jueves, 10 de junio de 2021

Adiós, Nan.

 

Adiós, Nán. 

Adiós, Nán. Adiós, maravilloso amigo. Adiós, recomendador de libros maravilloso y animador de todos mis intentos de escribir. Adiós a uno de los amigos más fieles, cariñosos y generosos que he tenido y tendré nunca. 

Hoy ha muerto Nán y escribo esto anestesiada, sintiéndome de corcho porque no puedo creerlo, porque me parece imposible que no vaya a estar al otro lado. Que no participe más en nuestro grupo  de whasap con Di, "La broma infinita",  comentado el día a día, compartiendo los éxitos de su hijo o alegrándose y emocionándose al ver crecer a las mías. 

No quiero decir que los amigos de las redes son como los amigos en la vida real porque para mí no hay distinción y me parece una estupidez. Los amigos llegan a tu vida por las redes, por el trabajo, por casualidad o en el gimnasio (no en mi caso, por supuesto). Nán llegó a la mía por Cosas que (me) pasan. Apareció en mi blog, leyó y comentó. Creo que es el mejor comentarista que he tenido nunca. No solo leía lo que yo escribía, también veía mi intención y lo que había dejado fuera. Era crítico cuando no le había gustado algo y el más entusiasta de los fans cuando algo le había impresionado. Para mí que Nan aprobara mis textos era un honor porque he conocido pocos lectores más atentos, más perspicaces y sobre todo, que traten con tanto cariño las palabras tanto al leerlas como al escribirlas. 

El primer correo que me envío es de 2010, casi lo más importante de mi vida ha pasado desde entonces y él  ha estado conmigo en todo momento. Tengo cientos y cientos de sus correos, siempre interesantes, siempre escritos llenos de generosidad y de cosas a compartir. He aprendido tanto, tantísimo con él. Nos hemos contado nuestra vida, nuestros secretos. Me llevó de la mano durante la depresión compartiendo conmigo como se había sentido él cuando atravesó la suya. Fue uno de los primeros lectores de Los días iguales y su sonrisa el día que presenté Una madre sin superpoderes era aún más grande que la mía. Durante un tiempo fue también el corrector de mis posts, yo se los mandaba y él me los devolvía corregidos y enseñándome a puntuar y demás. Si algo he mejorado es gracias a él. Se sentía orgulloso de mí y esa sensación me encantaba. 

Nán era el mejor amigo,  no le gustaba salir de su área de confort, de su Malasaña querido. Lo más lejos que quedamos nunca de su casa fue en el Retiro pero le encantaba que Di y yo le pasáramos fotos de nuestras vacaciones lejanas, con nuestras hijas en playas, ciudades o pueblos que él ni se planteaba conocer. Por él viajaba Lola, su mujer, su gran amor y la mejor compañera. Por él viajaba Luis, su hijo, del que siempre hablaba con un orgullo que le brotaba en las palabras, en los ojos, por la piel. 

"Inspiras una gran confianza. Si alguna vez lo necesito, gritaré ¡Moli!" me escribió hace muchos años. 

¡Nán! 

Adiós, Nán. Ya nadie me llamará Molinillos. Nos dejas huérfanos. 

16 comentarios:

Alberto Manzano dijo...

Oh, cuánto lo siento! Recuerdo leer sus comentarios y recomendaciones cuando llegué a tu blog hace ya tanto. Un abrazo, Ana.

Anónimo dijo...

Lo siento mucho Moli.
Pilar

Brujaeva dijo...

Lo siento mucho, Moli. Llevo leyéndote desde 2008, y también a Nán en los comentarios, y siempre ha sido un lujo percibir la complicidad entre vosotros y la sabiduría de quién comentaba desde un cariño inmenso.
Qué la tierra le sea leve.
Un fuerte abrazo.
Descerebrada Eva

Galiana dijo...

Animo Moli. Amigos así son difíciles de despedir. Un abrazo.

m dijo...

Lo siento mucho, yo también he leído sus comentarios a lo largo del tiempo.
Un abrazo enorme a los que lo querían.

Dani Torregrosa dijo...

Lo siento de todo corazón, Moli.

Anónimo dijo...

Lo siento muchísimo y os acompaño en el sentimiento a todos sus amigos y familia. Después de tantos años leyendo tu blog y el de Di siempre terminabas buscando sus comentarios.
Un abrazo muy fuerte
Eva

Di Vagando dijo...

Tengo tantas cosas q escribir de NáN y las tengo todas aquí ahora en ebullición mi cabeza, pero ya que citas a ese grupo singular, "La broma infinita", contaré algo para los q no sepan la clase de monstruo q es (y lo digo en presente, o bien pq aún no me lo creo, o pq sus escritos están por ahí diseminados, y al leerlos, q lo he hecho, vuelvo a estar con él). "De cómo llegamos al libro de DFW y acabamos llamando así a un grupo de wa": yo había visto una peli en la que un personaje llevaba un libro gordo con nubes en la tapa bajo el brazo y otro le comentaba algo de la dificultad de leerlo y q el autor se había suicidado. Le di esos datos a NáN y dijo: "debe ser Infinite Jest". Y así todo.

