miércoles, 7 de mayo de 2014

Molidocumentales: la exnovia parásita

"El amigo soltero parece estar bien, sano, fuerte y alegre. De repente una especie de calambre, de invisible fuerza lo paraliza: la mirada se le enturbia, las extremidades pierden fuerza, pierde la alegría y con la mirada vacía cambia sus pasos y se dirige a algún sitio desconocido atrapado por una fuerza que sólo él escucha. El resto de los amigos le mira con incredulidad. 

Es el ataque de la exnovia parásita". 


Descripción del espécimen.

Sujeto femenino (no se han observado ejemplares masculinos de esta especie, si bien hay una bastante parecida con características similares pero no idéntica descrita como el Exnovio pesado) de edad entre 20 y 35 años. Casi todos los ejemplares observados en libertad respondían a las mismas características: periodos de languidismo agudos mezclados con otros de entusiasmo absurdo rozando el intensismo. No suelen tener oficio ni beneficio y de tenerlo suele ser de poco beneficio. Gozan de lo que ellas suponen una gran vida interior. Ni que decir tiene que para un observador no embrujado por sus encantos, en su vida interior hay eco.

Descripción de la víctima.

Hombre con mucha querencia al solterismo. Una exnovia parásita jamás caza a un hombre que haya tenido muchas novias, muchas relaciones o sea un picaflor. Suelen salir de caza en una etapa de intensismo interior en el que el lema que llevan grabado a fuego en su camiseta por las que les asoma el hombro es "voy a encontrar un diamante en bruto...y le cambiaré porque yo soy especial". 


La víctima por tanto suele ser un ser solitario, siempre mayor que la depredadora y que por lo tanto parece curtido en mil batallas. Es discreto, poco dado a la charla y muy cariñoso... en la intimidad.


Lamentablemente es también muy muy vulnerable a los encantos de su depredadora que cual camaleón se disfraza de "Mosquita muerta adorable con tendencia a parecer una pantera en la cama". Contribuye mucho a esta imagen el hecho de que la víctima, como ya se ha señalado, suele llevar una vida bastante austera sexualmente hablando. No es que no tenga sexo pero siempre es menos del que le gustaría (ejem...en esto se parece a todos).

Descripción de la relación.

La depredadora atisba a la víctima. La elige. Los amigos del macho víctima le dejan a su aire, al fin y al cabo tiene una edad y ellos están a sus cosas y a sus propias relaciones absurdas. Además, minusvaloran a la depredadora y confían en la querencia de su amigo por el sexo y las relaciones esporádicas y sin compromiso.

Pronto los amigos descubren su error. El amigo ha desaparecido del mapa, no coge el teléfono, no abre la puerta de casa, no quiere hacer planes conjuntos. Algo raro pasa, no necesariamente tiene que ser malo. Entre los amigos es ampliamente conocido y está debidamente documentado el fenómeno "abducción por planeta del amor" y se tolera porque les ha pasado a todos. Esperan en silencio a que se pase un poco el furor de la abducción, el amigo y su "pareja" salgan de su guarida y haya que integrarla en el grupo de amigos. Se especula con cómo será ella: "muy joven", "todavía estudia", "parece maja" y hay breves destellos de alegría porque el amigo soltero vaya a tener novia.

El amigo no aparece. Permanece missing. Brevemente se le intuye en algún evento y bar. Con timidez se le pregunta.¿Y fulanita? ¿Estáis juntos?

- Sois unos cotillas, no pienso deciros nada.- contesta ofendido mientras se escabulle del plan y los amigos le ven subirse a su coche.

Descripción de los primeros síntomas de haber sido atacado por una  por exnovia parásita.

Tras dos o tres meses a lo sumo de relación confusa (una ex novia parásita nunca es una ex relación seria, eso es otra cosa) y bastante secreta aunque notoria, el amigo soltero reaparece. Parece el mismo y los amigos hacen lo que se hacen con todo aquel que aparece después de estar en el planeta del amor.

- ¡Qué? ¡Qué tal? ¿Ya se te ha pasado? ¿Dónde te has dejado a tu amorcito?

Algo va mal. El amigo contesta con un bufido y ojos vidriosos. Hay que cambiar de táctica.

- Joder, vaya... lo sentimos. ¿Estás bien? ¿necesitas algo?
- Dejadme en paz.
- Pero y ¿fulana?
- Estoy bien. No pasa nada. No salíamos, somos amigos.

En el momento que dice "no salíamos, somos amigos" el amigo debería caer fulminado por un rayo o de algún sitio debería aparecer un cirujano que lo lobotomizara, porque esa es la frase que conduce directo a vivir con una ex novia parásita a la chepa.

Descripción de la vida de un amigo con exnovia parásita.

A pesar de que la relación fue corta en el tiempo, muy corta (un par de meses o tres) y de que la imbricación de la ex novia en la vida del amigo fue mínima...una vez se produce la ruptura, la ex novia parásita se queda a vivir en la chepa del amigo. No lo usa de egomaker, no...directamente lo parasita, le chupa la sangre, la alegría de vivir, el tiempo, las ganas y todo. Sin darle nada a cambio....ni siquiera un revolcón. 

Una exnovia parásita se caracteriza por:

- tener sucesivos novios después de tu amigo a los que tiene el mal gusto de presentar a tu amigo con la frase "es muy majo, seguro que os hacéis amigos", saltando alegremente por encima del hecho de que Él ya tiene amigos.

- Ignorar alegremente que los amigos de su víctima la odian. Con rabia y saña y toda su mala leche.

