miércoles, 3 de diciembre de 2008

ESTA BONITA ÉPOCA DEL AÑO:

Navidad. A mi me gusta. ( no me lapidéis)

Con esto no quiero decir que sea una talibán de las fiestas navideñas y me pase desde el 1 de diciembre con la casa decorada de rojo, papel higiénico con los renos de Papa Noel y villancicos como banda sonora de mi vida. Nada más lejos de la realidad, pero en general la Navidad no me desagrada, hay muchas cosas que me molan..y otras que no.

Me gustan las luces de Navidad, son bonitas, me dan buen rollo. No me gusta que las enciendan el 1 de diciembre, pierden gracia, te acostumbras y al final te acabas aburriendo, como pasa con todo.

Odio el mundo tarjeta navideña. En breve en el trabajo me veré sepultada por cientos de “christmas” que la gente manda a mi jefe. . Los “christmas” hacen ilusión si son personalizados. Si son un tarjetón horripilante firmado por el Presidente de la Asociación de Mancos viticultores de Talamanca de Abajo, pues aparte de no hacer ilusión es que no hay necesidad. Por culpa de todos estos descerebrados con mucho tiempo libre me paso la mitad del día poniendo "felicidades. Un fuerte abrazo", ensobrando y pegando…apasionante.

Los que recibes en tu casa del Banco, de Gas Natural y de Iberdrola, esos me ponen de mal humor. No me jodas que me deseas feliz navidad…falso que eres un falso. Y además mucho desarrollo sostenible y mucho “somos verdes” y a desforestar la amazonia con todo ese papel absurdo.

Los “detalles navideños”. Al curro llegan muchísimos regalos para mi jefe. Hacia el 20 de diciembre o así, solo puedo salir de detrás de mi mesa saltando por encima de ella de todos los que tengo acumulados. Es incómodo si, pero merece la pena porque siempre me cae algo..un jamoncito, una cajita de vino, un lote de pelis…a ver si este año con un poco de suerte me cae un Ipod.

Me gusta la lombarda y la pularda rellena. A pesar de que no me mola comer pájaro que parezca pájaro porque no me gusta jugar a “Operación” con la comida, la pularda me encanta porque está deshuesadita y no hay que empezar a pulir huesos para comer algo.

Odio los dulces navideños: turrón, polvorón, mazapán, mantecados, garrapiñadas, roscos de vino, anguilas de mazapán..puagh, puagh, puagh. Roscón de Reyes tampoco, ¿se ha visto alguna vez un bollo más soso?.

Me gusta la Nochebuena y el día de Reyes.
Sufro en Fin de Año y Año Nuevo, no me molan, me dan mal rollo y me pongo triste. Eso sí, me encanta tragarme el Concierto de Año Nuevo en la tele. Si tuviera pasta sería algo que iría a ver en directo con todos esos chinos millonarios que abarrotan la sala.

En Navidad en la tele, con un poco de suerte encuentras algo que ver. Gracias a que las teles ponen sus mejores películas, cuando estás con el empacho de comida tienes algo entretenido que ver y que no necesita riego cerebral ( toda tu sangre está en la digestión ).¿ Quien se resiste a tragarse Indiana Jones y la ultima cruzada a las 6 de la tarde el día de navidad?.

Eso si, no entiendo a quien se le ocurrió retransmitir la Lotería, me parece aburridísimo. Claro que a lo mejor es culpa es mía, porque no entiendo el sorteo. Para mi consiste en niños prepúberes, con aspecto no de no querer estar ahí, gritando como energúmenos y ensartando bolas en unos alambres, mientras frikis con amuletos y periodistas con micrófonos abarrotan la sala.

Los anuncios navideños no me gustan. Los de perfumes de tías siempre están protagonizados o por una tía con pinta de puta misteriosa o por una Lolita virginal en busca de un follador lascivo. ¿ De verdad que alguien compra perfumes con esos anuncios?.

Al final va a resultar que no me gusta la Navidad…y me ahorro la lapidación.

9 comentarios:

Ainhoa dijo...

Pues sí, pues sí, parece que al final no te va a gustar tanto la navidad como creias...jijiji...En mi barrio las luces las empiezan a poner a principios de noviembre...así que imagina mi grado de hostilidad. Por lo visto el ayuntamiento empieza en Sant Andreu y luego el resto...en fin

Anónimo dijo...

