sábado, 15 de marzo de 2014

Su lugar en el mundo


"Open door to solitude" es es la historia de Ed y un maravilloso corto de 7 minutos que merece la pena ver.

Ed Zevely tiene 68 años y cada dos meses se va solo a las montañas de Colorado y pasa allí quince días en soledad con sus caballos.

Esta es su historia, quién es él, porqué empezó a hacerlo, porqué sigue haciéndolo y qué significa para él.
"Cuando era joven todo lo que quería era un caballo. Mi tío vivía en el estado de Washington y nosotros íbamos a visitarle cada tres o cuatro años.Tenía caballos y cuando se iba al trabajo yo le preguntaba ¿puedo montarlos? y él contestaba "Sí, puedes cogerlos, puedes montarlos".

Tenía 50 años cuando conseguí tener mi propio caballo, me costó mucho tiempo conseguir y he tratado de compensar todo ese tiempo desde entonces.

Es algo extraño que no piensas cuando eres joven, pero cuando empiezas a sentirlo en tu cuerpo y no me refiero espiritual y mentalmente, lo sientes en tus músculos y en tus huesos...piensas "Vale, a lo mejor me quedan 10 veranos en mi vida..." y por eso voy cada verano y siempre que puedo a las montañas, con mi caballo a acampar, porque no quiero perder estos años que me quedan, quiero estar allí."

Contar el tiempo en veranos que te quedan es aterrador y a la vez puede ser increíblemente motivador.

"Subo a las montañas yo solo y paso allí 15 días. Es duro, salvaje, estás lejos de todo. Tienes que tener cuidado con lo que haces. Es una aventura, cada excursión, cada día es una aventura. Todos los años que he pasado allí echo de menos a  mis nietos  y verles crecer y te sientes egoísta, pero yo tengo mi propia vida y quiero compartirla con mis hijos y mis nietos, pero vas a la ciudad y no soporto ir a la tienda ni a comprar comida. Todo es corre, adelante, para... después de 3 o 4 días allí es agotador, no puedes relajarte, es una locura.

Siempre he creído que Dios creó el mundo pero le dedicó mucho más tiempo a las montañas.

La primera vez que escapamos de esa alcantarilla  y llegamos a las montañas fue  como atravesar una puerta.
Sólo tienes que subir y experimentarlo y después te vuelves adicto, tienes que tenerlo. Nunca tengo miedo cuando estoy ahí arriba. Si muero allí es un lugar precioso para morir. Si lo necesitas, vas".

Ed ha encontrado su lugar en el mundo, aquel donde es feliz, se siente él mismo y donde no tiene miedo.

¿Cuántos veranos nos quedan?

¿Hemos encontrado nuestro lugar en el mundo, el sitio dónde somos nosotros mismos y no tenemos miedo?

Publicado en PisandoCharcos.

11 comentarios:

Anna JR dijo...

No. Yo no. Ni de coña. Y no sé ni por dónde empezar a buscar. Tengo la brújula desbaratada. Y demasiado lastre.
Qué chulo!
Gracias.
Ed es un personaje de novela americana total.

NáN dijo...

¿Vale Malasaña y, de vez en cuándo, montañas con bosques antiguos?

Entonces lo encontré.

Cabrónidas dijo...

Molinos, sí. Vivo sin miedo esté donde esté, y esté donde esté soy yo y a quien no le guste que se aparte. Mi lugar en el mundo son los festivales de música a los que voy, donde me codeo con 40.000 amigos que son iguales que yo.

Ana María dijo...

Yo prefiero vivir sin miedo. Disfrutando todo, que mañana quién sabe.

Cualquier sitio es bueno para hacer eso que hace este señor. :)

:*

Anónimo dijo...

Puff... Qué vértigo me da todo esto. Yo me aplico lo de " allí donde está tu tesoro, allí está tu corazón" . Y poco más. ¿Miedo? Sí, a todo mucho y siempre. Pero ya estoy acostumbrada a no escucharlo. A respirar y respirarme. A abstraerme. Es verdad que a veces vuelvo a la cama, y me envuelvo en mi. Callada, tranquila, sola y muy muy muy feliz ( pero muy muy quieta, como fundida).

No sé porqué me haces sentirme hoy así de rara. Algo de tu entrada movió alguna cuerda, que aún suena.,.,.,.,.,.,.,.,.,

Un abrazo,
Enja.

Anónimo dijo...

Moli me ha parecido precioso.Muy estilo Brokeback Mountain.Por cierto cuánto lloré en esa peli,yo y los tropecientos gays que la vieron.Me ha encantado,Moli.Muy bonito.Sonia.

Cristina dijo...

Mi lugar en el mundo es donde esté mi vikingo

C. S. dijo...

Justo el otro día volví a ver una peli llamada "las aventuras de Jeremiah Johnson" que cuenta la misma historia. Robert Redford hace de Jeremiah/Ed. No recordaba que fuera tan buena.

Senda dijo...

Hola Molinos,
Escribes muy bien. Pero hay una cosa que me gusta mucho mas como te sale y son las criticas,comentarios (criticas no en el sentido malo de la palabra). Es un arte leer lo que otro ha escrito y comentarlo, expresar lo que te ha hecho sentir y lo mucho o poco que te ha gustado. Extraer las preguntas del libro o documental y lanzarlas a otros lectores que no lo han visto...en fin, que arte!
Por cierto, "pisando charcos" me apasiona.

Burbuja dijo...

Pensando en esas dos preguntas... acojonan, en serio.

Vives el día a día y no te paras a pensar en cuánto tiempo puede quedarte y cómo vivirías tu vida a partir de ahí...

Mi respuesta, no lo sé. pienso que me quedan tantas cosas por ver y por vivir que no sé dónde está ese lugar ni si voy a poder encontrarlo algún día. Y reconocerlo.

No sé si tiene mucho que ver pero últimamente veo en facebook una frase que va compartiendo la gente "Si te regalaran un libro con tu historia, ¿leerías el final?" Me ha venido a la cabeza al leer las preguntas que lanzas...

Voz en off dijo...

Qué bonito; nunca es tarde para volverse a enamorar!!!