miércoles, 23 de septiembre de 2015

Nuevo periodismo


No puedo más. Tengo que decirlo o me dará un síncope, me envenenaré con mi propia bilis y caeré al suelo presa de fuertes convulsiones: el nuevo periodismo no existe. 

O sí, pero es una basura. 

Hace año y medio escribí un post sobre el llanto y el rasgaR de vestiduras de los periodistas en la red. Llantos por su situación laboral, porque el público no les hacía caso, por los despidos, etc, etc. 

En estos 18 meses la situación ha cambiado. Hemos pasado del fin del periodismo, la libertad y la democracia a "Y si somos los mejores, bueno ¿y qué?" Tal cual. 

Hordas de periodistas pululan por la red haciendo hincapié en que han descubierto la rueda del "nuevoperiodismo". Nuevos medios, nuevas maneras de hacer periódicos, radio. Nuevas cabeceras, nuevo tono, nuevo estilo. Más rigor, más profesionalidad, más profundidad, más compromiso. 

Todo es más y todo es nuevo. 

Estupendo, ¿no? 

Si fuera cierto podría ser estupendo o no. El problema es que ni siquiera es nuevo. Es lo de siempre, pero vendido como un acto de fe. 

"Somos el nuevoperiodismo. Apóyanos. Hazte socio. Suscriptor. Patrón. Give us the money. Pon un banner, un bando y un anuncio diciendo que nos apoyas porque somos nuevos, distintos y diferentes. Tuitea que bajas al kiosko a comprar una revista tan, tan nueva que se llama Papel y tiene a Casillas en portada"

Y todavía no han hecho nada, y lo que han hecho se parece sospechosamente a lo que ya teníamos. Las mismas caras de siempre "robadas" de un medio a otro. Periodistas, o algo así, sacados de la televisión para que den opinión o información. Cuanta más gente de televisión tengan mejor, como si salir en la tele diera alguna credibilidad. (Un percebe que hable me resulta más interesante que la columna escrita por cualquier presentador/a de televisión). Historias lacrimógenas disfrazadas de información y ni un solo dato. Opinión y manipulación disfrazadas de imparcialidad. 

Todo esto ya lo teníamos. Ya existía y dejé de leerlo, comprarlo y escucharlo. 

El nuevoperiodismo adalid del compromiso me parece una pura pose. No me creo nada y, además, no tengo por qué creer en el trabajo de nadie por adelantado. Y menos pagar por ello antes. ¿Quieres que me suscriba a tu medio, lo compre y lo apoye? Bien. Pues haz bien tu trabajo, hazlo cojonudo y allí estaré, pero no me pidas actos de fe por adelantado. Mi charcutero, mi farmacéutico y el de la tintorería no me piden dinero antes de darme el servicio. ¿Por qué el nuevoperiodismo sí? 

"Si quieres periodismo de investigación, apóyanos". Pues mira, no. Haz periodismo de investigación bueno y te apoyaré. 

"Somos nuevos y diferentes, apuesta por nosotros". Pues tampoco. No sois nuevos. Sois los de siempre enfurruñados unos con otros y dándoos codazos para ver quién vende la burra antes, quién consigue el mejor puesto en el mercadillo y quién pasea a la fulgurante estrella de los medios por delante de su puesto y consigue más visitas. Sé nuevo y diferente y te apoyaré. 

"Creemos en la gente". Tururú. El nuevo periodismo son las mismas caras, todos encantados de conocerse. ¿Qué tal un nuevoperiodismo que apueste por gente nueva? Por gente nueva a la que se pague bien y no con "visibilidad". 

Entiendo que la situación ha cambiado, la red es otro medio y hay que controlarlo pero el desfile de egos, palmaditas en la espalda, cheerleaders y hooligans es aburrido, grotesco y da muchísima, muchísima vergüenza ajena a todos aquellos que, en teoría, somos el público objetivo de vuestro trabajo o, en vuestra nueva jerga mesiánica, la sociedad a la que queréis servir por el bien de la información, la democracia y no sé cuántas cosas más. 

