unos edificios lóbregos, unos pasillos interminables, un frío de mil pares, te daban una habitación con otras dos chicas y de ahí te mandaban a la capilla. Allí te echaban una charla y te mandaban con tu monitora, el primer año tuve una que era gilipollas, creo que se llamaba Mariví. Cómo siempre he sido muy melodramática ese año le mandé a mi madre unas cartas patéticas que todavía tiene guardadas creo que con la esperanza de chantajearme alguna vez con ellas.

Allí en Comillas transcurría un mes entero sumergido en una rutina inmutable, se pasaba mal al principio pero luego poco a poco te acostumbrabas y sin saber cómo estabas en la última semana y había que comprarse un cuaderno para que todos tus amigos te escribieran horribles dedicatorias y sus direcciones para por supuesto cumplir la promesa de seguir en contacto para siempre.

La rutina era siempre la misma: desayuno, 4 horas de inglés, recreo, talleres varios: de juegos de mesa, manualidades, de periodismo, deportes..etc. Comida y tiempo libre. Por la tarde otra horita de inglés y otra actividad todos juntos. Después venía la ducha en las que había que correr mucho para conseguir algo de agua caliente. Cena y por la noche ginkana, fallas, disfraces, el juego de las linternas o incluso cine en una sala tétrica en la antigua universidad con unos sillones de tortura y unos cuadros de antiguos obispos mirándote desde los pasillos. Allí vi " Jasón y los argonautas" película nunca olvidaré por el sabio uso del cartón piedra en sus decorados.

Los viernes era la gran noche porque había guateque y entonces te ponías lo que te parecía más fashion de lo que te había metido tu madre en la maleta, eran los 80, así que era algo con hombreras y muy grandón. Un horror pero allí que te ibas a bailar suelto y a esperar a que el niño que te molaba quisiera bailar algo lento contigo. De vergüenza ajena. El primer beso de mi vida fue allí con un niño de Bilbao del que no recuerdo su nombre pero al que todo el mundo llamaba “Costi” porque su cumpleaños era el día de la constitución. El beso no me gustó, me pareció asqueroso..jajajaja ( si algún día llegas aquí, no fue por tu culpa, yo era una estrecha).

Se comía de angustia y escaso. Los viernes nos bajaban al pueblo al mercadillo y todos corríamos a los supermercados a por provisiones que luego había que esconder porque sino los monitores lo confiscaban para comérselo ellos.

Teníamos hasta nuestra propia leyenda, un exhibicionista que se llamaba “ El Pajus”, todo el mundo conocía a alguien que había visto un día al “pajus” rondando. Era inofensivo pero enseñaba la cola lo que con 12 años constituía un hecho casi tan extraordinario como ver marcianos. Por supuesto nadie dudaba de su existencia y la gente se lo imaginaba con gabardina paseando por la campiña cántabra. Por supuesto jamás lo vi.

Había un fin de semana de padres al mes en el que tus progenitores venían a buscarte y te llevaban a un hotel a dormir en una cama de verdad y a cebarte porque te estabas quedando en los huesos. Se lo agradecías tanto que incluso les perdonabas el exilio al que te habían mandado.

He olvidado los nombres de casi todos los amigos que hice allí, pero recuerdo cada olor y cada sensación. Allí descubrí que en verano puede hacer frío, que en julio puede llover todos los días y que la temperatura del agua en el Cantábrico puede ponerte los pies azules. Volví con 30 años y lo recorrí todo con el ingeniero: el campo de fútbol, el frontón, el edifico Máximo, el Hispano, la playa de Comillas, el paseo hasta Oyambre, incluso intenté colarme por una ventana rota pero el instinto cívico del ingeniero me lo impidió : ¿estás loca?

English, english house, abre sus puertas para la felicidad, para los jóvenes que quieran encontrar, muchos amigos y un verano a disfrutar...”

Por supuesto hay un grupo en facebook .

55 comentarios:

Xinax dijo...

Que "potito"... (dicho con voz empañada por la emoción), es lo que tiene ser pelín pijis, mis padres con llevarte al pueblo y soltarte en medio de los olivos todo el verano,ya se les acababa el presupuesto vacacional. De todas formas, cuando tú eres papá y las cosas económicas dependen ya de ti, también valoras mandar a la heredera a Inglaterra.. probablemente no se deje. Precioso el post. Mola.

Xinax dijo...

