viernes, 14 de junio de 2013

QUERIDOS PUBLICISTAS: BRADLEY DESAPROVECHADO...

Queridos publicistas,

En una mano tenéis a Bradley Cooper y en la otra una tarrina de estupendo helado. Dos ingredientes chulos, chulos. Quiero decir que no son tampones, ni compresas, ni yogures, ni bebidas, ni electrodomésticos. No, helado molón y tío molón.

¿Qué hacéis?

Esto.




¿Por qué? El anuncio es tan raro que para cuando llega el final y lo he visto varias veces no soy capaz de recordar de qué sabor es el helado. Me perturban tantas cosas que me distraigo y no me entero de lo interesante ¿es un sabor nuevo? ¿Es antiguo? No lo sé.

¿Me parece horroroso el anuncio? No. Ni fu, ni fa. Intrascendente. Sin sentido. Anodino. Soso. Es un anuncio que podría valer igual para anunciar Ferrero Rocher. ¿Dónde están? ¿Qué hacen? ¿Por qué en una fiesta de gala comen helado directamente de la tarrina? ¿Qué tipo de disfunción sexual tiene ella para preferir el helado a Bradley? O peor... ¿Insinúan que Bradley da menos satisfacciones que un helado?

Muchos despropósitos…pero lo peor que tiene el anuncio  es desaprovechar a Bradley Cooper.

En un mundo absurdo dónde yo fuera publicista y alguien se fiara de mi ¿Qué par de ideas se me ocurrirían para aprovechar a Bradley y unos helados estupendos?

Idea nº 1.

La llamaremos “Ella, su sofá y su helado”.

Podemos reciclar a la lánguida del anuncio aunque no me convence mucho. Nada de encajes y taconazos. Nadie come helado con esa pinta, a no ser que esté haciendo un espectáculo erótico festivo pelín ridículo. Se me ocurre que nadie con esa pinta come nada…excepto si está comiendo algo “erótico”.
 Pero bueno, aceptamos a la chica, vaqueros y camisa, camiseta, sudadera viejuna de estar en casa. Coleta. Una tele.  En la estantería una foto de ella con Bradley. Al pasar por delante pone la foto boca abajo, algo que dé a entender que se han peleado o le ha roto el corazón o cualquier cosa de ese estilo.  Elige una peli, una chula, una que le mole...por ejemplo “Misterioso Asesinato en Manhattan” .Va a la nevera a por el helado imprescindible para ver la peli y consolarse del desamor y ¡no queda! Resignada, se tumba en su sofá y le da al play. Justo entonces suena la puerta. Se levanta, abre y allí está Bradley con una tarrina de su helado favorito.  Por supuesto tampoco va vestido de chulo piscinas, lleva unos vaqueros y una camiseta porque Bradley como está estupendo, es de tío normal y corriente. La gracia de Bradleyes que tiene pinta de tío normal, de tío que no sabe que es tan atractivo, de tío que se considera divertido porque no sabe que es guapo. No se le puede vestir de modelo intenso de Dolce y Gabanna. Bueno, Bradley llega en camiseta y vaqueros con su tarrina…y  a la lánguida se le cae todo a los pies…porque él ha vuelto y trae helado.  Pueden acabar en el sofá, con la peli y compartiendo tarrina.

Idea nº 2.

La llamaremos “El helado y la TSNR”.

El helado se come también de postre en cena de amigos. Siempre hay alguien que lleva helados comprados  a última hora en una gasolinera.

Una cena de amigos. En este anuncio no vale la lánguida de antes, nadie se cree que esa tía haya cocinado nunca, de hecho nadie se cree que haya estado nunca en una cocina o que coma algo. No sirve. Hay que buscar una chica normal, o con pinta de ser normal.   

Una casa chula (es un anuncio), una mesa grande. La anfitriona no va vestida de putón de alto standing. Va vestida de cena de amigos en casa, informal. Van llegando los amigos y el último que llega es Bradley con el helado. La anfitriona y Bradley se ponen ojitos. Ojitos de esos que crean electricidad. Ojitos de esos de “nos molamos”. Risas, y llega el postre…como estoy pensando que la absurdez del dedito en la tarrina lo mismo es indispensable, hagámoslo bien. Todos son amigos, así que se toman el helado rollo “cucharón y paso atrás”. Se van pasando la tarrina y cogiendo, hasta que en una de las rondas casi no queda y entonces la anfitriona mete el dedo y hace ese gesto tan ridículo mirando a Bradley…que se ríe y se levanta a por más helado.

