viernes, 29 de enero de 2010

MI "NO VIDA AMOROSA" ( V): El novio

Bueno, pues ahí me había quedado yo penando entre dos universos. Por un lado el de los amigos, que es muy divertido, muy reconfortante y que proporciona pocos disgustos. Lo malo es que no calma las expectativas sexuales ni amorosas.


Para intentar calmar esas expectativas tenía el universo “fiches” que es una cosa lastimosa que tenemos las tías para animarnos en nuestra tristeza afectiva. Consiste en fijarte en cualquier tío de tu alrededor y dedicarte a desmenuzar cualquier gesto, palabra o posición de su cuerpo en relación a ti. Da igual que el tío no sepa ni cómo te llamas, ni quién eres y es probable que ni te vea, pero tú vas a un bar le ves y aunque no te dirija la palabra, al día siguiente tienes tema con tu amiga para unas 3 horas.

Vi a mi fiche.
¿Si? ¿Y qué tal?
Pues tía no sé. Le pille mirándome un rato, pero luego se puso a hablar con una y yo creo que sabía que yo le estaba mirando.
Seguro que sí. Lo hizo para picarte.
Y luego fue al baño y justo cuando pasaba delante de mí se giró y me rozó con el hombro.
¿Si?


Y blablablablablabla. Y así fin de semana tras fin de semana. Obviamente el tío no sabe que existes pero tú te consuelas con eso.

El caso es que ahí estaba yo, chapoteando en el patetismo amatorio e interpretando señales inexistentes, cuando una bonita noche del mes de junio en que jarreaba a mares en Los Molinos y yo llevaba un chubasquero amarillo, acabé con la lengua de un amigo mío en mi campanilla.

Así, sin comerlo ni beberlo. Noche, whisky, impermeable amarillo y lametazos.

Y de repente tenía novio. La verdad es que a mi él no me gustaba y mucho me temo que yo a él tampoco pero no sé cómo fue que empezamos a salir. Bueno, supongo que mi patetismo sentimental me empujó a ello, y a él supongo que sus hormonas frustradas.

Así que nada, empezamos una relación fabulosa como culebrón. Primero salimos 2 meses, me piré de viaje a Escocia (esto a lo mejor lo cuento otro día) y cuando volví estaba “raro”.., había recaído con su ex.
Mi primer novio y me deja a los 2 meses para volver con su ex. No se puede empezar mejor.

Volvimos a los 4 meses o así y a partir de ahí todo fue un ir y venir absurdo en el que yo sufrí como una completa imbécil confiada en que era el amor de mi vida y a pesar de todas las dificultades y leches que me estaba llevando, aquello era amor verdadero.

No todo fue malo. Cuando era bueno, era buenísimo. Eran los tiempos en que no había móviles, desaparecías de tu casa por la mañana para ir a la universidad y volvías a las 9 de la noche.

- ¿Qué tal hija? ¿te ha cundido el estudio?
- Uy..muchísimo. Todo el día en la biblioteca.

Por supuesto no habías puesto un pie en la universidad y te habías dedicado a desfogarte por ahí. En aquella época, el coche parecía un sitio tan bueno como otro cualquiera y una cama una cosa inalcanzable pero no necesariamente imprescindible.

Cuando llegó lo malo, fue lo peor. Por su culpa y por la mía.

Que te dejo porque no te quiero.
No me lo creo, tú me quieres a mi, ya te darás cuenta, asi que te esperaré eternamente.

Que te quiero pero no puedo estar contigo.
¿Cómo que no? Claro que si. Yo te espero. Me conformo con cualquier cosa, un rato vale. Si luego estás con otra, yo sé que en el fondo me quieres a mi.

Que te quiero no puedo estar contigo, pero el sexo es otra cosa.
Ya bueno, eso me dices. Pero si quieres sexo conmigo será por algo.

Que te quiero a ti y a 3 más.
Pero a mi más.