Pues yo no se que decir... Me gustan las luces, hacer yo mis propias postales de navidad (y eso que soy atea, lo cual me crea un conflicto... nulo), hacer yo mi propio árbol de navidad (viva la creatividad), me gustan los polvorones de ajonjolí (palabra estacional, pq el resto del año no debe cultivarse)...

No me gustan los anuncios de loteria. Son ñoños con avaricia. Odio los temas recurrentes, el de ir a entrevistar a la señora que ha enloquecido porque a la sobrina de su tia Paqui le ha tocado medio décimo del 5º premio, las entrevistas a los niños con la pregunta: que le pides a los reyes?, los discursos institucionales y los programas de repaso del año. Eso si, no quiero perderme el día 1 los saltos de Kirkengastenhoften o como se llamen, y antes era como tradición que pusieran "La princesa prometida". Era la mejor forma de empezar el año. Pero esto, como las lágrimas de Orion, también se perderá en la puerta de Tanhäuser...

Susu, que no lo tiene claro.

Xinax dijo...

No me gusta tener que hincharme a comer gambas, porque es Navidad. Ni tener la nevera lleva de turrones que se caducan porque a nadie nos gustanen casa, pero hay que tenerlos, por si acaso. No quiero que me regalen cosas que no me sirven absolutamente para nada, no me gustan y además son feas de cojones. No me gusta...en fin, no sé si lo he dicho. Pero NO ME GUSTA LA NAVIDAD. Y tú, para jorobar, llevando la contraria. No me simpatizas.

Anónimo dijo...

Ahora estamos de acuerdo Moli. A mi también me gusta la navidad pero sólo desde que tengo a mi peque. Todo le hace ilusión-todo me hace ilusión. Escribo christmas a todos mis amigos, pero a cada uno le digo lo que sólo es para él, creo que soy de las últimas que quedan con ese rollo. En el curro no recibo ni un puto regalo, será este desagradecido trabajo que hago...Me encanta el mazapán, también en eso soy de las pocas siendo de Toletum. Respecto a los pájaros que se comen no puedo con ellos desde que sufrí "vértigos", eso sí, no me preguntes cual es la relación. Me encanta el concierto de año nuevo. Si te pone, un año nos vamos. Respecto a los anuncios de perfumes, parto de la base de que no entiendo lo que hablan ¿pero porqué hablan en todos como con la boca llena de sopas????
Yo me remendaba yo me remendé....
MALVALOCA.

JuanRa Diablo dijo...

Pues sí, Molinos, parece que le pones voluntad pero si te haces mirar esto (y ya de paso lo de que conducir con niebla es romántico)te podrías encontrar con que más bien te desagrada la Navidad. Pero gente con tanto sentido del humor como tú quisiera yo a mi lado para pasar los trámites coñazo de la vida.
Sólo una objeción: ¿soso el Roscón de Reyes? Eso es porque no has probado el que hacen en Yecla, con nata y crema tostada. Te mueres!!

molinos dijo...

Nada de natas y cremas y dulces que desencajan mandíbulas....no me gustan.

Kuin dijo...

A mi creo que sí me gusta la Navidad, pero con moderación.
Me gusta mandar postales de navidad, pero evidentemente, personalizadas.
Me gusta reunir a la familia un par de días y hablar/gritar/discutirnos y la comida es lo de menos.
Me gusta regalar...sí, me encanta hacer regalos y además me pienso mucho lo que compro a cada persona.
No me disgusta fin de año, aunque no es mi día preferido...pero una juerga siempre es una juerga (aunque termine en el sitio de siempre con los mismos de siempre)y me mola lo de estrenar año (no, no hago propósitos de año nuevo).
Me gusta el concierto de Año Nuevo, especialmente la marcha Radetzky y escucharla con mi padre, los dos en pijama en el sofá.
En fin, creo que si me gusta la Navidad...aunque no todo...pero la tolero bien.

Un beso!

Anónimo dijo...

odio la navidad, soy peor q mr. scrunch me metería en la cama el 6 de diciembre y hasta el 7 de enero no saldria... menos mal q tengo a mi masme para animarme en esta época del año. (bueno RECONOZCO solo una cosa: las luces de la ciudad me vuelven del revés...) pero solo ESO eh? (y la cabalgata, la cabalgata mola!)

Anónimo dijo...

pásalooooo¡¡¡¡¡
anonimo a mi también me mola