jueves, 3 de septiembre de 2009

LA PEOR PRIMERA CITA

Las primeras citas son un horror; pase lo que pase son estresantes. Si es tu primera primera cita vas con unas expectativas tan desorbitadas que es inevitable el fracaso.

Según vas teniendo primeras citas las expectativas van bajando, más que nada porque de todo se aprende, y poco a poco vas comprendiendo que hay un 98 % de posibilidades de que el otro no sea la pareja de tu vida y cuando ya llevas un mogollón de primeras citas sabes que las posibilidades de no llegar a casa diciendo: “joder, si es que lo sabía, sabía que iba a ir mal” son exactamente del 1 %.

Antes de ir más lejos con esta historia voy a explicar que una “cita” es un encuentro entre dos personas que quedan un día determinado con expectativas de gustarse y tener un intercambio físico/sentimental satisfactorio para ambas partes o por lo menos para una de ellas.

Salir por la noche, ir a una boda, encontrarte a otro en un bar y acabar en satisfactorio intercambio no es cita..es encontronazo y suele ir mejor porque te lo encuentras sin buscarlo.

Con todo este bagaje de desastrosas experiencias al que no hay más remedio que someterse llega un día en que quedas para OTRA primera cita ( después de encontronazo).

Decides arreglarte pero no demasiado, ya estás harta de llegar a una cita vestida elegante y que el otro venga con la camiseta mugrienta y las zapatillas rotas. Así que nada, te pones un vestidito mono pero sin estridencias. Por supuesto no te pones ropa interior color “visón".

Luego hay que fijar el sitio. Empezamos mal, hay que quedar en otra ciudad por que la parte contratante de la cita está viviendo allí y le es imposible venir a tuya. Como es otra ciudad que no conoces, la parte contratante decide que lo mejor es quedar en tachannnn…¡¡una gasolinera!!!.

Vale.

Te metes en el coche con tu vestidito, te ves monísima pero haces un esfuerzo y vas 100 km diciendo: no me voy a hacer ilusiones, seguro que un rollo y ya está, lo mismo me dice que sólo amigos..etc, etc. Entras en bucle.

Llegas a la gasolinera y estás como una panoli entre los surtidores esperando a que la parte contratante aparezca y diciendo: pero qué necesidad tengo, si es que para qué…a ver si se van a creer que busco rollo o peor que soy puta o peor que soy una terrorista o peor se me acerca alguno a hablarme y entonces llega la parte contratante y cree que estoy ligando con otro y se va y se me hace de noche. Entras en bucle.

Aparece un todoterreno con barro hasta el techo y de él se baja la parte contratante con una camiseta con un dibujo de un monstruo y algo así como “ nos vamos de fin de carrera con el dinero que has pagado por esta mierda de camiseta” y unos pantalones verde loro horribles. Entras en shock.

- Hola
- Holaa
- Perdona que llego tarde del monte y no me ha dado tiempo a cambiarme.
- Ya y eso que llevas es???
- Pantalones de motoserrista
- ¿
de qué?
- Motoserrista..llevan una parte metálica aquí, toca..para que si se te va la motosierra no te cortes la femoral y te desangres en medio del monte.
- Ahhh. Qué cosas.
( Piensas, mira que bien, que precavido, se los ha puesto para no desangrase y no dejarme colgada en esta gasolinera)
-
Bueno, sígueme y vamos a mi casa.
- Vale, vale.


Te metes en tu coche y vas pensando que una vez más y aunque creías que era imposible, ésta es sin duda la primera cita más absurda de tu vida. Ahí vas siguiendo el todo terreno en tu minicoche tan mono por calles cada vez más estrechas hasta que la parte contratante te dice que aparques y desaparece con su coche. Obedeces, aparcas, y te bajas del coche sin tener ni idea de donde estas y dices: ¿ y si no vuelve? ¿ y si es un psicópata y me deja aquí? ¿ le he dicho a alguien donde voy? Bucle de pánico.

Pero no, ahí viene con la espantosa camiseta, los pantalones salvavidas y ¿ qué lleva en la mano? ¿ una pala? Ay mi madre.

Llegamos a una plaza en el centro más centro de la ciudad de provincias. Entramos en un portal y subimos un piso andando mientras hablamos de algo, pero tú sólo piensas en lo ridícula que eres con tu vestido y llevando una pala en la mano.

