martes, 21 de diciembre de 2010

SIN RESERVAS

Por razones que no vienen al caso, yo veo poca tele, muy poca, poquísima, normalmente prefiero dedicarme a leer o a ver cosas por el ordenador…pero tele muy poca.

Últimamente y gracias a la versión original con subtítulos y a la ausencia de publicidad en algunas cadenas, estaba viendo más películas por televisión. Solo cosas buenas: Irma la Dulce, Cowboy de medianoche, The Queen, Annie Hall, Luz de gas…pelis buenas en versión original. No podía pedir más.

Más últimamente y debido a la majestuosa presencia de mi nuevo sofá en mi salón, he perdido el criterio. Me acomodo, me fundo con mi sofá y soy capaz de tragarme cualquier cosa que pongan en la tele…me da igual...con tal de disfrutar de su compañía soy inmune a cualquier tontería.

El problema es que ese efecto desaparece nada más poner un pie en el suelo y levantarme.

¿A qué viene todo esto? Siiiii...una nueva crítica destructiva de un bodrio de película que me tragué el domingo por la noche y que tengo que sacar de mi cabeza o me dará algo.

Domingo noche en molicasa. 22 horas. Todo el mundo duerme, calma total y silencio. Babeo de gusto mientras me acomodo y comienzo a pasearme por el universo televisivo con el báculo de poder que he rescatado de las manos del ingeniero justo en el momento en que ha empezado a roncar. Esto no, esto no, esto no...Oh...una peli...y justo empieza ahora, oh...”sin reservas”...no la he visto…y sale la Zeta Jones...bien…y es en Nueva York…aquí me quedo.

Error.

SPOILER TOTAL.

Antes de empezar, me gusta la Zeta Jones porque aunque como actriz es francamente defectuosa, no ha sucumbido al tinte rubio y sobre todo no te pasas la peli queriendo darle de comer o pensando que en el hueco que se le forma en las clavículas podrías guardar todos tus calcetines. Además me parece guapa. Y además no es cóncava...que mira...es algo en lo que nos parecemos, ya dicen que el que no se consuela es porque no quiere.

A lo que iba, la Zetajones ( ZJ) es una cocinera de postín en un garito de postín en NY. Manda mogollón y hace platos chulis pero es muy seria y su equipo le tiene un poquito de resquemor. Además, no acepta las críticas y cuando algún cliente se queja se pone de muy mal humor y sale enfadadísima de la cocina a despotricar. Su pose de brazos en jarras y morritos resulta muy poco creíble como enfado...pero a quien le importa...es una peli.

ZJ tiene éxito en su vida profesional...pero ohhh sorpresa...el resto de su vida es un erial de emociones. Va a un terapeuta al que abrasa contándole recetas de cocina mientras se pasea por la consulta con cara de estar compungida…lástima que ponga morritos y brazos en jarras y el espectador no sepa si está cabreada, compungida o estreñida. En un momentín que el terapeuta consigue meter baza en medio de una receta de perdiz cuenta que hace 3 años que no tiene una relación….aha...la carita de antes entonces también podría responder a la falta de relaciones sexuales…lo que viene siendo estar mal follá.

Bueno...ZJ está en casa cocinando porqué no sabe hacer otra cosa cuando suena el teléfono y resulta que le llama su hermana que va conduciendo con su sobrina. Hermana conduciendo mientras habla por el manos libres y dice cosas amorosas = hermana que muere y ZJ se hará cargo de la sobrina. Tú lo sabes a pesar de que tu cerebro en tu sofá nuevo funciona mucho más lentamente…pero no tan lento como el de ZJ que se sorprende cuando la interrumpen en medio de la realización de un suflé para darle la noticia ¿inesperada? de la muerte de su hermana.

Corre por un pasillo y llega con cara de pena a la habitación de la niña…la verdad es que la cara de pena tampoco le sale bien. Pone cara más bien de ¿cuando me podré quitar el moño este de monja que me han hecho los de estilismo?

Bueno...para abreviar. ZJ se lleva a la niña a vivir con ella en su pisazo de soltera y le cocina cosas asquerosas que las niñas (y el resto del planeta) no nos comeríamos...como por ejemplo: una cabeza de pescado rodeada de ensalada. La cara de incredulidad porque la niña decida irse a vomitar a su cuarto en vez de deleitarse con semejante manjar...tampoco le sale.

