miércoles, 20 de enero de 2010

SACÁNDONOS DE QUICIO.

Cuando vives en pareja aprendes a sacar de quicio al otro. Hablo en plan buen rollo, cosas que haces que son gilipolleces pero que al otro le sacan de sus casillas.

A mi me encanta hacérselas al ingeniero, porque con lo calmado que es, esas menudencias consiguen encenderle en 3 segundos y que empiece a mascullar improperios: siesquenohaymaneradeconseguirundiamevoyahartar. Simplemente me troncho.

Mi afición a ponerle atacado nació poco a poco. Al principio del todo lo hacía sin querer, incluso le pedía perdón: uy cariño..lo siento..no pretendía molestarte. Y lo decía en serio ¿ eh?. Ahora lo digo con la boca pequeña: perdón, perdón…se me ha olvidado.

Poco a poco le fui encontrando la gracia, y además vi con sorpresa que si me lo proponía podía encenderle como una bombilla en un par de segundos. Es fantástico.

Algo tan tonto como dejar mal cerradas las puertas de los armarios de la cocina produce una reacción en cadena que me hace partirme de risa. Voy abriendo armarios y como están muy altos “no los vamos a poner a tu altura que yo me doy”, empujo la puerta con poca fuerza y se van quedando entrecerradas. Él entra en la cocina, se para notando que hay algo que esta mal, gira sobre sí mismo y lentamente se acerca a cerrar cada puerta con cuidado. Yo me preocupo de no dejarlas demasiado abiertas, sólo ligeramente entornadas que casi no se note y sobre todo que no entorpezcan mi arte culinario, pero sé que a él eso le pone a cien. Cuando termina de cerrar todas, se gira murmurando: no hay manera de que se hagan las cosas bien.

Es tan mono.

Dada la satisfacción que me provoca el hacerle rabiar, a veces si estoy muy rebotada por algo, me dedico a ello de manera profesional :
Descoloco el armario de las escobas y cuando lo abre se le cae el cubo de la basura encima del pie. “ En esta casa no hay manera de tener nada ordenado”.
Pongo la leche en el estante del zumo, mezclo las latas de navajuelas con las de almejas machas. “¿ Para qué ordeno yo la despensa?”
Utilizo su maquinilla. ¿Moli, has vuelto a usar mi maquinilla? No te atrevas a negarlo.
Coloco toda mi ropa en la silla del vestidor para que no tenga donde sentarse al ponerse los calcetines. “¿Paraquécojonestenemos una silla en la que nunca puedo sentarme?”
Descuajeringo el periódico antes de que él lo coja y tiro los panfletos de la publicidad a la basura. ¿ No habrás tirado el panfleto de mediamarket?”
Olvido sacar la basura. “Todos los días lo mismo”
No tengo jamás dinero en efectivo y se lo cojo de la cartera. “Parezco Imanol Arias coño, ¿no sabes ir al cajero?”

Un millón de pequeñas chorradas que sé que le hacen rabiar. Me lo paso en grande.

Lo malo de todo esto es que el ingeniero también sabe jugar. Y además lo hace muy bien, digamos que es un digno contrincante.

Me encuentro a mi misma jurando en arameo cuando me voy a acostar más tarde que él y ha cogido la colcha, ha hecho un gurruño y lo ha tirado encima de la silla. Sé que sabe hacerlo bien, pero es aposta, noto como me mira por el rabillo del ojo mientras murmuro: “ qué le costaría doblarlo bien..joder..si sabes manejar una retro no vas a saber doblar un rectángulo”.

Me ataco cuando me cierra la puerta con llave y tengo que llamar por teléfono para que me abra a las 2 de la mañana.

Me pongo frenética cuando se pone mayonesa en todo lo que cocino y luego me dice: deberíamos hacer dieta. ¿ Dieta?? ¿ para qué? Si te doy verdura y la embadurnas con salsa, si te doy ensalada y te la comes en sándwich?

Me subo por las paredes cuando va a la compra y:

Le pido 8 pimientos verdes y trae 8 kilos. “ 8 pimientos me parecieron pocos” y ¿ 8 kilos no te parecieron muchos?

Cuando trae 4 latas de navajuelas, 5 de mejillones y 6 de almejas y sin embargo le encargo 2 tarrinas de mantequilla y trae 1. ¿ Para qué queremos tantas latas de conserva?¿ vamos a sufrir un secuestro? ¿ y la mantequilla que te pedí? Me ha parecido que 2 son muchas…..le pegaría.
Cuando su champú tiene que ser marca pitipin y sin embargo me trae las compresas de oferta.¿ Qué coño es esto? Compresas de oferta Moli, hay que probar las marcas blancas. Pues vas a llevar tú esta marca blanca entre las piernas y luego me lo cuentas.

