jueves, 7 de mayo de 2015

Soy el Pirata Roberts y tú no

Soy el Pirata Roberts. Es mi blog, mi post y mi historia así que elijo mi papel y lo adapto. Soy el Pirata Roberts, me quedan bien las mallas, el negro me favorece, tengo ingenio, cultura, ya puedo llevar coleta, estoy segura de que el bigote me daría prestancia y creo en el amor verdadero. Además, soy bastante inteligente, un poco listilla, con mucho sentido del humor, muy leal y no olvido. 

Como el Pirata Roberts yo también tengo una espada y sé usarla. De hecho, soy un espadachín de primera clase. 

Voy por la vida con mis movidas, mis amigos, mis diversiones, mis marrones y mis penas. Saltando con mis leotardos y mi coletita, mi antifaz y mi espada. Unos días son mejores, otros son peores, unos son fabulosos y otros el infierno en la tierra. Conozco gente, bastante gente y a pesar de que no soy lo que se dice muy sociable porque tengo una tendencia bastante acusada a hacerme bicho bola, si me lo propongo soy encantadora y amigable. Si me lo propongo y me pillas en buen momento. 

He tenido la suerte de encontrar a muchos Íñigo Montoya en mi vida, gente inteligente, con ingenio, cultura, sentido del humor, clase, saber estar y con los que me lo he pasado fenomenal en duelos de esgrima memorables que me han hecho sacar lo mejor de mi. 

Muchos de esos Íñigo Montoya siguen en mi vida, aguantándome la cabeza cuando me dan la píldora de revivir y estoy grogui, organizando conmigo Brigadas Brutales y apoyándome siempre. Otros ya no están y los echo de menos, pero confío en volver a encontrármelos, como el amor verdadero.  

Por otro lado están los secundarios. No, los secundarios no. Los extras. Personas que te encuentras en la película de tu vida y que son simples extras,  pero como resulta que es lo único que han sido en su vida, extras en la vida de otros, cuando llegan a la mía que es la Princesa Prometida y mola infinito se crecen. 

Ellos son extras. No protagonizan ni su propia vida porque son unos mierdas, pero llegan a la mía, se disfrazan y cogen una espada de plástico. Disfrazados de algo y con un arma en la mano se crecen y se acercan a entablar duelo conmigo. Soy El Pirata Roberts,  así que va en mi sangre pelear con cualquiera, darle su oportunidad de salir en el plano y esas cosas. ¡Quién sabe? A lo mejor descubro un nuevo Iñigo Montoya. Así empezó Sara Montiel. 

Siempre es mala idea. 

Peleo con el secundario con la zurda y de rodillas mientras con la otra mano tecleo posts o hago calceta. El secundario se crece y se cree Errol Flyn, Burt Lancaster y campeón mundial de esgrima en un par de días y de repente , sin comerlo ni beberlo, cuando lo más que ha hecho ha sido desgarrarme la camisa se descuelga con una absurdidad. 

"Pirata Roberts, dejo el papel porque no quiero hacerte daño y necesito vivir mi propia vida. Adiós. Ahí te quedas. No voy a excusarme" 

Y subiendo la nariz como Escarlata O´Hara intenta pirarse sintiéndose muy digno, muy poderoso y muy muy decente por hacer esa salida disculpándose por algo que ni aunque lo intentara un millón de años y a mi me maniataran conseguiría: hacerme daño. 

Muchas veces me río a carcajadas mientras los veo desaparecer pero otras veces, se me hinchan las narices y,  no me da la gana de que un extra de mierda, contratado para hacer bulto en la pantalla diga la última frase de mi peli.  

Es entonces, cuando se está yendo con el mentón levantado para volver a su película de mierda, cuando me acerco corriendo, le toco con mi espada en el hombro y cuando se gira, pensando que voy a estar llorando del disgusto, le trazo una M en el pecho y le digo esto: 

"Eres un imbécil, un cobarde, un maleducado, un mierda, un miserable y una persona sin la más mínima autoestima, clase, ni saber estar. Un mediocre, un gilipollas y un asco. Un egoísta. Un absurdo y una rata de cloaca"

Sus ojos salen de las órbitas mientras cae al vacío del barranco de la indiferencia con su absurda espadita agarrada en su manita sudorosa. 