El anuncio acaba con la anfitriona cerrando la puerta y dándose la vuelta…Bradley está dentro de casa.
Sinceramente, con estos dos anuncios, yo saldría a comprar el helado y además miraría fijamente la pantalla cada vez que los viera. Puede que incluso sonriera.

El de la absurda en encaje con Bradley con cara de “No sé qué pinto en este anuncio”…me hostiliza con la marca y no me apetece volver a verlo. 

Atentamente,

Molinos. 


PS: Puede que alguien me diga que con esto les hago publicidad. publicidad..pero sinceramente no creo que mis posts repercutan en la ventas de helado. 

25 comentarios:

Pétalo dijo...

Buf, precisamente lo he visto esta mañana y he pensado que Bradley más que Bradley parece su personaje en "el lado bueno de las cosas", osea, bobo y como que le falta un hervor. Y lo de ir comiendo de la tarrina en esa fiesta pija es bastante penosito, así que parece más bobo todavía. Malmalmalmal. Con lo buenorro que está.

Ana María dijo...

Me gustan tus dos propuestas de anuncio.

Vaya laciedad de todo, con lo guapito que es este tío y lo que a mí me gusta, joer :S

Luego te veo!! ^_^

:*

desmadreando dijo...

¿Cuanto cobras? Cuando ponga mi agencia quiero que seas directora, editora, copy...¡TODO! jajajajajaaj no puedo parar de reír...

¿O será que te enviaron la tarrina de helado y estás haciendo promoción encubierta? ¡Ay moli! jajajajaja

¡Plas plas!

Anónimo dijo...

El anuncio da que hablar. Ergo, ha cumplido con su misión.

maruxaina89 dijo...

Lo único bueno la cara de Bradley cuando le enseña la cuchara a la sosa esa jajajaja

NataliaMO dijo...

Joer como se esta poniendo la television en España... con lo del helado este y los tampones, muerta me dejas!!

Hace dos años recuerdo que la calidad de los anuncios era mejor que los propios programas.

Molas mil Moli, me sacas una sonrisa hasta en los dias nublados!

Un abrazo desde Berlin!

Oswaldo dijo...

Lo que yo sé es que si yo fuera ejecutivo del tal helado (después de sacudirme el mosqueo por tu crítica al anuncio actual) te haría llegar una caja de tarrinas de esas a tu casa y te contrataría las ideas.
Parece claro que tanta, tanta lectura te ha alimentado la imaginación.

Pensando en esa línea, ¿Qué tal se te darán los crímenes? Digo, ya publicaste un libro que es recopilación de una parte del blog, pero, ¿Qué tal una historia con vida independiente?
Podría ser, de pronto, una historia romántica en un ambientazo como el parque de ayer.

O mejor, interpretando tu forma de saltar de un tema a otro por gusto y con calidad, una novela de "crimen romántico" (O lo que las páginas rojas de los diarios llaman "crimen pasional") que dé vida a lánguidas y empotradores y que incluya descojones entre gin tonics y varios despellejes con fondo musical de Bruce. El crimen podría suceder en pleno concierto al cual haya acudido La Morenaza o su equivalente. (No dejes fuera a la Morenaza. Aún debes ESE post).

Mejor no sigo. Sigue tú.

HombreRevenido dijo...

El anuncio es terrible. Tanto que ya no lo recuerdo y acabo de verlo.

Me gusta tu idea sustitutuva nº 1.
¡La compro!

La opción 2 mejoraría si ella hubiera preparado un postre casero (un flan, por ejemplo) pero viéramos que lo esconde para sacar el helado del maromo. Y eso puede ser porque el helado es buenísimo o porque ella le desea. Ambas sensaciones mucho más evocadoras que hacer el bobo en una cena supuestamente elegante.

Anónimo dijo...

Vaya par de chorradas, entre eso y la redacción de 4ºESO que escribiste ayer del parque de tu barrio...maternities, coño! que fijo que las estarán liando las peques!!!!

Mara dijo...

