domingo, 18 de diciembre de 2016

Cuatro semanas para ser padre

Cuando nació nuestra primera hija, hace justo 13 años, El Ingeniero disfrutó de los 4 días de baja por nacimiento que le correspondían y de dos semanas de vacaciones que se había guardado para estar con ella y conmigo. Cuando nació nuestra segunda hija, en agosto de 2005, se reservó su mes de vacaciones para pegarlo a los 4 días que le correspondían y que como eran naturales y el nacimiento fue un viernes, fueron en realidad 1. 

Siempre he defendido que una medida que igualaría a hombres y mujeres a la hora de conseguir un trabajo o promocionar a un puesto mejor es la obligatoriedad de la baja de paternidad exactamente igual que la baja maternal. 12 semanas obligatorias de baja desde el día del nacimiento. Las otras 4 semanas podrían ser para cualquiera de los padres. 

Sinceramente no creo que viva para llegar a ver esta medida pero, mientras tanto, cualquier paso que se dé en esa dirección me parece fabuloso. Las 4 semanas que se han aprobado me parecen mejor que los 15 días que había antes y los 15 días me parecen un adelanto con respecto a los 4 días a los que tuvo derecho el padre de mis hijas. 

En mi ingenuidad creía que la ampliación a  4 semanas del permiso de paternidad sería una medida celebrada por todos, especialmente por los hombres que van a poder disfrutar de un tiempo valioso y de calidad con sus hijos recién nacidos y sus mujeres recién llegadas (o no) a la maternidad. Un tiempo de cambios e inquietudes en las que conviene estar juntos porque es una época dura. 

Pues no. Resulta que el viernes por la noche tuve que escuchar en la radio (me topé con ello por casualidad) frases como éstas que transcribo aquí (la transcripción completa está aquí y se puede escuchar aquí

"Pienso por ejemplo que sería fantástico, me parece muy bien que haya un permiso de paternidad pagado por el Estado por lo que el impacto sobre las empresas será menor lo que puede ser un impacto (sic) pero es que es tan poco tiempo. Un impacto sobre la carrera profesional no es comparable al que tiene sobre la carrera profesional de una mujer los nueve meses de embarazo y todo el tiempo que le dedica o le sustrae o se ve obligada a dedicar de su tarea para dedicarse al cuidado de los suyos, pero me parece un avance pero hay cosas más prácticas que podíamos hacer. Por ejemplo las guarderías 24 horas que tienen en Francia me parece una conquista y creo que realmente dotan de una gran flexibilidad. No todas las mujeres tienen horarios diurnos de trabajo, hay limpiadoras, personas que necesitan trabajar en turnos de noche, en turnos complicados y, a veces, esas personas necesitan un apoyo para que puedan tener hijos por si quieren tenerlos". 
"Hay un aspecto old fashion en las medidas, habría a lo mejor que pensar en cosas un poquito distintas".
"no creo que sea introduciendo penalización a la carrera profesional de los hombres..."
"lo que no puedes hacer es buscar la igualación por abajo evidentemente, lo que no puedes hacer es quitarle el skateboard a los que van más rápido".

Todo esto lo dijo un hombre, un hombre que hace unos meses opinaba que tener mujeres en los consejos de administración no sirve para nada porque o no aportan nada o si aportan algo es porque se comportan como hombres. Curiosamente en la intervención del otro día, metió una cuña sobre los consejos de administración porque parece que ahora sí le parece interesante que haya mujeres. Dudo mucho que haya cambiado de opinión, simplemente resultó que, en su minúsculo cerebro de  neanderthal,  la problemática de las mujeres consejeras había pasado a ser algo insignificante comparado con la debacle que para este hombre significa que los padres pasen 4 semanas con sus hijos recién nacidos. 

Para este señor, la baja paternal de 4 semanas es una penalización a la carrera profesional de los padres. Es una afirmación tan asquerosa, machista y retrógrada que, como dije en Twitter, me dieron ganas de vomitar. 

Irse de baja 4 semanas no penaliza nada. Son exactamente dos semanas más de "ausencia" que si te casas. Seguro que este tipo conoce hombres que se han casado varias veces y han disfrutado de sus quince días de asueto. Me encantaría saber porqué disfrutar de tu hijo durante 4 semanas te penaliza en el curro y sin embargo irte 15 días de vacaciones a una isla paradisiaca por haberte casado no. ¿A partir de cuantos días tu vida personal "penaliza"? O ¿es que las bajas por diversión no penalizan pero las de responsabilidad familiar sí? ¿cuidar a un bebé penaliza pero tomar daiquiris no? 

