lunes, 5 de marzo de 2018

Despelleje Oscars 2018

Ayer fueron los Oscars. Las buenas noticias son que no han ido todas de negro. Las malas que tampoco han ido en vaqueros y camiseta. Hemos vuelto a lo de siempre, las reivindicaciones han pasado a la historia y no me parece ni bien ni mal. Los Oscars son los que son, un escaparate para lucirse, sonreír y si ganas algo llorar mucho de emoción falsa o verdadera.

En un intenso trabajo de documentación, que jamás me agradeceréis lo suficiente,  he repasado doscientas veinte fotos y os traigo tres conclusiones: brillis, tirante fino y pelo lamido. Let´s go.

Nada como llegar a una fiesta y que te reciban con entusiasmo, alegría y en equilibro sobre unos zapatos imposibles.  Ves a Saoirse Ronan y piensas «su madre la ha obligado a ir. Le ha dicho: ve que tienes que salir de casa y hacer amigos» y claramente Saoirse (que, por otro lado, está pensando en como decirle a su madre que se quiere cambiar el nombre) se lo está pasando pirata en la fiesta.

A Betty Gabriel también la ha mandado su madre a la fiesta pero la ha tenido dos semanas practicando como entrar con naturalidad y seguridad en la alfombra roja. Le han faltado otras dos semanas de práctica  porque a mí me parece una grulla intentando llamar la atención entre una bandada de pinguinos. «mira como molo y doy zancadas largas»

Tiffany Haddish va de apropiación cultural, de mezcla de civilizaciones. Lleva una túnica parecidísima a la que lleva Meryl Streep en The Post con unos añadidos a los Black Panther. El conjunto es como de fiesta de disfraces, «¿de qué vas?» «De egipcio antiguo». 

En hombres que saben llevar traje, y contra todo pronóstico, tenemos a Kobe Bryant. 

Fijaos bien en los tirantes finos porque la mayoría de las veces son superfluos, es decir, no sujetan nada, son adorno. ¿Por qué han vuelto los tirantes finos? ¿Hemos terminado con el reinado del escote "sureño palabra de honor"? Tenemos a Jennifer Lawrence  va de brillis, tirante fino y pelo frito, con un rollo «yo aquí he venido por la barra libre». Gal Gadot también de tirante fino y pelo frito pero con cara de «yo no bebo y no me enrollo con nadie hasta la tercera cita» o «hasta que me case» o «hasta que me case y haya decorado el cuarto de los niños que se llamarán Andrea y Billy» 

Timothée y Daniel van hechos unos espantapájaros pero estoy muy a favor de que sepan llevar lo que llevan y, sobre todo, que parezcan cómodos. Eso sí, he descubierto que los botines de Timothée me encantan. El pobre Luca, sin embargo, no sabe donde meterse. Quizás sería buena idea emparejarlo con Saoirse... harían buena pareja, en una esquina, sin molestar. «Hola, ¿tú quién eres? y ¿Por qué llevas esa araña tan extraña? A mí me ha obligado mi madre a venir»

Nicole es la versión tres mil de la buena de Saoirse. ¿Os acordáis cuando iba con Tom a los saraos, le corría sangre por las venas y no era una estatua? Pues ahora ya va sola, es una cariátide paseando por la alfombra roja y elige siempre vestidos inexplicables. ¿Ese lazo por qué, Nicole?  De azul va también Jennifer Garner y me gusta todo porque tiene pinta de tener la edad que tiene.

Emma Stone lleva el look más parecido a "algo cómodo" que se ha visto nunca en los Oscars. Me desconcierta el lazo fucsia (por eso no trabajo en una revista de moda) y no entiendo lo de no llevar camisa debajo y tener que estar preocupándote de que no se te descontrole una teta pero en fin, lleva bolsillos.

Ni una fiesta sin su limpiaflautas y Mira Sorvino no puede con la vida, uno no sabe lo que pesa un visillo sucio hasta que lo descuelga.

Con Emily Blunt tenemos que hacer algo. Organicemos una "intervención" y hablemos con ella muy seriamente. No podemos consentir que la actriz que va a mancillar a Mary Poppins en una nueva versión totalmente innecesaria de la mejor película de la historia nos lleve estas pintas del demonio. EMILY ¿Qué llevas puesto? ¿Qué es eso? ¿No tienes espejos en casa? ¿Un ventanal en tu cocina open concept en el que te hayas visto reflejada aunque sea fugazmente? Te estas drogando ¿verdad? ¿Tienen a tus hijos secuestrados y te han exigido ponerte eso para devolvértelos? ¿Te estás quedando ciega? ¿Tu hermana se cree diseñadora? Emily, por dios, dame una explicación.  