Como está tristísima y todo eso y mete la gamba y llora mucho metida en la cámara frigorífica del restaurante, su jefa le dice que se vaya unos días de vacaciones. Se va y cuando vuelve… ¡oh sorpresa!..En su cocina hay buen rollo, se escucha ópera y hay un tío buenorro manejando sus sartenes.

ZJ se hace la digna hasta el infinito. El espectador, o sea yo, sabe que ha elegido mal la película…al ver al galán escogido...ve como la posibilidad de ver una comedia romántica decente se pierden en el hiperespacio. El tal Aaron no sé qué leches tiene el mismo atractivo que un picaporte y desarrolla con ZJ la misma tensión sexual que hay entre mi fax y mi dvd...es decir...ninguna. Además Aaron ha sucumbido a las mechas rubias…fatal. Y además le quedan de angustia los vaqueros. UN desastre de galán. No me gustan los tios a los que les quedan mal los vaqueros..ahí dejo eso. Ah..y los rubios tampoco me gustan..ahora que lo pienso.

ZJ pone morritos de ofensa…Aaron canta...ZJ se hace la digna...Aaron baila…ZJ pasa de probar su comida...Aaron le cuenta una trola y ella prueba su comida. Buuuuuuu...abucheos del público para ZJ que es una blanda.

En lo que queda de película que se hace muyyy larga…Aaron se descubre como un tío chupi, cocina bien, es majete, canta ópera, consigue que la sobrina de ZJ coma algo por el fabuloso truco de darle spaghettis (a ZJ no se le había ocurrido), se hace amiguito de la sobrina y por supuesto tras enguarrinarle toda la alfombra a ZJ en su casa se la acaba zumbando.

A partir de aquí asistimos a una sucesión de estados de ánimo de ZJ que nos hacen temer que esté bipolar…sí está bien follá y contenta...va vestida de colores claros y con el pelo suelto…rollo porque yo lo valgo..Si se enfurruña con Aaron por alguna simpleza que no recuerdo...va de negro y con el pelo tirante como la señorita Rottenmayer.

A mí aquí ya me daba igual la historia…pero me quedé a ver como resolvían la “intriga”. Uyyy...Zj se entera de que la jefa le ha ofrecido su puesto a Aaron….uyyyyy se pelean en la nevera y él se hace el digno y se va….uyyyy...la sobrina se entera de que han roto y se va de casa. Uyy...ZJ se hace un moño y corre sin criterio buscándola hasta que decide que lo mejor es llamar a Aaron…uyy...los dos van a buscarla…uyy la encuentran….parece que si...uy...casi se reconcilian…pero no...Él muy digno le dice que se pira a la Conchinchina a ser...” chef ejecutivo”… (Flipada me dejó el concepto).

ZJ..Sufre...creo...pero en cualquier caso le tira muchísimo el moño…asi que se suelta el pelo, hace un perol de salsa de azafrán y se planta en casa de Aaron…quien por supuesto le abre y ante tamaña muestra de amor la besa y…blablablabla.

Un asco de peli pero me temo que mi amor por mi nuevo sofá me va a hacer tragarme muchas más como ésta.

44 comentarios:

Livia dijo...

¡no hay sofá que justifique ver una película americana que es versión de una francesa!
Yo piqué porque alguien me dijo que era muuuuuy buena

Kotinussa dijo...

La película original no es francesa, sino alemana. Lo que no entiendo es por qué hacen un remake tan sólo un par de años después de la película original.

La película alemana es bastante mejor y la protagonista, aunque sea mucho menos vistosa, es mejor actriz que ZJ.

Livia dijo...

ahm, es que no me atreví a ir al original...
El remake lo hacen porque los americanos muy rara vez ven una película extranjera

Princesa dijo...

Pues yo me metí otro rollo y con sin tener sofá nuevo "¡qué les pasa a los hombres!" o algo así era el título....vaya rollo infumable, por el contrario "La cruda realidad" con tu querido Gerard....fue estupenda, eso sí, mucho mejor el principio que el final, cuándo se puso blandito dejó de ponerme cachonda ains.

MaLKaV_eS dijo...

Hacia mucho que no leía una comparación tan buena como la de la tensión sexual.

En la oficina me han mirado raro por reirme. Ahora te están leyendo y se ríen los demás >:D

¡Gracias por animarnos la tarde!

Efe Morningstar dijo...

¡Aaron Eejckhgffard mola! Ay, dios, contigo es que no se puede...

Inés dijo...

Livia, francesa no, alemana. Se llama "Deliciosa Martha" y es, efectivamente, deliciosa.