Como diría el Sr. Lobo, a ver si dejáis de chu... , os ponéis a currar y hacéis buen periodismo. Ni nuevo, ni comprometido ni diferente. Poneos a trabajar en serio. Sin mesianismos, sin vender motos, jabalíes ni el mismo perrito con distinto collar. Dejad de jalearos y de hacer el ridículo. 

Haced bien vuestro trabajo y lo pagaré. 

13 comentarios:

Enebea dijo...

Muy buena reflexión.

Iba leyendo y me daba la sensación de que hablabas de políticos. Hasta que he visto el final:"Haced bien vuestro trabajo y lo pagaré".
A los políticos les pagamos igual.
Ainsss...

Crónicas de una Española en Viena dijo...

Hola, guapa:
Entiendo y comparto tu cabreo. Aquí en Austria hay un periodista moderador de televisión tan famoso como vomitivo. No hay entrevista en donde no saque su ideología a la palestra, sobre todo cuando entrevista a un político. No recuerdo el nombre de la presentadora famosísima que el PP despidió de la TV1 (por estos lares se me olvida todo). Que follen al PP, pero esta tipa no se merecía estar ahí. LO siento pero el trabajo de un periodista es informar y no manipular. A mí me importa tres carajos su opinión. La opinión debemos hacérnosla nosotros pensando.
Por otra parte, desde que El País fue comprado por ¿el grupo Prisa? , es una caca de aquí te espero. Y la de faltas de ortografía que hacen los periodistas de hoy día??? Es indecente, sencillamente.
Por lo demás, no sigo totalmente a qué páginas te refieres en tu post, porque como te digo, estoy en la "Austriaesfera".
Un abrazo

Anónimo dijo...

Pues claro que no existe, como no existe la nueva política. Siguen existiendo unos señores que quieren hacerse de oro a costa de los pardillos de turno mientras les venden un panfleto con los sermones de siempre e intentan ir de modernos, posmodernos, digitales, innovadores, emprendedores, atrevidos, diferentes, progres, centristas, táchese lo que no proceda.

Lo triste es que no surja alguna publicación con un mínimo de calidad en España, parece que a éstos les basta con el apoyo (y la pasta) de sus incondicionales, más lo que le sablean al Estado en subsidios más o menos encubiertos y lo que sacan de Bankia, Telefónica, las eléctricas o el Corte Inglés a cambio de hacerles propaganda descarada.

Ahora bien, en otros sitios existe el periodismo de siempre, y sin ése no habría habido Watergate. Mientras tanto, es abrir un medio español y reír por no llorar. Da igual que hablen de política, economía, ciencia o cultura, el nivel no podría ser más bajo. Tienen su público, sus subvenciones, sus cátedras y sus eventos con canapés.

Nosotros tenemos el resto del mundo.

Gatete.

Chef Rancia dijo...

Bueno, no te falta razón en algunos aspectos, pero como periodista, desde hace casi 30 años, te pediría un favor. No confundas, ni mezcles, profesionales del periodismo con empresas o grupos periodísticos; tampoco periodistas estrella, cuyos sueldos astronómicos dan cierto vértigo, mientras no los comparemos con los de futbolistas (con los que solemos ser más indulgentes)con los plumillas de provincias con salarios que no llegan a mileuristas en el mejor de los casos, excepto unos pocos afortunados.

Quizá también deberíamos (todos) separar la paja del grano y analizar cuántos periodistas lo son; cuántos bloguers tienen conocimientos mínimos de ortografía y gramática, y cuánta mezcla bastarda hay en ambos casos

Saludos

molinos dijo...

Chef Rancia, sé de lo que hablo, tengo 16 años de experiencia con todo tipo de periodistas. Desde estrellas hasta periodistas locales. Si te molestas en leer el post que escribí en su día verás que separó la paja del grano.

