jueves, 25 de agosto de 2011

EN CICELY (III): El baile

La noche iba a ser muy larga, lo estaba viendo. Para intentar minimizar los efectos de la fiesta en mi ánimo, me largué a dar un paseo al mirador de la Iglesia. Había llovido, nubes, ligera brisa, el campo, las montañas, luz del atardecer, mis pasos en el empedrado…

…y Studio 54 atronando en la plaza...con el Waka Waka.

Studio 54 es un tío con una mesa de mezclas, un portátil y un tubo de esos que echan humo. El tío iba vestido y repeinado como si fuera a pasar horas pinchando música dance en una discoteca de diseño en Ibiza y no poniendo canciones para 60 personas en un pueblo pirenaico…ridículo pero debo decir que un profesional: entregado a la causa como un campeón.

A esa hora del atardecer, en la plaza, y tras la deserción del ingeniero y su nueva pandilla de amigos, solo quedaban laz princezaz y su nuevo grupo de amigas, enfervorizadas bailando el waka, waka y algo de Carlos Baute de mucha vergüenza ajena…

..Intenté pasar por allí sin que me vieran, para llegar a mi banquito del mirador…pero es chungo en una plaza tan pequeña así que me vieron...

- Mamiiii ¡¡¡ven a bailar!!!- No, no...ahora no, que no he bebido lo suficiente, digo...que no me apetece…
- ¿Dónde vas?
- Al banco del mirador…
- Voy contigo. ¿Puedo ir en bici?

Me fui con M al mirador. Iba contándome la problemática que había tenido con sus amigas y la tienda de tatuajes que habían montado por la tarde en la plaza. “Papi ha venido y ha traído a todos sus amigos, y todos se han hecho tatuajes… ¿has visto el de Papá? Es con purpurina...bueno pues teníamos 8 euros pero resulta que M, la que no soy yo, se los ha cambiado a la otra M que tampoco soy yo por 3 euros...y ¡¡ahora no tenemos nada! voy a subir la cuesta y me tiro sin frenos…miraaaaaa…

Subió la cuesta y bajo a tumba abierta, para al final del camino, derrapar y tirarse en plancha a acariciar a un perro negro…”Hola bonito….”

Cuando llegué a su altura,  había un amable señor canoso con cara de buena persona.

- M no lo toques mucho….
- No te preocupes...si es buenísimo y le encantan los niños.
- Ya, ya...si no es por el perro...es que a ella le dan alergia...
- No pasa nada…mamá...me lavo las manos y ya esta, casi no me pica - es tan mona cuando dice eso a la vez que se le pone la cara como un balón de fútbol...
- ¿eres su madre?
- Depende…esto...si.
- Es monísima...y como monta en bici…y tiene una hermana que va como una loca... ¿no?
- Si...
- Las he visto estos días...van siempre vestidas iguales…es que yo vivo en la casa de al lado de la iglesia (Una casa que es una pasada). ¿Sois del pueblo?
- Bueno...tenemos casa aquí desde hace 12 años.
- ¿De Madrid?
- Si
- ¿eres la que te casaste aquí?
- No...esa fue mi hermana.

Tras despedirme del amable señor, volví a casa porque la hora de la cena del pueblo se acercaba. Molimadre había terminado la tortilla y la mousse de chocolate y yo intenté despertar al ingeniero con escaso resultado.

En la plaza ya estaba reunido todo el pueblo. Unas parrillas gigantes asaban longaniza de Graus y Panceta y todo el mundo estaba sentado en mesas corridas con su tortilla y un plato de jamón y queso de la zona delante…ah...y vino de Calatorao.

- Madrileñaaaaaa...os hemos guardado sitio.
- Estupendo...pues aquí estoy…pero...José Mª... ¿qué llevas en la frente? ¿un tatuaje de purpurina?
- Si...tu marido me ha convencido para ponérmelo...20 euros les he dado a las niñas…por cierto... ¿donde anda tu marido?
- Durmiendo…
- Pero vete a despertarle…esto no es lo mismo sin él…

Empezó la cena y si éramos 70 comensales más el pincha ibicenco despistado había longanizas y panceta para 300...en Aragón todo es a lo grande. Comí poco porque mi estómago seguía del revés pero le aparté un platito al ingeniero por si decidía hacer una aparición estelar.

La hizo tras enviar a M a despertarle.

- Enginyerrrrrrr…ya era horaaaaaaaa….
- ¿Qué tal amigos??
- Siéntate…. ¿vino?
- ¿vino? Casi mejor que no…..mejor cerveza.
- Moli...esto está salado...el jamón, el queso, la panceta, la tortilla…la cerveza no está fría...No sé, no me encuentro, no me encuentro…
- Ya...no me hagas caso...pero lo mismo es un poco de resaca y mal cuerpo…
- Para nada...estoy perfecto.

