viernes, 6 de junio de 2014

No está loca (aún)

Para variar, llega con tiempo. Se hace la ilusión de que lo mismo a esas horas y dando un par de vueltas consigue aparcar en la calle a precio de oro de 24 quilates el minuto. Por supuesto no hay sitio, así que mete el coche en un parking a precio de oro de 48 quilates, un riñón y una córnea el minuto. Mientras sale del aparcamiento intentando memorizar el sitio exacto donde ha dejado el coche elucubra que probablemente lo que le cueste el parking vale más que su querido coche de 13 años y medio millón de kilómetros. 

- Suba a la primera planta, vaya a la sala de espera. 

La sala de espera es absurdamente pequeña y está petada. Sólo queda una silla libre. 

- Buenos días. 
- Buenos días.- contesta un coro de voces. 

Antes de sentarse ya ha sacado el libro del bolso para no tener que hablar con nadie. No quiere mirar a nadie porque sabe que si lo hace empezará a imaginarse sus vidas y tiene la impresión de que no serán vidas bonitas las que se le ocurrián esta mañan. No le da tiempo a leer. Un joven con coleta aparece en la puerta y dice su nombre. 

- Soy yo. 
- Pues si que ha tenido suerte, nada más llegar y ya le toca.- escucha el coro de voces según sale. 

Un cubículo canijo con una ventana a la calle en la que está el parking dónde ha dejado el coche. Una mesa demasiado grande para ese despacho, con un ordenador, un millón de papeles y una impresora. Dos sillas. Un perchero. 

- ¿Tu primera vez?
- Si. 
- ¿Nerviosa?
- No, estaba más nerviosa la primera vez que fui al ginecólogo. 
- jajajajaja...ya veo que tienes sentido del humor. 
- Sí, sentido del humor y muy mala leche. 
- ¿Qué te pasa? 
- No como, no duermo, no hablo y el médico me ha mandado aquí. 
- Ya veo...
- Estoy harta de mi trabajo pero es una historia muy larga y aburrida y si te la cuento lloraré y yo no lloro con desconocidos aunque lleven coleta. 
- Y¿con conocidos?
- Mmmmm... si llevan coleta, tampoco. Me distraigo pensando que estarían mejor con el pelo corto y elucubrando qué les pasa por la cabeza cuando deciden dejarse el pelo largo y se me pasan las ganas de llorar. 
- ¿Fumas?
- No, pero me estoy planteando empezar. 
- ¿Bebes?
- No soy Sue Ellen pero sí, claro que bebo de vez en cuando. 
- ¿Tienes hobbys?
- No hago maquetas ni cupcakes ni nada de eso. Leo mucho y escribo. De hecho, lo que mejor me sienta del mundo es leer. 
- ¿Sigues leyendo?
- Si claro. Si llega el día en que deje de leer es que estoy al borde de la muerte. 
- Bien, bien... eso está bien. 
- Si tú lo dices. Creo que antes de seguir debería decirte que he venido con muy poca fe. 

10 minutos de cháchara más tarde. 

