lunes, 26 de noviembre de 2012

MOLIDOCUMENTALES: EL TIO SOBRADO

En el primer episodio de los Molidocumentales, expliqué cómo las tías, jamás estamos a salvo de caer en un momento de gacelismo que nos haga sentir vulnerables, débiles y completamente imbéciles.

Una tía puede estar fenomenal con un tío, él mirarla fijamente por algo y sin quererlo ni beberlo ella se sumirá en un bucle de pensamientos del tipo: ¿Por qué me mira así? ¿Tendré un moco? ¿Me verá gorda? ¿Estará pensando en otra? ¿Estará pensando en cómo decirme que quiere dejarme?....y así hasta el infinito.

El tío sobrado está en el otro extremo del pensamiento vital.

Tu a un tío sobrado no le miras, no sabes si quiera que existe y él piensa: “está loca por mi

Tal cual.

El espécimen “Sobrado” solo se da en el mundo masculino. Entre las gacelas, no existe.

El tío sobrado vive en un mundo imaginario dónde él es un conquistador, es arrebatador, atractivo, sexy y todas las tías del mundo quieren liarse con él. Tal cual. Absolutamente todas, incluso las que no le conocen de nada.

Un tío sobrado tiene su encanto, no lo vamos a negar. Puede ser alto, guapo, inteligente, divertido o nada de eso, pero tendrá cierto atractivo. Y ahí está el quid de la cuestión, tiene cierto atractivo pero no lo tiene todo y ese cierto atractivo puede tener su público, pero no lo tiene todo. Es decir, el tío sobrado caza gacelas como chinches, con un aleteo de pestañas caen rendidas a sus pies, pero no caza leonas. El problema es que él cree que si.

Cuando eres una pobrecita gacela tímida, inexperta, apocada y con mucho miedo, flipas la primera vez que el Tío Sobrado se te acerca. Puedes no haberte fijado nunca en él, puede que nunca te hayas planteado que te guste, pero eso da igual, él lo sabe todo, sabe incluso cosas de ti misma que tú no sabías. Va sobrado.

Por lo que sea, al tío sobrado le has gustado como gacela y viene a conquistarte, dando por supuesto que tú ya babeabas por él desde tiempos inmemoriales. Por supuesto le da igual que haga 3 días que le conozcas o 3 minutos.

Él ya sabe que estás loca por él y como tú eres gacela y boba no lo dudas ni por un momento. Te hipnotiza con su verborrea y su seguridad y acabas en el catre con él sin casi darte cuenta. Al principio te hace gracia que vaya tan sobrado, pero al final te atrapa y ahí acabas. La noche puede ser fabulosa o un desastre pero eso también da igual, bueno a ti no te da igual, pero al sobrado sí, porque él sabe que ha sido la mejor noche de tu vida. Lo tiene tan claro que incluso te puede hacer dudar de tu capacidad para valorar un buen empotramiento. Un tío sobrado te obnubila y te encuentras interpretando un papel sin ni siquiera darte cuenta.

Por suerte, mientras el Sobrado se queda anclado en su papel de galán a medio camino entre Red Butler y Bertín Osborne, tú evolucionas a leona y lo dejas atrás, muy atrás, tan atrás que cuando de repente te vuelves a encontrar con uno de ellos, flipas.

Primero flipas y luego te descojonas. Muchísimo.

Conoces a un tío, donde sea, en el curro, amigo de tus amigos, un contacto de alguien, lo que sea. Un trato cordial, correcto, agradable. Una charla intrascendente y sin más complicaciones. Todo muy educado y muy correcto porque ya tenemos una edad y a otra cosa mariposa.

No le has prestado ni medionanosegundo de atención más que el estrictamente necesario para ser educada. Es posible que hasta te hayas olvidado de su nombre, su pinta o de qué le conoces, y de repente recibes un mensaje o te lo vuelves a encontrar en una fiesta, una reunión o por la calle y para tu sorpresa bate pestaña y te dice: “la otra vez te escapaste”.

¿Perdona? No das crédito. Es tan increíble que piensas “No puede ser. Lo he oído mal, estoy sobada o borracha o drogada con Dalsy o me confunde con otra, no puede ser que me haya puesto ojitos y haya dicho eso”.

Educadamente y con pose de leona le contestas algo frívolo para facilitarle una salida digna antes de precipitarse por la pendiente del más absoluto de los ridículos.

- Jajajaja, no me escapé a ninguna parte, estuve por ahí.

Al mismo tiempo, intentas recordar el encuentro a ver si es que hiciste algo muy de gacela y el tío se ha hecho la picha un lio.

- No te perdí de vista, pero tuviste miedo y te fuiste.