Danai y Lupita. Lupita va muy a lo Donna Summer en los 80, brillis de bola de disco a todo tren pero con el pelo lamido y Danai va calcadita a Saoirse solo que ella tiene pinta de tener el culo pelado de ir a fiestas y nos mira con cara de «yo sé dónde se cuece lo bueno y, además, todavía me creo que estoy en la peli y como me calientes te doy dos leches ». 

En una sola foto: el hombre al que se la bufa como le quede el traje, el hombre que sabe llevar traje y el traje embutido en un hombre. Aquí tenemos a Tom Holland que está en otra categoria, la de hombre al que le han elegido el traje, el más feo de la tienda. 

William Dafoe, no le estamos haciendo el caso que se merece. Y está mejorando con la edad. En vez de envejecer hacia señora mayor, como tantos otros, está envejeciendo hacia Viggo Mortensen y eso es siempre bien.

Los botines de Timothée me siguen flipando y también lo contento que está. Armie, sin embargo, está descubriendo que efectivamente el terciopelo granate no era una buena idea. NI tampoco en pajarita, Matthew.  De hecho el único uso del terciopelo granate que tiene sentido es.... no se me ocurre ninguno.

Sandra de brillis y lamidos. He observado que las actrices de Hollywood evolucionan hacia máscaras sin expresión como Sandra o Ashley ¿Os acordáis cuando parecía natural? o hacia diosas con cara de «me la sopla todo y estoy divina de la muerte» como Laura Dern que además de llevar un vestido precioso, sencillo y apto con el movimiento del cuerpo tiene las arrugas de expresión que hay que tener cuando has vivido. Jane se ha operado todo y más pero es una DIOSA y con sus 80 palos es la única que he visto que llevaba un pin político. 

No sé porqué han obligado a Sally Hawkins a ir a la fiesta. Es obvio que ella quería quedarse en casa en bata y pantuflas. Podía haber invitado a su sofá a Margot que tampoco tenía muchas ganas de ir.

Drapéame otra vez, drapéame otra vez, que en tus manos yo sea una cosa envuelta en tela marrón, drapéame otra vez.

Abullóname otra vez, abullóname otra vez, que en tus manos yo sea una bola envuelta en rosa y azul.   Mira Andra, si vas a ir de flores y dando el cante... aprende de Whoopi.  

Lin-Manuel Miranda salió la noche antes "a dar una vuelta" y se le fue de las manos. A lo mejor salió con Caleb

Gary Oldman y su mujer de Chin-Chin Afflilou. 

St. Vincent de siseñor con las patas de alambre y un canta mañanas con los zapatos sucios.

Salma, Salma, Salma. Yo te agradezco el homenaje a las diosas minoicas pero creo que en Hollywood no han pillado la referencia cultureta. No sé si Rita Hayek es tu hermana pero su referencia cultureta al expresionismo abstracto tampoco le ha salido bien.

Elizabeth Moss con pin político pero equivocándose en el modelo como siempre. Empiezo a sospechar que lo hace a propósito.

Helen Mirren otra diosa, yo quiero dejarme el pelo como ella. Y Rita Moreno, por favor, todos en pie.

Vamos con las diosas de rojo:  Christine Lahti , Allison Janney que además del vestidazo lleva bolso. 

El Puma sin calcetines.

Acabo de darme cuenta de que todas las mujeres que me han parecido más elegantes y estilosas eran mayores y llevan bolso.

¿Qué le pasa a Gael? ¿Le ha crecido la cabeza? ¿Se le están descolgando los brazos? ¿Le dolía un empaste? ¿Le ha prestado la camisa Kobe Bryant?

Uy, Paz perdonándonos la vida. 

¿Os sabéis el chiste de «Cariño, ¿llevo mucho escote? ¿Tienes pelos en el pecho? No. Pues entonces, sí»? Pues Blanca Blanco tampoco. 

Pobre Mirai. Llego Adam para acompañarla al baile y se encontró con que venía directamente de la sesión de sadomaso.

¡Qué no y qué no! El terciopelo solo para... para.... sigue sin ocurrírseme nada.

Yo tuve una vez un vestido de terciopelo negro con un remate rojo brillante. Llevando ese vestido me rompieron el corazón pero esa es otra historia... para ser contada en otra ocasión.  Y con esta confesión terminamos esta nueva edición absolutamente innecesaria de los despellejes de los Oscars.

Escena extra tras los créditos... la pinta del corresponsal de Antena 3. ¡Qué campeón! 

26 comentarios:

Anónimo dijo...

