martes, 8 de mayo de 2012

LIBROS ENCADENADOS.- ABRIL








4 libros en un mes. Poco para mis niveles habituales que supongo que es mucho para los niveles habituales de otros. No pensaba hacer este post pero por un lado un descerebrado reclamó el otro día el post de libros encadenados. Por otro lado si solo comento 4 libros puedo extenderme mucho más y por último, no se me ocurre otra cosa hoy, así que vamos con ello.












From Hell de Alan Moore y Eddie Campbell. Regalo de cumpleaños y según opiniones expertas: “un clásico del comic que no puede faltar en tu biblioteca”.

Es, con mucho, lo mejor que he leído este año. Es muy denso, mucho más que cualquier comic y mucho más también que muchas novelas. Para el que no sepa de qué va la historia, Moore cuenta los crímenes de Jack el Destripador acudiendo a todas las fuentes, estudiando todos los datos, las conexiones, los indicios, la prensa de la época, los estudios posteriores…todo. Un auténtico trabajo de erudito, casi una tesis doctoral sobre el tema. A partir de todos esos datos plantea una teoría sobre quien fue realmente Jack el Destripador y porqué mató a esas 5 mujeres. Es una historia rocambolesca y muy rebuscada pero tal y como la presenta Moore parece tener sentido. En cualquier caso, lo importante no es quien era Jack el Destripador si no como está contada la historia.

Aviso que leer From Hell exige concentración y tiempo. No se lee alegremente pasando las páginas, hay que ir fijándose en todo y si se es tan meticuloso como yo, acudiendo a las notas de Moore que vienen al final. Pueden parecer densas pero Moore es un cabrón y al final de muchas de ellas tienen un toque de humor irónico que no hay que perderse. Creo que Moore las ha escrito creyendo realmente que nadie llegaría a leerlas todas.

Este comic está escrito a dos manos...Moore idea la historia y supongo que el tono, el ritmo y el tempo y Campbell lo dibuja. Me alucina que eso sea posible, que Moore tenga la historia en la cabeza y Campbell sea capaz de transmitirla.

Me ha flipado y he pasado incluso miedo. Hay páginas y páginas sin texto que te dejan asombrado por lo que son capaces de transmitir. El apéndice final sobre los “cazadores de Jack el Destripador” es sencillamente genial.

Y de From Hell una bonita cita muy adecuada para estos tiempos:

Las leyes son como las telarañas, ya si algo indefenso e insignificante cae en ellas lo atrapan con fuerza, pero si algo grande cae en ellas, rompe la trampa y escapa” (Anacarsis 600 A.C)



La Colina del Mal Consejo de Amos Oz. Regalo de Javi por mi cumple. Está formado por tres relatos ambientados en Jerusalén justo antes del final del mandato británico. Si has leído “Una historia de amor y oscuridad” es imposible no encontrar parecidos. En los tres aparecen niños que recuerdan mucho al propio Oz de niño en su autobiografía y los padres de esos niños también se parecen a los del autor. Las tres historias parecen extrañamente entremezcladas, con personajes que se cruzan y aparecen y desaparecen. El último relato me ha recordado muchísimo a La Caja Negra. No es tan brillante pero la idea es la misma, un médico enfermo que escribe cartas a su antigua amada recordado su pasado juntos, su vida actual y hablando de un futuro que no tendrá. A mí me ha gustado bastante, pero es sólo para fans de Oz y nunca hay que empezar con este libro porque dudo que enganche para leer algo más de él.

La estupidez, dijo, celebra su triunfo en todas partes



“En casa” de Bill Bryson. Otro regalo más por mi cumpleaños. Bryson utiliza como excusa un recorrido por la vieja rectoría en la que vive en Inglaterra para intentar hacer algo parecido a una historia de la vida privada tal y como la conocemos.

El libro, como todos los de Bryson, es superentretenido y se lee con interés y curiosidad. Es ameno e instructivo y uno termina sabiendo miles de datos inútiles que sin embargo le dejan con la satisfactoria sensación de haber aprendido algo. Ya sé que Jethro Tull no es el original nombre de una banda de música con una especial fijación por la flauta si no el nombre de un agrónomo inglés del siglo XVII que inventó la máquina sembradora y al que probablemente le daría un síncope al ver a la banda de música que usa su nombre. He conocido las mansiones más increíbles y absurdas construidas nunca como Biltmore. Mansiones increíblemente modernas para su época como Monticello o históricas como Mount Vernon, cómo llegó el té a ser la bebida nacional inglesa, una detallada descripción de la sífilis y la historia de la Torre Eiffel justo cuando viajaba a París para verla.