¿Perdona? ¿Qué? ¿Cómo es posible? No te acuerdas, no tienes ningún recuerdo imborrable de él, lo borraste de tu mente según os despedisteis. ¿Qué hiciste para que se haya montado esa peli? Por un momento piensas...”Mierda, tengo cara de niñata impresionable”

Te está entrando la risa, pero decides darle otra oportunidad de reconducir el tema. Eres una leona y molas mil (eso es obvio) y aunque en esa charla educada y absolutamente superficial no recuerdas haber derrochado tus encantos (porque te la pelaba completamente) a lo mejor el tío tiene interés en conocerte. No quieres ser cruel, así que le enseñas el camino, lo mismo podéis ser amigos y echaros unas risas luego.

- Pues mira, no sé, pero vamos la próxima vez, me dices algo y charlamos un rato.
- O salimos a cenar...aunque no creo que te atrevas.

¿Perdona? Se te salen los ojos de las órbitas. Buscas la cámara oculta y piensas que está borracho o drogado o te confunde con otra. O no le has oído bien y le vuelves a dar la oportunidad de hacer algo digno…

- Si vale, pues a cenar la próxima vez, lo que tu digas. Ya si eso me avisas y vemos si es posible.
- Eso dices ahora, pero luego no te atreverás, tienes pinta de buena chica…

Aquí ya directamente te descojonas. Casi le puedes ver a lo Danny Zucko sacándose el peine del bolsillo y diciendo “nena, estás loca por mi y sé que besas el suelo que piso”. De hecho, casi escuchas a los Burning

¿De dónde ha salido este pavo? No me conoce de nada, le he prestado la misma atención que a la impresora de mi curro (o puede que menos) ¿y se ha montado una peli en la que él es Rhett Butler...y yo Escarlata?

Entonces se te enciende una luz que alumbra tu pasado remoto como gacela y dices. ¡¡ No me lo puedo creer!! ¡Es un tío sobrado! Pensé que se habían extinguido, …y aquí tengo uno Suma Cum Laude, Doctor en la Especialidad.

Te ríes y con los Burning sonando de fondo, te entra como ternura…tan mono, tan previsible, tan perdido. Te dan ganas de arroparle y decirle “Si campeón, eres el favorito de mami”...pero te contienes y sutilmente le indicas el camino por donde se han marchado las gacelas.

En el fondo, casi le envidias esa autoestima, aunque sea imaginaria.

Voy a ver si la pongo en práctica, no es que Gerard Butler pase de mí, es que le doy miedo.

25 comentarios:

Beatriz dijo...

Ajajajajajaaaaa!! Me partooo!! Qué bueno!! Es verdad, es genial estar en los 30 y tantos y haber superado la etapa de gacela babeante, para encontrarte con un tío así en un bar... Y con la canción de Burning de fondo, jajajajaaaaa!! También te digo... Con cualquiera de los dos Butler yo volvería a ser gacela sin pensarlo dos veces :P
Ah! Y primer!

Mara dijo...

Me muero de risa Moli... Me repugnan estos tíos!!!

Ana María dijo...

Ah!!!! Esto era lo que necesitaba para mejorar el día xDDD

Joder, Moli, es que lo clavas xD "Sí, campeón, eres el favorito de mami" es la frase resumen xDDD

Los sobrados ligan por la técnica de ser pesado; además, como tienen superautoestima se la envaina. Hay un paso más allá en esta situación que es la de pegarle el revolcón al sobrado y ponerlo en su sitio. Aunque eso lo hace una leona para proteger a una amiga que ha reincidido en el gacelismo y el sobrado la acosa xDDDD

Gracias, gracias, por hacer de este lunes un pedazo de lunes ^_^

Bezito :*

Tu editora ausente dijo...

Ainsss.. mi moli, que chispa tiene!.
Un poco más y me desorino leyéndolo. Bezo.

Raquel dijo...

Vale, me acabo de dar cuenta de dos cosas:
- Que yo caí en su momento en las garras de un sobrado
- Y que ya no soy una gacela, ahí no me vuelven a pillar :)

Alma dijo...

Las lágrimas no me dejan ver bien, casi casi se me escapa...es q eres genial...es q retratas tan bien al sobrao como a las ex-gacelas ah. leonas...aunq, si obvias q es un sobrao, está bien volver al gacelismo un nanosegundo...es como un baño a última hora de la tarde, cunado no tienes q recoger la siembra de juguetes y al menos 5 toallas, y dar ejemplo de que YA no son horas de bañaros, niños...refresca y te dices...anda, coñ...cuánto tiempo sin hacer esto, y qué bien está (y sigo habalndo de un inocente baño en el mar al atardecer ;)...gracias, Moli, por existir..

madamer dijo...

Existen existen, doy fe!!

El otro día sin ir más lejos me tope con uno en una discoteca, soltero, bastante mono, 7 años menos que yo, charla intrascente, nos pasamos el nombre para buscarnos en face y la primera vez que me chatea para decirme que no me haga ilusiones que él aún tiene esperanzas de encontrar una mujer para formar una familia y las separadas con hijos pues para un revolcón y poco más... aún me estoy descojonando!!

