viernes, 25 de septiembre de 2015

(Re)conocerme


Antes de ayer quedé a cenar con un amigo. Un muy querido amigo al que hacia más de un año que no veía. Un año largo en el que no he hablado con él por teléfono simplemente porque no podía. Él me llamaba, me mandaba mensajes y yo contestaba "No puedo". 

Conducía por la Gran Vía de camino a nuestra cita (a la que llegaba tarde, por supuesto) y de repente me di cuenta de que estaba sonriendo. Sonreía y pensé: ésta soy yo. 

Por fin después de un año me (re)conozco. 

Por fin me levanto por las mañanas y tengo ganas de hacer cosas. Tengo ganas y el ánimo suficiente para hacerlas. Y la energía. Energía para salir de casa a las 8 de la mañana y volver a las 11 de la noche, agotada pero contenta de todo lo que he hecho. 

Por fin tengo ganas de hablar. Siempre he sido un loro y probablemente la mayoría de las cosas que digo no tienen ninguna importancia ni interés para casi nadie, pero descubrirme con ganas de contar un chiste, una anécdota o enfrascarme en una conversación después de meses de ni siquiera contestar al teléfono me reconforta. Tengo que palabras que decir y no solo palabras que escribir. 

Por fin quiero ver gente, quiero ver a amigos que se han preocupado por mí y a los que no podía ver. Por fin salgo de casa y cuando vuelvo no estoy exhausta del esfuerzo sobrehumano que he tenido que hacer, estoy feliz y contenta. Agotada de cansancio pero con la sensación de "ha merecido la pena". 

No soy ninguna autoridad en moda y me da pereza extrema comprarme ropa, pero ahora me importa lo que me pongo por la mañana. Elijo por algo más que "está encima de la silla" y unos días me veo más guapa y otros menos... pero me veo. 

Me (re)conozco en el ánimo, en el entusiasmo, en las ganas de hacer mil cosas que me gusta hacer, cosas que sé hacer y otras que no tengo ni idea pero que me intrigan, me provocan curiosidad o simplemente están ahí a mi alcance. 

Me (re)conozco. No quiero decir que no me conociera en estos últimos tiempos. Claro que sí, me conocía, me conocía tanto que me dolía el alma. Ésa también era yo, pero dominada por el lado más negro. Ese lado sigue estando, supongo que todo el mundo lo tiene, pero mi lado de colorines y sonrisas y brillo en los ojos y mala leche, y hostilidad, y ganas de bailar y de cantar y de hablar y de comer y de dormir hasta romper la cama ha vuelto y me encanta (re)conocerme en esa mujer que se refleja en el cristal del bar "El Palentino", mientras mi amigo sale a recibirme y nos damos un abrazo de cariño inmenso y de alivio porque, por fin, vuelvo a ser yo. 

Por fin, me siento con los pies en la tierra y no tan frágil como para que una palabra, una mirada, un gesto o simplemente una sensación me tumbe de golpe o me haga salir volando por el aire sin ningún control. 

Por fin, me (re)conozco. 

Y sonrío.

Soy una chica con suerte.

34 comentarios:

Unknown dijo...

:D

Blanco Humano dijo...

Muchas felicidades, me alegra un montón. Es una putada estar mal, pero al final se sale.

:)

Salamandra dijo...

Luz. Y qué bien viene :-)

Fisuelina dijo...

Volver a ser tú y estar muy orgullosa de ti misma por haberlo conseguido. Es una sensación maravillosa y me alegro muchísimo por ti.

Pilar B dijo...

Me alegra Mil Moli. Yo también tuve una etapa de no reconocerme, ni siquiera de conocerme y salí el día que, alguien me preguntó que tal estaba y yo conteste que bien, mi heredero (que por aquel entonces era un moco) dijo: "pero no se le ríen los ojos". Aquello fue el inicio de algo mejor.

Carlos Moreno Serrano dijo...

Enhorabuena Moli.

Fíjate que nunca nos hemos llegado a conocer en todos estos años (bueno, vivir en UK es lo que tiene) pero he sufrido por ti. Ya sé que es una tontería sufrir por alguien a quien no has conocido en persona, alguien virtual, pero lo he pasado mal mientras iba leyendo tus historias del día a día. Son ya muchos años leyéndote, aunque sea uno de esos descerebrados que no suele dejar muchos comentarios, pero siempre te leo fielmente, no me pierdo ni uno de tus posts y los suelo leer tan pronto como los publicas.

Me alegro infinito de leer este post. Today, you made my day.

Un abrazo muy fuerte de Sprocket el inglés (al final me naturalicé inglés y juré lealtad a la Reina y demás. Es que ya son 10 años aquí, precisamente mañana cumplo 10 años aquí).

Welcome back!

Dr. Litos dijo...

Felicidades Moli. Qué alegría transmite el post, más aún al conocer a quien lo escribe y sentir la tranquilidad de saber que la vida sonríe a quienes apreciamos. Un abrazo y a vivir a tope.