¿No puedo decir que es precioso?
Serás gilipollassssssssssssssssssssss

peibol dijo...

Yo estuve en cuatro de esos, y recuerdo con horror cómo al principio me espantaba la idea; a los dos primeros fui lleno de ilusión, pero los otros... me cogieron en "esos años" de apatía social, y me asustaba pasarlo mal. Tras el último, que fui a regañadientes y aún no sé ni cómo, decidí que se habían acabado esas historias para mí; pero eso sí, no cambio esas experiencias por nada ;)

Un saludo

deRositas dijo...

Me meo Moli. No me habías contado nunca lo de " Costi" ( lo mejor es la fuente del mote) y el "Pajus"...
Jajajaja

molinos dijo...

Rosi, a ver si nos tomamos unos gin tonic y te lo cuento con detalle porque te vas a tronchar. :)

JuanRa Diablo dijo...

Pero al final aprendiste o no aprendiste inglés?

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Yo este año he hecho por primera vez de progenitor cruel y he mandado diez dias a mi hijo a un campamento "cruel". Sueño con el dia que vaya también mi hija. Dentro de dos años. Tendremos 10 dias de padres sin hijos.
Eso justifica todo lo melo que les pueda pasar

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Lo malo queria decir

Sílvia dijo...

Pues yo ya hago de madre cruel. Mi vástago se va 15 días de colonias con la Generalitat y con 3 horas diarias de ingles. Ya es el cuarto año que va (cosas de pedir agosto) y encima va ilusionado!

Es que no tengo vergüenza, le digo que es un premio por sacar buenas notas....

(por cierto, yo nunca fuí de colonias, ni a hacer inglés...)

Jean Bedel dijo...

Mi familia nunca me mandó de campamento a ningún lado. A día de hoy no se si agradecérselo o reprochárselo, porque se pasaba mal, pero te espabilabas que daba gusto, y yo fuí un espabilado tardío en casi todo ... Lo del "costi", lo mejor con diferencia.

Anónimo dijo...

Yo fui desde el 80 hasta el 85. Gracias a mi permanenecia en Comillas aprendí ingles. Hice muchos amigos. Aprendí que los edificios de Harry Potter no son inventados, sino reales. Desarrollé un placer por lo añojo y auténtico. Descubrí la montaña, di mi primer beso y pasé mis primeras noches en blanco. Si tan mal lo pasaste es porque no tienes capacidad de disfrute. Diría que eres una paleta desagadecida que no entiendo el mucho bien que tus padres tu quisieron hacer. Qué pena de dinero tirado, si lo que querías era ser peluquera en un Corte Inglés, la verdad es que no merecía la pena gastarse lo que costaba. Das pena.

Anita dijo...

Anónimo, ¿y no aprendiste un poco de sentido del humor?

Kuin dijo...

ajajajajajaja como mis padres eran tirando más a jipis me mandaban con los "ecoltes catalans" tipo boyscouts o simples colonias en el monte donde hacíamos juegos, excursiones, estábamos en contacto con la naturaleza y esas cosas.

La diferencia es que no aprendí inglés (me tuve que ir de Erasmus más tarde jiji), me tenía que duchar con agua fría, la letrinas eran un agujero en el suelo en el bosque, dormía en tienda de campaña y me picaban todos los bichos posibles. Y encima yo iba encantada...si es que era tan buena niña...

Creo que esos eran los 15 días más felices del verano para mis progenitores...

Besos!!!!

Gárgamel dijo...

"A la tierna edad de 12 años, mi madre entró un día en la cocina"

¿Y tú cuantos tenías entonces? ;-P

Me encanta tu blog. Lo he descubierto hoy y llevo cuatro horas leyéndolo sin parar. Has ganado un fiel lector.

Anónimo dijo...

Jajajaja no me lo puedo creer!!! buscando en internet algo de Comillas he encontrado tu post, yo también fui a la English House, que recuerdos al leerlo...allí pasé los mejores veranos de mi vida! me ha encantado! y por supuesto, también me he unido al grupo en facebook jajaja un saludo desde Madrid! Irene

Eduardo dijo...

Yo también estuve en la English House, allá por el año 1984 (si no recuerdo mal).
Tenía por aquel entonces 14 añitos y compartía habitación con Enrique (de Madrid) y con un chico vasco del que ya no recuerdo ni su nombre.
Qué bonitos recuerdos ;)

molinos dijo...