- Pasa
- Ah si…vale…¿QUE ES ESO?

- Ah, si perdona son unos picos, pinchos, y palas..para mi cuadrilla.
- Ahhhh ¿ que hace esa cuadrilla? ¿ Asesina viejas?

- Es para el monte, para las repoblaciones y blablablablablablabla....
-
Definitivamente es el último día de tu vida, estás en casa de un psicópata con armas homicidas para dar y tomar, pantalones especiales para usar motosierras y hablando de su trabajo. Es tu peor primera cita, es más, probablemente ganes el premio a la peor primera cita del mundo.

Pero no, salió muy bien.

A la mañana siguiente descubrimos la habitación misteriosa que contaba aquí.

28 comentarios:

YoMisma dijo...

Eres muy buena narrando!

Que intriga hasta el último momento por Dior...

jajaja

Saludines,
YoMisma

nanu dijo...

Tia, que venia del monte!! También tu...

Lo de la habitación no se lo paso.

Beso
Nanu

Elvira dijo...

Muy bueno. Intento imaginarme al ingeniero con esos pantalones, pero no puedo. :-)

Anónimo dijo...

Picos y palas. No se me ocurre ningún juego sexual con picos y palas. Donde esté un Guardia Civil con porra que se quite un ingeniero de montes.

Don Mendo

Princess Valium dijo...

Rubi, Rubi, que últimamente te veo muy en plan: estamos viviendo nuestra segunda luna de miel....Jajajajajajaja...Me gusta este rollito sensible que te sale...ains, no disimules!

Mil besos!

littleEmily dijo...

Así que así fue la primera cita con el ingeniero XD . Las cosas no siempre salen tan mal como parece no?

Besos

hitlodeo dijo...

¡Desde luego Moli! ¿De verdad te ha pasado esto.
Bueno, aprovecho para responderte a la cuestión del tomate sexual:
"Ya ha sido catado, sabe igual que los demás, y no he notado ningún efecto adverso.
Seguiré observando por si me vuelvo un supermacho ibérico, o por si me dá por salir en alguna carroza del orgullo gay".

Jezabel dijo...

Jo, que final mas tierno. Aunque joder tu churri, mandahuevos ir a recogerte vestido de barrofango.

Jeanette dijo...

hola, me gusto tu blog y me he hecho seguidora. te invito a pasarte por el mio y hacerte seguidora tambien. besos
jeanette


http://viajesyleyendas-j.blogspot.com/

Jeanette dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Jeanette dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
peibol dijo...

Quién lo iba a decir...

Yo suelo saber desde el principio que si aquello no va a cuajar, pero me da por pensar en dar una oportunidad, para que pasadas unas semanas, no cuaje. ¿Por qué no haré caso del primer instinto, que siempre es el bueno?

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

"“cita” es un encuentro entre dos personas que quedan un día determinado con expectativas de gustarse y tener un intercambio físico/sentimental satisfactorio para ambas partes o por lo menos para una de ellas".
Te rectifico. Si es satisfactorio sólo para una de ellas, si esa parte es la contratante, es un fracaso absoluto.
Si lo sabre yo...

molinos dijo...

Gonzalo..no me puedo creer que un tío con tu glamour haya fracasado en muchas primeras citas....:)

Barbijaputa dijo...

Moli no me lo puedo creer, estaba escribiendo un decálogo de "LA CITA PERFECTA", para mi sección de decálogos (jijij), y me has dado mogollón de ideas, por ejemplo: "No aparecer disfrazado como Michael de Halloween 20".

William Tea dijo...

En mi peor primera cita, todo parecia ir bien, hasta que la otra parte empezo a dar evidentes muestras de desequilibrio (mental).

Era mayor que yo, porque la gente de mi edad no me parece madura (y yo a ratos tampoco me considero), y al principio todo iba rodado: a un pub con aires islamicos (teteria) a tomar algo, despues a cenar, charlando de cosas interesantes, divirtiendonos... pero mas tarde, cuando fuimos a otro local y estabamos bromeando/charlando/deputamadre, cuando de pronto se quedo totalmente quieta mirandome fijamente. Yo me lo tome como algun tipo de insinuacion, le devolvi la mirada, medio sonrei, cuando dijo de pronto "creo que te quiero" (!?!?!?). Me atragante, la mirada se me desorbito como sucede en los dibujitos, con los globos oculares a medio metro de la cara de nervio optico, sono una bocina de barco, y me salio un balbuceante "¿...que...?". Y ella dijo "¿no te pasa lo mismo?".