Pero lo que más me ataca de todo es cuando vamos andando por la calle, charlando tranquilamente, y de repente miro, se ha quedado atrás y viene hacia mi haciéndose el cojo. Le veo venir andando como si tuviera una pierna más corta que otra y con esa media sonrisilla en la cara que dice me lo paso en grande haciéndote rabiar y me noto hervir la sangre.

Y así pasamos los días.

28 comentarios:

RAGE dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
RAGE dijo...

Me suena, me suena... XDDDDD

Efe Morningstar dijo...

Jo, qué monos. Sobre todo él, tú eres mona tipo arpía.

Ejhem.

Laia... dijo...

Lo de la pierna es genial!!! XDDD

Pétalo dijo...

Jajaja, mi exnovio se hacia el retrasado. Me daba la mano y mientras gritaba y caminaba chungo. Le salía genial.
El ingeniero es super mono. Me lo das?

coro dijo...

Ay Moli, terminar de currar y venir a partirme el culo qué sano debe ser! Nunca llevo ni un euro encima y por las noches salgo sin bolso, así que cuando se queda sin pasta para pagar la cena, copas o lo que sea, y me pregunta,oye tú tienes algo...secagaenlamadrequemeparió en repetidas ocasiones unas detrás de otras.

María_MC dijo...

Desde luego que en casa no os aburrís. Aunque después de leer, te diré que a mi personalmente me molestaría más lo que haces tú que lo que hace el ingeniero (bastante más, de hecho).

M. dijo...

Si es me haces reír un montón!! Yo aún - aún - hago las cosas sin querer, por ejemplo, cuando dejo toda la mesa llena de papelitos con miles de notitas y cuando vuelvo al despacho me veo todos los papelitos reunidos con un clip. O cuando lío el cable del secador de una forma y él la quiere de otra... pero ahora que te he leído, pensaré en hacerlo de forma profesional... espero que mi señor M. no llegue a tu blog y saque él también ideas...

Besos!!

PD: muy currado lo de las puertas de los muebles de la cocina, ni muy abiertas ni muy cerradas, en su punto justo, jeje.

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Juro que voy a intentar lo del cojo

Diva Gando dijo...

Hummm, Lo de los 8 kg de pimientos me suena. Debe de ser un mal común...

Vampi dijo...

Yo lamentablemente aun estoy en la fase en que saco de quicio al mio sin saber por que y sin pretenderlo minimamente... me quedan muchos años me temo para convertirme en una profesional... Intentaré aplicarme mas!

Vampi dijo...

Aunque ahora que lo pienso... ¿será algo del ser ingenieros, o será algo mas generico relacionado con el cromosoma XY? Por que al mio le sacan de quicio mas o menos las mismas cosas... Gracias a Dios el no se hace el cojo!! no se que haría! (El cuando quiere mosquearme se deja el bigote. Lo odio!)

Cristina dijo...

Jajaja, buenísimo. Eso sí, yo he tenido un momento de comprensión total hacia el ingeniero porque Manuel - a veces también intencionadamente - deja puertas de armarios y cajones abiertos. ¡Argh! Es horrible, qué perversión hay en este mundo :D

A él le sacaban de quicio el rastro de gotitas (imperceptibles casi) que dejaba el filtro de mi té y el tío me regaló un artilugio que no gotea. Hmmm... igual tengo que poner bisagras de esas con muelle en los armarios...

hitlodeo dijo...

Joder Moli, porque no soy ingeniero, sino pensaría que eres mi mujer.
Otra cosa que hace es que cada vez que pierde algo me pregunta que donde lo he puesto. La última fue la funda de su móvil. Le dije que yo tengo el mio, y me respondió que me había visto tocando algo en la mesa donde estaba el suyo. El caso es que "la perdí yo" (como siempre), y al cabo de unos días vi que llevaba el móvil en la funda, pero no me dijo nada de donde la habái perdido.
Lo de acusarme de perder lo que no encuentra me pone de los nervios, porque además sé que lo hace adrede.
Yo creo que es algo como lo tuyo con las puertas, cada cierto tiempo me dice que he perdido algo para que me cabree.
Un abrazo, y otro solidario para el ingeniero

Peter dijo...

En mi caso lo que le pone de los nervios es no me seque las manos , y ya la desquicio completamente si además la voy a abrazar y aprovecho a secarme un poco sobre su ropa

Como contrapartida ella deja algodones, pinzas y miles tarros diferentes por encima del lavabo, cosas que yo me ocupo diligentemente en colocar en cajones o tirar directamnete a la basura

C.E.T.I.N.A. dijo...

Yo ese tipo de convivencia no la aguantaría ni 5 minutos. No soporto que me toquen las narices por que sí. Antes cojo la puerta y me voy, porque para putadas ya está el trabajo. En casa prefiero reirme con, que reirme de.

una desgraciada dijo...

