miércoles, 22 de octubre de 2008

TERAPIA.

En el último mes me he encontrado hablando con diferentes amigos sobre ir o no ir a terapia. Tengo amigos que han ido, otros que van y otros que quieren ir pero no acaban de decidirse. A unos les ha ido bien, a otros ni fu ni fa y supongo que a algunos les habrá ido mal pero no me lo han dicho. Los que quieren ir se debaten entre lo que creen que les va a beneficiar y el miedo que les da descubrir algo que no quieren saber.

A mi me parece estupendo que alguien decida hacer terapia. Yo no tengo ni tiempo, ni dinero ni siento la necesidad de ello. Aunque suene prepotente conozco mi mierda fenomenal y mis neuras también y me apetece cero removerlas y contárselas a un extraño.

Todo esto viene porque ayer terminé de ver la serie “In treatment”. Es una serie de 43 episodios, de unos 20 minutos cada uno, en el que la gente solo habla. No hay acción, no corren, ni saltan, ni se persiguen, la mayoría de las veces permanecen sentados mirándose y hablando….y sin embargo pasan muchísimas cosas.

Cuando ví el primer episodio en junio, recuerdo que cuando terminé pensé..joder, la cantidad de cosas que han pasado entre esas dos personas y no se han movido ni medio metro en todo el capítulo. Todas esas preguntas y esas dudas sobre la terapia están en la serie, todo lo que hay de bueno o de malo en conocerse, lo pertinente o no de sacar cosas a la luz, el papel del terapeuta..en fin..todo.

No voy a destriparla, ni a contar nada más. En este enlace, podéis leer más sobre ella.

La recomiendo muchísimo y estoy deseando que alguno la vea para poder hablar sobre ella con alguien, especialmente las tres personas que creo la van a disfrutar más, Anna, Álvaro y Rosa.

Tres notas antes de verla:

- en versión original. Doblada pierde muchisimo.

- no es una serie facil, atracarse a ver 8 capítulos es mala idea.

- yo creo que es mejor verla solo.


Ah..y la nota frívola de hoy: me encanta Gabryel Byrne. Tiene el atractivo de lo normal.




8 comentarios:

Anónimo dijo...

Tengo muchas ganas de verla. Por vatias razones. Me gusta la idea, me pica la curiosidad de ver como se las apañan para mantener el interés con un plano fijo, o teatral, digamos. Y quiero saber si voy a desear, como intuyo, poner al terapeuta Gabriel Byrne en mi vida.

Susu, esperando con urgencia la cita.

Bastian dijo...

Me lo apunto. ¿Conoces despuesdeana.blogspot.com? Quizá te guste.

Mar dijo...

Yo he bajado ya 11 capitulos desde que me lo comentaste. Pero aún no he tenido tiempo de verlos. A ver si el finde...

silvia dijo...

Lo siento, el enlace no me funciona, pero intentaré encontrar la serie.

Kuin dijo...

Pues si la rubia los ha bajado, la veremos... :-)

Nahum dijo...

"Cuando ví el primer episodio en junio, recuerdo que cuando terminé pensé..joder, la cantidad de cosas que han pasado entre esas dos personas y no se han movido ni medio metro en todo el capítulo".

¡Eso es, eso es!

Y la sutilidad de las relaciones que se establecen entre los personajes, la profundidad de las miradas, la necesidad de no decir más porque ya está todo...

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Voy por la mitad y me he venido a releer tu crítica.
Me parece genial, desde la estética "teatro" hasta como consiguen centrarte en mogollón de cosas que no ves pero pasan o han pasado.
Es verdad que hay que verla en pequeñas dosis, pero es buenisima. Un acierto más como recomendadora...

La Chalada dijo...

Ayer vi el primer capítulo porque cuando pasé por aquí leyendo tu blog como una loca me la apunté y he vuelto a releer la crítica.
Me gustó mucho, me pareció que duró sólo 5min y me pasé desde le principio del capítulo diciendo 'si fuera mi terapeuta me enamoraría de él' (al parecer no soy la única!). Atractivo brutal.

Ya estoy impaciente por ver el resto. No la estoy viendo sola porque es parte de nuestra inmersión parejil en el inglés junto con The Wire (esta es elección de mi novio, pero también he visto por ahí que te gustó). Desgraciadamente tengo que decir de esta que a él le flipa pero mi inglés no me permite seguirla! Hago tanto esfuerzo por entender que me duermo antes de acabar el capítulo.

Total que a lo que venía: gracias por la recomendación! Mola mil!