lunes, 12 de diciembre de 2016

Marie Kondo ordena libros

"Muchas personas dicen que los libros son una cosa de la que no pueden separarse, sin importar si son lectores ávidos o no,  el verdadero problema es en realidad la forma en que se separan de ellos".

Marie, chata, si no eres un ávido lector, si no te gustan los libros te aseguro que no tienes mucho problema en deshacerte de libros. Si eres un ávido lector, si adoras los libros, si te encantan, si te parece que no hay nada mejor que tener en tu casa, el problema no es cómo te separas de ellos, sino que no quieres separarte de ellos. Aunque también te digo, si a mí alguien me regala tu libro sé la forma exacta en que querría deshacerme de él. Lo disfrutaría tanto que solo de pensarlo babeo: una gran fogata a la que ir echando las páginas, una por una, mientras apuro una botellita de vino a tu salud.


—Pero cuéntame Marie, ¿qué hago con mis libros?
—Tienes que sacarlos de las estanterías. 
—Ajá. Menos mal que vienes de allende los mares a iluminarme. A ningún lector se le ocurriría jamás que hay que sacar los libros de las estanterías para ordenarlos. Está el descubrimiento del fuego, la rueda... y tú con este consejo. 
—Los libros que están mucho tiempo en la estantería sin que nadie los toque durante mucho tiempo están inactivos. O tal vez debo decir que son "invisibles".
—Ajá. Marie, define mucho tiempo. Define inactivos. Define invisibles porque yo ahora mismo, sentada en mi cuarto veo a mi alrededor varias estanterías llenas de libros que puede que no haya tocado en un par de años y desde luego invisibles no son. No es solo que los estoy viendo es que sé qué pone en sus páginas, dónde los compré, con quién, cuando los leí y porqué me gustaron o los odié. Para mí tú eres bastante más invisible. 
—Yo he sido doncella en un santuario sintoista, hay que mover tus libros y voy a hacer fus fus fus y mis polvos mágicos harán que tus libros se vuelvan conscientes. 
—Fus fus fus pero con la mano abierta voy a hacerte yo Marie Kondo porque no tienes vergüenza. Además, si vas a venderme la moto de los polvos mágicos házmelo bien: o eres Merlín con varita o eres Pablo Escobar y me traes un regalo en una bolsita o eres un hombre que me guste mucho y vaya a dejarme sin respiración. Déjalo, sería largo de explicar, doncella sintoísta. No creo que lo entiendas, esos polvos desordenan mucho. 
—Coge cada libro, tócalo. Uno a uno decides si te lo quedas o lo tiras. Por supuesto sólo tienes que quedártelo si al tocarlo sientes placer. 
—Marie, ¿qué va a ser lo siguiente? ¿explicarme como respirar? 
—Es que no me refiero al placer que te proporciona leerlos. De hecho no puedes abrirlos mientras haces limpieza, ni mucho menos leerlos. Eso rompería el hechizo. Todo tiene que ser por lo que sientas. 
—Marie no digas memeces. O dilas si te apetece pero lejos de mí o te daré con una sartén en la cabeza. 
—Alguna vez significa nunca. 
—¿Perdona? Pareces Miyagui. 
—Te digo que no tengas libros por si alguna vez los lees, eso significa que nunca los leerás.  
—Mira Marie Kondo como te lo explico para que no te estalle la cabeza. Lo leeré en el futuro quiere decir eso y, además, tengo otra cosita para comentarte. Hay libros que he leído una, dos y hasta tres veces y los tengo ahí por si me apetece releerlos. Y hay otros que sé que no releeré nunca pero que no pienso dar jamás. 
— Acumular libros con la intención de leerlos pero sin hacerlo disminuye el efecto que tienen en ti los libros que lees.
—Lapartecontratantedelaprimeraparte es la partedcontratante de la primera parte. 
—¿Perdón?
—Que no digas más chorradas. 
—El momento de leer un libros es el primer momento en el que te encuentras con él, por eso es importante tener pocos libros. 
—Marie Kondo, DARLING, según tu teoría solo podría tener un libro en mis estanterías. El libro que estoy leyendo. 
—¡Claro! así todo estaría ordenado y yo tendría razón. No olvides que soy doncella sintoísta.  
—Fus, Fus, Fus... eres la Nada. 





PD: mirad la cara de Marie Kondo haciendo fus fus.  

20 comentarios:

regaliz dijo...

Si, es que esa forma de ordenar tirando el 90% de lo que tienes ¡claro que funciona! El problema está en que yo no quiero deshacerme del 90% de lo que tengo (aún. sabiendo que acumulo cosas inútiles). Los libros ni siquiera me planteo incluirlos en la ecuación. Ahora mismo tengo tres solo en la mesilla de noche, uno de ellos recomendación de Moli 😉

Anónimo dijo...

Menos mal, alguien tenía que decirlo.

Los que echen fuera, que me los den a mí. En mi casa, si hay sitio para algo, es para libros. De la ropa no digo nada, pero a ellos, ni tocarlos.

La Marmota dijo...

jajaja, yo voy a confesar que me he leido el libro de Marie y que me ha ayudado con todos los trastos que tenía en casa, que es mucho más de lo que necesito. Eso sí, por los libros no he pasado. Son MIS libros y que nadie me los toque. Tampoco he empezado a agradecerle a mis bolsos su labor diaria. Pero a pesar de la palabrería, sí que me ha ayudado con la ropa y los trastos, y eso ya es de agradecer. Pero lo dicho, no sin mis libros!

MeGustaSerMama dijo...