Hola Eduardo!!!!!

en el 84??..pues lo mismo coincidimos. :)

Eduado dijo...

Saludos!!!

Pues seguramente nos conocimos, yo era amigo de Enrique como ya he comentado y fuí a los cursos con Marcos (amigo mío de Burgos) entre otros.

También recuerdo a algunas chicas como Leticia, Helena (con H)... conocí a mucha, mucha muy buena gente allí, pero de eso hace muchos años y la memoria de momento no me da para más, a tí por "molinos" no te relaciono :(

PD: Por si te sirve de pista, mi apodo era "principe" porque decían que me parecía al príncipe Felipe, je,je... qué cosas.

molinos dijo...

...mmm....necesitaría verte la cara.

Obviamente no me llamo molinos...

Eduardo dijo...

Ya he supuesto que ese no era tu nombre, je,je, pero podría haber sido tu apodo...
Si tenías 12 años en el 84, seguramente nos conocimos, aunque no se si llegaríamos a tener mucha relación.
En cuanto a lo de la foto... de momento tendrá que esperar... más adelante ya veremos ;)

PD: Me ha alegrado el día encontrar este blog.

molinos dijo...

El mote viene de después.

Pues ya sabes dónde estamos..pásate cuando quieras. :)

Eduardo dijo...

Gracias... lo haré

Anónimo dijo...

Hola, no te conozco y llegue a esta web por el google buscando info de comillas, vamos de la famosa"english house" a la que fui durante dos interminables veranos seguidos..Me he partido el eje leyendo tu experiencia, me he sentido muy identificada..desde luego que cuando lees los comentarios en facebook de esos veranos idilicos y maravillosos de los que la gente habla en comillas...parece que estuvimos en sitios distintos.Yo estuve en el maximo, que era horrible.Para mi era todo menos un premio,más bien suponia un castigo.Está claro que al final te acostumbras a todo y te lo pasas "bien"..Te olvidas del juego de guerrillas en la campa,del mcgiver,de las noches de miedo,la noche del pajus y lo del espejo..y cuando perdia tu equipo y te tiraban por la cabeza las sobras de la "comida"(si se le puede llamar asi)..hace 3 años o así volvi y aluciné de como estaba todo de abandonado..te acuerdas de un monitor friki ke se llamaba "sinclair"?Y cuando por fin nos sacaban al pueblo de al lado o donde fuera,todo el mundo vomitaba en el autobus..
La gente que iba era de lo mas rancia y pija,sobre todo las tias,unas pedorras cursis de cuidado...yo a su lado era la pesadilla de los monitores..un año me tocó ruly y otro juanjo..de la tal marivi..no me acuerdo..weno, lo dixo que me ha encantado leerte,xao!!

Anónimo dijo...

Por cierto,yo creo que fui con 10 años...una edad aún mas tierna :)

y ya hace 20 años!bua

Coquitos dijo...

Qué curioso!!! Tú eras una de las de la 'inglis'... Yo estuve en Comillas con 8 y 9 años, pero no en la 'inglis'. Los scouts a los que me apuntaron mis padres alquilaban una parte de la universidad durante 15 días y allí nos íbamos a hacer el loco, con menos obligaciones que vosotros, la verdad... Siempre pensé que no iba a conocer a nadie que hubiera pasado un verano allí, porque sonaban taaaan aburridos que hacíamos apuestas a ver cuánto tardaban algunos en venir a nuestros fuegos de campamento, o a correr entre las ortigas por haber preparado alguna...

molinos dijo...

Coquitos..sip..alli estaba yo. Y no era aburrido...fue muy divertido aunque tenía sus momentos duros la verdad.

Anónimo dijo...

Pues yo estuve (en la prehistoria, porque eran los 70) y disfruté un montón. Tengo unos recuerdos mucho mejores que los tuyos!! Tambien tenemos un grupo en facebook, para encontrar gente de aquella época: "Yo estuve en comillas con el Padre Carlos".

molinos dijo...

Anónimo...yo me lo pasé en grande y lo recuerdo con cariño. Intenté contarlo como era en su momento..pero fueron 3 veranos geniales.

Javier Prieto dijo...