Hasta ahora mismo, esa penalización tan lamentable para el Sr. Muller solo afectaba a las mujeres. ¿Estaba él igual de horrorizado con esa medida tan "old fashion" o solo ha empezado a preocuparle cuando le afecta a él y a sus chicos?   Si 4 semanas le parece terrorífico para los hombres ¿qué le parecen 16 para las mujeres? ¿No será que, para él, que se penalice a las mujeres no importa absolutamente nada porque es de los que opina que las mujeres trabajamos para entretenernos hasta que tenemos la suerte de encontrar un hombre con el que reproducirnos y entonces ya nos da igual nuestro trabajo? ¿A cuantas mujeres ha penalizado este señor por irse de baja maternal? 

Tercero, ¿qué tipo de visión enfermiza, repugnante y minúscula de la vida familiar tiene este hombre, y tantos como él, para que pasar tiempo con sus hijos recién nacidos todo lo que le provoque es pensar en que le quitan el skate con el que va más deprisa en su trayectoria profesional? 

¿Cómo de minúsculo es este hombre para que contemple esta medida como una "igualación por abajo" en vez de una buena noticia para los hombres? 

Las palabras y opiniones del Sr. Muller son ofensivas para las mujeres porque son otra manifestación más de su machismo cavernícola y su desprecio absoluto hacia las mujeres que trabajan. 

Las palabras y opiniones del Sr. Muller son ofensivas también para los hombres. Conseguir poder pasar cuatro semanas con su pareja y su hijo recién nacido es un triunfo para todos esos padres para los que estar con su familia no es una "penalización" y saben cuando toca bajarse del skate por un ratito. 

Las palabras y opiniones del Sr. Muller son ofensivas para todos los padres y madres que prefieren días con sus hijos a guarderías 24 horas dónde aparcarlos. 

Las 4 semanas son una gran noticia, aunque a las mujeres nos vendría mejor si fueran obligatorias. Si todos, hombres y mujeres, al tener hijos disfrutáramos de los mismos derechos y tiempos para estar con ellos, tener hijos dejaría de ser un problema para el desarrollo de una carrera laboral.  

Estoy asqueada y cabreada. Me consuelo pensando en la cantidad de hombres, padres y no padres, que no piensan como éste elemento y que disfrutarán de esos días con sus familias. 


13 comentarios:

Jose dijo...

Escuchar segun que tertulianos produce necrosis cerebral, evitalo. Eres mucho mas interesante con el cerebro intacto. :P

Albert dijo...

Es acojonante que haya energúmenos así a los que se le dé la posibilidad de difundir su mensaje. Me temo que energúme nos de este tipo habrá más, pero al menos su discurso no tendrá tanto alcance.
Quiero creer que habrá más hombres que sepan disfrutar de esta medida.
Para mí llega bastante tarde. Cuando nació nuestro primer hijo -hace casi 15 años- no tuve ninguna duda en que me acogería a la baja/prestación que pudiera. En RRHH de mi empresa, en cambio, no tenían muy claro cómo iba la cosa (era la 1ra vez que se les planteaba algo así). Tampoco la persona que me atendió en la SS sabía qué hacer y tuvo que acudir a su superiora. Al final resultó que no me tocaba ni un día puesto que ninguna prestación le correspondía a mi mujer(que ese año no había cotizado los días mínimos estipulados). Supe entonces que mis días debía cederlos ella de los suyos. Qué disparate, pensé. 4 años después sí pude disfrutar de mis dos semanas (viendo,eso sí, mucho enarcamiento de ceja en mi trabajo), que me supieron a nada.
En fin, espero que haya muchos comentarios de futuros papas felices por la medida (aunque sea insuficiente), de otros que hayan encontrado comprensión y complicidad en sus lugares de trabajo a la vuelta de sus días de permiso. Pero sobre todo espero que no haya hombres que se pidan esos días como quien se pide unas vacaciones y luego sean incapaces de llegar tarde por llevar a su hijo al médico o pedir tiempo para reunirse con la tutora de su hija.

Alberto Secades dijo...