En el fondo soy buenísima, les doy un final espectacular. 

45 comentarios:

Anónimo dijo...

No sé con qué mierdecilla has dado que te ha enfadado tanto pero bravo. Me recuerda a la mejor Moli, la que me conquistó con su blog. Ole. ¿Y lo a gusto que te has quedado? Me das hasta envidia.

Monica Gonzalez Rojo dijo...

me encanta este post! es que te imagino haciéndole un pase de esgrima y diciéndole 'bye bye'

Alberto Secades dijo...

Alguien tenía que decirlo.
Mola que hayas sido tú.

regaliz dijo...

¡Hola Pirata Roberts! ¡Me encanta su película, incluidas las escenas de eliminación de extras!!!
Fdo. Un espectador cotilla

MATT dijo...

Esos extra/secundarios a tu blog le dan vidilla, hay que reconocerlo, aunque a veces te fastidien un pelín, seguro que no mucho, que tu tienes una autoestima a prueba de bombas (para muestra el primer párrafo de esta entrada). En la vida no bloguera serán algo más incómodos, pero oye!, que eres el pirata Roberts, tú puedes con ellos.
Un beso

el chico de la consuelo dijo...

Ten cuidado princesa los niños, los borrachos y las mallas son los unicos que dicen la verdad.
pues yo quiero ser tu extra favorito
Muaksssss
Ma gutao!!

Anónimo dijo...

Pa' quitarse el sombrero

Ana María dijo...

Cada vez que tenga un conflicto con un extra, me voy a acordar de esta entrada que me insuflará valor para mandarlo a donde debe estar, al fondo del barranco :)

(Tu terapeuta puede estar bien orgulloso de todo esto que hemos leído. Yo, al menos, lo estoy. Eres grande, ya lo sabes.)

:***

Salamandra dijo...

¿Y hace falta?

Quiero decir. Si tú ya sabes que es un mierda ... qué más da que él piense que es un campeón? ya se encargará la vida de ponerlo en su sitio. Cualquier muestra de atención, aunque mala, es una victoria para este tipo de sujeto.

Creo que en el fondo de tu texto y tu aparente indiferencia ... hay un poquito de bilis.

No pasa nada. Somos humanos.

Beso

Bichejo dijo...

Y con esto promociona a extra con frase...a mí me ha encantado, me lo paso muy bien con Molienfurecida.

Oswaldo dijo...

Revisé hacia atrás y no encuentro al desgraciado que te puso así.

Mejor. No vaya a ser que, con todos los pelos de la espalda parados, como perro bravo, me dé por buscar mi propia espada y unas mallas para salir a defenderte. Particularmente por el hecho de que a mí y a mis piernas flacas las mallas nos lucen terribles. (No que tú sola no te defiendas mejor que pueda hacerlo nadie, pero la lealtad tiende a reaccionar de motu propio)

El de la foto parece más bien el Zorro. O será el Corsario Negro?
Lo cierto es que, para lo que yo sé, sí puede ser el auténtico Pirata Roberts...

Oye! Pienso que ni a ti misma te voy a dejar pasar el ataque al tal pirata. El asunto es que hacerse bicho bola no es nada grave si puede también una persona ser "encantadora y amigable" cuando las circunstancias lo propicien o simplemente cuando le de la gana.

El comentario es para ayudarte a llevar de nuevo la puntuación de tu autoestima a 100/100. Con la mención al bicho bola me da la impresión que te bajó a 99. Saludos.

Enebea dijo...

Olé y olé.

Y olé :-D



Me gustaría tener el arrojo de soltar esas cosas cuando alguien me cabrea.
Eres mi héroa.

M. dijo...

¡Bravo! El capitán Haddock se sentiría orgulloso.
(Podría decir que yo soy Haddock, pero ni bebo tanto, ni sé insultar tan bien).

sonia dijo...