Buon Giorno. Sabía que no fallarías.
Al tema: Laura Dern se da quizás un aire a Nieves Herrero, ¿no?
Lo más de lo más...Whoopi...deberías profundizar en el tema....
Como damas de rojo se te olvidó (¿a propósito?) la gran Meryl.
Y sí, da gusto ver a las grandes damas del cine; las nuevas no les llegan ni a la suela.
Plas, plas, plas.
Y que sepas que sí, que te lo agradecemos infinito que te hayas visualizado las 230 fotos.
Anónima Marta

Anónimo dijo...

De absolutamente innecesario nada de nada....no hay gran alfombra roja que se precie sin tu despelleje...lo más de lo más.
Si no hubiera despelleje ni me interesaría cómo van vestidos.
Una lástima que no estuviera invitado Milo y perder la oportunidad de verle nuevamente en esmoquin ;-)
Muchas gracias por la crónica!!
Besos desde San Vicente de la Barquera,
Cristina

Lydita dijo...

¡Enorme, como siempre! Ya es una tradición estar pegada a la pantalla tras los Óscars esperando a tu despelleje. Aunque reconozco que me ha sorprendido el poco juego que te ha dado St. Vincent. Te ha podido el shock, ¿verdad?
¡Gracias por las risas!

Carmina dijo...

Realmente no comprendo ¿Tan difícil es vestirse decentemente, teniendo los medios que tienen todas estas? Cada vez hay más "sin palabras" En este año Whoopi, la egipcia y Salma creo que se llevan la palma. Ni siquiera se me ocurre un comentario despellejante. Y muy poco material masculino potable

nanu dijo...

Cómo podías tener dudas sobre Kobe??? No me capacito.

Nanu

Sonia dijo...

Quiero que sepas que esta mañana me he despertado pensando en "el despelleje de los Oscar's by Moli"

Casi ya más famoso tú despelleje que los Oscar's en sí.

Besos!!!

el chico de la consuelo dijo...

Moooooli ¿como has interrumpido mi lectura apasionada de murakami en su ultimo capitulo para darme este disgusto? Sandra, sandrita que ha hecho de ti la malvada molinos.
Sandra Bullock no es esa que pones juramelo.
Diosito dime que se ha equivocado y a puesto sin querer una foto del desastres estéticos de dkiss.
Lloro amargamente.

Modo gay blacked on. Kobe impresionante con pinta de empotrador en el guardarropa de cena de gala. Deben ser efectos secundarios de lectura compulsiva de Haruki.
Besos a puñaos.

Tita dijo...

Innecesario? Imprescindible!!!

Aunque no conozco a más de la mitad...

Comparto que lo de Whoopi necesita un análisis más profundo.

Anónimo dijo...

Totalmente necesario, me has alegrado el día.

Hermano E

Alma dijo...

Gracias gracias gracias y 1800 veces gracias...aún así no son suficientes, lo sé

Luxindex dijo...

Muchas gracias, Molinos, por el tiempo que has dedicado a contestarme: es un detalle de generosidad por tu parte que agradezco en lo que vale. Pero no me he quedado contento, la verdad; llámame insaciable.

Contento, por ti, y sólo por ti, estaría si hubieses corregido todos los errores (y no sólo los más evidentes) y si al corregir los antiguos no hubieses cometido otros nuevos en simpático bucle; me refiero, por ejemplo, al actual “neandental” sustituyendo a “neardental” cuando es, como de sobra sabes por tu titulación y provechosos estudios, neandertal.

***

Muchas gracias, Molinos, por este, como todos, gran y entretenido despelleje.

Pero, si tienes tiempo (lo último que quisiera sería robártelo), me gustaría comentarte algunos detalles sobre ortografía.

Has escrito: «No sé porqué han obligado a […]». Igual es algo que se me escapa, pero vuelvo a comprobar que insistes en confundir el sustantivo porqué (la causa, el motivo), que siempre va precedido del artículo el o de otro determinante (su, este, otro...) y que, como sustantivo, admite plural (los porqués) con la preposición por más el pronombre interrogativo qué, sea en interrogativa directa (¿Por qué han obligado a […])?) o indirecta (No sé por qué han obligado a […]). También podrías decir «No sé el porqué han obligado a […]», pero no «No sé porqué han obligado a […]». Sé que eres persona de mucho leer, por eso me cabe la duda si tu contumacia en cometer estos errores es deliberada (al respecto hay una sustanciosa anécdota de Gabriel García Márquez que por no extenderme contaré, si hay ocasión, otro día) y predico inútilmente.