Y empezo a hablarme de conexiones astrales (era muy jipi), de que entre nosotros habia algo (yo creo que electricidad estatica en todo caso, a veces me sucede que los clips se me quedan pegados a las manos) especial, y de que la noche era perfecta para enamorarse porque piscis estaba bajo la influencia de yonoseque blausblausblaus...

Bueno, yo entiendo un "encontronazo", como lo llamaste en otro post, lo que otra gente entiende por un flechazo, y lo que, vulgarmente aunque nadie lo diga en voz alta, es un calenton de decir "esta persona... grraurrh...". Pero... decir "te quiero" en la primera cita, aunque previously dijese "creo que", y encima lo explique por una estrella que esta a tomar por culo siete millones de veces... me parece de estar muuuuy pillado.
Y bueno, no se por que me ha dado por contar mi peor primera cita... para que veas que no estas sola y otros tambien tienen mala suerte.

Por cierto, me ha encantado tu blog, y me gusta lo bien que cuentas las cosas, es divertido y comprensible (si supieses cada perlita gramatical que me he encontrado...).

Hasta otra ^^.

William Tea dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
William Tea dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
molinos dijo...

William, jajajajaja..lo que me he reído. de todos modos si sales con una flipada jipi pasan esas cosas..deberías haberlo visto venir.

jajajaja...:)

Biónica dijo...

Uooo, qué bueno el post! :)

Voy a darme una vuelta por aquí. Pues nada, que ya me he hecho admiradora tuya xD.

Mad Hatter dijo...

Pues sí, parece increíble, pero a veces hasta los ingenieros de montes ligamos... y no me estoy refiriendo a las semillas de "amor de hortelano", las garrapatas o al moreno "agroman".
¡Enhorabuena pareja!

Anaïs Lechat dijo...

Hola, he llegado por Barbija. Como dicen por ahí arriba, tremenda pa narrar! Te leo.

Rocío dijo...

Es que a mí "me citan" en una gasolinera y te juro que no voy!!! Jajajaja...

Vaya espectáculo... Pero bueno, salió bien. Cita arriesgada, pero fructífera...

Tengo ganas de saber qué escondía la habitación misteriosa...

MissMurphy dijo...

Yo a la gasolinera a lo mejor llegaba si el tío me gustaba mucho, pero le veo aparecer con la pala y salgo por patas, jeje!

JuanRa Diablo dijo...

Hasta el final pensaba que estabas echándole imaginación por ese puntazo de novelista que llevas dentro. Ahora veo que no.
Ha sido muy divertido :)

Haz el favor de pedirle al ingeniero que haga una única contribución al blog y explique por qué no abrió nunca esa habitación. Es casi tan intrigante como todo lo de MAK.

Kuin dijo...

Cuanta intriga...menos mal que la historia acaba bien...o me cuelgo de un pino...creo que aun me quedan muchas primeras citas...y necesito algo de fe para no tirar la toalla con la próxima que me salga rana.

Besos!

Vara de Rey dijo...

Muy bueno el relato de la experiencia.

Éste creo que es el segundo comentario que dejo en tú blog. me lo recomendo un amigo y la verdad que está genial. Enhorabuena!!

En mi peor primera cita, después de un encontronazo como tú lo defines, no me acordaba de ella (el alcohol que es muy malo. Sólo sabía que tenía acento anglosajón.
El caso es que acudí a su casa donde pensaba disimular mi olvido. Me abrió la puerta del portal subí y allí estaban las dos, ella y una amiga. Miré a una dije: Esa no es. Miré a la otra y dije: Esa tampoco... Pense: Por favor, por favor que sea la primera... Al instante hablo y supe que era la primera menos mal!! jajajajaja! Luego cenando le confese mi olvido, se partía el culo. Ahora somos buenos amigos, solo amigos, pero genial!!

Vara de Rey dijo...

Se me olvido... Creo que me has inspirado para contar mi encontronazo-cita en mi blog.


Saludos!!