Cómo ya he dicho es un libro muy entretenido y que se lee bien. El problema es que el hilo conductor es tan fino, tan fino que se acaba rompiendo y cuando estás enfrascado en los entresijos de cómo se creó la cubertería o el absurdo que es una pala de pescado te paras y dices ¿Cómo he llegado hasta aquí si Bryson estaba hablando sobre la importancia de los salones? Y así con todo. He llegado a la conclusión de que Bryson en este libro es un poco como el típico familiar mayor que cuenta muchas historias y las cuenta muy bien pero las va hilando sin ningún tipo de secuencia lógica para el que le escucha. Eso le pasa a Bryson.

“…Que en realidad la historia es básicamente esto: montones de gente haciendo cosas normales. Incluso Einstein debió de pasar parte de su vida pensando en sus vacaciones o en su nueva hamaca o en lo delicado del tobillo de la joven dama que acababa de bajar del tranvía al otro lado de la calle. Son las cosas que llenan nuestra vida y nuestros pensamientos y que aún así, tratamos como secundarias y apenas merecedoras de consideración formal.”

Dejó aquí una reseña de ND sobre este mismo libro.




“La sonrisa de las mujeres” de Nicolás Barreau. Esta novela es la que me llevó a Paris y me la regalaron en Espasa cuando fui a recoger mi flamante premio. La empecé en el avión de vuelta el domingo y la terminé ayer. ¿Qué puedo decir?

Es con muchísima diferencia, pero muchísima, muchísima, muchísima… (Me faltan muchísimas)…el libro más cursi que he leído jamás. Gráficamente sería como una montaña entera de caramelos rosas, con nubes rosas coronada por 200 docenas de globos rosas atados con cintas rosas, sujeta por un desfile de princesas Disney y rodeada de una banda de majorettes disfrazadas de Hello Kitty. Y me quedo corta.

Es una historia tan cursi, tan cursi, tan cursi y tan almibarada que a su lado La Cenicienta es una peli porno.

Brevemente la historia va de Aurelie, una chica que tiene un restaurante, su padre ha muerto, su novio la abandona y ella se siente la persona más desgraciada del planeta. Sale a llorar por la calle y se compra un paraguas de lunares azules con mango de pato y acaba comprando un libro que la deja en shock porque resulta que transcurre parte en su restaurante y sale una mujer con un vestido verde…¡¡ tiene que ser ella!!! En el libro está la foto de un autor, Robert Miller,…y por supuesto quiere encontrarle. Aquí el lector piensa: ya está...encuentra al autor, le secuestra a su castillo de cursilismo y comen perdices. Noooo...resulta que Nicolás, cambia la perspectiva del libro y nos presenta a André el editor del librito de marras…vaya y que cosas Robert Miller resulta que es algo esquivo. El lector dice...me juego las dos manos, un pie y el hígado a que André es el autor…y tachán!!!! Lo demás es tan obvio que no lo cuento.

Debo decir que André es bastante noruego y mola…aunque debe ser bobo porque Aurelie aparte de unos espectaculares ojos verdes que salen nombrados unas doscientas veces y un pelo precioso que agita con estilo...es completamente mema, pero aún así él se enamora.

Por si pensáis que soy una ordinaria y cualquier cosa me parece cursi os dejo unas cuantas perlas...rosas por supuesto.

Hablando de Paris…” Da la impresión de que un hada ha volado por encima de las calles de la ciudad y ha cubierto las casas con polvo de estrellas

Cocinando ragout de cordero “Canturreando en voz baja partí las granadas y saqué los granos con un tenedor. Rodaron hacia mí como brillantes perlas de agua dulce

Piropeando los famosos ojos verdes “Pero no son solo verdes, son como…dos valiosos ópalos, y ahora, a la luz de las velas, puedo ver en sus ojos el suave brillo de un ancho mar” (Ni que decir tiene que después de este piropo tan de vergüenza ajena...Aurelie acaba en el catre)

Destrozando un bonito folleteo “No hubo un solo momento en toda la noche en que nos soltáramos el uno al otro. Todo eran caricias, todo quería ser descubierto. ¿Hubo alguna parte de nuestros cuerpos que fuera olvidada, que no fuera cubierta de ternura, que no fuera conquistada con emoción? Creo que no” Ya lo había dicho...muchísima vergüenza ajena.

Y en la escena final…escalando la última cumbre de cursilismo, cuando el lector ya se ahoga en nubes rosas y casi no puede respirar el autor tiene una última perla  “Los copos de nieve caían sobre nosotros y se posaron en su larga melena como pequeñas flores de almendro”….Espectacular.

A lo mejor os pensáis que no lo recomiendo y no es para nada así. Es la típica lectura de sofá, mantita, helado de strawberry cheese cake para después de una ruptura. Mujeres del mundo con el corazón roto...este es vuestro libro. Una vez que lo leáis vais a decir: A Dios pongo por testigo que jamás seré tan merluza como Aurelie y será el comienzo de vuestra recuperación.

