jueves, 24 de julio de 2008

FREDERICO FROM GUADALA.




Es mi amigo “con cola” más antiguo, que no el más viejo. Es el ejemplo práctico de que la chorrada esa de un hombre y una mujer no pueden ser amigos es mentira. A pesar de ser los dos (él y yo), guapos, sexys, inteligentes y divertidos jamás en la vida hemos sentido la más mínima atracción para dejar de ser amigos.

He de confesar que cuando escribo sobre los tíos en este blog, él suele ser siempre la excepción que confirma la regla. Su nivel de empatía es sensiblemente mayor a la media masculina aunque eso no quita que para las tías y especialmente para “su chica” no sea un nivel aceptable.

Me conoce muy bien. Me conoce tan bien que aunque no le diga las cosas me las lee en la cara. Comparto con él miles de historias, de risas y de lloros. Se ha tragado todo mi patetismo de llantos cuando no tenía criterio con respecto a un novio, me ha consolado en mi estupenda depresión post parto y me llamó desde una cabina ( era la prehistoria de los móviles) cuando salió del Bernabeu y se enteró que se había muerto mi padre…no sabía ni qué decirme. Pero también estuvo cuando conocí a G, cuando me casé y cuando han nacido mis hijas. Solo le falta ir conmigo a un concierto de Bruce para compartir todos mis momentos felices..( al próximo le llevo).

También nos hemos descojonado tanto que no sé por donde empezar, si por cuando en un memorable viaje de esquí llevamos sus tablas a arreglar y el tío nos dijo que eso no era Lourdes, o cuando fuimos a La Rioja a comer y beber..y acabó dando tumbos con las muletas por el hielo del pueblo, o en otro viaje de esqui que no podíamos ni hablar del frio que pasábamos en la silla…miles de historias.

Ahora somos mayores, pero cuando me juntó con él es como si tuviéramos 18 años otra vez. Solo queremos divertirnos y saber que siempre seguiremos siendo amigos aunque ya no nos “grabemos cintas” ( en la prehistoria de la música digital) . Está en el puto medio de mi conjunto de amigos.

Es Fede y es mi amigo.

1 comentarios:

Aspective dijo...

Envidia.
Tengo envidia
Me gustaría tener un [email protected] así