- Pues tú no estás de psiquiatra. 
- Dime algo que no sepa. 
- Lo que tú necesitas es un lanzallamas. 
- Jajajaja...mira eso encaja con una de mis dos fantasías. 
- ¿Cuáles son? 
- No son eróticas... de esas también tengo pero no te las voy a contar...
- ¿Por qué llevo coleta?
- Exacto. 
- Cuéntame las fantasías. 
- En una encaja el lanzallamas, aparezco en mi trabajo con instintos asesinos, rollo “Un día de furia” y me dedico a eso... a estar muy furiosa. ¿Te he comentado que soy muy rencorosa? Yo había pensado en metralletas, no metralletas no que es una palabra que ya no se usa, mejor ametralladora que suena más letal, pero un lanzallamas mola muchísimo más. Parecería un dragon cabreado. Un dragón canijo cabreado.... mmmm ¿parecería una lagartija? 
- Jajajaja... bien...sigue. 
- ¿Se supone que debes reírte de esto?
- Sigue. 
- La otra fantasía no tiene nada que ver. Me toca la lotería o vendo los derechos de otro libro por una millonada o hacen una peli con el blog o sencillamente consigo otro curro y entonces me compro un vestido con mucho vuelo y que arrastre por los pies y bajo la escalinata del edificio de mi curro diciendo “A Dios pongo por testigo que jamás en los años que me quedan de vida volveré a poner un pié aquí”.  
- ¿Algo más?
- Si, no tengo claro si debería ponerme pamelón y corsé. Lo estoy valorando. 
- Eres muy divertida. 
- Lo sé, eso dicen. 
- Bueno, pues definitivamente no estás de psquiatra. Eres muy inteligente, tienes sentido del humor, tienes los recursos necesarios  y sabes lo que te pasa. 
- Ya... Está muy bien este baño a mi ego ¿y? ¿Para eso me he jugado la vida pasando por delante de todos los que están en la sala de espera y me están odiando? ¿Tú sabes lo que me va a costar el parking? Dime algo que me sirva. 
- Todo lo que yo puedo decirte ya lo sabes tú. 
- Estupendo. 
- Te puedo dar cita otro día para que vengas. 
- y ¿Charlemos? y ¿compruebe si has decidido cortarte la coleta?
- Jajajaja, no... probablemente te vería otro al que le tendrías que contar lo mismo y que te dirá lo mismo que yo. 
- ¿Qué te hace pensar que quiero venir a contarle mi vida a otro?
- Te serviría para desahogarte...
- Ya, pero es que yo tengo amigos...Ha sido agradable charlar contigo pero sinceramente no le veo el beneficio. 
- Eso es, tú no necesitas venir. 


Esa noche soñoó con una Scarlett O' Hará sangrienta que armada con un lanzallamas achicharraba a tíos con coleta al más puro estilo Kill Bill. 


Despertó pensando que lo mismo si que estaba de psiquiatra.


39 comentarios:

Anna JR dijo...

Me parto!!! Me encanta. Sólo me inquieta un poco que escribas en tercera persona. Ahhhh. Que no eres tú! ;-P

Paz dijo...

Como seguramente la prota de tu post de hoy irá por la mañana a su antiguo trabajo, pues por supuesto con pamelón pero sin corsé, que no le hace falta...

Chirly dijo...

¡Qué bueno!

Visterilla dijo...

Sólo le queda dejar pasar el tiempo... Ya sabe lo que le ocurre, así que qué más se puede hacer? Alehop!!

Visterilla

Visterilla dijo...

Pues nada, en sabiendo lo que le pasa... Dejar pasar la vida no es una opción!! Líese usted la manta a la cabeza, oiga!!

Alehop!!

V.

Javier de Lara dijo...

El corsé, por favor, ¡el corsé! Y en vez de lanzallamas, una recortada con muchas balas.

Anónimo dijo...

Me encanta!!!

Anónimo dijo...

El rencor no es bueno, y no lo es por motivos únicamente egoístas, no por buenismo ( sí, ya sé que no se dice así, lo sé yo y el puto correcto de google ).

El rencor te come como una chapa de acero oxidada, además se contradice de bruces con la indiferencia, mucho más sana, por dios!!!! . La indiferencia es al rencor, lo que un empotrador es a un picha fina; por ponerlo en términos que te son familiares ( esto es de máster en cosasqmepasan ).

¿Puede existir un empotrador picha fina ?, joder, joder, ....qué jardín.

sul.

Anónimo dijo...

....además tu futuro laboral está claro, muy claro. hay que hacer ommmmmmm y ser paciente.

....500.000 kmts.

Anónimo dijo...

No como, no duermo, no hablo...No me lo creo. ¿Qué será lo siguiente ...? No follo ?
Caracola.

Anónimo dijo...

Cuando se quiere de verdad no se folla, se hace el amor. ¡qué maravilla!

Anónimo dijo...

acaso esto es un chat?? por favor dejen de chatear enter ustedes y sencillamente céntrense en comentar el post

Anónimo dijo...

eso tu: yo follo y quiero de verdad, que no es lo mismo que de verdad querer follar, o ir canino, o más salido que un balcón, o "qué malo me pongo en primavera", o .....

Lo de hacer el amor es pelín cursi, casi casi como aquello de "hacer uso de matrimonio", casi mejor chingar, chuscar, quicar,(sigan uds )....