Pues hala, con esto y un bizcocho hasta mayo.

31 comentarios:

Er-Murazor dijo...

De esto sólo conozco From Hell, y confirmo que hay que leérselo con tiempo y gana. Eso sí, si te atrae el tema, compensa mucho.

Bichejo dijo...

From Hell, no me veo, salvo que mi hermano (que es más comiquero) lo tenga y me lo deje. Soy una compradora de cómics perezosa, y sólo compro Calvin&Hobbes

Amos Oz, quiero. Pero ya en invierno. Oz y yo nos amamos en invierno. O en momentos chungos. Contra el fanatismo lo leí en un tren helado uno de los peores fines de semana que recuerdo y me flipó. La caja negra lo leí en vacaciones. Mal. Cuando empiece a hacer frío, recuérdame que me lo lea.

En casa, ahí estoy. He empezado, pero se me ha cruzado una completa superficialidad que me tiene sorbido el seso. Creo que será un libro de playa. Y que me gustará.

La cursi, lo necesito. Déjamelo. Estoy en fase de leer birrias y cursiladas. Cada cosa un poco más seria que empiezo se me cae de las manos.

NáN dijo...

Estamos desviándonos en las lecturas. 0 de 4.

A ese Nicolas, que lo guillotinen ya.

Anniehall dijo...

Oye!! te estoy alcanzando en ritmo de lecturas XDD

Creo que de este mes no me apunto ninguno. El de Bryson ya lo he leído y me gustó mucho. Solo me da pena que se me ha olvidado toooodo. Lo que tú cuentas y lo que contó ND en su día, que lo he repasado. Qué lástima.

Pero de tus libros pasados acabo de leer La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey y me ha gustado mucho. ¡Gracias!

El niño desgraciaíto dijo...

Gracias por el enlace!

Pues a mí el de from hell sí que me llama la atención, aunque no soy yo muy de cómics.

De Oz no me he leído nada, pero tendré que hacerlo porque si no muchas veces me veo perdido en este blog!

Del último... paso.

Asombrada dijo...

Ejem... ¿Pero no te ibas a "quitar" de Paul Auster?

Es que veo que estás leyendo el último ahora (supongo que la crítica saldrá en tu próximo "libros encadenados").

Mujer, mujer... O eres masoquista, o no aprendes. ¿Cuántas oportunidades le has dado ya?

En fin, esperaré a tus comentarios, porque después de las últimas birrias que ha sacado (tengo la teoría de que desde que le dieron el premio príncipe de asturias ha ido de mal en peor) me prometí que no la daría ni una sola oportunidad más.

Ji ji, va bien eso de tenerte de conejillo de indias...

Besazos

(Y sí, me encantan tus entradas sobre libros)

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Después de que te regalan el viaje a Paris les pones verde el libro...Así mal.

HombreRevenido dijo...

"From hell" es brillante. A mí también me impresionó mucho. La fuerza de las imágenes y la pedazo de historia.

Es demoledor hasta remover las entrañas (entrañable, vamos).

ro dijo...

Firmo hell lo quiero ya mismo. ¿Cómo no había oído hablar de este libro?

Er-Murazor dijo...

Que dice moli que comentar habiéndose leído sólo una reseña y el título de las demás diciendo "no lo he leído, no lo he leído, no lo he leído" no vale, que hay que leerse el post entero.

Pues ya me lo he leido. Viveiró, tengo que informarte que lo de poner verde el libro es una estrategia de astuto márketing comercial... Con esto moli demuestra que es dura e imparcial y que no se vende por un viaje a París. A partir de ahora, cuando le manden auténticas infumabilidades y las ponga por las nubes (siempre a cambio de suculentos viajes, como es natural), creeremos en su palabra porque ya demostró su integridad aquí.

Que pareces nuevo, hombre...

Ah, y no, el último libro no me interesa. Hace ya un año de la última vez que me rompieron el corazón y me da pereza ponerme a buscar los pedazos, lo dejaré tal como está.

Er-Murazor dijo...

Que dice moli que comentar habiéndose leído sólo una reseña y el título de las demás diciendo "no lo he leído, no lo he leído, no lo he leído" no vale, que hay que leerse el post entero.

Pues ya me lo he leido. Viveiró, tengo que informarte que lo de poner verde el libro es una estrategia de astuto márketing comercial... Con esto moli demuestra que es dura e imparcial y que no se vende por un viaje a París. A partir de ahora, cuando le manden auténticas infumabilidades y las ponga por las nubes (siempre a cambio de suculentos viajes, como es natural), creeremos en su palabra porque ya demostró su integridad aquí.

Que pareces nuevo, hombre...