Inés dijo...

Joder, a mí sólo me han soltado una variación del "no te atreverás" y me descojoné en su cara, la verdad. Y sí, eso dio por finiquitada la conversación, porque ni ganas me quedaron de atreverme (y al principio de la conversación la cosa parecía prometedora, la verdad).

TXABI dijo...

Veo que hasta ahora solo han comentado leonas (o aspirantes).
A er, es mucho más sencillo: el pobre "sobrao", que no sabe ni que lo es, acumula muescas en el revólver; le da igual alta,baja,rubia,mirena,gacela,leona o tortuga. Dispara a todo lo que se mueve. Y no,no es que no recuerdes cuando le viste ni qué dijiste o insinuaste: es que a lo mejor es que no os habíais visto antes.

El niño desgraciaíto dijo...

Yo, como no soy un sobrado y parece ser que no hay sobradas pues me he acercado a este molidocumental para documentarme un poco y me he reído bastante.

Una cosa así, de esas de corrector: en el cuarto párrafo es siquiera.

Caro dijo...

Jajajaja!!! Buenísimo y tal cual la vida misma. Un saludo!

Oswaldo dijo...

Una vez leí unas supuestas declaraciones de Vivien Leigh en las que se decía que "el sobrado" Clark Gable tenía mal aliento a causa de mucho café y cigarros...

Anónimo dijo...

Sigo sin entender cómo no has ganado....genial!!!

Malvaloca.

NáN dijo...

¿Sabes por qué hay "tíos sobrados"? Porque funciona, al menos en ratio de mínimos lo suficiente para los que no lo saben hacer de otra manera.

Siempre me ha sorprendido que en nuestro tiempo siga colando el rollo Don Juan, y el sobrado no es más que un don Juan macarra.

Por qué hay un número de tías a las que les atrapa el amor verbal apasionado o la figura potente del macarra, que se mueve por la vida llevando la basa a la que se sube como una estatua, escapa ya a mi conocimiento.

Efe Morningstar dijo...

¡No me has enlazado, increíble!

Anusky66 dijo...

“Si campeón, eres el favorito de mami”. jajaja esa frase te la robo y se la suelto al próximo sobrado que me encuentre y se atreva a decirme algo ,ya que últimamente debo estar perfeccionando con la mirada de borde suprema y se asustan.
Unbesazo

Portorosa dijo...

Eres buena en estas cosas, ¿eh?

Un beso... nena.

uncerdocabrón dijo...

bah, esos son de los antiguos, los modernos pasamos de tanto por visionlab y nos graduamos la vista con frecuencia, así podemos distinguir perfectísimamente a las gacelas de las leonas,

pero reconozco que esos "¿perdona?" nos joden muchísimo, aunque hagamos como que no nos afectan,

pordios, pordios, interné nos está matando,

Tu muy querida editora dijo...

Moli, pídele el teléfono a Portorosa. Ese nena del final, pone mucho...jajaja.
En fin, no...que estaba de broma, soy una tía sería..ni leona ni gacela, más tipo buho. A mi bola, y viéndolo todo, que es entretenido.
En fin, genial, como siempre...

loqueleo dijo...

Un voto a favor de morenaza como actor secundario del mes en molilandia.

Podias ponerlo en el lado, asi tipo el actor secundario del mes es... y todos votamos desaforados a los candidatos.

Ya puse en el anterior capitulo de la pradera el apoyo incondicional de la nuera de la consuelo a las costumbres gastronomicas de morenaza llevandose la fruta al curro e instalandose un armario al efecto.

PS-. Llevo un mes esperando a ser el comentarista 999 no sé, me hacia ilusión y me he pegado toda la tarde temblando por si alguien me quitaban el honor.

Anónimo dijo...

Moli, este blog es un LUJAZO, debería ser de pago!. Gracias por compartirlo con todos nosotros. No dejas de asombrarme. Saludos

Susana Lluna dijo...

Gracias por alegrarme el día, necesitaba reírme un rato.
Soy fan, fan!!!!!
Besotes

gamusina dijo...

Pues tengo que decir que conozco a una sobrada. Sólo me he encontrado a una a lo largo de mis 30 años, pero es alucinante, debe ser un ejemplar único (gracias a dios)

Judith Garcia dijo...

Yo al sobrado siempre le he llamado el "Permíteme que te enamore, chata" porque siempre parece que con la mirada te dice eso.

"Pesado, cansino, no me gustas" Le contesto yo mentalmente también!!!

Enkeli dijo...

Cómo me he reido, por Dior! xD
gacela o leona... buenísimo!
que gran descubrimiento el de hoy! :D Bravo!