lunes, 17 de noviembre de 2014

Una charla en Cuenca


Con una generosidad sin límites y una confianza rayana en la locura, los organizadores y participantes de Principia me invitaron este fin de semana a dar la primera charla de mi vida. Por ese motivo he estado en Cuenca y he aprendido un montón de cosas. No todas buenas, claro. 

1.- A Cuenca no ha llegado la tendencia de ración mínima en plato gigante. Han cogido solo lo mejor de esa tendencia: el plato gigante, y lo rellenan hasta los límites y desbordan. Así me enfrenté a unas tortitas con nata y chocolate que casi acaban conmigo. 

Siguiendo con el tema comida, yo me creo juvenil y jovenzuela y resulta que me siento a cenar y el comentario es "Moli, tú que eres madre corta la hamburguesa para repartir y mezcla los huevos rotos". Casi lloro. 

Más de tema comida. He conocido un jovenzuelo divulgador y cuando digo jovenzuelo me refiero a alguien nacido en 1989 que toma tortilla sin cebolla pero con ajo y desayuna cereales allbran de almohadilla rellenos de chocolate con agua con gas. Por un lado los cereales y por otro el agua con gas. Tengo pesadillas con ese desayuno. 

2.- Una charla en un planetario me plantea problemas físicos casi insalvables. Me quedo dormida en las sillas, me cuelgan los pies y necesito casi una catapulta para conseguir levantarme. 

3.- ¿En qué momento pasé de ser la niña que nunca preguntaba en clase a levantarme coger un micrófono y soltar un speech sin ningún tipo de vergüenza?

4.- He aprendido un montón de cosas de ciencia explicadas por divulgadores maravillosos que se suben a un escenario y lo hacen parecer fácil y sencillo. Me gustaron todas las charlas pero quiero mencionar la fabulosa charla de un para mí desconocido Antonio Pérez Verde  sobre la misión Rosetta que consiguió apaciguar parte de mi vértigo cósmico. Me fascinó también la increible habilidad con la que es capaz de pronunciar  cometa Churyumov-Gerasimenko sin trabarse ni una sola vez. He aprendido de ciclodextrinas y torrijas para diabéticos, de venenos y como para envenenar a alguien con cianuro no debo dárselo en una tarta dulce, de vampiros virales y películas malas, de los Simpsons y la química de Breaking Bad, de medios para implicar a los estudiantes de secundarias en la ciencia, de iniciativas de comics para explicar las células como una aventura , del cerebro y de ratones verdes, he aprendido lo que son los Lagerstätten y un montón de cosas más. 

5.- Lo he pasado genial, me he reencontrado con personajes maravillosos que ya conocía y que me han demostrado un cariño y un aprecio totalmente inmerecido por mi parte, y he conocido a muchos otros que por alguna extraña razón también me han acogido como una más de su gran familia de científicos. Casi casi estoy a punto de arrepentirme de haber elegido historia. 

Ha sido una experiencia maravillosa con gente estupenda. Con entusiasmo y mucho trabajo muchas cosas  han salido fenomenal. Algunas otras han salido regular y  ya estamos tratando de arreglarlas en una cadena de mails que será infinita para que la próxima edición del SciFest sea un nuevo éxito. 

Ah si, también he aprendido al verme en las fotos que no sé estar quieta con las manitas y que no paro de gesticular y sonreír. Subo al escenario y me transformo, no sé si para bien o mal. 

Gracias a todos por la acogida, el cariño y por no lincharme cuando me meto con vosotros. Lo hago con cariño, con un poco de cariño y otro poco de... eso que me caracteriza.


19 comentarios:

HombreRevenido dijo...

Me alegro de que fuera una experiencia positiva. Eso significa que ya queda menos para que empieces a recorrer la piel de toro dando charlas sobre "lo que sea".
Yo me uno al circo. Me he preparado un baile y una poesía. Necesitamos a alguien que toque el laúd.

¡Enhorabuena!

Dr. Litos dijo...

Yo lo que no puedo creer es que fuese tu primera charla... menuda soltura, y eso que estabas exponiéndote a varios zapatillazos XD

Me supo muy mal que tu intervención fuese tan in extremis, porque me dieron ganas de participar en el debate de la longitud de los posts, que a mi modo de ver estaba totalmente desenfocado por parte de los comentaristas, y mira que lo explicaste bien clarito.

Bueno, a ver si repetimos pronto, que me hizo mucha ilusión ponerte cara, cuerpo, y me debes un libro firmado.

