martes, 21 de julio de 2015

Historias de la playa

- Mami, ¿jugamos a algo?
- Vale C ¿a qué? 
-  ¿Al veo veo?
- Ni hablar, eso es un rollo. Jugamos a contar historias de la gente que pasa por la orilla. 
- No sé jugar a eso. 
- Claro que sabes, yo elijo el personaje y tú me cuentas una historia sobre él. 


- Esa señora con el bikini blanco y las zapatillas en la mano. 

Está casada y tiene tres hijos y este invierno se enteró de que iba a ser abuela por primera vez. Le hizo mucha ilusión pero esta semana ha venido a la playa, se ha puesto el bikini blanco, se ha puesto la coleta de pelo muy negro y ha pensado que le pone triste ser abuela, que le hace sentirse vieja. Por eso camina muy deprisa para que todo el mundo piense que es joven. Y lleva gafas de moda.

- Esas tres señoras. 
Van las tres caminando muy juntas y se tocan pero no son amigas. La que va más lejos del mar es muy amiga de la que va en medio que es la popular, y está muy enfadada con la de la orilla del bikini brillante porque se ha puesto a hablar con la popular y le está quitando la oportunidad. Está celosa. A la de la orilla le pasa lo mismo y además piensa que la de arena es una petarda. Y la del medio que es la popular no se entera de nada.

- Esa pareja, la del bikini negro y el del bañador negro con dibujos rojos. 
Están casados y se odian. Se lo están diciendo el uno al otro y por eso no se miran.

- Esa señora mayor.
Está feliz y contenta. Se ha venido sola a la playa. Dentro de unos días vendrán sus amigas. El año pasado estaba triste porque se había muerto su marido pero le da más pena en su casa, que es triste, en la playa casi se le olvida porque lleva sombrero de flores y puede coger conchas.

- El chico del tubo que bucea.
Se llama Jacobo y está buceando porque le ha dejado su novia y está buscando un sitio para ahogarse. Su novia le ha dejado porque él le engañaba con otra, pero la otra también se entero y le han dejado las dos y por eso busca un sitio para ahogarse mientras bucea.

-Y esa niña que está haciendo un castillo ahí delante. 
Ha venido a la playa con su novio….

- Se acabó el juego.
- ¿Por qué? Si lo estaba haciendo genial.
- Porque esa niña es tu hermana y me niego a que imagines que viene a la playa con un novio.
- Jajajaja, mamiiii pero si es muy divertido. 

15 comentarios:

sonia dijo...

Ja,ja,ja,ja,ja....Divertidísima la niña,la imaginación que tiene es brutal,como siga así te desbanca a ti:D
Me ha encantado el juego,se lo propondré a mi preadolescente.:)

Aquello noerayo dijo...

Con la iglesia hemos topao!

Sara M. dijo...

JAJAJAJAJAJA, genial C. ¡Menuda inventiva! Como la dejes mucho, te echa del blog antes de que te des cuenta.

regaliz dijo...

Ha venido a la playa con su novio pero lo va a dejar porque le da muchiiiisima pena de Jacobo y le va a decir que en lugar de ahogarse se vaya a hacer castillos en la arena....😭😭😭😭😂😂😂😂

Marta Máster dijo...

Hola. me encanta imaginarme la vida de la gente y hacerle los perfiles... me reí mucho con ese final de la niña con el novio... seguimos en contacto

lo+ dijo...

genial!!!! Yo también me invento a veces la vida de la gente y luego no se si me lo he inventado o si les conozco y no caigo de qué..

Cristina Carrasco dijo...

jajaja ¡Me encanta tu artículo! Voy a jugar a eso en agosto, cuando vaya a la playa. ¡Sigue escribiendo así!

Cristina

Molina de Tirso dijo...

La imaginación es una de las mejores cosas que tenemos, pero está infravalorada. Si la estimuláramos más -también en los adultos-, de la misma forma inocente y desinteresada que en tu historia, otro gallo le cantaría a la humanidad.

Oswaldo dijo...

¡Menos mal que C no tenía ni la menor idea de cómo jugar a "eso"!
Si acaso SÍ hubiera sabido, qué de historias se hubiese imaginado...

Creo que es muy posible que no sólo tenga buena imaginación, sino que también sea cierto que tiene "buen ojo" para ver cosas que puedan no estar muy lejos de la verdad. Faltaría encontrar la manera de haberle buscado la lengua a la señora del bikini blanco o a la pareja de casados...

Fantástico juego. Lástima de no haber leído esta historia tuya antes de haber vivido las interminables horas de veo veo con mis hijos ahora adultos.
Lo recordaré para jugarlo con mis nietos...

Anónimo dijo...

Jajajaja los novios o las novias andan cerca! Ojala escribas sobre el amor cuando les llegue a tus hijas! :)

Ana-Cestaland Ana Monente Mozaz dijo...

Moli... pon a esa niña a escribir relatos ya... Es tan divertida como su madre así que en unos años puede abrir un blog y mis hijos disfrutar de leer a alguien ingenioso y divertido de su generación!!

Jacobo me ha encantado y las señoras que se caen mal también! Qué grande!

Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Senda dijo...

Ay que risa! Pues me has dado una idea genial para jugar con mi chiquete mayor (6 años), yo pensaba que la idea no le gustaría y fíjate tu que se lo propuse y le encanto.
Le llama el juego de las vidas de los demás.

Anónimo dijo...

Es genial ese juego, cuando era joven y cuidaba a unos niños cuando se cansaban de jugar a todo nos salíamos al escalón de la puerta de su casa a jugar a lo mismo, qué risas nos echábamos!!! ahora de vez en cuando juego a ello con mi chico, y son historias mucho más gamberras...

sasadogar dijo...

Jiji, tu hija tienen alma de cuentista como la madre.