lunes, 6 de octubre de 2008

DELINQUIENDO


Mi vida como infractora de la Ley empezó a la tierna edad de 9 años, en 3º de EGB. Aquí donde me leeís..con esa edad hice lo mismo que Ana Rosa con 50..plagiar. Sin vergüenza, ni rubor ni nada…a las bravas.

Con 9 años, la profesora nos encargó una redacción sobre la lluvia. Un tema que con 35 me sugiere algo pero con 9 debía ser que no. El caso es que después de darle vueltas a la cabeza pensé…este fin de semana he leído un cuento en casa sobre 5 hermanas nubes que llevaban la lluvia y cada una elegía donde descargar y la más pequeña quería echarla en el mar porque era el sitio más importante y al llegar y deshacerse en lluvia sobre las olas se dio cuenta de que allí era donde menos falta hacía. Es decir un cuento ñoño, tontorrón y con moralina..ideal para el cole de monjas. Sabía que era exactamente lo que la profe quería, una historia idiota Tuve mis momentos de duda antes de delinquir…en plan..¿ y si la profe lo ha leído? ¿ y si lo conoce?....pero eran otros tiempos..no habia Internet…así que confíe en la suerte y lo plagié de cabo a rabo. Pasé un par de noches de angustia..( siempre he sido un poco agonías) ..pero cuando la profesora entregó la redacción, me felicitó y saqué sobresaliente me dí cuenta de que había hecho lo correcto. Y debo decir que no me dio remordimiento ni nada…pero algo debió impactarme porque 26 años después todavía me acuerdo.

¿A qué viene esto?. Pues porque hace un par de meses “robe sin querer” en una tienda…y debo decir que tampoco me arrepiento. En el centro comercial de al lado de mi trabajo fui a una tienda de niños muy conocida a comprar un juguete, fui a la caja y delante de mí había una madre pesadisima contándole a la dependienta que su niña no dormía, que si para arriba, que si para abajo…etc, etc….yo me impacientaba y la dependienta me cobró..y yo tan contenta cogí las bolsas del mostrador. Cuando llegué al coche me dí cuenta de que me había llevado mi bolsa y la de la tía plasta…dude un nanosegundo si devolverlo…pero luego pensé…¿para qué?. Y me lo quedé…

Ahora debo ser más consciente que hace 26 años porque desde entonces evito pasar por delante de la tienda.


Tengo algún que otro delito más..pero no es el momento...

4 comentarios:

luis dijo...

huy, yo robo muchísimo en las tiendas. me encanta ese cosquilleo cuando salgo con algo dentro del bolsillo.

Kuin dijo...

jajajaj y que había en la bolsa de la tia plasta???

que me has dejado con la intriga...

camaca dijo...

Espero con ansia que sea el momento de seguir tus confesiones …
y … eso, que había dentro?

Jean Bedel dijo...

Supongo que por lo menos, después de faltar al séptimo mandamiento, te habrás confesado no? ... :-) ... a mi estos pequeños hurtos me ponen muy nervioso. De hecho, cuando íbamos a comer unos donuts gratis al Carrefour con mis amigos a la edad del pavo, ya me ponía nervioso :-)