jueves, 30 de octubre de 2008

COSAS QUE ECHO DE MENOS.

Echo de menos tener espacio libre en las neuronas para poder pensar en chorradas. Ahora si empiezo a pensar en chorradas enseguida lo asocio con cosas prácticas como qué pongo de menu de comida, cuando las niñas tienen gimnasia, o cuando es la próxima revisión en el pediatra.

Echo de menos no saber lo que es un percentil, ni que coño es la ESO. Echo de menos cuando los niños hacían gimnasia y no psicomotricidad o predeporte. ¿Qué coño es predeporte??...

Echo de menos cuando creía que el papel higiénico crecía por regeneración espontánea en el baño y las lentejas crecían solas en la despensa..por no hablar de mi absoluta convicción de que la ropa iba sola al cesto, se lavaba, se planchaba y volvía al armario por voluntad propia. ( Los tíos nunca pierden esta convicción).

Echo de menos hacer cosas sola. Echo de menos levantarme y desayunar en calma, con el periódico o mi libro, y concentrarme tanto en la lectura que se me quede el café frío y dé igual porque tengo tiempo de sobra para calentarlo de nuevo. Echo de menos poder salir a la calle con las manos en los bolsillos y no parecer un mulo de carga con un bolso que parece la maleta de Mary Poppins…y eso teniendo en cuenta que yo soy mala madre y por ejemplo nunca llevo pañuelos de papel.

Echo de menos llegar de trabajar y no tener nada que hacer, más que tirarme en el sofá a leer. ¡ qué poco disfruté de esos momentos cuando los tuve!.

Echo de menos cuando el día no se terminaba a las 8 y media. Me parecía que tenía toda la tarde por delante. Ahora a las 8 y media veo el final de la etapa…las niñas a la cama y el comienzo de mi hora feliz: cena y ocio.

Echo de menos despertarme por la mañana y pensar..voy a leer un rato antes de levantarme.

Echo de menos cuando el verano no era un puto stress de reorganización rutinaria, si no que era una cantidad de tiempo libre increíble para no hacer nada y llegar incluso a aburrirme. ¿En qué momento pasé de odiar septiembre a desear su llegada con toda mi alma?.

Echo de menos no tener dinero pero tener la sensación de que si lo tuviera podría hacer miles de viajes y de planes. Ahora tampoco tengo dinero pero la sensación se ha esfumado también….si lo tuviera habría que pensar en el colegio, el curro..blablablabla.

Echo de menos no saber lo que es el euribor, no tener ni idea de lo que cuesta la comunidad, ni el seguro del coche, ni que coño es la inflación. Claro, que ahora tampoco lo sé pero sé que si sube es muy malísimo.

Echo de menos cuando podía tomarte 8 copas, levantarme a las 8, esquiar todo el día y volver a salir esa noche y atizarme otras 8 copas. Ahora me tomo 4 y lo estoy pagando una semana….pero yo insisto..me sigue divirtiendo.

Echo de menos cuando me parecía un planazo salir en jueves hasta las 6 de la mañana.

Echo de menos cuando el concepto antiarrugas era ciencia ficción y tener una cana era gracioso.


Pues nada..que hoy tenía el día melancólico…pero en breve volveré a mi ser.

11 comentarios:

Xinax dijo...

Sea cual sea TU SER, lo cierto es que mola. Melancólico y todo. Cínica y mordaz, también. En fin...cuando deje de tener este ataque melodramático y afectivo, añado algo más..

Anónimo dijo...

Joder...ahora me has puesto melancólica a mi. Yo echo muchísimo de menos los sandwiches de nocilla, las eternas vacaciones de verano, el olor de la cartera del plumier y de los libros en septiembre. También mucho el despertarme con sabor en la boca a gin-tonic y tabacazo. Todas las tardes irremediablamente suspiro a las nueve cuando mi hijo se acuesta y me acuerdo que a esa hora me iba todos los días de cañas....

MALVALOCA TAMBIÉN MELANCÓLICA.

Alvaro de la Rica dijo...

y cuando vas a despertar a las niñas y las ves destapadas y las tapas y notas que su calor se está diluyendo por el cuarto, y cuando te regalan en enésimo dibujo y te dan un sobre del cole, pensando que si tú no lo recibes, se les acaba la vida, y cuando ves su mirada, sus manos, sus pies, sus intentos de portarse bien y de quererse entre ellas… eso vale lo imponderable, lo echarás también de menos porque cada cosa tiene su tiempo…

Alvaro de la Rica dijo...

es la vida, nada más y nada menos, y no tenemos otra cosa, o sí', quién sabe, es un amor el que tenemos por ellos que no se puede explicar y que nos saca de nosotros mismos, y que nos vincula misteriosamente a nuestros padres, y nos hace pensar que tal vez, alguien se sacrificó por nosotros y que todo eso merece la pena y que de verdad es amor porque nosotros no contamos apenas y al mismo tiempo lo somos todo para ellas

Jean Bedel dijo...

Como diría el gran Kiko Veneno: Echo de menos la cama revuelta, ese zumo de naranja y las revistas abiertas. Echo de menos el crujir de tus tostadas, sentir por el pasillo
tu gato que araña. Lo mismo te echo de menos lo mismo, que antes te echaba de más ...

silvia dijo...

Totalmente de acuerdo con Jean Bedel, se echa de menos lo que no se puede hacer, porque no se tiene tiempo o porque no es el momento (cuando los niños tienen 10 años ya no regalan dibujos...).

Yo echo de menos dormir a pierna suelta y sin que me despierte ni un bombardeo.

Kuin dijo...

Hecho de menos la merienda.
Hecho de menos pasarme el verano sin hacer nada en absoluto aparte de salir de juerga y tumbarme en la playa (3 meses).
Hecho de menos acostarme con la persona que quiero y despertarme con ella.
Y poca cosa más...supongo que con el tiempo hecharé de menos algunas más pero seguro que hay otras que me compensan.

molinos dijo...

Kuin...querida..¿no echabas de menos una reprimenda mía por tu ortografía??...hecho hecho.... ES ECHOOOOO...y encima repetido..mis pestañas....:)

Kuin dijo...

Jajaja lo pensé mientras lo escribiía porque SIEMPRE la cago...pero iba deprisa y pasé de repasarlo...

Lo siento Mrs. Rottenmayer ;-P

Heike dijo...

no me odies. no quiero quedar como una niñata. pero tienes 9 años más que yo, y te leo y me veo en parte. y te digo que no me odies porque te voy a decr una niñería, como que si dentro de 9 años molo la cuarta parte de lo que molas tú, me daré con un canto en los dientes.

molinos dijo...

Heike no te odio y no me parece una niñeria..pero esto es MI blog..y me adorno mucho...en la realidad no creo molar tanto. :)