Como dices, nunca le logramos sacar "de la M25" (así lo decía él), pero supongo q muchos de sus amigos tendremos la misma foto q cuelgas -q me ha encantado, estáis para abrazar a lo oso- en "Tipos Humanos". Le vamos a echar de menos físicamente (desde que os conozco, 2010, siempre que he ido a Madrid os he visto a los dos) y con el corazón (su sabiduría y su bondad, q se transmitían perfectamente por el éter o por la fibra o como se llame esto).

Lo que hemos leído por él, y aprendido. Pero hoy no estoy desolada por eso, sino pq cuando vuelva a Madrid no le voy a poder abrazar.

Un abrazo Mo


di

Peter dijo...

Qué tristeza !!!

Me puedo considerar afortunado de que fuera uno de los selectos "comentaristas" de mi blog, todos ellos muy por encima de la calidad de las chorradas que yo escribía, y siempre , incluso ante la chorrada peor escrita que yo hubiera dejado allí, apoprtaba un comentario de calidad

Un abrazo y podéis consideraros afortunados todos aquellos que pudisteis compartir momentos y reflexiones con él

andandos dijo...

Lo siento mucho. No lo conocía tanto como vosotros o vosotras pero era una persona... diferente. Escribía bien, pero también comentaba bien y sabía y tenía opinión, y la daba educadamente y muchas veces con humor, de muchas más cosas que la media de mis conocidos o amigos. No llegué a conocerlo en persona como vosotras, una lástima.

Un abrazo

el chico de la consuelo dijo...

Esta semana nos a dejado NaN uno de mis más admirados comentaristas de nuestros blogs. Persona culta, divertida, amable que nos ha regalado desde hace una decada recomendaciones de libros, comentarios irónicos y una manera particular de ver la vida. He intentado escribir un post como ha hecho Molinos pero no he sido capaz. Os dejo el comentario que dejé en la publicación de Instagram de Ana en estos momentos no soy capaz de más:

"Llevo llorando desde esta mañana que me lo has contado. Ayer cuando me dijiste por guasap que la cosa pintaba mal, busqué su primer comentario en mi blog. Fue agostó de 2010, más de una decada, desde entonces, muchísimos comentarios largos, larguísimos, en mi bitacora mas todas las enganchadas en los vuestros, más los mails por privado.
Discrepaba con él bastantes veces,pero siempre aprendía con él. Quise conocerlo en persona y quedamos un dia que fui por madrid. Quedamos en una libreria ¿Cómo no? Fue por Malasaña, ¿dónde si no? era su pueblo me dijo, comimos, hablamos... y nos contamos la vida como si nos conocieramos desde siempre. Un tipo estupendo, culto, divertido al que le debo gran parte de mi enganche al bloguerío y que me ha descubierto libros e ideas que hoy constituyen sin duda mi manera de pensar. Querido amigo te quedas entre nosotros. Como nos dijimos "Nos debemos un güisqui más".

Me he empezado a leer "Pajaros de America" que me recomendabas en aquel primer post y que aun tenía pendiente de terminar.(imposible alcanzar todas tus recomendaciones)
Primer comentario de NaN en mi blog
Estoy releyendo tus más de 300 comentarios en mi blog y cuando se me pase el nudo en la garganta te prometo un post de libros desde ese centro derecha mio con el que tanto ironizabas y yo me divertía. Mientras tanto escribo de chorradicas para ir pasando el rato.
Abrazos y muchas gracias amigo.

Lo+ dijo...

Lo siento muchísimo, Moli. Hace poco me acordé de él, justo el otro día al leer el último post de lecturas encadenadas que me parecía que hacía mucho que no había leído a Nan.
Le recuerdo, de leer tu blog, siempre atento y amable, buen amigo tuyo y respetuoso con todos. Que sea muy feliz.

Chirly dijo...

Vaya palo! Lo siento mucho.

HombreRevenido dijo...

Qué pena.
Tuve la suerte de que comentara en mi blog (gracias a un rebote feliz en el tuyo) y siempre estaba a otro nivel. Me daba un poco de rabia que fuera más listo y a la vez más amable que yo. A mí sólo me rozó levemente y me parece un tipo inolvidable.

Un abrazo

sonia dijo...

Vaya,descanse en paz.Se le echaba de menos en los blogs.😪

Al sur del sur dijo...

Lo siento mucho Moli.
Una pérdida así , es un pedazo de nosotros mismos que se va.
Nosotros , nuestro claustro de profesores, ha perdido de repente, sin lugar a elaborar el duelo, a un magnifico profesional, docente y espectacular persona....el vacío que deja es infinito y una pérdida impresionante , no solo como compañero y amigo, sino también como docente capaz de despertar la chispa en su alumnado....solo nos queda, una vez que el tiempo haga su trabajo, recordar su presencia y pensar en la suerte que tuvimos de conocer a una persona tan imprescindible.
Siento mucho vuestra pérdida.
Un abrazo