Pirata Roberts necesito que me dé clases de esgrima,quiero hacerle un siete a una extra de esas y que el espadarazo sea fulminante.

ELISA dijo...

Conocernos y canalizar o digerir las decepciones lleva su proceso. Ocurre eso que cuentas y dices muy bien porque queremos darnos o confiar. Por eso, si el que nos hace daño o se larga no lo valora, el se lo pierde y como no es merecedor, después de pasarlo mal, se le da carpetazo y a otra cosa. Me ha encantado tu peli.

javi dijo...

Esa última frase... ¡me la apunto!

palomamzs dijo...

Sin querer ofenderte no me vayas a atizar un espadazo, me has parecido un poco chula.

Anónimo dijo...

Ya te gustaría, querida, a ti, ser el pirata Roberts. Ni de lejos!
Es feo y facilón insultar gratuitamente. Si es tu blog, y son tus posts y tus ideas, perfecto. Pero entonces invéntate un personaje que esté a tu altura o da un poco la risa.... Hoy ni princesa ni pirata.

Anónimo dijo...

Hola. Soy el último pretendiente de Moli arrojado al barranco de la indiferencia. No se está mal aquí. Ella pone las reglas de juego y no admite una derrota. Prefiero estar a este lado porque no me gustan las arrogancias ni las impertinencias.

Ah, y todo lo que hay en ti que vale algo, eso, ni lo pudiste sospechar...

Ameliaqp dijo...

El Pirata Roberts siempre sabe como hacer una gran despedida.... A l barranco con los miserables mentecatos!

Maria dijo...

Puede que tu digas que no pero tienes superpoderes, el superpoder de poner a la gente en su sitio con elegancia, ese entre otros muchos.Molas mil

isuka dijo...

Y q no se queje q le has dedicado un post bien chulo!!! Si es q los extras tenemos q saber hacer nuestro papel...

Blanco Humano dijo...

Oswaldo dijo...

¡Vaya! Así que apareció el doliente.
Anónimo, por supuesto.
Aunque... no sé.
Lo único que me queda 100% claro es que no entiendo nada ("Sólo sé que no sé nada..." Y tal) pero a pesar de no sentir que esté entendiendo bien, lo que sí me resalta como pedrada al ojo es que ¡QUÉ FEO ESTÁ QUEDANDO USTED!

Oswaldo dijo...

¡Apareció el ANÓNIMO!

Es claro que NO ENTIENDO lo que ha pasado pero, amigo, mejor quédese calladito que la cosa le ha quedado fea y está usted dando cómo vergüenza ajena.


Wikipedié al Pirata Roberts. ¡Qué personaje real como de novela! ¡Más de cuatrocientos asaltos exitosos! Fue capaz de desestabilizar al imperio británico.
Buena escogencia de personaje, Moli.

Vicente Carrasco dijo...

Oswaldo, el pirata Roberts al que se refiere Moli es el protagonista de una pélicula llamada La Princesa Prometida y que los que tenemos mas o menos la misma edad hemos visto decenas de veces en la tele. Una película sin pretensiones, pero de donde vienen las citas de Iñigo Montoya, la Brigada Brutal, etc...

Respecto al tema del post la única pega que le pondría es que no creo que ninguno tengamos la sapiencia suficiente como para afirmar que los que aquí seamos extras no tengamos ni vida propia ni seamos protagonistas de ella.

No se debe ningunear a nadie, ni a los extras, no queda elegante, ni siquiera en el pirata Roberts y ni siquiera en su propia película.

Oswaldo dijo...

Amigo Vicente, "algo" pasa, que no sabemos qué es.
Lo que pareciera poder deducirse es que Moli asume la posición de quien ha sido (o simplemente "pudiera ser")criticado o insultado en "su propio espacio". Sea el espacio en cuestión un espacio físico definido o, sea el blog o, sea cualquier otro ámbito personal.
El resultado es la posición del que dice "Si viene usted a MI CASA, (O mi blog, por ejemplo) es usted bienvenido siempre y cuando lo haga en los términos de mi agrado". "Me reservo, en mi casa, el derecho ABSOLUTO de fijar mis términos, le parezcan a usted correctos o no le parezcan.
Y francamente, si no le gustan a usted las normas que rigen mi casa, comenzando por la más básica que dice que en mi casa el rey (ABSOLUTO) soy YO, pues hagamos algo MUY SENCILLO y mejor no venga usted o le voy a hacer morder el polvo. Espada en mano."

