jueves, 24 de enero de 2013

MI TARDE CON ENRIC GONZÁLEZ




Por razones que no vienen al caso estoy disfrutando de unas vacaciones de solterismo. Solterismo desde las 9 de la mañana que despido a las princezaz que se van al colegio, hasta las 5 que como buena madre (aunque falsa) las recojo en el colegio. 8 horas libres a mi entera disposición. 

Como llevo 12 años, 1 mes y 23 días condenada a la vida en el polígono de Mordor, cuando disfruto de días laborales en Madrid me comporto como si fuera de provincias. Voy caminando asombrada de la cantidad de gente, de los coches, de las muchísimas tiendas que hay y de la actividad incesante de la ciudad. Me paso la vida en un polígono industrial, en las brumas de Mordor que apestan a pienso de perro y con bolas de paja que ruedan…llego a Madrid y me siento Alfredo Landa en Vente a Alemania Pepe. 

El caso es que estoy disfrutando de mis vacaciones de solterismo muchísimo. Y no, no me gustaría pasarlas con las princezaz y El Ingeniero por ahí. Esto me va a restar puntos en el ranking de madres entregadas pero me da igual. Estoy feliz. 

Además de feliz, estoy superenergética y con ganas de hacer cosas y una de las cosas que me apeteció hacer ayer fue ir a la presentación del libro de Enric González que hacían los intensos de JotDown en la librería Méndez en la calle Mayor. 

Cumplí un poco por encima mis obligaciones maternales de tarde con laz princezaz y salí corriendo a pillar el metro.

-        Mami, ¿dónde vas?

-        A la presentación de un libro.

-        ¿Más libros?? Pero si tienes miles...

-        Ya pero este es de un escritor que me gusta mucho…

-        Mami…te gustan más los libros que nosotras.

-        ¡Claro que no!! Pero con vosotras estoy todas las tardes y este señor solo está hoy.

-        Bueno...vete pero tráenos algo. 

Con la conciencia tranquila por el permiso de las princesas y mi carácter de madre desnaturalizada me lancé al metro a las 6 de la tarde. Y para seguir cumpliendo con mi papel en la vida...llegué tarde. 

Estaba completamente petado. Fui capaz de abrir la puerta, cerrarla y quedarme pegada a ella. Había muchísima gente, muchísimos, muchísimos tíos y todos obviamente  más altos que yo. Allí estaba yo, al final de la librería, con mi abrigo de caperucita roja sin ver nada. ¿He comentado que había muchos tíos? Una proporción alarmantemente alta de tíos...conté 10 tías en toda la librería...en fin, pensé que mi afición por Enric era compartida por más mujeres. 

Poco a poco,  y haciendo la lagartija fui avanzando posiciones, hasta conseguir colocarme cerca de una estantería dónde apoyarme y dejar el bolso y el abrigo. Lamentablemente estaba al lado de Pérez Reverte pero no se puede tener todo. 

Desde esa posición estuve escuchando hora y media a Enric y a Ramón Lobo sin verles. Sólo oía lo que contaban del libro, de la vida de Enric, anécdotas, quejas, lloriqueos periodísticos (de esto ya escribiré un post). Habló sobre sus libros, sobre su fichaje por El Mundo, comentaron la manifestación que durante un rato atronó la calle Mayor…Estuvo muy entretenido, un poco largo para los que estábamos de pié sudando la gota gorda pero muy entretenido.  Hubiera estado mucho mejor si no hubiera tenido que escuchar las cosas que P. Reverte decía alegremente pensando que nadie le oía o pensando que los que le oíamos le hacíamos la ola. En cualquier caso, me sirvió para comprobar que yo tenía razón en mi apreciación sobre él.
Al terminar el charleto, seguí haciendo la lagartija y mágicamente acabé la quinta para que Enric me firmara el libro. Por fin le vi. 

Enric se ha dejado el pelo largo, un poco rollito Richard Gere. No soy muy fan de Richard Gere, pero me parece una buena técnica. Primero Enric demuestra que no tiene un problema de caída capilar y segundo se tapa las orejas de soplillo. El único problema que le veo es que ese pelito largo derive hacia la ya conocida tendencia a envejecer hacia señora mayor que ya he comentado por aquí. Enric, no me hagas eso.
Al llegar mi turno y como me corresponde tuve una conversación absurda con Enric. 


-        Hola... ¿Cómo te llamas?

-        Molinos.

-        ¿Molinos? ¿Has dicho Molinos?

-        Bueno, si...es una historia larga pero es que publico con ese nombre...

-        ¿Escribes?

-        Bueno...sí, más o menos...algo parecido.

-        Vale, seguro que no dedico más libros a nadie con ese nombre.

-        Así pensado mola. 

Puestos a hacer el frikifan decidí tirar la casa por la ventana y le pedí si se haría una foto conmigo. 

