viernes, 15 de enero de 2010

MI "NO VIDA AMOROSA" (IV): El desierto

Una vez que fui abandonada en la cafetería Chikito de Madrid por el primer noviete de mi vida, alias "El Gato", comenzó una etapa de desierto amoroso. Vale que era joven y que visto desde ahora no parece importante, pero si tienes 17 años, todas tus amigas tienen varios novios y muchos rollos y tú no te comes ni un colín, digamos que el ser el patito feo no es lo que más te apetece.

De los 16 a los 19 y salvando mis rollos guiris del verano, mi vida amorosa fue un desastre.

Miraba a mi alrededor y aquello era un desmelene, Fulano salía con Zutana, lo dejaban y Zutana salia con Mengano que a su vez lo acaba de dejar con Menganita. Y así continuamente en un baile de parejas al que por supuesto yo no tenía acceso. No era ni la guapa de la pandilla, ni la deportista, ni me dejaban salir hasta las mil,ni tenía moto...es decir mi atractivo se reducía a mi ya por entonces habitual sarcasmo y como ya he contado, no tenía mucho éxito entre los adolescentes del momento.

En aquellos tiempos para integrarte en la pandilla y tener tema de conversación había 4 opciones:

- tener novio. Aquí no tenias conversación pero tampoco importaba, estabas permanentemente morreándote, tu lengua no estaba para pronunciar palabra. Además no querías hablar con nadie, solo darte el palo para dar envidia. Esta opción por supuesto no estaba disponible para moli.
- tener muchos rollos. Además de tener de qué hablar, "eras" tema de conversación puesto que todo el mundo cotilleaba sobre ti. Opción no disponible para moli, si no ligaba con uno, como para intentar ligar con muchos.
- hablar de música con los tíos que estaban en una etapa brasas de descubrimiento de la música de los 70. Esta por supuesto fue la opción disponible para mi, me empapé de los Rolling, Pink Floyd, Eric Burdon, Eric Clapton, Cream, The Doors, Jimmy Hendrix, Janis, Supertramp. Algunos me gustaban de verdad, otros eran insufribles pero mis amigos, los gurús musicales no dejaban de machacarte con el tema. Tardes y tardes tragándome "Quadrophenia" y la peli "The wall" con ellos, intentando desentrañar si la escena de las flores tenía algo que ver con el sexo, era apasionante. Obviamente y viendo la foto que ilustra este post, es evidente que nuestras experiencias sexuales eran nulas si teníamos dudas sobre a qué se referían.

Con esto que estoy contando a lo mejor parece que me resigne a mi suerte de tía sarcástica que sabe algo de música y dejé el tema ligue para más adelante. Nada más lejos de la realidad. En estos 3 años, creo que me gustaron absolutamente todos los tíos que conocí, esto incluye: amigos, hermanos de amigas, primos de amigas, amigos de hermanos de amigas que venían a pasar unos días en verano, primos de amigos, tíos con los que coincidía en el autobús, vecinos, macarras de Los Molinos...absolutamente todos. Creo que mi finalidad inconsciente era ampliar el espectro: si me gustaban todos, las posibilidades de gustarle a alguno eran mayores, si me centraba en uno, las posibilidades de chasco eran todas.

Como nunca he tenido una mente científica..mi experimento fracasó.

Sujetos encontrados atractivos: todos.
Sujetos que me encontraron atractiva: ninguno.
Éxito:cero.

A pesar de tener una muestra amplia, hubo 5 sujetos masculinos con los que compartí mi vida durante 3 años a los que no fui capaz de encontrarles ningún atractivo, aunque confieso ahora, desde la sabiduría de mis 36 años, que si me hubieran hecho la más mínima insinuación habría caído rendida en sus brazos. Estos tipos eran los 5 incautos a los que sus padres engañaron para meterlos en un colegio solo de niñas a la edad de 17 años, es decir, para cursar 3 de Bup y
COU entre 75 adolescentes femeninas. ¡ Pobres!.

En primer lugar teníamos al antepasado de Falete, se llamaba Arturo, y en aquel momento le encontrábamos igual que Agustín Pantoja ( si no sabéis quien es, pinchad el enlace), pero visto desde ahora..era Falete, es más, Arturo, si me lees: cobra derechos de imagen, tú estabas primero. Era pesadísimo pero con algún punto gracioso, por supuesto era gay así que no servía para ligar.

