sábado, 16 de abril de 2022

Podcasts encadenados. De obsesiones, folclóricas y mormones


Ahora que estáis todos entretenidos viendo procesiones, comiendo torrijas o paseando por la orilla del mar pensando en lo maravilloso que es estar de vacaciones, llego yo con mis recomendaciones de podcast para escuchar mañana en el atasco de vuelta. 

Al lío. 

Dentrísimo es un podcast de Manuel Burque para Spotify. La premisa es sencilla, charlar con gente que está dentrísimo de algo, obsesionado a niveles que desde fuera parecen rozar la locura. La gracia de Dentrísimo está en que no es un podcast de entrevistas con un tema, es mucho más. Burque comparte con su entrevistado o no, la obsesión y charlan sobre el tema intercalando esos fragmentos con datos interesantes y mucho humor. Estos fragmentos son de una voz en off, Javier Valera. La gran diferencia de Dentrísimo con cualquier otro podcast de entrevistas o conversacional (que no tienen porqué ser lo mismo pero de lo que ya hablaremos en otro momento) es que tiene un guión y un diseño sonoro trabajadísimo. ¿No lo notas? Bien, eso es porque está muy muy bien hecho. Por ahora hay disponibles tres episodios: dentrísimo de las plantas, dentrísimo del café y dentrísimo de los perfumes. No os lo perdáis porque os va a gustar y es un podcast diferente. 

¡Ay, campaneras! se ha terminado. Con el episodio dedicado a Rocío Jurado ha llegado al final la segunda temporada. ¿Qué voy a decir de este podcast que no haya dicho ya y que no suene a "comprad, comprad mis hermosos jabalíes" porque yo he trabajado en él? Pues lo que digo siempre, que la copla, sus historias y sus protagonistas pueden, a priori, parecernos algo que no nos gusta, que no resuena con nosotros en pleno siglo XXI pero que Lidia García con su escritura y su narración lo convierte en algo apasionante. En esta segunda temporada, durante ocho episodios nos ha ido presentando a mujeres importantes, importantísimas, de la historia de España. Mujeres que se labraron una carrera desde la nada, que triunfaron en España y también a lo largo del mundo, en Nueva York, Buenos Aires, México, que se rodearon de famosos, que arrastraron multitudes. Algunas nos resultan desconocidas como las hermanas Conesa y su trágica historia o La Argentinita. A otras las conocemos, o creemos conocer, mucho: Sara Montiel, Lola Flores o Rocío Jurado. Da igual, de todas Lidia nos descubre aspectos nuevos y nos deja siempre con la sensación de que cualquier cosa que pase, le había pasado antes a una folclórica. 

Sent Away es otra serie que he terminado esta semana. Es un podcast producido por APM reports, una de las organizaciones periodísticas más importantes de USA, Kuer (que no sé quienes son) y el periódico The Salt Lake Tribune. Sent Away es una investigación periodística en siete episodios sobre las organizaciones que hay en el estado de Utah para acoger y "tratar" a adolescentes problemáticos. Como todo el mundo sabe, en Utah los mormones son mayoría y todo en la vida del estado está impregnado por su religión, su visión del mundo, su manera de vivir. En USA existe la creencia de que los mormones y su disciplina pueden corregir cualquier desmán y por eso es el estado a donde van todos los adolescentes problemáticos: drogas, depresión, mal comportamiento, etc. Hay cientos y cientos de instituciones con cientos de programas para esos jóvenes. Sent Way disecciona principalmente uno de esos centros en el que han ocurrido todo tipo de desmanes desde maltratos, abusos, torturas y humillaciones hasta muertes y se centra en explicar como desde el propio estado no se ha ejercido ningún tipo de control sobre esos centros, dejándolos a su aire. ¿Por qué? Porque esos centros son una fuente de ingresos impresionante para el estado. A pesar de lo tétrico de todo el asunto, hay muchos testimonios de jóvenes que cuentan como fue su experiencia en esos centros, al final hay una cierta esperanza, no mucha, en que por fin se ponga algo de control en todo esta "industria". 

Sent away es un podcast muy serio, muy bien hecho, muy riguroso y que se sigue con interés (y horror). Se ha hecho un grandísimo trabajo de documentación e investigación, los testimonios tanto de las víctimas como de algunos responsables son sorprendentes y, además, es un podcast en el que los hosts se van intercalando sin que por ello se resienta la narración o el ritmo. Esta alternancia de hosts rompe una de las reglas del podcasting, que yo siempre repito además, de que hay que tener una voz que te cuente la historia para guiar al oyente. Sent away funciona perfectamente con varias. 

Por último dejo el episodio de ayer del Daily con la historia de Dennis Wayne que lleva veintisiete, ¡27! años en confinamiento solitario en una cárcel de Texas. Veintisiete años en una celda más pequeña que una plaza de aparcamiento, pasa veintitrés horas al día allí solo, sin ver a nadie, sin hablar con nadie y sale solo una hora al día a ejercitarse en un espacio un poco más grande. ¿Su crimen? Varios robos a mano armada en los años noventa cuando era un veinteañero y haberse escapado 2 veces de la cárcel. Es una historia terrible de crueldad carcelaria sin sentido. He aprendido también que en Texas hay más de quinientas personas en confinamiento solitario y más de ciento veinte llevan más de veinte años así. Me resulta incomprensible y aterrador. 

Para no dejaros mal sabor de boca, enlazo también la Banda Sonora de la newsletter La cabaña, llena de música para escuchar en estos días en los que uno fantasea con pasar la vida sin hacer nada, leyendo, escribiendo, paseando y comiendo torrijas. 

Como siempre, (casi) todo lo que recomiendo está en esta lista.

4 comentarios:

muiñovello dijo...

Me animaste a pasar por la lista y tengo que decir que tiene algo de pastelería... iremos probando...

Lo+ dijo...

Probado Dentrísimo y efectivamente, no es por que figures en los créditos, es por que está muy bien.
El resto de este encadenados...ya iremos viendo.... salvo Las Campaneras ( que les dí una oportunidad la emporada pasada y no me gustó), me parece muy crudo.

molinos dijo...

Ya me dirás muiñovello.

Lo+, dale una oportunidad a la segunda temporada de Campaneras porque no se parece a la primera, es otro tema y otro tono.

Anónimo dijo...

Gracias por las recomendaciones.

Escuché un fragmento de Campaneras hace tiempo, y no me enganchó. Pero he vuelto a intentarlo a raíz de tu post y ya llevo 3 capítulos de la temporada 2. Te doy la razón.

Y a mí también me enganchó la historia de La Esfera. Cayó la temporada en modo adicción.

Y de "Cosas de las que no se habla", una recomendación tuya de hace más tiempo, de vez en cuando me vienen a la memoria imágenes de alguna de las historias.

Un saludo,
Nuria