Lola dijo...

Qué alegría Moly, me alegro muchísimo.

Un abrazo.

Rita Turza dijo...

Hace tiempo que no comento, pero te leo siempre, hasta esos post que dices que nadie lee, yo sí.
Me alegra de que te hayas encontrado, que vuelvas a ser tú.
Eres genial y auténtica, lo dice una fan descerebrada y poco anónima.

Mil besos Ana, no cambies nunca.

Oswaldo dijo...

¡BRAVO!

Recién caigo en cuenta de cuánto puedo haberme acostumbrado a algo que en realidad no me fascina, cuando aquí quisiera tener EMOTICONES para poner aplausos y algunos otros símbolos fiesteros.

Compañeros "descerebrados", ¡Prepárense! Si en el último año esta mujer ha estado calladísima y sin ganas de escribir, ahora, que SÍ le están dando ganas y está re-adquiriendo la energía interna para hacerlo, ¡LO QUE NOS VIENE ES DILUVIO DE ENTRADAS!

Bienvenido sea tal diluvio, Moli.

B.B. dijo...

Me alegro mucho ��

anonima porteña dijo...

que lindo!!!!!!!!

Anónimo dijo...


¡Cómo me alegro! Soy descerebrada que sigue tus entradas en el blog casi casi en cuanto publicas y en twitter al menos una vez al día... Incluso fui a que me firmaras un libro en Madrid. Aunque como comentarista suspendo fijo, hoy no quería dejar de decirte que me alegro mucho de leer este post. Mucho, de verdad.
Disfruta de las ganas, el ánimo y la energía que tienes de nuevo, y no dejes de escribir. Ni se te ocurra.
Para no poner un fuerte abrazo por si me crujes te mando un lo que sea que te parezca bien, pero fuerte.
Anónima Laura.

Carmen dijo...

(Re) bienvenida.

Nisi dijo...

¡Qué bonito, Moli! Qué bonito es reconocerte y reencontrar tu mejor yo. Me alegro mucho.
Igual en algún momento, en el futuro, te aterrará la posibilidad de volver al lado oscuro, pero ese miedo cada vez será menor y llegará un día en que ese período oscuro te parecerá tan, tan lejano que creerás que ni siquiera te pasó a ti.
Muchos besos y bienvenida al lado luminoso de la vida.

sonia dijo...

¡Olé,olé y olé!:D:D:D

Anónimo dijo...

Mola mol Moli!
Lectora asidua de tu blog

Pau dijo...

Conocerse mola, reconocerse mola mucho más. Me alegro mucho, bienvenida.

Aquello noerayo dijo...

Que bonita y reconfortante es esa sensación.

teresa dijo...

Hola! Te leo hace tiempo pero esta entrada me ha tocado especialmente. Me he sentido identificada y reconfortada por tu forma de contarlo. ¡Bienvenida de vuelta! :)

Dani Torregrosa dijo...

Pues me alegro un montón. De verdad.

Besos

ELISA dijo...

Me alegro de verte tocar el cielo con las yemas de los dedos:)) (así le llamo yo cuando me siento tan feliz) y es un mérito tuyo por ir hacia lo que deseas (y tu trabajito te ha costado) ;))

Voz en off dijo...

Un beso muy gordo Moli, ya es tiempo de que seas feliz!!!

bruixaveriada dijo...

Muchas felicidades. Mucha alegría.

bal dijo...

Las etapas de duelo son durísimas. Suerte de haber salido. Enhorabuena!

Anónimo dijo...

Yo también me alegro por tí y porque así tal vez vuelva la Moli alegre y fresca que tantos momentos buenos nos hizo pasar

Chaly Vera dijo...

Me alegra que te hayas encontrado, si te mantienes firme, seras feliz

lo+ dijo...

Qué bien!!!! Cuanto me alegro por ti!!! Bueno, y por mi tambien, me han gustado mucho algunos post de este tiempo gris pero creo que me gustaban mas antes y que me gustaran mas ahora.
Todo se recoloca, en un tiempo .....corto?? a tiempo, desde luego!!!
Felicidades!!

Anónimo dijo...

¡¡¡Genial!!!

Elena de Troya

Anónimo dijo...

Me alegro mucho

Esther

molinos dijo...

Muchas gracias a todos!

Anónimo dijo...

Me alegro mucho,me da esperanzas el saber que una persona se ha re-reconocido. Un beso fuerte y grande.

AnonimaLectora

HombreRevenido dijo...

¡Ole!

Yo ya sabía que tú eras tú. Pero no quería chafarte la sorpresa.

admini dijo...

Saludos desde el futuro!!
Me alegro futurilmente de tu re-conocimiento y re-alegría!
He leído todos y cada uno de tus post, hasta esta fecha (y algunos del futuro también), y nunca has dejado de brillar, a pesar de la oscuridad en la que te has visto sumida.
Gracias por todos los buenos ratos que me haces pasar y, aunque no te guste a veces, ánimo!!!