miércoles, 31 de diciembre de 2008

FIN DE AÑO

No me gusta el Fin de Año. Nunca me ha gustado. Me causa tristeza y mal rollo.
Cuando era pequeña íbamos a casa de mis abuelos, pero así como en Nochebuena estábamos todos y era muy divertido, en fin de años eramos menos de la mitad, yo me sentía como si fuera una nochebuena secundaria.
De adolescente descubrí que si no salías en fin de año eras un "raro". Así que salía, pero a mí aquello tampoco me gustaba. Había estado con mis amigos por la mañana, en vaqueros y zapatillas, y derepente tenía que ponerme un vestidito y zapatos para salir a 3 grados bajo cero...algunos años había suerte y no nevaba.
Las fiestas era multitudinarias y con un alcohol infame. No era divertido. No me gustaba.
A los veintipocos me partieron el corazón en una Nochevieja, definitivamente no me merecía la pena.
A partir de los 23 decidí no salir. Las mejores nocheviejas de mi vida, cenaba con mi madre y mis hermanos, tomábamos las uvas y se iban todos. Silencio y yo solita me quedaba viendo una peli o leyendo. Al día siguiente el mundo entero para mi. Me levantaba a las 9 y me iba a dar un paseo, casi todos los paseos que recuerdo son con mucho sol, mucho frío y nieve.
Ahora ceno en Madrid, en pleno centro, en casa de mis suegros con toda mi familia política. Es entretenido pero lo cambiaba por una peli en mi sofá. Nos dan las mil y luego volvemos a casa con las dos niñas inconscientes y hay que subirlas en brazos....
No soporto las uvas, me dan arcadas. Después de años y años de intentar tomarme más de 3 y tener que salir a vomitar mientras todo el mundo se besa..me he pasado a las pasas. Más cómodo y además siempre me las como todas asi que tengo montones de buena suerte para el 2009.
Pensaré en que mañana puedo ver el Concierto de Año Nuevo en pijama mientras desayuno, es lo único que me gusta de Año Nuevo. Algún año me gustaría pasar estas fechas en el extranjero a poder ser Berlín o Nueva York o Viena...o pirarme a Pirineos a la casita que tenemos allí..en fin...dejemos de soñar..esta noche a la Gran Vía.


¡Que lo paséis bien!

6 comentarios:

Jean Bedel dijo...

Feliz Año Molinos. Tú eres de los míos. En vez de pasas, trocitos de melocoton. En vez de concierto de año nuevo, saltos de esquí desde Garmish Parteschikchen (o como se llame). En fin, Abrazos, JB.

JuanRa Diablo dijo...

Con tu forma de enfrentarte a las doce campanadas ahora entiendo esa manera tuya de escribir, en la que "pasas" de todo ;)

Feliz Año Nueve Molinos!!!

Anónimo dijo...

Por si te sierve de algo y para no sentirte tan rarita te diré que en casa de mis padres (donde yo siempre siempre he pasado la noche del 31 de diciembre) ninguno tomamos uvas desde hace ya unos 25 años, desde que una nochevieja casi terminamos en urgencias con mi hermana y su atragantón. Tomamos doce sorbitos de sidra o champan, a elegir, y tan pichis.

FELICES REYES.

Er-Murazor dijo...

Vaya, más gente de los míos. Yo hará un cuarto de siglo que no tomo uvas desde un día que estuve a pique de potar la tercera. Cuando tengo Nochevieja en familia, me dedico a ponerles nerviosos mirando fijamente a ver si les da la risa.

CECILIARUIZ dijo...

HOLA, me llamo cecilia soy de cordoba viviendo en madrid, me gusta tu blog, pienso lo mismo que tu, este año del 2011, es horrible para mi, muchas lagrimas y tristezas, muchas despedidas para siempre, y pocas ganas de celebrar navidad, nochevieja, ni comer uvas, nunca consigo comer las 12, y hace años, que no voy de fiesta, y ahora mucho menos ire,saludos

molinos dijo...

Hola Cecilia..ánimo.

El fin de año es horrible. Lo mejor una buena cena y una peli. Nada más.