Sinceramente yo quería que tuviera una resaca infernal para así poder acabar con la tortura social cuanto antes. Vale que iba a sufrir a Studio 54 toda la noche, porque se oía por todo el pueblo, pero pensé que lo llevaría mejor metida en mi cama y con mi libro…por un momento me dejé llevar y me visualicé leyendo tranquilamente….

..Parezco nueva.

Tan pronto como acabó la degustación/ competición de ricos postres populares, retiraron las mesas. El pincha despistado se subió al estrado, manipuló su mesa de mezclas, se puso los cascos, activó el humo hortera de bolera para alegría y alborozo de las nuevas generaciones y un pasodoble atronó todo el valle...Era el momento de huir...pero no estuve rápida.

No bailaba ni el tato...Ah no...Espera…yo sí bailaba. Manejada como una peonza por el ingeniero con su polo amarillo en mitad de la plaza, con todo el pueblo mirando y laz princezaz jaleando. No sabía dónde meterme...hasta que por el rabillo del ojo visualicé a Molimadre dando vueltas con José Mº y su tatuaje de purpurina en la frente…Me quedé tan flipada que casi me vuelvo a dejar atrapar para bailar “El torito bravo” de El Fary….pero salí corriendo a tiempo.

El resto de la noche fue por el estilo. Pulule por los aledaños de la plaza asistiendo a la exhibición de baile de mi familia. Los habitantes de Cicely resultaron ser sosos para el baile y ni siquiera tal despliegue de movimiento por parte del ingeniero, gintonic en mano, consiguió animar la fiesta. Pensé que la falta de acompañantes haría que nos retiráramos pronto.

…parezco nueva…

Lo bailaron todo...absolutamente todo, los 3 en pandilla: Rafael Carrá, Lolita, Shakira, la chica ye ye...todo...Yo lo intenté, incluso pedí un gintonic en la barra clandestina que habia en el local social..pero aquel brebaje no era gin tonic...Me resigné a  mi suerte y acabé bailando..sobria y con público jaleando.

A las 2 de la mañana conseguí llevarme a los 3 casa…M que ya no sabía ni como se llamaba, ni en que planeta vivía ni podía mantenerse en pie, el ingeniero diciendo “ me lo he pasado fenomenal” y C agarrada como un fardo de patatas y gritando “me quiero quedar mazzzzzzz”

Fue un día larguísimo…..y me queda la postfiesta o como la nueva pandilla del ingeniero organizó el plan de ver un Madrid- Barsa en la plaza del pueblo y yo era la única del Madrid, pero eso ya veremos si lo cuento.

22 comentarios:

[†(V)uŦяĆ] dijo...

¡Primer!

[†(V)uŦяĆ] dijo...

Cuenta lo del partido porfa. *Ojitos tiernos de gatito.* xDD Menuda odisea sufriste, querida, pero lo que no te mata, te fortalece, así que has salido más fuerte y más sabia de esta. Para la próxima finges un resfriado y te quedas en la camita.
Te lo digo porque soy a veces como tú: Asocial y con infinitas ganas de una rutina tranquila. Lástima, eso sí, que no haya vídeos del "baile". :P

¡Besotes guapa!

Efe Morningstar dijo...

Está claro que el año que viene hay que seguir La Ruta del Ingeniero y, más concretamente, al Ingeniero. No te extrañes si el verano próximo ves deambulando por el pueblo a uno con un cuaderno haciendo monigotes bajo una gabardina.

m dijo...

Mira, no piques mencionando cosas que luego no piensas contar. Como se dice?... "¿Carta en la mesa presa?. Pues ya sabes, "anécdota en el blog comentada, anécdota que tiene que ser contada", un poco cursi, vale, pero porfa, porfa, porfa... cuenta el partido en la plaza del pueblo.

No dijo...

Moli, tienes que dejarte caer más por Aragón. Te lo digo porque la única manera de sobrevivir es acostumbrando al cuerpo, al estómago y a la mente.

La cantidad de comida es natural en esta comunidad, y da igual que intentes decir que no...no lo entienden, es una palabra invisible para los aragoneses; da igual que intentes escapar, siempre tienes comida en el plato o bebida en la mano.
Asi que el mejor consejo que te puede dar una adoptada de Aragón es que...no intentes ir contra corriente...no hay escapatoria posible.
Desde que mis relaciones sentimentales son con aragoneses he engordado casi 10 kilos...por culpa de ellos y de sus familiares...= imposible escapar, y menos en el pueblo.