También has escrito: «no sabe donde meterse», confundiendo de nuevo, como en otros artículos tuyos, donde (adverbio relativo, preposición coloquial y adverbio coloquial) con dónde (adverbios interrogativo y exclamativo y nombre). Pero por si los argumentos lingüísticos te aburren o te quitan demasiado tiempo para escribir, lo intentaré con lo que más te gusta, la literatura, con tres ejemplos que he encontrado a la primera:

La Señorita Cora (Julio Cortázar, 1966): «El nene no sabía dónde meterse de vergüenza».

La muchacha que pudo ser Emmanuelle (Manuel Vázquez Montalbán, 1997): «Gilda no sabía dónde meterse».

Cincuenta cochinos euros (Arturo Pérez-Reverte, 2017): «El otro, abrumado, no sabía dónde meterse».

Lo mismo pasa, aunque no me extenderé para no resultarte insistente, con la tilde que le falta a “como” en «la ha tenido dos semanas practicando como entrar con naturalidad».

Y ya por último, aunque se corresponda con el inicio de tu divertido artículo: “Oscar”, no: Óscar, pues es palabra llana terminada en erre. Y “Oscars”, menos aún: óscares, y sin mayúscula inicial a no ser, naturalmente, que fuese palabra que comenzara una frase.

Como siempre, gracias por tu tiempo, paciencia y despellejes.

Anónimo dijo...

Fantástica Moli, gracias
Marta

HombreRevenido dijo...

La labor que haces no se paga con dinero.
En un vistazo estoy al día, me he tronchado de risa y horrorizado al mismo tiempo.
XD

sonia dijo...

Muy necesario,Moli,muy necesario.
Yo me he quedado muy flasheada con Ashley Judd.Igual está en tratamiento o algo...
Y Whoppy,pues...sin palabras.
Gracias por tus despellejes que nos hacen reir tanto.No sé que sería de nosotros de ellos.Probablemente menos felices.

Anónimo dijo...

Por favor Moli, ya te habrás dado cuenta que todos esperábamos con ganas el despelleje. Me he reído un montón con él.
Belén

Montse dijo...

PLAS, PLAS, PLAS!!!! qué buen rato acabo de pasar, muchas gracias!!
Montse

Dacia dijo...

Coincido en que tu labor es impagable, me cuento entre tus entusiastas seguidores de despellejes.... Pero has obviado a la gran Frances McDormand y su conjunto de misionera evangélica....ya sé que el hábito no hace al monje....pero en fin, consigues arrancar una sonrisa regocijada incluso en los malos momentos personales !oasis!
Gracias, gracias

toyfolloso.blogspot .com dijo...

Subráyame lo de DIOSA, haz el favor. O elige mayúsculas mayores.

Oswaldo dijo...

Lo que quiera que sea que le ha sucedido a Ashley Judd espero que sea culpa del fotógrafo y no de un terrible cirujano.


Además de tu acostumbrada importante selección, yo te recomendaría que volvieras sobre las fotos y buscaras a Haley Bennett, bella mujer que asistió disfrazada con una alfombrita de grama (artificial...!!!)
(Fotos 61 y 69)

Luxindex dijo...

Todos hablan del robo que sufrió Frances McDormand; nadie del de Betty Missiego. La pobre, vedla antes y después de El robobo de la jojoya.

Anónimo dijo...

Jajaja... plas, plas, plas!!,

Anónimo dijo...

En esta edición, el estilismo puede resumirse en que unas veteranas ganan por goleada a unas jóvenes que no han sabido sacarse partido. Decepcionante rollazo.

madia leva dijo...

Pues gracias por mirar todas las fotos. El vestido limpiaflautas me ha dado mucha risa. Pero el de Emily Blunt la verdad es que yo lo encuentro precioso. Muy victoriano, no?

Esther dijo...

El despelleje en mi casa es tradicion, mi hija y yo lo leemos juntas en todos los eventos.
Gracias

Aroa Moreno dijo...

AL FIN LO LEO!!!!! VIVA!!!!!

No nos abandones.

Y pobre Gael mío. Pero sí.

admini dijo...

Sé que ando muy tarde y que ya no importa, pero vengo a romper una lanza en favor de Whoopi, o como se escriba, pues los comentarios al texto no le hacen justicia:
Siempre ha hecho lo que le ha dado la gana esta mujer, y si no, lo aparenta. Guapa no está, nunca lo ha sido, pero se la ve cómoda, que lleva lo que le apetece y que se viste así por que va a un fiestón y le gusta el vestido... Así que yo siempre la veo bien. Mucho más imitable que cualquier bicho palo pretencioso.
Saludos!