Yo estuve en el año 87 en agosto en el Hispano. Me emociona todavía oír a gente que estuvo allí. Después estuve dos veranos más en otro campamento de inglés en Comillas, en una casa sobre el puerto. De allí sí que no volví a encontrar nada...hice un grupo en FB y nadie...cosa más rara.
Por cierto, que la foto que tienes de la Puerta del Cardosa es mía...no veas que disgusto llegar allí y que no se podía subir a ver la Universidad por las obras.
Ahora ya dejan y hay visitas guiadas. Este mes, me escapo un día hasta Comillas, por lo civil o por lo criminal
En mi Flickr tienes más fotos de la Universidad
http://www.flickr.com/photos/42132143@N07/

Javier Prieto dijo...

Por cierto, que en la foto del campo de fútbol y el edificio Hispano, se ve mi habitación.
Hace no mucho, leí en la prensa de Cantabria que van a tirar el Hispano. Me parece increíble ya que los tres edificios forman parte del mismo conjunto, por mucho que el Hispano sea de después de la guerra. El Máximo es de 1928 y la Universidad de 1892, si no me falla la memoria.

molinos dijo...

Hola Javier..contigo no coincidí. Yo iba siempre en julio.

Lo de la foto..que susto..vi tu comment ayer pero no recordaba la foto...pone que es tuya...si quieres que la quite solo tienes que decírmelo.

¿ Hay visitas guiadas? Yo quiero volver y llevar a mis hijas..desde el año 2003 que nos colamos no he vuelto a ir y tengo ganas.

Saludos.

Javier Prieto dijo...

No hay ningún problema por que tengas puesta la foto.
Las visitas guiadas empezaron hace poco, en principio iban a ser julio y agosto, pero creo que continúan ya que al menos hasta el 25 de octubre hay una exposición en la Universidad. Lo ideal es preguntar al Ayto. a través de la web www.comillas.es o en FB http://www.facebook.com/pages/COMILLAS-TURISMO/335907729330?v=wall
Yo estoy pensando en que este mes, que trabajo hasta las dos, cualquier día me escapo (es la ventaja de vivir a 140 km de Comillas) y hago la visita y luego unas fotos del atardecer desde allí arriba
Me ha encantado tu blog y, sobre todo, haber leído a alguien que también añora los años de Comillas. Además me has dado la idea del mp3 acuático :D

molinos dijo...

Javier, no creo que me pueda acercar antes del 26 de octubre pero me encantará ver las fotos que hagas.

Que suerte vivir tan cerca. Ah..y me alegro de que te guste el blog.

El mp3 acuático mola trillones.

Javier Prieto dijo...

Releeo la entrada y se despiertan mis recuerdos. El finde del 15 de agosto, vino el hermano de mi padrino, Benito, a buscarnos a mi hermano y a mí, y nos llevó al pueblo de sus padres, San Pantaleón de Aras, donde su madre, "la tía Feli" nos cebó como señores durante dos inolvidables días. Y me acabé llevando para la English, uno de los quesos que hacía mi tío Benito, metido en un tupper de membrillo "Don Quijote"
¿Alguien recuerda unas pastillas de una especie de Nocilla que nos daban allí para merendar y que en la etiqueta ponía "Merendinos"?
Ya casi tengo decidido que la semana del 13 al 18, que tengo horario reducido por las fiestas, me voy a Comillas

molinos dijo...

Javier..a mi venían a buscarme el mismo finde pero de julio y normalmente me llevaban a comer rabas al puerto y luego de vuelta. Un año mis padres vinieron y nos llevaron a Potes, al hotel El Oso...lo recuerdo perfecto.

Lo de los merendinos me acuerdo perfectamente...había que hacer cola y te daban un trozo de pan y la nocilla esa en pastillas.

Me estas dando mucha envidia con tu visita.

Esthertxu dijo...

yo estuve en la English del 85 al 87... tengo unos recuerdos preciosos de esos meses de julio... entraba llorando porque no quería ir y me recogían llorando porque no me quería ir, abrazada a alguna amiga, jurando que nos escribiríamos y no nos olvidaríamos nunca... te leo y se me encoge todo... qué reçuerdos: el pajus, la cuesta de la cardosa, la bajada al pueblo a avituallarnos... recuerdo que el último año gané el concurso de playback imitando a madonna (penoso, lo sé). estuve por Comillas hace años y estaba destrozado, pero hace unas semanas lo vi en la tele ya que, al parecer, lo han arreglado (no sé si todo o en parte) y lo utilizan para dar seminarios, conferencias, etc...
Qué subidón tengo tras leerte, jamía!!!
un abrazo y gracias por los recuerdos que me has traído a la memoria!