Eso si...una vez que estás acostumbrada...te lo pasas teta ;)jejejeje

Besito!!

Anniehall dijo...

¡Te queremos Moli! ;P

Maireen dijo...

Me recuerda muchísimo a las fiestas de Grazalema, donde yo veraneaba cuando tenía 14, 15, 16... Nunca más he comido jamón serrano del mejor hasta echarlo por los ojos. Y esos bailes en la plaza...

Y un amigo de mi padre que era muy guasón y sacaba a bailar a las telefonistas del pueblo, que eran dos hermanas de más de 70 años, para luego volver y comentar que había comprobado que se rellenaban el sujetador con papel higiénico.

El alcalde y los concejales subidos en un tablado deliberando a quién elegían Miss Grazalema. Y mientras tanto, venga jamón y venga vino fino, que debe ser esencial para que el jurado esté acertado.

Esas fiestas veraniegas de pueblo son fantásticas una vez superas ese miedo al ridículo y la sensación de vergüenza ajena.

HombreRevenido dijo...

Vaya momentazos.

Lo del fútbol no hace falta que lo cuentes, jeje. Que sepas que hay más gente del Madrid que del Barça en la provincia. En ese aspecto, mala suerte con el pueblo. Por lo demás, a mí me suena todo genial, la longaniza la discomóvil... ¿se le puede pedir algo más a la vida?.

javi dijo...

Tienes que cambiar el nombre del blog: Cosas que le pasan a la hermana de la madrileña que se caso en Sos.

sasha dijo...

Rite, rite, pero ahora entiendo por qué los alemanes se han pedido importar millón y medio de ingenieros...

Zanawsina dijo...

Bueno, parece ser con esta entrada que puedo decir que "¡¡Me he librado!!" de vivir esa "tortura" toda mi vida, jajajaja.

Muy buena entrada, creo que me quedo otro ratito :)

Pikifiore dijo...

Jajajaja, Dior mioo, me encanta esta saga de aventuras en Cicely!!!jajaja, si es que esas fiestas son las mas auténticas!!

Tita dijo...

¡Hace falta valor para ser los unicos bailando en la plaza del pueblo! ¡Enhorabuena!

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

¿Todo esto es para justificar un video de proxima aparicion llamado "Moli danza Kuduro"?

Sergio dijo...

Grandisimas jornadas a lo largo de los años ahi haciendo parapente.Soy de Huesca y este es uno de mis rincones.

Esther dijo...

Ya sabía yo que disco 54 iba a ser divertido! jeje, si hasta bailaste tonta!!! jajajaja. A mí sí me apetece oir más anecdotas vacacionales del ingeniero, así que ya sabes....

Lady Gugu dijo...

Que bueno Moli, las princezas y el ingeniero les veo ya integradísimossss anda no te quejes que seguro que tú tambien te habrás echado unas risas y ahora hasta preferirías estar bailando con la disco móvil que en el puto trabajo...

Las fiestas de los pueblos son lo mássssssssssssss

XAquí dijo...

Soy rarita, me tira más M como personaje, y muy poco elinge, conozco a unos cuantos en persona, cray...pero si yo también soy una lainge. De todo tiene que haber entre tus lectores.
Qué bonito lo del baile, me he emocionao :D.

Pep dijo...

Divertidísimo como siempre tus posts y sobre todo esta trilogía.

Vamos, que nuestra Garance Dore de los libros de colores lo pasó como lo pasó entre tanto mañico.

Aliena dijo...

Y yo que pensaba que la entrada anterior era insuperable....maaaadre mía....jajajja...pero qué manipulable eres, bailando sobria y todo!!! a quién quieres engañar? si te lo pasaste de vicio :P

Anónimo dijo...

Acabo de llegar de 5 dias de fiesta en mi pueblecito mallorquín...la sensación de bailar-hacer el ridículo aún la tengo encima.Los GT de pueblo son todo Gin y las resacas terribles de forma que, sin queriendo, acabas cada dia a las tantas arrastrando churumbel.
caracola

Juliet dijo...

Como me lo pasé ayer: primer día de curro, ambiente rancio en el despacho, de aburridísimas historias de vacaciones ajenas que ni te importan ni te hacen gracia pero tienes que hacer el paripé. Cuando de repente me meto en tu blog y… tachán 4 posts sin leer!!! Q bien, q gusto, q alegría!! Me pasé la media horita siguiente haciendo ver que curraba mientras disfrutaba de tus aventuras. Gracias por alegrarme el primer día de curro, lo necesitaba! ;)