¡Y muchas gracias por enlazar el cómic! ;D

Abrazos moleculares

P.D.: pues yo siempre he pensado que lo mío eran más bien las letras, fíjate tú...

Anónimo dijo...

"...totalmente inmerecido por mi parte."

Si

fiorella dijo...

Me parece sensacional tu nueva faceta. Te estás convirtiendo en una mujer "renacentista". Los científicos son gente muy divertida. Un beso

Hele dijo...

mirala qué salá!

me encanta que hablases de pie, es la mejor forma de trasmitir entusiasmo.

No soy muy ducha en ciencia, pero Cuenca me encanta, y la comida también, incluso los zarajos!

TXABI dijo...

... me hubiera encantado estar ahí ! Aún sin estar, sé que te fue genial, como no podía ser de otro modo.
-"Y no, mi señor, no son gigantes, ni son molinos: son los brazos de "la Molinos" en plena charla !. (tranquila, eso se corrige rápido con la práctica).

Bichejo dijo...

Esta vena científica tuya me tiene flipada. A ver cuándo suben la charla para verte gesticular...en las fotos estás muy tú. Y con el pelo muy largo.

bruixaveriada dijo...

A mi me hubiera gustado más ver una filmación de la charla, porque con las fotos sólo no me hago una idea.... pero bueno, siempre puedes hacer una gira y repetirla por toda la Península.

Cristina dijo...

Charla en Barcelona, charla en Barcelona!!!

Oswaldo dijo...

Bueno, bonita, YO me siento jovenzuelo y juvenil. Y son 62... Tú tienes, al menos visto desde donde yo lo veo, todo el derecho a sentirte juvenil y todo lo jovenzuela que quieras.
(!Viejo loco!?)(A mi me resbala cualquier opinión ajena al respecto) Sobre todo que podré ser loco, pero viejo...¡JAMÁS!

¡Magnífica "nueva" faceta!
La ciencia es buena...


Desde lejos, al abrir el post, lo primero que me llamó la atención fue la tensión que se percibe en la foto de tu mano.(Izq.) Tensión a la que no se le ve nada de "malo" sino que por el contrario, a mí me trasmitió una imagen de "entusiasmo" y "pasión". Palabras que a pesar que los científicos puedan o no sentirlas, están acostumbrados a subordinarlas a "la objetividad del método científico".
Yo, como científico artístico o artista científico (Arquitecto) creo en la necesidad de introducir pasión en las ciencias.

"Los brazos de "La Molinos" en plena charla", cómo los define Txabi, deben haber sido un espectáculo digno de ver.

Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tita dijo...

Nunca me he aburrido con quien gesticula mucho.
Lo contrario sí, puede aburrir y aburre.
¡Enhorabuena!

Divulgador Herbívoro dijo...

Tu charla fue la que hizo "click" en la mayoría de nosotros... Y como dice Dr. Litos no me creo que fuera tu primera vez.

Por cierto, he estado a punto de mandarte una foto del desayuno XD

Ha sido un placer conocerte :)
Un fuerte abrazo.

Nahum dijo...

Muchas gracias por compartir con nosotros tu sabiduría y tu opinión. Nos lo pasamos bien un rato, y fíjate si mi ordenador se "quedó con la copla" que al enchufarlo en casa me seguía saliendo la diapositiva de E.T...

Así que ya sabes, nos vemos en la siguiente, ¿no?

Un abrazo muy fuerte!!!

Anónimo dijo...

Joer,,, has ligado un monton...!!
Caracola

Anónimo dijo...

Me encantan tus botas!
En la foto pareces estar buscando a Jacks. Mola!
Es una suerte que te atrevas con todo, y que encima lo hagas bien.
Un aplauso para ti!!!!

Anónimo dijo...

Buenas tardes. Es mi primer comentario, aunque llevo meses siguiendo el blog, que me gusta muchísimo.
¿Para cuándo el vídeo de la charla? Lo quiero aquí colgado bien pronto.
¡Gracias!

Peekay

Anna JR dijo...

Plas, plas, plas!!!
Me encanta.
Te voy a seguir de cerca para mi máster, que soy minoría entre científicos y los tengo un poco tensos con eso de comunicar y divulgar.... XD
Enhorabuena!!!!!!

Anónimo dijo...

ENHORABUENA,!!!. Te arte es con todo, tienes pinta de haberlo disfrutado. Me alegro un montón de tu nueva faceta. Malvantesa