Javier Prieto dijo...

Acabo de volver de Comillas...está aquello cambiado. Mañana subiré unas fotos a flickr y te paso el enlace. La Puerta de la Cardosa es ahora más bien granate...El Hispano lo tiran, aunque no el frontal, ya que el frontal donde estaban las aulas y la sala grande de guateques (camarillas) no son realmente del Hispano aunque estuviera unido, son el Seminario Menor. El Hispano es la parte trasera de color beige y rojo. El frontón viejo aún sigue en pie aunque ruinoso. Han cerrado el acceso a La Campa y al Hispano tampoco te puedes acercar, ni al Máximo que van a restaurar

Javier Prieto dijo...

Ya están subidas algunas fotos a Flickr
http://www.flickr.com/photos/42132143@N07/

molinos dijo...

Javier..que fotos tan estupendas haces....y a mi también me gustaba más la Puerta de la Cardosa antes..ese granata brillante hace que parezca de cartón piedra.

Anónimo dijo...

Qué recuerdos vienen a mi cabeza leyendo tu relato y los comentarios que hacen al mismo; yo también estuve en comillas por esa fecha, pero yo en el bando de los monitores. Yo era del grupo de Valladolid y estaba con Aníbal en el Máximo, con los enanos.
Aunque me ha gustado tu relato, y reconozco que me has hecho reir, no estoy de acuerdo contigo, aunque sea tu experiencia; creo que poca gente puede decir que no se lo pasó bien en Comillas, era un mes genial, donde conocías gente fantástica, hacías un montón de activiades interesantes y divertidas y podías ir a la playa todos los días que hacía buen tiempo. Pero bueno, para gustos los colores.
Me ha gustado descrubir tu blog, y estaré pendiente de él por saber un poco más de gente que estuvo por aquella época en la English

molinos dijo...

Anónimo..yo me lo pasé genial los 3 años que fui. Pero al llegar el primer año lo pasé fatal, no reconocerlo es absurdo. Y hacias amigos geniales y te lo pasabas en grande..pero los principios eran duros. Solo quería decir eso cuando escribí este post. No tengo más que buenos recuerdos.

un saludo

Anónimo dijo...

Hola Molinos; es cierto que yo, sobre todo, lo veo desde la perspectiva del monitor, aunque después de cada verano tenía las impresiones de los chavales de mi grupo y éstas, salvo excepciones, eran bastante positivas. Ayer estuve releyendo cartas y postales que aún conservo de ellos, y los comentarios que hacían en ellas eran muy positivos, con añoranza de los días que habían pasado con sus amigos.

Me gusta comprobar que hay gente que estuvo allí que da señales de vida, pero con la cantidad de gente que pasó por la English me parece que es muy poca la que escribe.

Animarte a que sigas con el blog, y sobretodo con este apartado. Saludos,

molinos dijo...

Anónimo..yo repetí 3 años y me dio muchísima pena no volver..y después he vuelto a visitar Comillas con muchísima añoranza. Yo también tengo guardados los cuadernos, las cartas, el periódico que se había alli..todo.

Como te decía ayer, no es que no lo pasara bien..lo pasé genial..pero también recuerdo la añoranza de mi casa al principio, el pensar que era un mes entero...que si, que luego lo pasé genial siempre..pero soy así, tengo memoria para todo..par alo bueno y para lo malo.

También te digo que si siguiera existiendo mandaría a mis hijas...

Carla dijo...

Yo también fuí niña Comillas y me ha encantado leer este post.
Estaba buscando información para convencer a mi sobrina de que vaya este año, pero casi no me acordaba de nada...
Fui hace más de... uf ya 15 años y me he reído mucho con lo que has escrito. Me siento totalmente identificada, menudas cartas que le escribía yo a mi madre...
Me he acordado de los guateques, los monitores, las olimpiadas...

Gracias por este rato!

molinos dijo...

¡gracias Carla!!

Anónimo dijo...