Y la maravilla depende del día, qué quieres que te diga.

Vesper dijo...

Buff..Yo en otra época de mi vida, afortunadamente muy lejana, soñaba que iba a mi trabajo con una katana e intentaba partir a mis jefes en dos, a lo Kill Bill. Sin éxito, que es aún más patético.

De momento siguen enteritos, supongo que alimentando las fantasias de otras pobres almas.

Yo también creo que la prota de tu historia está cuerda. Mucho.

Anónimo dijo...

Te vas a enamorar de uno con coleta. Fijo!

Oswaldo dijo...

Creo que tienes un mal de muchos cuyo remedio es claro pero difícil de lograr.

Necesitas una inyección.

De dinero...
¡Bastante dinero!

¡Suerte en ello!

Voz en off dijo...

Escribir también es terapéutico!!

ELISA dijo...

Moli, a las personas brillantes y que dicen no al jefe se les suele putear (o hacer moving, o similares). Deseo que no estés padeciendo eso porque suelen utilizar las herramientas del acoso: minar la autoestima, crear sentimiento de culpa, hacer que te sientas relegada.... y Espero que, caso de ser así, te defiendas sin catana pero en ese caso si hace falta ayuda.

Anónimo dijo...

Psiquiatra?? Yo de entrada habría ido mejor a un psicólogo. Uno bueno encuentra claves, da distintos enfoques, no sé, puede ayudar!!

Yo te mando un fuerte abrazo.
Con mucho cariño.

Anónimo dijo...

Porqué me da la sensación de que en muchos de tus posts estás pidiendo aprobación?

ELiSA dijo...

perdón mobbing creo se escribe.

Blanca dijo...

Definitivamente no estás para psiquiatra, chiquilla. El sentido del humor lo cura todo,sin falta de intermediarios. Un besazo

Saramaga dijo...

Si es q en esta vida pasamos por unos momentos más rarunos...
Un besiko guapa

lo+ dijo...

Lo bueno de darse una vuelta por estas consultas y charlar un rato con los psico/psiqui con coleta (o sin ella) es darnos cuenta que no somos raros...solo lo estamos...lo nuestro se pasa con su ayuda.... ( o sin ella).

Anónimo dijo...

Es superrelajante:visualizas al que
te molesta( bastante) triturado con una motosierra(manejada por tí).
Como en la matanza de Texas,ya me entiendes.
Sonia.

Key Hunters dijo...

xD Yo lo del lanzallamas lo he pensado un par de veces. Si un médico me diera el visto bueno lo vería clarísimo.

Anónimo dijo...

El lanzallamas se prohibió como armamento después de la IIWW, por cruel. ....creo que no se dijo nada respecto a su uso con jefes, plastas, y gente mala en general.

ánimo Moli; con cojones y un palito.

Caelete dijo...

ummm... ¿Moli escribiendo ficción?
¿Cambio de registro?

Me ha gustado mucho, mola.

Sigue.

pilar dijo...

Pues está bastante claro, no?
Has ido porque estás fatal porque te has separado y ni duermes.....pero, sabes que es lo que te pasa y además ironizas sobre el tema así que el "loquero" (al cual yo he ido también y en situación parecida) te ha dicho que tienes todas las armas para superarlo pero....lo que no te ha dado es esa pastilla mágica, que no hay, para que el tiempo pase volando y transcurra el "luto" ese que debemos pasar....
Lo único que si que sé que pasa, es que llega un día que ya pasó.

abuelo Pepe dijo...

Efectivamente, cuando se conoce el problema y se tienen los medios para resolverlo es una tontería perder el tiempo en visitas médicas.
Ese sueño que tienes es muy antiguo y es morder la mano que te da de comer, muy común entre los trabajadores en nuestro país.
Una última cosa: utiliza el transporte público, es más barato y contamina menos.
Anda ya, que estás en la flor de la vida.

HombreRevenido dijo...

¡¡Pero si nuestro psiquiatra eres tú!!

Lola dijo...

Ir al psiquiatra no es estar loco! no se deben usar esos términos.