Eso es todo. Cómo lo veo yo.
Todo el mundo tiene este mismo derecho.
No todo el mundo lo ejerce, asertivamente. Es loable defenderse como gata boca arriba. Espada en mano. Yo lo aplaudo.

Puede que alguien cualquiera tenga o no la sapiencia suficiente para lo que quiera hacer con SU vida, pero la vida de CUALQUIERA es PROPIA, y cualquier otro es un extra. Y, aunque pueda a veces resultar algo lamentable, siempre el otro, la otra, los otros, son (somos) prescindibles.

Saludos y gracias por la explicación acerca del pirata Roberts.

Anónimo dijo...

Oswaldo, eras tú el que defendía los libros de autoayuda en un encuentro que tuvimos por aquí, ¿ me equivoco ?. Mmmmmm, ya, ya.

Habrá que reconocer al anónimo despechado varias cosas:

1.- Ha tenido el coraje de aparecer por aquí.
2.- Ha conocido a Molinos más de lo que los demás la conocemos ( hablo del lector medio de este blog , a lo mejor quedais a hacer cuchipandis y no lo decís )
3.- Dice que le mola estar en el barranco ese: ¿ despecho ? ¿ realidad ?,....
4.- Dice sólo que no aguanta la arrogancia ni la impertinencia. Poco es si lo comparamos con la saetada que le ha metido molinos en el post; muy ocurrente, por cierto.

... a mí me merece el beneficio de la duda, oye.

Lo del barranco tiene tela. A quién se le ocurre montarse semejante lugar en la cabeza ? vaya maquinaciones y cábalas para justificar que te han jodido y que nunca jamás perdonarás. Vaya justificación burda del rencor, algo vulgar pero disfrazado de indiferencia ( amos anda, que no, que no cuela ). Además, por lo que dices hay "algunos" ahí, es decir te pasa recurrentemente. Joder, joder,...

Ahora , Anónimo Despechado, después de ser el villano protagonista (...no, es verdad, la protagonista siempre eres tú ), de este post pasa automáticamente al barranco de la indiferencia, previas collejas y escarnio público. Más incoherente no se puede ser. Mayor protagonismo no se puede dar a alguien y suponer que mañana , aleoooop, ya me he olvidado.

En fin, es lo de la teoría del etiquetador y del etiquetado, que explica más del sujeto activo que del pasivo.

Hoy no molas.

Anónimo Glez ( serio candidato a caer en un barranco )

Anónimo dijo...

....¿ cómo ?

no se publica mi comentario ?. Venga va, que no es para tanto.

Anónimo Glez.

molinos dijo...

Antes de que sigáis elucubrando...voy a decir dos cosas:

- toda la teoria sobre no hacer aprecio y el desprecio me la se.
- me sentó fenomenal mi desahogo.
- me lo pase en grande escribiendo el post.

Y ESE ANONIMO NO ES EL PROTAGONISTA de mi desahogo...así que dejad de tener lastima o aprecio porque es solo un anónimo que ha sabido jugar a la parte contratante.

Es obvio que no se contar.

Anónimo dijo...

...son obvias muchas cosas.

Sul

ELISA dijo...

Como no tenemos toda la información, lo que conocemos es una reflexión sobre la frustración de haber confiado en alguien que en lugar de luchar por la relación abandona con una explicación fría y se larga cobardemente.Eso hiere y causa dolor.

El Anónimo González intenta hacer sentir mal a Moli. Todos hemos conocido personas que nos han defraudado y no hemos querido mantener su amistad. Y no se es culpable por ello.

sonia dijo...

Lo has explicado muy bien Elisa.Gracias.

Anónimo dijo...

Moli a ti lo que te mola es ser en centro de atención colegui!!!!!

hitlodeo dijo...