El personaje de Martha (el de la ZJ) es peculiar pero majo. Y pega mucho más con la forma de ser prototípica de los alemanes (que ya sé que es un poco tópico). Y el personaje del cocinero es, para empezar, italiano (los spaghetti tienen entonces más sentido, claro), moreno, gordito y achuchable.

Vamos, que Deliciosa Martha mola y Sin reservas es un truño.

PS: Similar a éstas, está en el cine Bon Apétit. No, no os gastéis el dinero. Truño.

PPS: No, no puedo no ver una peli de amor con cocineros de por medio.

Alber dijo...

Gracias por destriparla de una manera tan sublime, eres una joya del despelleje. Aún así, no me llamaba la atencion en absoluto, pero sabiendo que hay versión originial germanoide, iré a por ella, que me mola un huevo el cine europedo!!

Elena Rius dijo...

Claro, es que los americanos, si ven cine europeo, mueren en el acto. De ahí la necesidad de hacer remakes de todo lo que en Europa haya sido un éxito de taquilla.
Me ha encantado lo de los spaghetti: darle spaghetti a una niña, ¡qué cosa tan rara! Hay que ser un chef molón para que se te ocurra...
Muy buen despelleje, Moli, gracias.

Anónimo dijo...

Los Domingos a la noche:

El Luisma de Aida¡¡¡¡¡ Sólo él¡¡¡

Acabarás en el suelo, llorando de risa y olvidándote de tu sofá. ;-)

Anónimo Kike.

Cleo dijo...

Jajaja...vamos que a final media españa vio el domingo el truño de pelicula...nosotros la vimos porque a parte de compartir la experiencia de sofa nuevo y supercomodísimo el mando estaba en la estanteria...y me puse diga y dije que yo no me movía y J tampoco así que nos quedamos viendola..eso sí...yo si que di un par de cabezadas..

Mil besos guapa

Babunita dijo...

El concepto "chef ejecutivo" lo llevamos escuchando un año en canal cocina que es el que ponemos para dormir, patidifusas nos tiene a nosotras también. Fianlmente hemos decidido que la definición es: Tío con mucho morro, o muy listo, o ambas cosas que cobra un pastón por no mancharse el delantal.

Speedygirl dijo...

jajaja, ya decía yo que esa cara que pone ZJ tenía que ser por algo... le tira el moño! Claro! eso era! XDDDDDDDD

Mak dijo...

Mi madre también se la tragó, lo mismo le da estar en el sofá que planchando, que era lo que hacía aquella noche xD

NáN dijo...

Joder, claro. ZJ me mola mazo mil. Debe ser estupendo dormir con ella, tan neumática y mujer.

Pero contabas la peli y me decía: esa peli la he visto y me gustó muchísimo, pero no trabajaba ZJ ni un jodido rubio... ¡Deliciosa Martha! Después de verla, estuve años dándole el coñazo a mi hermana y dos de sus hijas para que montaran un restaurante.

Di Vagando dijo...

Mo, a mí lo q más me interesa es la primera línea: "las razones que no vienen al caso" - Cuéntame!!! (en serio)

Di

PS: lo quiero saber por razones que no vienen al caso.

papacangrejo dijo...

Ese sofa será tu ruina

La reina de la casa dijo...

La película era un verdadero bodrio!!!

El tema es que la "original" (Deliciosa Martha) está trillones de veces mejor, a mí me encantó!

Que pena....

Anniehall dijo...

Lo de chef ejecutivo es lo más. En el resto de mundos laborales creo que lo llamamos consultor (con perdón de los consultores).

Anniehall dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juanjo ML dijo...

La ZJ era un buen proyecto de..., eso, ¿de qué estábamos hablando?

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Deliciosa Martha ni fu ni fa.
En esta hay un tema que no has citado: es en la primera peli que a la zetajones le pintan más los labios y menos los ojos. Con lo que hasta a mi que no me pone me parece guapa.

Patito dijo...

Muy buena tu reseña después de ella no vería esa peli ni de broma. Te regreso el favor recomendándote que por nada del mundo, ni siquiera por amor a tu sofá, veas PLAN "B" Con Jenifer Lopez. Es para llorar de lo mala que es. Hasta creo que es con el mismo rubio con su plata. ¡Pero que feo pata!

Mila dijo...

Es muuuuuuy mala, pero a mí la original también me gustó mucho, es que estos americanos la cagan siempre con sus versiones.

MB dijo...

Pues a mí Deliciosa Martha me gustó. Por lo que cuentas, esta es un truño. Gracias por destriparla.

Gordi dijo...