Después estaba Nikitas, así se llamaba el muchacho. De aspecto neutro, ni guapo ni feo, normal. Era muy simpático y un desastre en los estudios, bueno eso eran todos, a ver sino como habían acabado en un colegio solo de niñas, ¡porque era el único que les había admitido! Con Nikitas me llevé bien, me llevaba en moto a casa de mis abuelos los viernes..pero vamos creo que yo le debía parecer igual de atractiva que un picaporte. De todos modos yo fantaseaba en esos viajes agarrada a su cintura en plan: la gente pensará que somos novios...¿se puede ser más patética? ( si, pero ya lo contaré otro día)

José Manuel, no se podía ir más peinado ni más perfecto. El protozoo del metrosexual. Solo peinarse el flequillo debía ocuparle una hora, era espectacular. Era tímido y callado y creo recordar que tenía una novia fuera del colegio. Tengo poco recuerdo de él, así que no debía dar para mucho.

Raúl era compacto. Es lo primero que me viene a la mente. No tenia cuello, un "cuerpo estufa" de libro, además siempre llevaba una cazadora de esas de beisbol que por aquel entonces eran lo más en moda. La combinación cuerpo estufa más cazadora abombada daban como resultado un tío muy parecido a Gimli el enano de El Señor de los Anillos. Confesaré públicamente que fue el que más me gustó pero yo a él no.

Por último estaba Enrique, moreno, alto, simpático, divertido y que a la primera semana de curso empezó a salir con la mayor psicópata del colegio. Duraron hasta el final de la carrera creo, aunque les perdí la pista cuando salí del cole y caí en las garras de mi noviochungo. Lo bueno de Enrique es que tenía amigos, que por supuesto pasaron a engrosar la lista de tíos opcionables a gustarme y con cero posibilidades de gustarles yo. Eran guapos, estilosos y chachis, nada que ver conmigo.

En fin, a pesar de ser mi etapa patito feo me lo pasé teta lereta y conozco el significado secreto de la peli "The wall".

18 comentarios:

Efe Morningstar dijo...

No comprendo nada tu interés en esas cosas. Yo estuve perfectamente bien sin meterme en líos...

Hasta que lo hice.

Y resultó ser adictivo y peligroso.

Menos mal que aún no ha ocurrido.

PS: Eres una quejica profesional y no te creemos nada de nada. Yo tenía una amiga de lo más borde y muy lista que me molaba mogollón. Peeeroooo...

Anónimo dijo...

Supertramp mola.

María_MC dijo...

¿Ves? ya sabía yo que no era la única. Me mato por mantener mi personalidad borde y sarcástica porque en las pelis son las que al final ligan más. Pensé que estaba haciéndolo mal, (lo de ser borde, digo) y va a ser que eso sólo funcionan en las pelis.
Gracias, has hecho que me sienta menos sola. Pero no se por qué me da que exageras, que la cosa no fue para tanto, venga va di la verdad. jeje

JuanRa Diablo dijo...

Joer Moli, pues sí que fue desierto aquello. ¿Ni un trite cactus con el que pincharte?

De todas formas yo también conozco el significado secreto y profundo de The wall y eso da una fuerza interior y una sabiduria que no alcanzarán jamás los absurdos chingadores de antaño.

(Tú calla y sígueme la corriente, verás cómo se pican)

Sara dijo...

Moli

Alguno habría que le gustarás o le hicieras gracia no???

Claro que por el percal que cuentas, mejor que ni te miraran, Agustin Pantoja arggg¡¡¡¡.

Yo tampoco me comia un colin, ni medio ni na, estaba como tu haciendo experimentos, y todos erán fallidos.

No ligabamos nada Moli, pero eramos de lo mas cool todo el día viendo The wall y bla bla, yo no tengo ni puñetera idea del significado profundo de la misma, espero te lances con un post, ahora que lo pienso si no me enteraba de una peli como me iba a enterar de el resto.

Seguro que todos estaban locos por nuestros huesos pero entre the doors y Cream no nos enterabamos de nada.

Besos

Anónimo dijo...

¿Que te molaba uno tipo Gimgli? De piedra pomez me dejas. Joder siempre hay que aspirar a un Aragorn, asi al menos te quedabas a lo mejor con Legolas....Menos 1.000 puntos... Sí que estabas mal, moli....
Marta

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Seguro que les molabas, pero acercarse a una como tu daría miedo. Al primer comentario se espantarian. El tio que le llevaba en moto, vivia el finde con el recuerdo de "tus manos en su cintura".
¡¡¡¡Si es que no nos entendiais!!!!(ni nos entendeis)

Diva Gando dijo...

