viernes, 10 de octubre de 2008

REGALOS ( II parte, ,malos regalos)

Siguiendo con mi afán divulgador, comentaré hoy malos regalos que he tenido en mi vida y que no deben hacerse.

Año 1998, celebro mi 25 cumpleaños. Gran fiesta alcohólica. Llega mi gran amigo J. Debo decir que J. no sabe cuando es mi cumpleaños, pero cuando le invito siempre viene con un obsequio. Ese año llego con el regalo..¿ y que me traía que le hace estar el primero en mi ranking de regalos inadecuados??..Un disco de Gloria Estefan. MUY MAL. ¿tengo pinta de que me guste Gloria Estefan?. Es más, ¿ qué pinta tiene la gente que le gusta?, iría más lejos…¿ quien conoce a alguien que le guste Gloria Estefan?.

Si alguien que no te conoce, pongamos por ejemplo un tío que vive en Islandia, te manda eso, pues en fin..se le perdona el que te lo haya regalado..pero que uno de tus mejores amigos cometa esa tropelía sabiendo que no te va gustar?...MUY MAL. Claro, que todavía está pagando por ello. Cada año, cuando llega a mi cumple con un regalo..todo el mundo le pregunta..¿ es lo nuevo de Gloria Estefan?.

Febrero 2008. Una lejana compañera del trabajo me regala un anillo de una prestigiosa marca tan grande como una pelota de ping pong. MUY MAL. No me conoces, pero..¿me has visto alguna vez llevar anillos?. Un anillo es un regalo arriesgado. Si no lo tienes cristalino..¿que tal unos guantes?? ¿una bufanda?. En fín, ahí tengo el anillo…venía sin ticket. Sospecho además que era un regalo rebotado. FATAL.

Una biblia en chino. Si, así. A las bravas. ¿Qué lleva a alguien a regalar una biblia en chino?. Como no sea que se ha hecho con un cargamento ilegal de ellas, no lo entiendo. Creo que la dí en una recogida de trastos viejos.

Un reloj de pared digno de Versalles. Un todo en uno de las peores cualidades de los regalos : trasto, recargado, demasiado especial.

Otra cosa no se puede intentar cambiar a la persona con el regalo que le haces. Es decir regalarme a mi un set de maquillaje de la señorita Pepis no va a hacer que me pinte, y regalarme unos crampones no me va a convertir en una escaladora, ni una taladradora va a hacer que me mole el bricolaje. ( qué gran tema).
Por cierto, ayer se me olvidó un gran regalo que me hizo mi amigo P. sencillo, personal y bonito..aunque me temo que ilegal. El año pasado me regaló un edelweiss del Himalaya pegado en una cartulina negra. Precioso. Precioso el detalle y para mi admirable que hubiera sabido cortar la cartulina en recto y la flor no le hubiera quedado pegajosa.

3 comentarios:

Jean Bedel dijo...

Yo soy muy conservador para los regalos. Los experimentos con gaseosa. Nunca sorprendo e incluso me tachan de "aburrido" regalando (me gusta regalar tecnología), pero prefiero eso a estamparmela con los ejemplos que pones. Lo de la biblia en chino tiene su punto friki.

molinos dijo...

Sabía yo que lo de la biblia en chino iba a encontrar su público. :)

Mordisquitos dijo...

A mí los peores regalos que me han hecho han sido un tamagotchi y un libro de autoayuda escrito por un jefe indio. Y curiosamente realizados por las mismas personas que son mi grupo de amigos que debería conocerme mejor que nadie. En fin. También soy aburrido haciendo regalos, casi siempre un libro o una botella de algún licor exótico.