Moly recupérate! vacaciones ya!!

mil besos

bruixaveriada dijo...

Pues, la verdad, si has ido y no te ha recetado nada.... es que no lo necesitas. Mejor la piscina, con sus yayas piscineras, que el psiquatra, con coleta.

Por cierto, yo creo que el veneno puede ser más limpio y mucho mas cruel que el lanzallamas....

anonima porteña dijo...

yo soy de Buenos Aires, y aqui somos muy de ir la psicologo, sin estar locos! a algunos nos sirve a otros no! EL psiquiatra es mas bien para que te recete unas ricas pastillitas, que a veces vienen bien! De todos modos como te dijeron si vos sabes bien lo que te pasa, quizas es cuestion de seguir provesandolo y que pase el tiempo...... y sino siempre se puede volver a alguno que no tenga coleta!!!!!!!
ojala que pase pronto!

Voz en off dijo...

Los verdaderos locos son los que no van. A veces cuando estamos psicológicamente sanos es cuando reaccionamos a las aberraciones.Si fuéramos unos psicópatas nos daría igual!!

Anónimo dijo...

Situación base (común a los tres):.Un tipo tiene encopresis (en buen romance: se caga encima). Consulta a su médico que, luego de exámenes e investigaciones, le recomienda (no habiendo encontrado base orgánica) consultar con un psicoterapeuta.

FINAL ALTERNATIVO UNO

(El terapeuta consultado fue un psicoanalista ortodoxo).

Cinco años después, el tipo se encuentra con un amigo:

—Che, ¿cómo te va con tu terapia?

—¡Bárbaro! –contesta el otro, eufórico.

— ¿Ya no te cagas encima?

— ¡Mira, cagar me sigo cagando, pero ahora ya sé por qué me cago!

FINAL ALTERNATIVO DOS

(El terapeuta consultado fue un conductista)

Cinco días después, el tipo se encuentra con un amigo:

—Che, ¿cómo te va con tu terapia?

—¡Bárbaro! –contesta el otro, eufórico.

— ¿Ya no te cagas encima?

—Mira, cagar me sigo cagando, pero ahora uso bombachitas de goma.

FINAL ALTERNATIVO TRES

(El terapeuta consultado fue un gestáltico)

Cinco meses después, el tipo se encuentra con un amigo:

—Che, ¿cómo te va con tu terapia?

—¡Bárbaro! –contesta el otro, eufórico.

— ¿Ya no te cagas encima?

—¡Mira, cagar me sigo cagando, pero ahora no me importa!

Carlos Moreno Serrano dijo...

¿Que Moli se ha separado? Eso no puede ser. ¡Que alguien lo desmienta, por favor!

Sprocket

Carlos dijo...

Si me toca la loteria hare lo de la falda, aunque soy chico y casi siempre llevo barba, pero ya imagino mi salida triunfal (aunque tampoco hay escaleras en mi trabajo), bueno supongo que tendre que usar un taburete.
Me he reido mucho, bueno como dice un amigo mio hay mucha gente que tiene problemas porque otros les dicen que tienen problemas. Eso no significa que realmente los tengamos, aunque a casi todos nos falta tiempo para crearnoslos.

Carlos Moreno Serrano dijo...

Vaya, lo siento de corazón, Moli.
Yo también creo que es la solución adecuada y yo haría lo mismo.
Un abrazo muy fuerte y como dicen aquí en Inglaterra: "onwards and upwards!".

Muchas gracias por el post, como bien dices, son ya muchos años siguiéndote en el blog, desde antes de reproducirme, y mi niño ya va a cumplir 4 años, así que anda que no pasa el tiempo ni ná.
Aún me acuerdo de cuando estuve a punto de conseguir el traslado a Madrid y te contaba que podríamos cruzarnos por el Retiro. Ahora ya me he comprado casa (previa venta de la anterior), tengo hijos, vamos para 7 años de casados la semana que viene y no me veo volviendo a España como poco hasta que me jubile dentro de 35 años... Lo mismo para entonces nos cruzamos por el Retiro y el alzheimer no nos hace que nos reconozcamos...

Bueno, no nos pongamos tristes, un fuerte abrazo desde la pérfida Albión.

Sprocket