miércoles, 22 de julio de 2009

PRINCIPIOS DE MOLI.

“Piensa en ti”. Ya está bien de ir por ahí creyendo que lo primero que hay que hacer es pensar en los demás y entonces ese ente que son los “demás” se darán cuenta y te lo agradecerán y tú henchida de orgullo por la satisfacción de ser buena y con las mejillas sonrosadas serás feliz. Eso es una gilipollez. Cuando piensas mucho en los demás y los antepones siempre a ti, los demás, que sólo piensan en ellos mismos, lo que normalmente piensan es que te ocupas de sus cosas o te acuerdas de sus preocupaciones porque tienes mucho tiempo libre, de ahí deducen que no tienes nada que hacer y que eres una pobrecilla con 0 intereses en la vida y entonces empiezan: ¿ podrías ocuparte de? Tú que siempre te organizas tan bien..porque no?. Y al final eres una pringada con 0 vida y nadie te lo agradece y por supuesto no tienes mejillas sonrosadas. Así que lo que hay que hacer es de vez en cuando decir: pues no, hago lo que me apetece y punto.

Lleva siempre la ropa interior conjuntada y mantén a raya tu vello corporal y no por si tienes un accidente ( como decían nuestras madres) y te llevan al hospital, sino por si te sale al encuentro un amante bandido. Nunca se sabe. Esta máxima hay que tomársela con criterio, no hace falta ir vestido de putón ni con ropa interior de encaje ni ser un fanático de la depilación brasileña. Simplemente que a pesar de estar cómoda..el sujetador raído de cuando ibas a BUP no se puede llevar fuera de casa y que si el pelo de las axilas te roza la cintura es el momento de hacer algo. Si crees que tus posibilidades de tener una aventura en cualquier momento son nulas, considera la posibilidad de que se te rompan los pantalones saliendo de cualquiera de tus actividades de Maruja y vayas enseñando unas bragas horribles y una pelambrera indecente.

El tanga es un invento diabólico inventado por un tío y nunca hay que llevarlo”. Esto hay que cumplirlo a rajatabla. No pienso dar más explicaciones.

Si algo funciona, repite Esto vale para todo, las innovaciones son para fracasados. Si decirle las cosas de determinada manera a tu jefe hace que consigas lo que quieres repítelo hasta la saciedad, si tu hijo se come bien los guisantes rellenos no hagas innovaciones, si a tu chico le mola que te disfraces de largaterana antes de echar un polvo, pues haberlo pensando antes de hacerlo el primer día. Las novedades son peligrosas y las carga el diablo.

Si crees que acudir a determinado evento será horrible no vayas. Mantente firme”. Si no te apetece ir a una cena de empresa, sabes que no pegas nada en el cumple de tu compañero de curro, la boda gitana de tu repartidor de gas no te motiva y la comunión del sobrino segundo de tu prima te horroriza NO VAYAS. Nadie te lo va a agradecer y lo único que vas a conseguir es pensar: si ya sabía yo que no tenía que haber venido.

Da igual que le hayas dicho a tu jefe 20 veces que te vas de vacaciones, no lo retendrá”. En 3 días, me ha preguntado 6 veces: ¿ pero cuando te vas? ¿ cuanto tiempo? ¿ Taaaannnnto?. Estoy valorando la posibilidad de venir con una camiseta que ponga: me voy mañana, no vuelvo hasta dentro de 3 semanas”.

No te vistas pensando ni en tu marido ni en tu jefe, no te ven”. Las compañeras, amigas, hermanas, compañeros, viandantes, conductores que te cruces, madres a la puerta del colegio, portero, frutero, gasolinero y demás prestarán más atención a tu atuendo que los dos hombres de tu vida. Estoy valorando la posibilidad de venir en pijama al curro, seguro que no pasaría nada.