Muy bien explicado Moli. Era así como tu dices.

Tu eres, debías ser una tía con personalidad y eso no ligaba.

Lo que flipo en colores es, además del sarcasmo, con la memoria que tienes. ¿O es que acaso escribías "mi querido diario"?

Muac

hitlodeo dijo...

Lo mio fue más fácil. La pandilla seguía las normas de ligue establecidas, pero cada cierto tiempo las parejas cambiaban. Es decir teníamos una pandilla de adolescentes con más lios que Falcon Crest, pero endogámica. Cuando fuimos creciendo la pandilla se fue abriendo y disolviendo. Pero que nos quiten lo bailao.
De todas formas no me creo que no tuvieras éxito.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Yo tenía éxito pero nunca con los que a mí me gustaban. Y aunque no era sarcástica, también tenía mis opiniones, reconozco que les gustaba más antes de hablar (eso de tener un verbo "potente" nunca ha resultado sexy, con sarcasmo o sin él). Ya se ha dicho siempre eso que odio: Calladita estás más mona. Hasta Neruda dijo: Me gusta cuando callas.

De todas formas, eso de confesar tus fracasos desde tu perspectiva actual de éxito parejil hace que no resulte nada patético. Uno piensa: Moli tardó en encontrar a un tío estupendo, pero la historia tiene final feliz.

Lo triste es no haber encontrado a alguien que valga la pena, o peor aún, haber tenido una pareja impresentable de la que te separaste y luego nada.

¡Viva el ingeniero que supo apreciar a Moli!!!

molinos dijo...

Ohhh..que panda de lectores más majos que creen que exagero y que a pesar de ser el patito feo ligaba mogollón.

NO.

CERO PATATERO.

deRositas dijo...

Es mi serie preferida....jajaja
Ampliación del noviazgo con Nikitas y retrato robot, please!!!
No conocía yo esa faceta tuya de enrollada viendo " The wall"...ummm

Mad Hatter dijo...

Muchas gracias por otro apasionante capítulo de... "La Mujer, esa gran desconocida".
Me encuentro entre los "afortunados" que hicieron el COU en un centro que había sido exclusivamente femenino hasta el año anterior y a pesar de ello, la mujer sigue siendo un gran misterio para mi. Claro que nunca he tenido mucho éxito en el tema ligoteo.
Al igual que tú, yo también me convertí en un experto en música, pero en mi caso era el típico snob especializado en grupos minoritarios "underground", lo cual resultaba todavía más insufrible. Alguna incluso llegó a decirme a la cara cosas del tipo:"Tío, sabes un güevo de música, pero de lo demás, ná de ná". Claro, que a mi ella no me gustaba nada.
¿Por qué nunca gustamos a él/la que nos gusta a nosotros?

Adaldrida dijo...

Yo no ligaba porque, tachán tachán, a mis dieciséis me dio por enamorarme de un tío trece años mayor que yo, con entradas y perilla, por cierto, pero a mí me encantaba y aún hoy creo que la perilla le sentaba de vicio... El tipo no me hizo ni caso y me pasé el final de mi adolescencia y la primera juventud llorando y escribiendo poemas. En verano mi primo me cortejaba de un modo raro que nunca llegó a buen puerto porque éramos primos. Esa fue mi vida hasta los 22, y después ha habido diez años llenitos de amigos, amigos y muchos amigos que me consideran la mejor amiga del mundo... y nada más.
(Lo digo por eso de que "siempre hay algo peor"...)

Anónimo dijo...

I like use viagra, but this no good in my life, so viagra no good.

Hans dijo...

Nota mental: conseguir que Moli me explique si le gusta Quadrophenia, y cómo llego a su conocimiento :-D

Hans dijo...

.

molinos dijo...

Hans...estás de suerte...estoy releyendo el blog y me encuentro tu comment.

Me gustó quadrophenia si..a la cuarta vez que la vi, además conservo un recuerdo nítido de varias escenas. ¿como llegué a su conocmiento? Mis amigos músicos son muyyy frikis...y nos aburriamos mucho y lamentablemente no nos gustábamos entre nosotros..hecho este que nos hubiera hecho perder el tiempo con otras actividades.