jueves, 6 de noviembre de 2008

A DIETA


Para la mayoría de la gente hacer régimen es una putada, porque consiste básicamente en hacerte la vida más desagradable a ti mismo no comiendo lo que te apetece y haciendo un ejercicio que no quieres hacer. Es decir un ejemplo supremo de utilización de la fuerza de voluntad ( F.V) que yo creo que está sobrevalorada.

Dentro de la gente que hace régimen, hay varias categorías.

Los que creen que hacen régimen porque en vez de comerse media barra de pan se comen un cuarto, han cambiado la leche entera por semidesnatada y cuando bajan al desayuno en vez de 4 churros se comen 2. Si les invitas a una raclette dicen..estupendo..ya comeré mañana manzana sabiendo de sobra que no lo harán. Creen que la simple intención ya cuenta. Son muy monos e inofensivos.No van a adelgazar pero son felices creyendo que si y gente feliz es lo que necesitamos.

Luego están los campeones de la fuerza de voluntad. Silenciosos y constantes. Gente que hace régimen, lo sigue estrictamente, se lo toma en serio. Comes con ellos y si no estás atento puedes no darte cuenta de que están a dieta. No hablan de comida, ni de lo que pueden o no pueden comer. Son los triunfadores. Adelgazan y no amargan a los demás.

Los agonías. Se ponen a régimen y van penando todo el día. Son unos brasas, se lo cuentan a todo el mundo. “ No, no puedo quedar, es que estoy a régimen”, “ ay no, no celebres tu cumpleaños que estoy a régimen”, “ ¿vas a hacer paella?..no puede ser pure de verduras..es que estoy a régimen”. Plastas. Déjame en paz, si has decidido ponerte a dieta es tu problema. NO me lo cuentes. Y si no vas a ser capaz, pues ríndete pero no pretendas que te empuje yo por la cuesta del sacrificio alimentario.

Los peores de esta clasificación son los fundamentalistas de la dieta. La mayoría de los fundamentalistas son flacos, es decir, les sobran 2 ó 3 kilos como mucho, pero ellos deciden llevarlo al extremo. Así que se ponen a régimen, se lo dicen a todo el mundo y no paran de hablar de comida. Son esa gente que a lo mejor ha estado comiendo contigo el rancho de la empresa durante 3 meses, engulléndolo todo…y de la noche a la mañana…bajan contigo y empiezan…"que asco, como puedes comer eso”…” yo es que vomito si me como ese pollo empanado”, “pufff…¿vas a comer patatas con lo que engordan?”. Me dan ganas de decirles: " Si, me las voy a comer y como no te calles te las escupo".

Me ponen enferma. Además de repente están como en un estrato superior, una especie de estadio intermedio hacía la santidad de la delgadez y te miran por encima del hombro. Al final van con su microtaper con medio filete de pollo cocido y sus dos trozos de piña mirándote con cara de triunfadores porque tú prefieres zamparte los macarrones del rancho.

De todos modos yo a esos les hago sufrir y siempre les digo: “ ah, ¿pero estás a régimen?, pues no lo debes estar haciendo bien, porque yo casi que te veo más gordo.”

9 comentarios:

Anónimo dijo...

pues que sepas que estas hablando con una indecisa, no de que le sobra algún kilito sino más bien de a qué grupo apuntarme, una cosa tengo clara que al de fuerza de voluntad incorrupta SEGURO QUE NO.
Y como se te ocurra decirme que estoy más gorda ya veremos qué es lo que te escupo
Ah si! el chicle que te da tanto asco..

Anónimo dijo...

Moli, te faltan los dieteros absurdos. Un ejemplo: yo tengo una amiga que perpetuamente está empezando un régimen. Ir con ella a cenar, aunque sea en plan rápido antes de ir al cine, es una prueba de tu amistad. Siempre pide cosas que ya vienen aliñadas, con lo que siempre lo devuelve a la cocina, pidiendo la version "light, la de régimen". Cuando se lo traen, evidentemente, pide las aceiteras... La cara de la camarera es un poema. (La mía está debajo de la mesa buscando algo.... como la vergüenza ajena). Ah, y por favor, que no le falte su cocacola light. Como se sabe por los trabajos de la Universidad de Wisconsin By The Sea, es mucho más eficaz que el agua, para adelgazar, andeviaparar...

Susu, practicante de la dieta del lunes.... "el lunes empiezo" (Nota mental: no precisar nunca de que mes, ni de que año, ni de que milenio).

silvia dijo...

También te has dejado a los que te amargan la vida recordándote que necesitarías hacer régimen para perder esos kilos que te sobran y no olvidan recordártelo cada vez que comes, o quieres comprarte ropa, o estas cansada (a las 10 de la noche...).

Donde se compra algo de tu mala leche?

molinos dijo...

Tengo a montones. La regalo, pero hay que saber llevarla con dignidad y no arrepentirse.

Anónimo dijo...

Querida Moli:

Y sabes que yo pertenezco al primer grupo. Toda al vida a régimen, con más fuerza los lunes por la mañana, porque siempre me lo estoy saltando. Pero te juro que caundo me estoy tomando el chocolatísimo yo SI CREO que el resto de la semana con una zanahoria me apaño, es increible como se engaña el ser humano.
Efectivamente, eso de decirle a alquien que está mas gordo...hay que ser zorra

Besos
Thinkonguiri

Kuin dijo...

jajajajajaja que cabrona eres!

un saludo a todos los que están a dieta!

La mundialmente conocida como "ORDINARIA" dijo...

Yo tengo un especímen en casa, incalificado e incalificable...preocupado por su estupendísima figura, siempre y cuando seas TU quien le prepare las exquisitas ensaladas (a poder ser suficientemente variadas para no aburrir), se encargue de comprar el pescadito bien fresco (porque el nene es delicado) y además loe su magnífico sacrificio...Obviamente su dieta no duró ni un mes.Y juro que fui muuuuy paciente. Que le den, y a poder ser con una caña rota.

JuanRa Diablo dijo...

Me has hecho reir mogollón. Reirse también dice que ayuda a adelgazar, no?

Hans dijo...

Otravezmás brillante, y gloriosamente cruel.