Nos hicieron mil. Ahí estábamos, de pié, mirando a mi móvil y 3 cámaras más,  sonriendo como unos pánfilos. Era casi como un photocall, me faltaba el palabra de honor absurdo. 

-        Habéis salido movidos.

-        Soy yo que estoy temblando de la emoción con esta chica.- dijo Enric. 

Y ahí que me fui sonriendo más feliz que una perdiz. 

Salí y jarreaba. 

Una tarde genial. 

Ah casi lo olvido. Ramón Lobo es como Santa Claus pero con la barba recortada. Dijo que hacia las camas por la mañana y había aprendido a hacer pan. Quiero adoptarlo. 

Y casi olvido también que una descerebrada me reconoció pero no se atrevió a saludarme. Jamás pensé que diría algo así. 

Mi primer post sobre Enric

39 comentarios:

Noelia dijo...

Y encima la descerebrada es la primera en comentar! :-)
(Yo estaba detrás de Pérez-Reverte... ¬¬')

HombreRevenido dijo...

Sudor literario y tormenta. Hay planes mejores pero no está mal.
Me declaro muy partidario de Enric González, como ya he dicho en otras ocasiones.
Ya nos contarás qué tal el libro.

Bichejo dijo...

El pelo de Enric es un horror lo mires por donde lo mires.
Estoy deseando leer el libro, ya he engañado al dealer para que me lo preste.

Inés dijo...

La frase es como para haberte dejado la sonrisa de oreja a oreja para compensar muchos días en Mordor :) Me encanta que estés así de feliz.

Anónimo dijo...

Muy fan de Enric.
Yo también te reconocí.

Ana María dijo...

Uy, cuánto destape de descerebrados hoy :D

Anda, que se te nota contenta desde aquí ^_^

Un besito :*

molinos dijo...

Anónimo..¿Quién eras?? Y por qué no me decís nada??

Que no me como a nadie...

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Me da una envidia que me muero lo de respirar el mismo aire que Pérez Reverte

estrelladaa dijo...

me he debido perder algo.. no t cae bien perez reverte moli?? y eso?? q intriga..

MATT dijo...

Por que te reconocen? Donde hay una foto tuya? Para cuando un post sobre Perez Reverte?
.... Todo preguntas, lo siento....

NáN dijo...

Ay, Gonzalo. Cómo se nota que tienes nostalgia del aire de los tugurios.

Patch dijo...

Grande! Si me hubiera enterado a tiempo habríamos sido once chicas, jijijij. Me facina la faceta de Reverte como comentarista.

_Xisca_ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Elena Rius dijo...

Porfavor, por favor, queremos un post con esos comentarios chorras de Pérez Reverte!!!

Arabella dijo...

Vaya, vaya... Creí que era la única española a quien Pérez-Reverte le parece un MEMO.

NOooooooooooo le soporto porque:
* Va de estrellita.
* Escribe como si poseyera la Verdad suprema (ni que fuera Platón)
*como cree que tiene la verdad absoluta, escribe para adoctrinar, para "iluminar" al lector con su sabiduría. Porque los lectores, claro está, son unos borregos que deben ser guiados como ganado. LOL
* Es rancio, machista (aunque va de progre),fachita, previsible, cargannnnnnnnnnnntttttttttttttteeee

Hasta su cara me produce repulsión... Creo que os hacéis una idea, no?

Chirly dijo...

Pues a mi me mola Perez reverte ¿no sacó su colt 45 y, apuntando a Enric, dijio algo así como "alegrarme él día, maricon de pelo largo. Mientras tu mariposeabas en París yo me jugaba los huevos en Grosnik"? Vamos, vamos, vamos habiendo estado al lado del individuo para él que los griegos crearon la letra alfa y tu sólo con ojitos para la maricona esa... Pff!

JuanRa Diablo dijo...

Pues yo te pediría un autógrafo a ti, ya ves.

Hans dijo...

Y esta aversion por A. P.-R.? En particular, lo de Arabella me ha dejado pasmado. Creo que ni uno sólo de los adjetivos que emplea es acertado. Lo de la repulsión facial no lo juzgo, eso sí.
P. S. Es la segunda vez que citas el abrigo de Caperucita Roja. Quiero fotos.

Hermano E dijo...

Moli, ya se que el blogger es muy limitado y quizás no te deje (en WP es muy fácil), pero hace falta que pongas una encuesta en el blog para ver que descerebrados están a favor y en contra de Pérez Reverte.

Yo si hubiese sabido que estaba Arturo, hubiese ido, aun teniendo que compartir el aire con los gafapastas plastas del JotDown Contemporary Culture Mag (no se puede ser más ridículo).

Hermano E dijo...

Retiro lo dicho del JotDown, veo que tienen un artículo de la conquista de Annapurna

http://www.jotdown.es/2013/01/annapurna-1950-la-conquista-del-primer-ochomil-y-iii/

Aldeano de palo dijo...

