viernes, 5 de junio de 2015

Lecturas encadenadas. Mayo

Tras la orgía lectora de los últimos meses, en el mes de mayo he hecho un trío: un ensayo, una novela breve y un comic. Esto ha sido todo. ¿Satisfactorio? Sí, pero raro

Despues del Reich. Crimen y castigo en la posguerra alemana de Giles McDonogh. ¿Qué ocurrió al terminar la II Guerra Mundial? ¿Qué pasó con los alemanes en sus ciudades arrasadas? ¿Qué hicieron los millones de refugiados? ¿Cómo gestionaron las potencias aliadas un continente devastado?

Desde nuestra simpleza de blanco y negro, buenos y malos y la seguridad de nuestro sofá en 2015 pensamos en los finales de las guerras como "borrón y cuenta nueva". Ganan los "buenos", pierden "los malos" y todo vuelve a la normalidad. No hay normalidad después de una guerra, la que sea. Es una situación nueva, diferente, espantosa en la que nada de lo que existía anteriormente tiene el más mínimo sentido y en el que la esperanza de una paz temprana ya no existe porque ese horror es la ansiada paz.

Después del Reich es un libro durísimo pero muy necesario para aprender, recordar o no olvidar que cuando una guerra termina no se vuelve a la situación anterior, las casas no están esperando a sus habitantes, los soldados no regresan y no se puede borrar de un plumazo las heridas, las muertes, los horrores, las masacres y las humillaciones. Sobre todo eso hay que construir el día a día y el futuro y no es nada fácil.

La II Guerra Mundial fue un conflicto espantoso del que nadie salió indemne. Ningún inocente dejó de pagar por el simple hecho de estar vivo en ese momento. Las barbaridades cometidas, permitidas y ocultadas por los aliados son espantosas. ¿Podemos justificar su crueldad porque ellos las sufrieron antes? Pensándolo en frío, puedo llegar a entender que te vengues de la persona que te ha hecho daño, ha matado a tu familia. Puedo llegar a entender que te vengues de su familia y su pueblo pero ¿qué mates, humilles, destroces, tortures a gente que vive a miles de kilómetros y que sólo comparten con tu agresor el hecho de haber nacido en el mismo país o hablar el mismo idioma? Sé que los alemanes hicieron cosas horribles y sin venganza de por medio pero, me pregunto, si los aliados habían comprobado esos horrores y se habían espantado ¿Cómo pudieron hacer lo mismo? Y, si pudieron hacerlo, ¿hasta que punto no fueron los alemanes los ganadores de la guerra al haber conseguido deshumanizar a tanta gente?

El nivel de horror del relato es indescriptible porque no tiene fin. No hay guerra, no hay paz que esperar para que mejore la situación. La miseria más absoluta, el horror más atroz, la desesperación más completa. No tener casa, ni comida, ni ropa, ni zapatos, no ser persona, no ser más que un saco de necesidades básicas que cubrir para simplemente sobrevivir. Año tras año, sin entender, sin comprender, viviendo en el miedo.

El libro es muy denso y no evita ningún horror. Al final ya no podía más y hubiera agradecido un poco más de espacio dedicado a los juicios de Nuremeberg, pero merece la pena leerlo para borrar esa idea de buenos y malos. Las atrocidades cometidas por americanos, ingleses, franceses, checoslovacos y sobre todo rusos son espantosas y conocerlas permite hacerse una idea mejor de lo que es una guerra, de la deshumanización que conlleva.

"La historia de los prisioneros de guerra alemanes es confusa, sobre todo porque Occidente, al actuar de forma inhumana, perdió la autoridad moral conseguida al emprender una cruzada ética contra los nazis, pero también porque la República Federal Alemana permitió que quedara envuelta en tinieblas". 



"En Le Figaró, un escritor reconocía que los alemanes habían cometido crímenes execrables, pero "esos horrores no deberían convertirse en una competición deportiva en la que nos esforzamos por superar a los nazis. Debemos juzgar al enemigo, pero tenemos el deber de no parecernos a él"". 

Intemperie de Jesús Carrasco. Un regalo de un descerebrado que tuve que ir a buscar a la librería Alberti. "Hola, venía a buscar un paquete que tenéis para mi".

Intemperie de Jesús Carrasco es "La carretera" de Cormac McCarthy en la España profunda de calor, miseria y la sequía que todo lo quema. Un viejo y un niño, sin nada que perder, se encuentran y huyen del miedo representado por un alguacil que les persigue y que representa el mal absoluto, ese mal que en el libro de McCarthy no sabíamos muy bien qué era. Un mal sucio, corrupto y miserable.