Ese sujeto es ofensivo. Y punto. Añadir más cosas es algo que nadie debería tener que sentirse obligado a hacer.

Rob Nobody dijo...

Creo que este tipo de comentaristas en realidad viven no de dar su opinión, sino de generar polémica. ¿Que da más audiencia, decir que me parece bien o construir un argumento retrogrado, ofensivo y degradante? Pues lo segundo. Y contra más audiencia tenga, más dinero gano.

Es triste, pero así es como funcionan los medios.

Lou Perea dijo...

Desgraciadamente, las palabras de ese individuo son la presentación en voz alta de lo que muchos opinan y se callan.
Es triste pero te diré que yo y mi carrera profesional absolutamente cercenada por tener tres hijos, nos hemos dañado de pelear. Es triste pero creo que no se puede hacer nada para cambiar a ches de esos indeseables que además, en muchos casos, son los que tienen la sartén por el mango en muchos casos.
Triste pero cierto.

Lou

Máximo dijo...

Tonterías se escuchan en todas partes como por ejemplo anoche en el programa del tal Evole. Una ya veterana periodista de tv aseguraba que el mundo sería mejor si mandaran más mujeres en los gobiernos de los estados.¿Seguro?¿Fue mejor UK en el periodo de mandato de Margaret Thatcher? ¿Y en la Alemania actual?

Pau dijo...

Este será de los que no sabe ni en qué curso están sus hijos... Qué asco y qué tristeza que a alguien no le dé siquiera vergüenza expresar tales inmundicias en voz alta

Anónimo dijo...

Jo Moli, me has puesto de una mala leche...
Iba a compartir el artículo pero no, no le doy difusión a este señor, no quiero.

Irene dijo...

"No todas las mujeres tienen horarios diurnos"... ¿está suponiendo que estas mujeres no tienen una pareja que por la noche puede ocuparse de los hijos? ¿O que si existe esa pareja no puede ocuparse de ellos porque penaliza su carrera profesional (los pobrecicos...) si duerme mal? No me ha quedado claro..

NáN dijo...

Muy buen artículo.

Ah, si solo fueran unos cuantos los que piensan así.

Vicente Carrasco dijo...

Cuatro semanas, sobre todo cuando eres primerizo me siguen pareciendo tan poco que sí, estoy conforme con Molinos en que es un avance pero los que tenemos hijos sabemos que en cuatro semanas apenas has empezado a cogerle el truco a esa cosita pequeña que come, llora, duerme y tiene mil necesidades que nadie se ha tomado la molestia de explicarte antes.

Para casarte, por la Iglesia, te obligan a hacer un curso prematrimonial absurdo, sin embargo para ser padre o madre no es obligatorio hacer un curso en el que te pongan un poco al día de cómo va a ser algo de lo que no tienes ni repajolera idea.

Lo del Sr. Muller ni lo comento, se descalifica él solo.

Hele dijo...

totalmente de acuerdo, salvo por una cosa, como minimo deberia haber 16 semanas (minimo) para ambos progenitores, intransferibles y obligatorias.

Creo que los hombres que creen que ser padre implica algo mas que eyacular deberian echarse a la calle a reclamar sus derechos. Qué son SUS DERECHOS, leñe, no una ayudita para la madre.

No sé si el cretino ese de la radio tendrà hijos, pero si algun dia tengo yo espero que lo que ellos produzcan, lo que coticen, etc no vaya a pagar su puñetera pension...el relevo generacional es un bien social, por eso hay que valorarlo y favorecerlo.

PD: vivo en Francia y me parto el culo Cuando se pone a este pais de ejemplo...la casi totalidad de madres que conozco tienen jornada reducida o no trabajan, es el peor pais del mundo para conciliar ( las madres, claro, los padres no pasa nada, con fecundar han cumplido)

Y perdon por las tildes...el teclado azerty me mata

HombreRevenido dijo...

Llego un poco tarde a esto, pero igualmente estoy alucinando.

Estoy de acuerdo en todo lo que dices.
Incluso en lo de igualar la baja de hombres y mujeres. Cualquier medida que favorezca la maternidad es buena. Cualquier medida que favorezca la paternidad es buena. Cualquier medida que favorezca la igualdad de oportunidades (es decir, no desperdiciar la mitad del talento de la sociedad) es magnífica.
No verlo es un problema.