AY ! Me rio por no llorar. No he leido el libro, ni lo haré...SUs ideas pululan por varios blogs... que tiremos lo viejo que no usamos? Que ordenemos por categorías, vasos con vasos, bolis con bolis...? Que hagamos lista de la compra....??? Amos, amos....

MeGustaSerMama dijo...

No voy a leer su libro pero he leido sus ideas en varios blogs.... que tiremos lo viejo que no usamos, que ordenemos por categorías (bolis con bolis, tazas con tazas...), que hagamos lista antes de ir a la compra....y se marca un libro y miles de adeptos. Amos, amos....

Oswaldo dijo...

¿Botar un libro?
¿BOTAR UN LIBRO?
¿Qué dices, BOTAR UN LIBRO?

Una acción que implicaría ver UN LIBRO dentro de una papelera rumbo al camión de basura... y que además tal cosa haya sido ejecutada con mi propia (por demás INOCENTE) mano.

Lo siento, eso es simplemente IMPOSIBLE.

HombreRevenido dijo...

Que me caiga un rayo ahora mismo si la frase: "Fus fus fus pero con la mano abierta voy a hacerte yo Marie Kondo porque no tienes vergüenza" no es la mejor frase literaria de 2016.

Tita dijo...

Tantos libros por leer (y releer) y tan poco tiempo!

Por cierto...que decía esta señora?

Anijol76 dijo...

Estoy con el Hombre Revenido, como no puede ser de otra forma.

Isthar dijo...

Por los libros no pasó; lo siento, yo expurgo cuando quiero y sólo lo que quiero y tras profundas reflexiones...Con la ropa y con los cachivaches funcionará el método. Con los libros -y con los discos si me apuras- no, que son otra cosa y lo sabemos.

Madreconcarné dijo...

Menos mal que alguien le para los pies a esa payasa. Cada vez que me hablan del maravilloso libro de cómo ordenar en base a cómo huelen las nubes mato a un par de unicornios para la cena.

sasadogar dijo...

Ciao Molinos y decerebrados,

Me mondo con lo de que fue doncella en templo sintoista!!!! madre mía, cómo nos venden la moto. Me encanta esta hostilidad qUe demuestras con esta mujer.No tiene desperdicio nada de lo que dice de lo absurdo que es.
Un buen artículo para empezar el día con una sonrisa.


NáN dijo...

Doncella de templo sintoísta se ofrece para decir memeces sobre aquello de lo que no sabe nada.

Katia dijo...

La única cosa sensata que nunca le oí decir a mi ex-suegro fue "mirar mis libros me hace mucha compañía". Ea.

Jone dijo...

¡¡¡Buaaaa!!! Esta mañana necesitaba reírme un poco y este diálogo sintoista me ha puesto las pilas.
Antes muerta que sin libros, pero doblar los calcetines, las mudas y las camisetas al estilo de la doncella siontoista me relaja un montón y veo a mis cajones tan contentos...
Un saludo

Anónimo dijo...

La bilis que te provoca esa pobre mujer es acojonante... ¿Qué más te da? Si a ella le va el método y a la gente que lo usa también, ¿por qué a ti te provoca semejante urticaria todo lo que tiene que ver con ella?

Te puede parecer una idiotez despedirte de los objetos, o quedarte con tus cosas porque te transmiten felicidad, igual que a otro le pueden parecer idioteces tus teorías sobre la maternidad. Con no seguirlas se acaba el problema.

Que sí, que tú puedes escribir sobre lo que te dé la gana, pero parece que te mola amargarte la vida y manchar tu blog de bilis hablando mal de gente que en el fondo tiene cero influencia en tu vida...

Conxita Casamitjana dijo...

Hola,
Interesante pero no creo que siga el consejo, allá cada cual con lo que quiera hacer pero para mí, mis libros son algo especial.
Es cierto que cuando los ordeno a veces es como encontrarme con viejos amigos a los que hace tiempo que no se ven y te recuerdan que igual toca hacer una relectura pero tirarlo...yo no.
Saludos

Sara M. dijo...

Creo que nunca he releído un libro. Igual que nunca (salvo causa de fuerza mayor) tiraré un libro que haya leído, o esté por leer, aunque no tenga ninguna función salvo hacerme feliz estando en su sitio (su estantería, mi mente, ambas por igual).
A mí este mujer me altera, pero no por los libros, ahí es que ni llego, sino por tener que darle las gracias a un jersey que vas a tirar por lo útil que te ha sido. Eso ni Miyagui ni Dalai Lama ni leches. ¡Viva el mediterraneanismo!

Anónimo dijo...

Estoy también con HombreRevenido pero sobretodo GRACIAS porque acabas de sacarme una sonrisa en una horrible mañana.

Anónimo dijo...

A mi en un ataque de voy a poner mucho orden en mi vida, también me dio por comprar el libro y lo dejé cuando leí que cada día tenía que vaciar mi bolso, poner lo todo en unas cajas que hay que tener en la entrada y así un día y otro y otro.
Está claro que a veces hay una editorial que "decide" que hay que vender un libro y le hacen unas campañas de MKT de la pera, que los tont@s (como yo) compran....si no, como explicar que aparte de este bodrío, hayan sido super ventas 50 sombras de grey o los hombres que no amaban a las mujeres, malos, malos, malos.
Y dicho esto me voy a tomar un café (lo único que hace el prota de los hombres que no amaban....y, ordeno y me despido de los papeles que voy a tirar (como en este bodrio) mientras sufro espasmos de placer como buena diosa del amor que soy (50 sombras...) argggggg
Pilar