Que no te quiero pero el sexo es otra cosa.
Si, si…pero el sexo es otra cosa y seguro que al final te das cuenta de que soy la más mejor.
En fin el catálogo completo de la A a la Z. Por supuesto yo estaba en mi modo “me conformo con cualquier migaja”. Que me quieres bien, que hay sexo bien..seguro que es por algo, que no puedes estar conmigo pero me quieres mucho, bien y por supuesto el siempre contraproducente: seamos amigos.

Bueno, por no extenderme y reventar mi imagen de tía guay y con las cosas claras, al final un día me levanté y dije: ¿qué es eso polvoriento que hay en la mesilla?..Joder, es mi autoestima, vaya mierda. No puedo seguir así o me planto yo o esto no termina nunca. El sexo de regresión va a acabar conmigo.

Decidí hacer caso de los sabios consejos de mis amigos y corté todo vínculo con él. Me pasé un año sin coger el teléfono en mi casa por si me llamaba: “ Si es para mí, no estoy”. Dejé de ir a Los Molinos, y si iba no salía para no encontrármelo.

Luego volví al mercado del ligue, pero eso ya lo cuento otro día.

25 comentarios:

Achab dijo...

¿Sólo otras tres?

Seguro que no tenía pilila.

Pétalo dijo...

Ains.

Sara dijo...

Joder Moli¡¡¡

que fiera no? picha brava de los Molinos??

Besos

Anónimo dijo...

Es una pena, pero de todo se aprende.
Y es que el camino hasta conseguir un tío estupendo (un ingeniero, por ejemplo) es largo y tortuoso.
Al menos, eso dice mi mujer.

Cazurro.
PS: Hoy, las tildes, perfectas.

sandra dijo...

Cuántas horas perdidas hablando con las amigas del fiche... de que si me mira para ligar, que si no mira para picar, etc. ,etc... y por supuesto el tío ni sabía de mi existencia... yo era algo así como un átomo: existir existe, pero ni nos damos cuenta...

deRositas dijo...

Que mal se pasa Moli....
Seguro que estabas ideal con tu chubasquero amarillo....

Mónica dijo...

Vaya, acabo de verme reflejada en lo que has escrito....
¿Por qué algunas mujeres somos tan tontas? Merecemos que nos quieran al 100%, nada de migajas!!!

Besitos guapa

Efe Morningstar dijo...

Oye, Moli, ¿lo de "fiche" es un término que te acabas de inventar o realmente usabais ese palabro?

Y, bueno, errrr...

Lo de que las tías sois más maduras que los tíos es una broma que se le ocurrió a... ¿A quién? ¿Alguna pista?

Anónimo dijo...

Identificada me siento. Lo mío fue también muy típico...Compañero de facultad....Reencontrado después de años...separado desde hacía uno...amor pasión veraniega y tras una cena hiper romántica y la última mejor noche mientras desayunábamos y leíamos la prensa, me comenta (sí como quien comenta una noticia) que esa tarde volvía a casa con su mujer. Tardé en créermelo pero afortunadamente no caí en la trampa de los sms pero sí en todos los pensamientos descritos en tu post. Desde entonces, intento anticiparme y dejar yo antes...
Bluemoon

Anónimo dijo...

Realmente acabo de comentar "los pasos de la perfecta ruptura" que no había leído hasta hoy...
Bluemoon

AtHeNeA dijo...

Me encanta la entrada, muy cierta.Por cieto, a caso existen los pasos de la perfecta ruptura?
salu2 desde isla de luz

M dijo...

Espero con ansias tu próximo post, de cuando volviste al mercado del ligue...

Anónimo dijo...

anda que no tenía yo ganas de leer la historia de tú novio chungo! . No te imaginaba en esas tesituras romanticonas de abandonada oyendo Diré Straits por las esquinas... El modo sensible de Moli. Te hace más humana. Gonzalo de puente de ski.