Ah, y no, el último libro no me interesa. Hace ya un año de la última vez que me rompieron el corazón y me da pereza ponerme a buscar los pedazos, lo dejaré tal como está.

molinos dijo...

Asombrada...El Libro rojo es otro regalo y además es uno antiguo de Auster...el último, el Diario de Invierno no lo he leído.

Ya contaré que tal cuando toque.

BLN dijo...

Me ha gustado el de Bryson. Creo que lo voy a leer.

Buen consejo, Moli

molinos dijo...

From Hell y En casa los recomiendo mucho.

El de Oz solo para fans...y el otro en fin..seguro que tiene su público.

molinos dijo...

From Hell y En casa los recomiendo mucho.

El de Oz solo para fans...y el otro en fin..seguro que tiene su público.

Niágara dijo...

Tu primera reseña me ha recordado una cita de George Bernard Shaw, por ser la excepción que confirma la regla: "Dos personas que se reúnen para escribir un libro es igual que tres personas que se reúnen para tener un bebé. Uno de ellos es superfluo."

Creo que te podría gustar el post de hoy de mi blog, es bonito. Además, opino que escribirías un post muy interesante sobre el mismo tema (por si no se te ocurre otra cosa para el próximo día).(www.anoldgrumpandabeautifulperson.blogspot.com)

Niágara dijo...

Gracias

Elena Rius dijo...

Ja, ja! Cuando vi la cubierta de ese de París en tu bandeja de lecturas ya me hice cruces. Las frases que citas no tienen desperdicio. Si alguno de mis alumnos perpetra alguna igual, lo mando a las mazmorras. Lo que, me temo, demuestra que soy yo la equivocada y no ellos, puesto que un libro así se publica y encima se traduce. ¡Viva el almíbar!

Ana María dijo...

Me terminé David Copperfield al fin! Ahora estoy con Bryson, ya te contaré :D

Mua!

NáN dijo...

El Cuaderno Rojo es una pasada. En España se editó en 1993 y el prólogo y la traducción son de Justo Navarro (que Alá y Mahoma su profeta lo guarden de todo mal).

Es un libro sobre el azar, donde cuenta la coincidencias en dos partes: en una las propias y en otras las de sus amigos.

Aunque pequeñito, es, por el tema, el Antiguo Testamento de la obra austeriana. O las Instrucciones de Uso para la lectura de su obra posterior. Im-pres-cin-di-ble, además de gozoso.

Anónimo dijo...

Muy buena tu apreciación de From Hell, que para un no habitual del genero es sorprendentemente positiva. Solo una matizacion, cuando dices: "Es muy denso, mucho más que cualquier comic y mucho más también que muchas novelas" Diría, que "Es muy denso, mucho mas que muchos comics y tambien que muchas novelas".

Hay comics mucho mas densos, algunos incluso del propio Moore o de su paisano el Morrison. Y otros muchos que dicen tambien que lo son, pero no he podido terminarlos no se si por densos o por malos :D

blog marlei dijo...

Gracias Molinos¡
Apuntado el de Amos Oz.
;)

Alber dijo...

Por primera vez coincidimos en un libro, chata!! Yo también me estoy leyendo el de Bill Bryson, aún estoy por el principio, cuando habla de la época en la que se construyo su casa y la historia de todas las rectorias de Inglaterra. Me mola mucho este tío, es divertido. Por cierto, conoces a Peter Mayle? Búscate algo de el, que te gustará. Y por cierto, que hay de lo mío? Lo has mirado?

Inmaculada dijo...

Al de Bill Bryson le tengo ganas, está en la lista de futuras lecturas.
Uff! el de La sonrisa... me está dando hasta miedo.
Saludos.

Anónimo dijo...

Con todo lo que lees es increíble que siempre caigas en la clásica trampa "sino" y "si no"...

Cigarra dijo...

De éstos sólo he leido el de Bryson y me hizo gracia. La verdad es que si nos hubieran contado cosas de esas cuando estudiábamos Historia, nos hubiera enganchado mas. Lo bueno que tiene es que creo que ahora no se estudia Historia. (ay, Señor, no sólo soy antigua sino que digo cosas de antigua) Iba a leer el de "La Sonrisa..." pero casi que mejor lo dejo.

molinos dijo...

Anónimo corrector. Tienes toda la razón. Mis discupas e intentaré enmendarme.

daniel dijo...

Avisa, leñes, que he pringado la pantalla de fanta con la penúltima frase. Además, casi me ahogo y tendrías un peso en tu conciencia.

Un beso.

Anónimo dijo...

Ay, perdón que no quería ser "anónimo", que es que esto se gobierna solo

Inmagina dijo...

estoy por meterme los dedos en la boca

lo+ dijo...

pues sí...la sonrisa de las mujeres es cursi,pero tiene su público: yo misma...mas cursi aún podria ser, y también tendría su público...yo ya no.