sábado, 1 de noviembre de 2008

RESACON

Viernes noche.

- Los de montes han quedado debajo de casa. ¿Bajamos a tomar una copa?
- Venga, total es aqui abajo. Nos tomamos algo y nos subimos.

Viernes más de noche.

Dejamos el primer bar después de no se cuantas rondas de dobles de cerveza. Nos lanzamos a la calle a correr bajo la lluvia y llegar al siguiente garito. Como si tuvieramos 20 años:

- ¡¡yo quiero un gin tonic!!! yo quiero un gin tonic!!!!...

Muchas risas, muchas copas y me quedo incomunicada sin voz. Sin NADA de voz, en medio de una conversación de 6 personas tengo que susurrarle a J. lo que quiero decir para que se lo transmita a los demás.

Sábado 9 de la mañana...me arrastro desde la cama al botiquin a por un ibuprofeno. Como también me duele el cuello mucho, tengo una duda absurda, ¿el ibuprofeno sabe que prefiero que me quite la holgura craneal y el dolor de cabeza antes que el dolor de cuello??. Lo digo en serio, ¿como sabe el medicamento a donde ir?.

Tengo mucha resaca y no puedo hablar pero me lo pasé tan bién.

S. acuerdate que quedamos para ir al cine.

4 comentarios:

Mordisquitos dijo...

Hay quien habla de zumo de tomate, hay quien dice que para la resaca lo mejor es meterse en una sauna a sudar o ponerte en el medio de cinco mil estufas.

Jean Bedel dijo...

Una resaca después de una noche de diversión hay que disfrutarla más que padecerla. Yo como ya me quedan pocas de esas, las llevo con mucha dignidad :-)

Anónimo dijo...

¿Resaca? ¿Gin-Tonic? ¿Promesas en firme de no volver a beber de forma desenfrenada? ¿Promesas en firme de no volver a cantar y bailar como si estuviese poseída y habiéndo el más absoluto ridículo..?

Qúé tiempos aquellos...

MALVALOCA

silvia dijo...

Nada de promesas de no volver a las andadas.... aprovechar las andadas todo lo que se pueda.

Para la resaca, por eso, lo mejor es una sauna... y un hijo pidiendo el desayuno....