Gracias por el comentario.

Y separemos la paja del grano...tener un

Aroa Moreno dijo...

Estoy de acuerdo con Chef, porque eso iba a poner: no es lo mismo periodista que negocio. Y es importante darse cuenta.

Mª Asunción Saura dijo...

Brillante.

Crónicas de una Española en Viena dijo...

Chef Rancia, tengo una curiosidad.¿Hasta que punto es libre el periodista? ¿En qué porcentaje no está manipulado por la empresa , periódico, revista, televisión, etc. para la que trabaja? En el mundo en que vivimos, dudo que ni los periodistas freelance sean free, de verdad. Tengo amigos periodistas aquí en Austria, alguno trabaja en televisión, y otros freelance. Una freelance a la que di caña en Facebook (amiga personal), me dijo que a ella le gustaría escribir con libertad de muchas cosas pero no se las admitirían. Yo creo que ese es el mundo en el que vivimos.

palomamzs dijo...

A mí tampoco me convence lo de pagar por adelantado, en eso estamos de acuerdo pero no creo que se pueda generalizar como tú lo haces, es una profesión en crisis, al igual que la edición de libros en papel o la música. Tiene que renovarse para sobrevivir y de esa renovación saldrán cosas buenas, bodrios y aprovechados, como en todas partes. Hay profesionales estupendos, sin faltas de ortografía y que lo hacen muy bien. También en la televisión.

Anónimo dijo...

¿Es que vosotros no pagáis por un periódico (subvencionado, por cierto) antes de leerlo?
Si no te gusta la línea editorial es otra cosa, pero meterse con los medios que no gustan al gobierno del PP es para leerte desde otra prespectiva.

Anónimo dijo...

Anónimo de las 8:55,

Creo que la autora no se mete con «los medios que no gustan al PP», sino con medios que practican muy mal periodismo y que básicamente son un panfleto; que quieren ir de independientes, de auténticos y de rompedores y en realidad no son más que otro puntal del 'Establishment' (ahora está de moda decir 'casta'). Es el caso descarado de eldiario, que es la versión moderneta-überfeminista-tecnoguay del PSOE y que recibe generosa financiación de los mismos que financian los medios del PP. Así que no se si les gustan o no, pero los toleran y sus amos los alimentan. Sectarios, superficiales y vendidos. Tienen su público pero basta con rascar esa pátina de intelectualidad de todo a cien para descubrir que distan mucho menos de «La Razón» de lo que se creen.

Gatete.

Pep dijo...

Me voy a poner en plan "moli".

Cuando te pones a criticar algo, indefectiblemente sale alguien con el manoseado "no hay que generalizar", "no todos son así", "distingue la paja del grano" ....

Me sale urticaria.

Porque aun en el caso de que no todos sean así, eso no quita para que si digo que 100 son bordes y solo lo son 20, esos 20 no sigan siendo bordes. Curiosamente, los que reclaman que no generalizes casi nunca empiezan diciendo "es verdad que esos 20 son bordes .... " y luego intenten constructivamente añadir el caso de los restantes 80. Curiosamente, si lo hacen, es siempre con un cierto tono de reproche (léase, cabreo).

Generalizar, siempre se generaliza, nadie va caso por caso a no ser que tenga muxo, muxo tiempo y sus lectores muxa, muxa, paciencia. A estas alturas creo que se debería sobreentender que generalizando se cometen errores y excepciones habrá.

Y si crees que hay tantas excepciones, ayuda tu a separar el grano de la paja. Porque al final parece que con el manoseado "no generalizes" lo que quieres es simplemente, quitarle fuerza al argumento del otro.

HombreRevenido dijo...

Ya que te pones "tarantiniana" podrías haber escrito "haced bien vuestro puto trabajo". Es eso, sencillamente eso.

El periodismo no ha dejado de renovarse y renacer. Y lo consigue de la mano de un puñado escaso de periodistas con verdadero talento. Lo demás es humo.