Desde luego, Moli, que vida más entretenida tienes, hija. Que bien te lo pasas con tu ingeniero.
Al mio (que no es ingeniero, por supuesto), le da igual que estén las puertas de los armarios abiertas o cerradas, que estén las cosas ordenadas o desordenadas y así un largo etc.

Y aún encima le gusta hacerse el cojo, pero no te creas que es para hacerme reir....no, que va, lo hace para dar pena, que es peor.

Eso sí, lo único que le jode es que alguien le quite el mando de la tv. del salón.........eso es intocable, pero por lo demás, se podría caer la casa abajo.

Para las próximas navidades me voy a pedir un ingeniero, a ver si mejora un poco mi situación.

Mad Hatter dijo...

No sé si soy quien para opinar pero, ya que se ha mencionado a Inmanol y partiendo de mi propia experiencia, se empieza por ese tipo de tonterías hasta que un buen día uno se encuentra divorciado. No estoy en contra de romper la rutina con algo divertido, pero el orden es importante para la salud mental de muchas personas ¿Por qué a las tías siempre os da por ese tipo de bromas y nunca os da por sorprender en temas más agradables y constructivos (sexo, gastronomía, ropa, música, arte, deporte, etc, etc...)? Vamos... digo yo.
Nunca he entendido por qué la mayoría de las parejas acabamos cayendo en ese absurdo divertimento que hacernos la vida imposible y fijarnos cada vez más en los defectos del otro. Parece una tontería, algo gracioso, pero no lo es tanto. Además, ya está muy visto y queda muy cutre, tipo serie de Telecinco.
P.D.: Sí, soy ingeniero, tengo una hija, pero estoy divorciado.
Lo siento, pero tenía que decirlo.

molinos dijo...

A ver, no perdamos la perspectiva. Un poco de sentido del humor.

En la convivencia rozas miles de veces o te las tomas con humor o acabas a leches.

TXABI dijo...

Cómo está el patio de susceptible, eh, Moli ?. La gente se lo toma todo a la tremenda, y tampoco es eso (dónde quedó el sentido del humor...?).
Por cierto, a mí lo único que me "descoloca" del Ingeniero es "lo de la cojera": no me cuadra en su "rectitud" (y no es un juego de palabras graciosillo...).

Pétalo dijo...

Jolin, pero si solo deja las puertas de los armarios abiertas, ni que le pusiera un cepo bajo la cama o pinchos en la almohada!! Creo que si la gente se divorcia por ese tipo de chorradas, va a ser porque en realidad no es por esas chorradas.

JuanRa Diablo dijo...

Para enmarcar el post. XDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

Lo siento, Moli, el ingeniero es mi ídolo.

JuanRa Diablo dijo...

La foto del pato haciéndose el cojo...
cómo te superas!

Mad Hatter dijo...

Una cosa es tener sentido del humor para sobrellevar los roces de la convivencia, y otra el dejar las puertas de los armarios abiertas 2 mm. exactamente para sacar de quicio a drede.
No era mi intención dramatizar ni polemizar, pero esa manía de ir fijándonos cada vez más en las manías o defectos del otro es un "divertimento" indicativo de que algo está fallando.
Este tema es que me toca la fibra, pero ya sabes que sigo con interés casi todas tus entradas, Moli.
Un abrazo.

Aliena76 dijo...

"Cuando su champú tiene que ser marca pitipin y sin embargo me trae las compresas de oferta.¿ Qué coño es esto? Compresas de oferta Moli, hay que probar las marcas blancas. Pues vas a llevar tú esta marca blanca entre las piernas y luego me lo cuentas"

jajajajajaja me encanta esta parteeeee, Moli, tú y el ingeniero sois muy diverrrrrrrr, molais mogollón :)

Aliena76 dijo...

he escrito 2 veces porque pensé que no se había publicado por error o que estaba vetada o algo (coño, voy leyendo con retraso y mis comentarios van a destiempo pero es que tengo que ir en orden hasta ponerme al día, lo tengo que conseguir jajaja)
ya he leido lo de la moderación de comentarios (éste y uno de los anteriores repes no hace falta que los pongas :) un beso

jan dijo...

jaja eres única, lo que saca de quicio a mi querido R es que le ponga las manos frias en la espalda... o los pies frios en las piernas jaja solo escucho un aaaahhhhhh... y lo mejor para que se ponga furioso es que cuando se esta bañando entro con un vaso de agua fria, abro la cortina y se lo echo encima jajaja salgo corriendo y oigo un: laproximavezteahogoenlapiscina... jajaja obvio que el mal rato le dura lo mismo que el susto.

molinos dijo...

Jan..menuda lectura que te estás haciendo..ya te debe quedar poco.