El protagonista del libro no es el niño, ni el cabrero, es el espacio interminable abrasado por un sol que todo lo quema, que impide que nada crezca, que no acoge ni permite esconderse. La misma historia en un bosque sería un thriller y no un descenso a los infierno, una tragedia en toda la extensión de la palabra.

Para mi que me siento desamparada, agotada y paralizada bajo el sol, lo más angustioso ha sido imaginarme ese paisaje. Aridez, calor, pena infinita, amargura, desesperanza, polvo, ganas de rendirse.

Es una gran novela pero hay que estar preparado a tragar polvo y sufrir.

Terminé el mes con Akira, Volume 1 Lo cogí prestado de casa de Juan "Es una obra maestra, tienes que leerlo". Bueno, pues lo he leído. Todavía no sé si me gusta. No sé si soy demasiado mayor, si he visto demasiadas películas de monstruos, si me recuerda a Los Goonies o si es que tengo que esperar a leer los 5 tomos restantes. No es que no me haya gustado es que ni fu ni fa, me entretiene más Asterix, la verdad... pero veremos como evoluciona. 

Ya lo dije al principio, ha sido un trio un poco raro pero ¿no lo son todos?

Con esto y un bizcocho hasta los encadenados de junio.


17 comentarios:

Anónimo dijo...

Akira es uno de mis pendientes.

Aquí una descerebrada que sí lee tus post sobre libros. ;)

G.

Albert dijo...

Bien, está claro que la próxima vez que pase por la biblio, no dejaré para más adelante "Después del Reich". Creo que te gusta buscar imágenes cuando lees un libro de historia. ¿Has visto las de la agencia Magnum de David Seymur?
Saludos!

Enebea dijo...

Yo descubrí los cómics con V de Vendetta. La verdad es que me sorprendió, pensaba que eran lecturas para adolescentes y no.

Eso sí: todas las pelis que he visto basadas en un cómic son para llorar. Eso de "si te has leído el libro, la peli no te gustará", se multiplica por cien cuando se trata de una novela gráfica.

No conocía los dos primeros títulos, parece interesante el primero, aunque no es mi momento para una lectura tan dura.


Saludos.

Anniehall dijo...

No creo que me lleve ninguno a mi lista de pendientes pero me encanta cómo está escrito el post.

Yo también los leo #somoslegión ;P

Anniehall dijo...

Sabía que se me olvidaba algo, la imagen es chulísima.

Anónimo dijo...

Gran descripción de intemperie.

Sul

Anónimo dijo...

Porque los alemanes (y los austriacos) son como son, el pAis resurgió de sus cenizas en relativamente poco tiempo. Y porque a nadie le interesaba una Alemania arruinada que alimentar. Pero los famosos bombardeos de Dreade o Hamburgo de los que hay fotos espeluznantes) o ya puestos Tokio fueron un crimen de guerra que no se ha pagado ni se pagará. Podemos discutir sobre si Hiroshima o Nagasaki fueron crímenes necesarios o fueron crímenes a secas, pero los otros no admiten discusión. Y si, los "malos" hicieron lo mismo en Rotterdam, Coventry o por supuesto en Londres, pero eso no justifica el crimen por venganza. Las guerras no las gana nadie nunca, salvo los fabricantes de armamento.

El Anónimo de la Lámpara

el chico de la consuelo dijo...

Y yo q me pensaba leer la carretera!!!!
Si es igual q la tabarra de la oveja, lo meto directamente al fondo de la balda
Muaksssssssssssssss

molinos dijo...

G., sinceramente Akira no me ha gustado mcuho, seguiré con él porque sólo he leido el primer tomo pero vamos... no sé si es una buena recomendación o no. Seguiremos informando.

Albert, las buscaré. En el libro viene mencionado un documental grabado justo después y quiero buscarlo pero todavía no he tenido tiempo. Ya me dirás si lo lees.

Enebea, yo descubrí los comics con Maus. V de Vendetta lo tengo pendiente aunque la película me gustó y se de qué va, claro.

Anniehall, tu eres descerebrado cumlaude :) y sí la imagen es chulísima...de las que encuentro en mis brujuleos.

Gracias Sul.

Anónimo de la Lámpara, yo ya conocía el tema de los bombardeos incendiarios en Tokio (El holocausto asiático de Laurence Rees es otra gran lectura sobre el tema) o los bombardeos aliados en ciudades alemanes como Dresde, Colonia, Hamburgo por otras lecturas. Y son horribles y horrorosos pero de alguna manera estaban inmersos "dentro" de una guerra aunque eso por supuesto no los justifica. En el caso de Después del Reich, hablamos de matanzas de alemanes simplemente por ser alemanes en una época de paz, con los aliados dando lecciones de moralidad cuando estaban mascrando gente y matándola de hambre, dos o tres años después del fin. Y por supuesto el crimen por venganza no tiene justificación y menos si lo ejerces en gente que no tiene nada que ver con lo que paso a ti, es simple odio o no sé muy bien como explicarlo. Es un libro terrorífico.