Soy Iñigo Montoya, tú mataste a mi padre. Prepárate a morir.

Buena y entrañable película Moli. No sé quien te ha hecho daño, y como tú dices el post solo es un desahogo que te ha sentado de lujo, pero no te veo guardando rencor eternamente. Aunque me jures que te encanta el lado oscuro.

Anímate Moli.

Anónimo dijo...

Elisa,

1.- Lo que conocemos es lo que está escrito. Lo que tú derivas de eso: reflexión, lucha por una relación (?)... , yo no lo comparto.
2.- Yo no intento que molinos se sienta mal. Ella sí insulta y pretende humillar al despechado: no admite muchas interpretaciones el texto.
3.- No conocemos los hechos y el despechao ha tenido agallas.

Yo no culpo a molinos, lo que digo es que es incoherente. El barranco es de postín y lo que muestra es rabia. Llamemos a las cosas por su nombre. Ah, y el post es bueno.

Y, con permiso molinos, sentiremos por el anónimo lo que nos dé la gana: so mandona.

Anónimo Glez

ELISA dijo...

Sr. Anónimo González su frase. "además por lo que dice hay algunos ahí..." es mezquina y es un torpedo a la línea de flotación de la autoestima.

molinos dijo...

Anónimo Glz, tururú.

Y a otra cosa mariposa.

Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Elisa,

Esa frase es lo que dice molinos, yo no me invento nada. Además no creo que su autoestima se vea muy afectada.

A mí me parece que decir esto de alguien: "un imbécil, un cobarde, un maleducado, un mierda, un miserable y una persona sin la más mínima autoestima, clase, ni saber estar. Un mediocre, un gilipollas y un asco. Un egoísta. Un absurdo y una rata de cloaca",en un lugar público, sabiendo que lo van a leer miles de personas , aprovechando el efecto de la carnaza en las huestes y demás palmeros sí va más encaminado a minar la moral de alguien. Vamos, lo que viene siendo una patada en el cielo de la boca. Valora qué es mezquindad.

Cada cual es esclavo de sus palabras. Eh!, es un parecer. Aun así, admito pulpo y agur. Tengo otras cosas que hacer y el pollo despechado a mí me toca un pie.

Molinos: mandona,....jijiji. :P

Anónimo Glez tururú mezquino... y bético

Cabrónidas dijo...

No sé, Molinos... Yo te hacía más de Lara Croft o Milla Jovovich en plan Resident Evil, aunque no sepas contar.


cHeLo dijo...

Molinos, yo de ti me hubiera ahorrado lo de "tururú", por lo de que no hay mejor desprecio que no hacer aprecio. Hubiera quedado genial tu silencio como punto final.
Un saludo

Anónimo dijo...

Soy el anónimo que "ha sabido jugar a la parte contratante". Efectivamente, esa era mi intención, y no, no conozco a Moli en persona . Gracias Moli por entenderlo. Y en este caso, sí señor, me quito el sombrero.

Un saludo.

Lulú dijo...

Madre de dios, que culebron más tonto. Pues no he puesto verde yo a gente cuando escribía mi blog. Para eso escribía, para eso lo utilizaba: para expresarme, calmarme, decirme, felicitarme, pensarme o arrepentirme.... Moli, es tu blog. Sólo faltaría que no pudieras escribir lo que diera la gana. Y a quien no,piense así, Tururú! :pp

Anónimo dijo...

¿Eres Leal?... En tú caso no podria afirmarlo aunque queda bien decirlo de uno mismo.
Que no olvidas es evidente.
Y... "el amor verdadero"?, no sólo basta creer que existe, necesita de darse verdaderamente, de lealtad, de respeto, de olvido,de perdón verdadero, de fe... No hace falta que te lo explique ya que eres bastante inteligente.
En este post me sobran extras, barrancos y pataletas y humillación .
Tal vez podrías aprender a respetar q cada uno puede elegir vivir su vida a veces cómo extra y a veces como protagonista, porque todos somos protagonista de nuestras vidas y extras en las de otros.
Suerte.