A mi el tío me gusta regulinchi... Aunque tiene los ojos azules, es bizco y tiene cara de cínico.... El helado de chocolate me espeluzna... Creo que yo le dejaría encerrado con llave en una habitación y me iría a por otro pavo!!! Un beso Moli

Tita dijo...

Tú lo que quieres es que te manden un congelador de hagen dassss de chocolate belga, y si puede ser al Bradli.

Aunque no lo entiendo, porque tiene una pinta de blandito tipo Rick Astley que espanta. Ni empotrador ni nada.

Con esa mirada casi mejor darse al helado, sin duda.

Carmen J. dijo...

Yo creo que es un buen anuncio y está muy bien realizado. Y creo que es original y aunque al principio parece uno de tantos (estrella y típica historia de lio chico-chica), al final da un giro imaginativo (la música ayuda). En cuanto al ambiente no cualquiera y a que recurra a la seducción, supongo que será el objetivo de la marca y que en el briefing nadie pidió chicos y chicas en camiseta y vaqueros y rollo cucharón y paso atrás. También, ya puestos a suponer, supongo que es chocolate y que no es casualidad.

Pero bueno, yo tampoco entiendo mucho. Si eso, manda tus propuestas a Saatchi&Saatchi, ¡nunca se sabe! :-)

Principito dijo...

Pues a mí el anuncio me gusta, el chico al que no conocía hasta ahora también, y el helado seguro que también, aunque los de chocolate no sean mis preferidos, pero ese seguuuuuro que está de muerte. Como el Bradley

Qué Chulo dijo...

Je, je, lo de redacción de la eso también lo pienso yo porque pones los títulos en mayúsculas. Los contenidos, pues ya quisieramos ver en la eso esa calidad, pero la forma de poner los títulos sí que me lo recuerda.

Anónimo dijo...

El post no lo terminé. Me cansa el tono, pero entro para felicitar a Oswaldo por su comentario.
Saludos.

Eloise Liyu dijo...

Me quedo con la 1!!!

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo. Lo de haakon me tenía preocupada pero que le guste este tío con la cara de bobo q tiene ya es el summun. Me parecen el antidoto de la lujuria. No me extraña q prefiera comerse un helado, yo haría lo mismo.

Anónimo dijo...

El anuncio tiene un fallo.
Al final la chica en vez de meter el dedo en la tarrina, tendría que meter la lengua.

Quedaría mucho más "sesi".

Don Mendo

OPI dijo...

Hola me encanta este blog!!
Creo que te puede interesar el nuestro!
Entra y descubre nuestros cursos de verano! :)

http://orientacionpsicoeducativainfantil.blogspot.com.es/


Muchísimas gracias!
Centro OPI

Ciberia dijo...

El anuncio me parece una mierda, pero tus dos alternativas... clichés igualmente usados hasta la saciedad, aburridos y predecibles. Moli, no me has molado mil con este post, aunque un mal día lo tiene cualquiera.

Natalia dijo...

llevo unos cuantos años trabajando en publi y te digo 2 cosas:
1) como publicista te puedes ganar perfectamente la vida
2) no descarto que en este anuncio haya "metido mano" el cliente.... muy típico eso de ir con una propuesta creativa y a base de sugerencias (eufemismo de imposición) acaba convirtiéndose en un truño. O peor, en algo sin pies ni cabeza.

sasadogar dijo...

Ciao Molinos,
me mondo con tu sección frivolidades y los análisis que haces de los anuncios, pero detecto cierto resquemor sobre los publicistas actuales (este anuncio, el de Amaya Salamanca). Pero estoy contigo en que ambos , o por lo menos este de Bradley es un poco inconguente...eso sí, a él le habrán pagado pero bien por hacer de bobo, un besazo

rocio dijo...

Jajajaja MOli, yo tampoco creo que les estés haciendo publicidad, de hecho yo sólo puedo recordar que es de chocolate y en tarrina, pero la marca npi.
Tus idesas son muchísimo mejores, de hecho válidas para algún q otro videoclip.. ahí lo dejo ;)
Besos

sin más palabras dijo...

Moli, deja lo que estés haciendo y encauza tu carrera a la publicidad, sí o sí. Simplemente brutales los dos anuncios que propones, pero me quedaría con el 2do

Ness dijo...

Yo quiero ver tus dos ideas en anuncio...tb aceptamos a Matt Bomer...mmmmm!