Cata dijo...

Lo de "el fiche" es tal cual.... joder que penosas somos miradas desde lejos....
pero tu eres una aficionadilla... a mi cuando me dejo mi primer novio que casi no me gustaba y el estaba loco por mi, yo le dije: si claro, venga... sigue la coña...
y el: no es coña
y yo: venga que no tiene puta gracia
y el: es en serio
y yo: vale
deje 100 pelas encima de la mesa y dije: yo me piro ahí tienes para mi cafe...
joder, aun me descojono cuando pienso...
y luego ya llore, y me harte de chocolate y eso... y me enrolle otras tres veces con él, en las que le decía: ves??? ves como me quieres y no querías dejarme????
lamentable.
Y después de no verlo en siglos hoy por la mañana justo me lo he cruzado de papeleo en la seguridad social.
sincronicidad, Moli....

JuanRa Diablo dijo...

La verdad es que tanta sinceridad me abruma. Y, como siempre, sabiéndote reir de tí misma.

(Luego me llamas D'Artacan y con razón, pero es que no consigo que me salga una crítica mala contigo.
Cada vez escribes mejor.)

Adaldrida dijo...

Ay ay aaaaaay Moli. Tal cual lo pintas. Y qué bien lo pintas. Yo ni novio ni leches, yo mi mejor amigo y seguro que se dará cuenta, yo soy para él blablablá. Y dos años así.
Magistral.

hitlodeo dijo...

No sabía lo de los fiches. ¡Curioso!
Lo cuentas como pasado superado, pero te noto cierta nostalgia. Haber forzado esa relación no te hubiera traido nada bueno.
Los tíos parecemos raros, pero somos más simples que el mecanismo de un chupete.
Un abrazo

molinos dijo...

No me creo que no supiérais lo de los fiches..es un clásico.

oriana dijo...

yo si sabia lo de los fiches, solo te has dejado que cuando por fin conectas con alguien el fiche que no te hacia caso viene, oportuno el...No me digais que solo me ha pasado a mi!

Mane dijo...

mmm fiche, todos los días se aprende algo nuevo, no se cual sea el equivalente por aquí, pero el concepto en general, es el mismo en todos lados...ja, me hizo reír. Pero, eso de pensar en las migajas, todas lo vivimos alguna vez, de diferentes formas, hasta que se aprende... o no!

Saludos

M. dijo...

jajajjajaja, yo también tenía de esos... quiero decir "fiches" y aún hoy, con mi señor M. sentado junto a mí, creo que aquel chico al que veía todos los sábados en la discoteca y que no se acercó nunca estaba coladito por mi pero no venía porque me tenía miedo... en fin, has visto "¿En qué piensas los hombres?", no es exactamente de esto, pero tiene bastante.

Chaoo!!

M. dijo...

Por cierto, creo que ese masoquismo caracteriza al género femenino, menos mal que al final sí somos capaces de ver que ese "sufrimiento" no es una peli romántica y encontramos a nuestros hombres "normales" y sin profundidades extrañas.

Chaoo!!

Mad Hatter dijo...

Creo que las mujeres y los hombres no somos tan diferentes en ese sentido, nosotros también nos damos cuenta de las miraditas, aunque siempre hay que disimularlo. Pero además del "fiche", suele estar la "dudosa" y la que no te gusta.
Los hombres a veces también somos masoquistas, deterioramos nuestra autoestima y sufrimos lo nuestro ¿Por qué tendrá que ser todo tan complicado? Y luego cuando menos te lo esperas al final todo es facilísimo, hasta que deja de serlo y vuelta a empezar ¡Ayyyyy qué vida esta!

Su dijo...

Ya ni me acordaba de lo mucho que cundían las tardes en la "biblioteca", y lo bien que se vivía sin móviles! :D

Muy buena la entrada ;)

molinos dijo...

Su...los moviles son el demonio.