Me dió por buscar si había algo de todos aquellos que pasamos por allí!! Y salistéis vosotros!! yo guardo geniales recuerdos aunque no os identifico, porque yo estaba en el otro bando, en el que os aburría cada día..yo era profe, me llamo Ana. Y si, recuerdo a Sinclair, y Anibal, y a Nacho, y al Ramonest!! Y a mi querida Alicia de recepción y a los hermanos Garcés... geniales tiempos, yo también guardo las cartas, postales y carpetas firmadas por mis queridos alumnos y compañeros. Paco, el del bar... Toño... y el padre Poo, al que cariñosamente llamabamos "el ojo que todo lo ve" ja ja ja. Han pasado muchos años, y yo sigo en la ardua tarea de enseñar inglés a chicos y chicas que siguen siendo tan geniales como lo eráis vosotros. Si alquien se acuerda de mi, un beso enorme.

Anónimo dijo...

Me topé con tu blog por la entrada de QUERIDA (de hace poco), y me he puesto a leer tu blog desde el principio, he ojeado un montón ya. El caso que no me había animado a escribir hasta que he encontrado esto.
Yo no he estado en la English House, pero para mi Comillas es como para tí Los Molinos :) Sigue escribiendo, que te seguiré leyendo.

Anónimo dijo...

Qué buena tu entrada, me he reído un montón! Y es que yo también fui a esos campamentos. Para mí fueron geniales, y sin embargo mi hermano lo pasaba fatal... Qué diferentes maneras de vivir una misma experiencia... Saludos!

Amanda Ortega dijo...

Madre mía!!!!!qué recuerdos!!yo ahora después de más de 20 años, PAGARÍA para que mi hijo viviera todo lo que yo viví. De hecho, todavía mantengo el contacto con una compañera de literas...Nada, que genial tu blog y que ole y ole!!!!

Anónimo dijo...

Casi me muero de risa. Muy bueno!!! Yo estuve en Comillas en el 90 y 91. Yo era uno de los monitores 'gilipoyas'. Cuando a la tambien tierna edad de 19 anos te sumerges en tal experiencia te marca de por vida...

Despues de mi segundo ano, confirme que mi eleccion universitaria (business) habia sido la acertada... era imposible cansar a esos ninos, nunca dormian!!!! ni con las cinco horas de Ingles ni con las actividades que incluian actividad fisica que hubiera cansado a cualquier deportista de elite...jajajajaja y los que no paraban de llorar porque sus padres los habian 'empaquetado' en Comillas...

Se te ha olvidado la llamada a casa 'semanal' desde la super cabina; entonces no habia moviles!!!!

Es extrano con el paso del tiempo se ven las cosas de otra manera. Al final he terminado trabajando en educacion, eso si, en ingles!!! a mi teclado le faltan algunos caracteres...

Anónimo dijo...

Yo fui los últimos 5 años que estuvo funcionando, y los recuerdo como los 5 mejores meses de julío de mi vida.
Aún siendo un chicarrón del norte, no creo que fuese ahora mismo capaz de aguantar volver ahí y no derramar unas cuantas lágrimas al ver el frontón de los guateques; las campas donde jugábamos a futbol; las salas dónde jugábamos al Ping-Pong; los cuartos de televisión; el ángel exterminador del cementerio...etc.

Un saludo

molinos dijo...

Anónimo yo he vuelto un par de veces con mis hijas para enseñárselo. Ha cambiado mucho pero el est´piritu sigue ahi....una pasada.

Juan dijo...

Hola!!!!
Paso a presentarme: soy un alumno de un instituto de Santander y estoy haciendo un trabajo sobre Comillas, concretamente sobre una visita guiada. En ella contaré cosas extrañas, sucesos, personajes y demás rarezas que harían las delicias de Iker Jiménez.
Había oído hablar de 'el paju', pero no como un exhibicionista, sino como el fantasma de un cura...
¿Recuerdas qué se contaba sobre él? Me sería de gran ayuda, ya lo siento por recordarte tan escalofriante suceso...
Muchas gracias y un saludo!!!!

molinos dijo...

Hola Juan, yo no recuerdo nada de que fuera el fantasma de un cura. Se hablaba de que era un exhibicionista que salía a encontrarse con los niños cuando paseaban solos. En los 3 años que fui yo por supuesto no apareció pero era tradicional salir corriendo al grito de "el pajus, el pajus". Puedo preguntar a mis hermanos a ver si ellos recuerdan algo más.

Juan dijo...

Muchas gracias!!!!
No te preocupes, no preguntes nada a tus hermanos, con esto me vale. Además, no vaya a ser que por recordarlo se os aparezca después de tanto tiempo...
Un saludo!!!