Enric habla igual que escribe con frases cortas y exactas?

El niño desgraciaíto dijo...

A mí Pérez Reverte me encanta, salvo los libros de Alatriste. Es un amargado, sí. Pero es un gran escritor.

Rísquez dijo...

No sabes la envidia que me has dado asistiendo a la presentación...Yo tuve la suerte (y el honor) de conocerlo y que me firmara los libros en la Feria del Libro pasada (http://noteniabillete.blogspot.com.es/2012/05/una-cuestion-de-fe-de-enric-gonzalez.html) y fue encantador. Ya he empezado el libro de Jot Down y creo que es sencillamente fantástico, un resumen perfecto de cómo ha evolucionado el oficio de periodista en los últimos 30 años.

Eliahh dijo...

Ten claro que el más alto de todos los que fueron fue El niño desgraciaito ;)
Por un momento he pensado que habías dejado el bolso en una estantería donde estaban LOS LIBROS de Pérez-Reverte... qué nivelazo!
Muy buena crónica, ahora seguro que ha encontrado tu blog en Google y te lee...........

El niño desgraciaíto dijo...

No, yo no fui, Eliahh. Tengo cierta aversión a las multitudes y visto lo visto mejor no haber ido...

Anónimo dijo...

A mi tampoco me gusta APR.
caracola

Lola dijo...

Qué genial! Una tarde perfecta!

Lola dijo...

Qué genial! Una tarde perfecta!

el chico de la consuelo dijo...

Un voto en contra de perez reverte.
Es barnizador de novelas vacias
ecdlc

aninimaporteña dijo...

hola! no conozco a Enric, pero me dieron ganas! no se si por aqui se coneguira algo!
Pero me gusta el solterismo (en mi caso igual tendria que tener otro nombre, porque marido no tengo!) un dia para mi con el niño en el colegio! para el invierno me deje una semana de vacaciones para mi sola!
saludos

Anónimo dijo...

Mi opinion es que P.R. es un buen periodista pero un horrible escritor. Pero, paradojas del destino, lo que peor hace es lo que le da de comer. Bueno le da de comer, le da para el fuel de su barco y le da para gastar en tres, o en treinta tres, vidas. Ya nos contaras que dijo Enric de su nuevo jefe Pedro Jota.

Anónimo dijo...

Superfan tuya, desde el principio de los tiempos. Superfan de APR.

Chad dijo...

Moli, si tienes a bien, me gustaría que me contaras tu opinión sobre Pérez Reverte. Siento curiosidad :)

Sonia dijo...

Pues a mí me pareces una madraza. En serio.

Y encima no eres la típica "mamá pata" cansina hasta la muerte.

Vale, no tengo hijos y no me gustan los niños, pero hablo con conocimiento de causa porque soy la única sin hijos de todos mis amigos.

Por lo demás, me sumo a las peticiones de foto de tu abrigo rojo (me chiflan. Yo también tengo uno) y a que nos cotillees sobre los comentarios de APR.

Saludos

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Que cabrona! (por lo de enriç.

Me da el mismo repelús Reverte.


Aiie.

Nisi dijo...

Uy, yo ahora voy a quedar fatal, pero a mí el que me firmó un libro hace unos mil años fue Pérez Reverte. Entonces me encantaba; ahora no lo sé, pero me sigue pareciendo un tipo interesante (en el sentido literario del término).
Los abrigos rojos son lo más de lo más. A mí me encantan. Y tengo más de uno. :)

P. dijo...

Enric sustituyó a Eduardo Haro en El País, yo era súper seguidora de Eduardo H., me bebía todo lo que escribía, un poco como tú con Enric, artículos, columnas, críticas teatrales, libros, todo. Tenía una mente preclara impresionante. Cuando murió eché de menos durante también mucho tiempo sus análisis; cuando sucedía algo importante en España, pensaba, ¿qué diría él ahora? Lo cierto es que lo que escribía Enric no me gustaba demasiado, vamos, que no me llamaba la atención, o no tanto.
El tema es que ahora leyendo tus friki post sobre Enric, pienso que puede merecer la pena leerle más, así que eso haré, a ver qué tal.

Ja, ja, el tema de A.P.R. ha levantado pasiones, a mí me gustaba mucho como periodista, también seguía sus crónicas. Como escritor de literatura le he leído muy poco, quizá porque la primera literatura que leí de él (ya he dicho que en su faceta periodística tanto cuando hablaba como cuando escribía sí me gustaba) fue Alatriste y no me entusiasmó porque se le veía el plumero, metía sus opiniones en todas partes, y eso no se hace, si escribes ficción, escribes ficción, el autor debe desaparecer.

Un post muy chulo, Moli.

Desdedida de soltera Bogota dijo...

Primera ves que te visito y fue todo un gusto estar por aquí, admirable el blog que has conformado.