Ejem ¿aún tienes fax?

(Aaron mola, querida)

Burbuja dijo...

Yo no me movi del sofa tampoco, pero creo que me eche una siesta de estas epicas, porque no recuerdo haber visto a la ZJ y maromo...

Gracias por librarme!! Buscare la original...

B.B. dijo...

Totalmente de acuerdo, me engaño como a ti.

Sabática dijo...

A mí me pasa igual.

Solo me gusta el cine francés, algo del sueco y el iraní subtitulado.

Es que yo soy asín de intensse.

Ama dijo...

Lo mejor lo de los calcetines en el hueco de las clavículas. He llorado de risa.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo. Me pasó lo mismo, la vi por amor a la comodidad del sofá y cuando acabó pensé vaya bodrio acabo de tragarme.
MALVANTESA

Anónimo dijo...

Me uno a los domingueros que se tragaron el remake (siempre son bastante malos, "Brothers" nada comparable con la Sueca, "Déjame entrar" también sueca, ésta misma, etc...);
Me uno a los que les gustó la pelicula original. ¿Como no me va a gustar llamándose como yo?

Y el italiano, atractivo donde los haya, Sergio Castellito, magnífico actor (incluso cuando sale con nuestra Pe en "Non ti muovere".

Y estoy con Di, ¿que razones?

Anónima (y porqué no decirlo) también "deliciosa" Marta

Pikifiore dijo...

Generalmente las peliculas de cocinas y cocineros me aburren bastante,parece ser que esta pelicula no será la excepción entonces.Yo empecé a verla y me quedé frita,pero me pasa lo mismo que a tí.La culpa es del sofá:D.Hija,qué suerte conseguir que a las 10 la tele sea tuya.
Me he partido de risa con tu critica.

P. dijo...

La versión original de Brothers es danesa, ¿no?

Oriana dijo...

Aaron parece de plastico jajaja aunque con una decada menos reconozco que me hubiera tragado diez veces "sin reserva" obnubilada por su sonrisa profiden y los destellos dorados de su cabellera. yo tamb cai! y me ha encantado el despelleje . un saludo!

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con tu crítica, de hecho, yo no me senté a ver la película....el tema de los cocineros es horroroso y salvo la película Comer, beber, amar, los guiones dan ganas de echar a correr.
Sólo un apuntualización sobre el actor, te recomiendo su película Gracias por fumar, no hace de galán, el tema es muy interesante y da para una buena charla.
Que pases una Feliz Navidad.

Elvira dijo...

Malíiiisima, yo también la vi, jaja! Jugábamos a adivinar lo que iba a pasar y acertábamos todo.

Aprovecho para desearte muy feliz Navidad!!!

Un beso

NáN dijo...

Bueno, Molinos, ¿puedo comunicarlo ya? ¡Ahí vamos!

Este era un post-trampa:

Todo varones que habéis dicho que la Zeta Jones no pone habéis quedado al descubierto como mentirosotes.

Y si negáis que lo sois, es porque seguís siendo mentirosotes.

Anónimo dijo...

Estás en todo P. Yes, era danesa y no sueca. ¿Todo bien?
Anónima Marta

Anónimo dijo...

"Mostly Marta" la ví hace ya unos años en un cine estando en Italia, en compañía de una alemana, y nos partimos de risa, mas que nada por que los estereotipos estaban clavados (tanto la controladora alemana como el desquiciante italiano).

Esta era un bodrio total (y Zeta Jones lo hacía todavía más bodrio).

Nuestra amiga eólica realmente disfruta despellejando.. ayudas a rusticoman con las piezas de caza?

Un lector-admirador.

Anónimo dijo...

Me he reído mucho con la crítica, yo vi Deliciosa Martha en su día y me gustó, pero me ha hecho gracia cuando dices que ellos dos no tienen química y que es una tontada lo de los espaguetis, porque en la original los protas tampoco pegan nada y lo de los espaguetis queda ridículo, y más porque el chico es italiano (venga topicazo), en esto la versión americana lo ha clavado :-)

Otra P.

Adaldrida dijo...

El original, Deliciosa marta, es delicioso... Y Sergio Castellito mmmmm...

P. dijo...

No te preocupes Marta, si a todos nos pasa igual: todos los que tienen ojos rasgados son chinos y todos los que escriben con diéresis y las vocales tachadas son suecos...
Todo bien

c.e.t.i.n.a. dijo...

¿Y qué esperabas? Esta chica es como Hugh Grant: garantía de que la peli es una mierda