Chico, a mi me gustó más La carretera,mucho más.

xaquin dijo...

Como decía un ingeniero suicida en Yo, robot "esa es la pregunta adecuada" ( si ganaron los alemanes...), aunque yo le cambiaría lo de alemanes por nazis... y más si contamos los nazis "importantes" para EEUU y URSS!! Y si tienen dudas que se lo pregunten a Hanna...

Anónimo dijo...

Decía en mi comentario que "Las guerras no las gana nadie nunca, salvo los fabricantes de armamento", pero me vino a la cabeza de repente una frase de la serie Unsere Väter Unsere Mütter (que sin la menor duda has visto): Las únicas beneficiadas en una guerra son las moscas, las cebamos con nuestra carne.
Imposible ser más gráfico y certero.

El Anónimo de la Lámpara

Pilar V dijo...

Sólo coincidimos en Intemperie que me encantó, dura, seca y dolorosa, pero sinceramente creo que mucho más real que "La Carretera"

Un saludo cordial

Tita dijo...

Me llama el de Después del Reich, aunque da un poco de miedito. La postura blanco-negro es más cómoda.

Besos

Sara dijo...

De momento sólo he leído Intemperie y me gustó mucho, a mí que el calor me mata y me desarma ese paisaje me desasosiega. Sufrí muchísimo por ese niño, por el desamparo, porque está absolutamente solo, y pensé lo mala y cruel que pueden llegar a ser las personas. No he leído La Carretera, ni siquiera he sido capaz de ver la película, el sufrimiento, prefiero leerlo a verlo, con la lectura el primer impacto es menor, y puedo ir digeriendolo a poquitos....
El de Akira no lo leere, Después del Reich puede que sí, he leído mucho sobre la Segunda Guerra Mundial pero sobre todo han sido novelas que trancurren durante y después de la misma, y aquí citaría la magnífica "El Léctor".
Gracias por el post.

Nemo dijo...

Me alegro que por fin hayas leído Intemperie, recuerdo que te lo recomendé hará un par de años, cuando me comentaste que a ti los autores españoles como que no...

Confieso que leí la Carretera tras Intemperie, y sí vi muchas similitudes. Pero quizás con esto pase como con las versiones, nos quedamos con la primera con la que tuvismo contacto. Yo me quedo con Intemperie por cercanía, realismo, de alguna manera me toca mucho más las entrañas, y quizás también porque lo leí antes y del uno salté al otro.

Otra cosa que me gusta de Intemperie es que un libro de tanta calidad sea una ópera prima de un español. Y bueno, si conoces a Jesús, pues también es un plus ;)

molinos dijo...

Xaquin, la II Guerra Mundial es un tema apasionante, del que cuanto más leo más preguntas me surgen.

Anonimo de la Lámpara, sí he visto la serie. Este libro se parece en cierta manera a la serie porque está todo tratado desde el lado alemán, desde su sufrimiento que fue también enorme.

Pilar V, a mi La carretera me impactó muchísimo. No se trata de realismo se trata de emoción. Intemperie me ha gustado pero no por el realismo.

Tita, no es un libro fácil pero es muy interesante si te gusta el tema. Y en la II Guerra Mundial, cuanto más lees más te das cuenta de que no hay nada blanco y negro.

Sara, he leído "El lector", novelas de la II Guerra Mundial también he leído y del periodo entre guerras te recomiendo "Una princesa en Berlín".

Nemo, este libro llevaba en mi lista de recomendaciones por lo menos dos años. Lo tenía pendiente y justo me lo han regalado. Es cierto que tiene muco que ver el que te guste más uno u otro con el que has leído primero pero no quiero decir que uno sea mejor que otro. Efectivametne para ser una ópera prima es muy bueno. Díselo de mi parte si es amigo tuyo.

Anónimo dijo...

Ay Moli, yo que me que levanto cada vez que dices que has publicado un post de esos que no lee nadie,yo que llegue a tì por un libro y yo que fui una de los decerebrados que te recomendamos Intemperie voy y me pierdo los encadenados de Mayo...Imperdonable.Me alegro que te haya parecido una gran novela. En la biblioteca en la que trabajo leimos todos los clubes de lectura su libro y tuvimos la enorme suerte de poder comentarlo con el. Una experiencia maravillosa.

Un saludo, Marisa.