Si tu madre cree que haces algo mal ( o todo mal) nunca va a dejar de pensarlo hagas lo que hagas”. La aceptación de esta máxima lleva al equilibrio mental y vital. Pelear contra ella sólo deriva en frustración y desasosiego. Hay que estar muy atento a la conversación que se establece con tu madre porque en cualquier momento salta:

- Mamá, ¿ a que están más monas las niñas con el pelo corto?
- Si, claro, como no las peinas están mejor con el pelo corto.
- Si las peino, pero es que no les gusta llevar el pelo recogido en coleta
- Eso es porque tú las dejas, conmigo llevarían el pelo perfecto.
- Ya mamá, tú lo haces todo perfecto y yo soy un desastre. ( lo mejor es asumir la derrota porque otra cosa siempre es peor)
- Yo no digo que seas un desastre, que todo te lo tomas a la tremenda, simplemente que las niñas te pueden y además tú tienes un concepto de la estética muy especial.
- ¿ Muy especial?
( error grave preguntar esto)
- Si, ya sabes, más natural.
- ¿ Más natural? ( luces rojas….danger, danger)
- Si, ya sabes que te da igual que vayan con el pelo enredado y mal peinadas, no aprecias un lazo.

Fin de la partida, no sólo no sabes manejar a tus hijas sino que encima las llevas hechas un adefesio.

No se si son buenas o malas máximas pero a mi me valen.
Gracias J. por la inspiración para este post y por tu labor como editora.

10 comentarios:

Xinax dijo...

Tomaré en cuenta alguna de esas máximas, no volveré jamás a sugerirte un tema del que tenga intención de escribir (porque, so zorra, me superas y eso lo llevo mal) y ese agradecidimiento en letra minúscula es horroroso. NO me simpatizas.

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

No dudo de que tengas un BELLO corporal, pero supongo que el que mantienes a raya es el VELLO corporal.
Que a gusto me he quedado.

molinos dijo...

Gonzalo, lectores como tú dan sentido a mi esforzado talento creador.

Gracias ;)

Rocío dijo...

Te lo iba a decir, pero ya se encarga Gonzalo...

De acuerdo con todo, menos con lo del tanga... qué le vamos a hacer.

En cuanto a lo de las madres, fundamental, porque si no te pasarás la vida queriendo complacerla, sin conseguirlo nunca, jamás.

Elvira dijo...

"Y al final eres una pringada con 0 vida y nadie te lo agradece y por supuesto no tienes mejillas sonrosadas." Jajaja, muy cierto. Y lo de no acudir a determinado evento, yo lo incluyo en este primer apartado.

Lo de no entrar en batallas imposibles con las madres, muy recomendable.

"Si algo funciona, repite." Por supuesto!!!

Cuando estés de vacaciones ¿seguirás escribiendo posts???

JuanRa Diablo dijo...

Sólo en desacuerdo con el séptimo principio. Si sales de casa en tanga, hasta tu marido y tu jefe te verán. Pero, claro, con tu tercer principio nunca lo comprobarás.

peibol dijo...

Totalmente de acuerdo con la mayoría, si no todas, especialmente con la primera.

Yo viví un episodio lamentable con lo de la ropa interior: Primera cita "cordial", sin intenciones de sexo después de la cena, y que acabó con un "¿pero qué clase de calzoncillos son esos?". Nunca más.

Un saludo

Por cierto, te he incorporado a mi lista de blogs ;)

molinos dijo...

Peibol...buenisimo lo de los calzoncillos...¿ eran de superhéroe? jajajajaja

hitlodeo dijo...

Te doy la razón, pero se me hace difícil llevar a cabo lo de "piensa en ti" (no siempre, soy humano, y algunas veces muy humano), y lo de "no acudir a determinado evento".
Y, por una vez, no estoy de acurdo contigo en algo. El tanga, vale que puede haberlo inventado un tío, pero hay que llevarlo.
Un abrazo

Jezabel dijo...

>>“ El tanga es un invento diabólico inventado por un tío y nunca hay que llevarlo”. Esto hay que cumplirlo a rajatabla. No pienso dar más explicaciones.

Vas directa al blogroll. Después de esto, otra opción es impensable.