- Aprovecharse de la víctima absolutamente para todo: llamadas a horas intempestivas con llantinas absurdas "sólo tu puedes consolarme" (pero no chuschando, claro). Peticiones de colaboración en actos benéficos, en mudanzas, en comuniones... Marrones absurdos del tipo "son las 2 de la mañana y necesito este trabajo para mañana y necesito dormir...¿te quedas mirando la impresora mientras salen las 120 páginas, lo encuadernas y le pones mi nombre?, ¿me acompañas a ver a mi amiga a 800 km en tu coche? y así hasta el infinito. 

- tener un radar extremadamente fino que le alerta de cuando la víctima está a punto de ser rescatada de su red por sus amigos y aparecer tipo "hago chas y aparezco a tu lado", obnubilando a la víctima, que como un zombie se queda pegado en los filamentos de "fuimos brevemente novios y ahora no somos amigos pero creo absurdamente que no me estás parasitando la vida".

Una ex novia parásita es lo peor que le puede pasar a tu amigo. Es una araña con mil patas que teje a su alrededor una red lo suficientemente fina para que él crea que puede escapar, para que sus amigos puedan tocarle y verle pero la  realidad es que no tiene escapatoria hasta que los amigos se harten de verle con la mirada vacía cada vez que ella pega un tirón y decidan entrar con una motosierra a cortar los hilos, darle dos leches e inocularle un antídoto en forma de tía que merezca la pena.

Muerte a las ex novias parásitas, esa lacra. De un zapatillazo hay que acabar con ellas, como con las arañas. 







18 comentarios:

Monica Gonzalez Rojo dijo...

si!! muerte a las parásitas!!! y a los parásitos...

Monica Gonzalez Rojo dijo...

si!!!!!!!!!!! muerte a las parásitas, que te dejan zombie!... y a los parásitos (hay depredadores masculinos que son casi de la misma especie)

RS dijo...

Lo has clavado. Sí que dan miedo las exnovias parásitas, sí. A veces, hasta triunfan y vuelven a ser novias, abduciendo definitivamente al amigo para siempre. Snif.

Ana María dijo...

*Ovación*

¡Esa es mi Moli!

La exnovia parásita hace de tu amigo un pagafantas de libro... ¿No? ¡Dudas!

¡Un besote! :*

HombreRevenido dijo...

Jojojo, eso mismo iba pensando yo mientras leía el post. Si es una raña la solución es fácil... ¡zapatazo!

Veo que estaba siguiendo perfectamente la línea argumental.

Anónimo dijo...

Pues,antes yo le daría un chufletazo de Raid las mata bien muertas y luego,sí,un zapatazo sonoro y despiadado.
Sonia.

Cabrónidas dijo...

No sé, Molinos. Las ex-novias parásitas son muy obvias y predecibles, tanto, que si la supuesta víctima no es un sensiblero gilipollas excesivamente educado, puede utilizarlas para su provecho.

Pau dijo...

En cuanto vi eso de "no hay hombres" me vinieron a la mente dos nombres... pero tienes razón, no encajan, son una categoría distinta.
Siempre que escribes un molidocumental te imagino pensando en alguien concreto y me muero de curiosidad por saber quién, aunque para exnovia parásito tengo mi propio alguien al que adjudicárselo XD

NáN dijo...

De acuerdo en un 50%. A esas pibitas, los buenos amigos del soltero las deben exterminar a zapatazos.

Pero... ¡a las arañas no! Las arañas son buenas y dóciles, sobre todo esas de patas larguísimas que hay en las habitaciones de los pueblos de montaña. "A la araña ni se le toca, que se come las moscas, que esas sí son molestas". Cuántas veces me he tenido que poner así de fiera con Ardilla, a la que le da repelús, la muy tonta y cursi, tener una 3 metros por encima de su cabeza.

Anónimo dijo...

Buenísimo Moli... Espero con ansia la descripción del exnovio pesado!.

Patricia

Oswaldo dijo...

Si le llegas a poner "método científico" al asunto me harás volver a Madrid a que me dediques el libro de texto para psicólogos geniales que necesariamente habrás de parir.
Algo así como "Caracterización de especímenes sociales muy particulares para Dummies"

Esta definición de personajes está al nivel de las Gacelas y el Gacelismo así como la del Norueguismo. ¡Buena esa!

Gordipé dijo...

Lo peor es que las ex parásitas ya lo son cuando están vigente, sólo que como el amigo desaparece los demás no podemos verlo. Bueno, yo sí lo he visto, a veces, y por eso me odian y estoy segura que hacen vudú con el arroz blanco.

Hans dijo...

No conozco especimen alguno de esa especie. Me alegro, la verdad.

Javier de Lara dijo...

Molí, sólo quiero hacer una apreciación. Creo que la ex novia parásita sí que puede venir de una relación seria. Principalmente porque yo tuve una y sé de qué se trata. Eso sí, su condición de parásita se dio tras la ruptura y duró un par de largos y duros años.

Paz dijo...

Espero que tu amigo Juan no haya sido víctima de este espécimen...No sé por qué, pero me cae bien.

Jatz Me dijo...

Pues sí que he conocido alguna de esas, sí. De hecho, algún amigo que otro desaparecieron durante temporadas tras ataques de esa especie.
Tal como lo cuentas, pues exacto. :)
Besos!!

Anna JR dijo...

Seguro que la novia parásita tiene en su armario algún modelito de Desigual. Para cuando la ciclotomia le pilla en modo subidón para ir a cazar a un amigo soltero.

Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.