miércoles, 8 de abril de 2015

Documentales que hay que ver


Esto va de documentales: 

Hay muchísima gente (muy pocos lectores de este blog, todo hay que decirlo) que ante la palabra documental salta para atrás, imagina algo en blanco y negro, con voz en off y aburrido. Otros muchos piensan en animalitos que en un primer momento parecen inofensivos pero luego son fieras que devoran a sus crías... Otros, consideran los documentales un género soporífero, fabuloso para conciliar el sueño. Algunos creen que Iker Jimenez y su programa de patochadas es un documental. 

Los documentales son como las películas de cine, las series de televisión, los libros o la música. Los hay buenísimos y los hay desastrosamente horribles. 

En un documental, como en una película, importa tanto la historia real que quieran contarte como la manera de hacerlo. Importa el qué y el cómo. Mucha gente, incluida la que los hace, creen que si el tema es impactante, macabro, muy muy preocupante o espectacular, la forma da igual. Otros piensan que una forma "original" compensa un argumento intrascendente e idiota: estos se conocen como docu-arte y la mayoría son de una pretenciosidad sin límites, se exhiben en galerías de arte detrás de una cortina negra, o en 20 monitores, y dan ganas de estrangular al supuesto artista. 

Me estoy yendo por las ramas, que es algo que les ocurre a muchos documentales. Empiezan con tirón, divagan, mariposean, pican, pinchan, aburren, se terminan y te quedas con cara de ¿Yyyyy?

Este post va de cuatro documentales que HAY que ver. 

Grey Gardens. Se rodó en el otoño de 1973 y se estrenó en 1976. Jacqueline Kennedy y su hermana Lee contactaron con los hermanos Maysles para que rodaran un documental sobre su vida y su familia. Por supuesto, no contaban con que los Maysles pasaran pronto de ellas y se centraran en su prima y su tía anciana, que vivían en una casa ruinas en East Hampton. 

Los Maysles vieron el filón y convencieron a las susodichas para grabarlas y hacer una película con ellas. El resultado es este documental de hora y media montado a partir de todo el material que rodaron mientras prácticamente vivían con ellas. 

Las dos habitan un mundo irreal, en la casa en ruinas, echándose en cara oportunidades perdidas, recordando los viejos tiempos y con muchos gatos. 

Aparte de los dos personajes y el morbo de su relación con Jacqueline Kennedy, el documental tuvo muchísimo éxito en su momento porque parecía rodado sin intervención del director, como si se hubiera limitado a grabar y mostrar. Era algo novedoso por entonces, e impactante. Ahora, estamos hartos de ver producciones con este tipo de rodaje y sabemos (o por lo menos deberíamos saber) que nada es tan sencillo y que en todos los documentales hay una labor de edición y montaje que es la que crea la historia. Otra edición y otro montaje contarían otra distinta. 

Man on the Wire. En 1974, un francés menudito y con pinta de elfo chiquitín se paseó durante 45 minutos sobre un cable de acero extendido entre las Torres Gemelas de Nueva York. Aunque el paseo puede parecer lo más espectacular, y ciertamente lo es, el documental le dedica poco metraje. Se centra en contar la historia de Philippe Petit, su vida, su obsesión con las Torres, su megalomanía, su afán de protagonismo y la construcción de su personaje. 

El propio Petit, su novia de entonces, varios de sus amigos, y conocidos que reclutó para el plan, van contando cómo era Petit, cómo se gestó el plan y cómo vivieron la aventura. 

Lo mejor de esta historia es justamente eso, el relato de las relaciones entre los protagonistas: la construcción de un sueño y, después, su "explosión".  Aviso que Petit "hace bola". 

Grizzly Man. Este es un auténtico locurón. Es tan impactante, tan alucinante, que las princezaz se lo tragaron entero a pesar de estar en versión original y con subtítulos. Creo que hasta dejaron de respirar mientras literalmente se les salían los ojos de las órbitas viendo a Timothy Treadwell. 

¿De qué va esta historia a mitad de camino entre un documental de animalitos sanguinarios de la 2 y un capítulo de Doctor en Alaska? Pues está también a mitad de camino entre la locura de las primas de Jacqueline Kennedy y la creación del personaje de Petit. 

La figura y la historia de Treadwell está contada por Werner Herzog de manera magistral. Lo que parece una simple crónica de un hecho dramático e impactante, la muerte de Treadwell devorado por uno de sus amados osos, se convierte en la reconstrucción de un personaje que se va mostrando ante la cámara con una multitud de facetas que provocan en el espectador todo tipo de emociones: incredulidad, sonrojo, vergüenza ajena, incomprensión, pena, compasión, simpatía y tristeza. 

La inmensidad del paisaje de Alaska, la supuesta "amorosidad" de los grandes osos grizzlies y las cáusticas observaciones de los que conocieron y trataron a Treadwell, "Algo así tenía que pasar", crean una atmósfera entre tierna y cómica en la que la figura de Treadwell, en un principio un chalado amante de los osos, se va despojando de sus capas hasta mostrar una realidad que te impacta. 

Nota: no hay nada truculento ni sangriento en las imágenes. Es la maestría de Herzog narrando la que crea la tensión y el horror. 

Exit through the gift shop es el último de mis documentales recomendados. Todo el mundo sabe quién es Banksy (y si no lo sabéis, vergüenza debería daros) y ha visto alguno de sus trabajos. Artista callejero, grafitero, pintamonas, pintaparedes, gamberro, puede parecerte lo que sea, pero lo que hace en este documental (¿o es un falso documental?) es una genialidad. 

Volvemos a la técnica de Grey Gardens. Parece que todo es grabado directamente, que la historia es tal y cómo nos la cuentan, que Banksy ha cogido la historia de Thierry Ghetta, un tipo obsesionado con su videocámara y el arte callejero, y nos ha contado su historia, la de ambos: la del artista y la del documentalista aficionado que consigue su confianza. 

Aprendemos de arte callejero: nombres, técnicas, inicios, artistas, peligros, precios, proyección y, cuando confiadamente creemos que ese es el tema del documental, la historia da un giro que literalmente lo vuelve todo del revés. 

Banksy consigue meter al espectador en su mundo, crear tensión, presentar personajes y dejar al espectador boquiabierto y sorprendido. Además, hace una crítica descarnada y brutal de la mercantilización del arte y de los artistas. 

Una maravilla. Un genio. 

De vez en cuando, conviene dejar la ficción de lado, no entontecerse con frivolidades absurdas y ver un documental para aprender, entretenerse, disfrutar, horrorizarse y ser consciente de la cantidad de historias increíbles que hay por el mundo esperando a que alguien quiera y sepa contarlas. 


Espero que os gusten. O arderéis en el infierno de la gente sin criterio que comenta Casados a la primera. 

*Todos están disponibles enteros en You Tube. 

22 comentarios:

Blanco Humano dijo...

Para el de Grizzly ya me habías convencido porque soy muy fan de la peli esa de Robert Redford que sale con barba y habla muy poco, que se casa con una india o nosequé. El de Banksy lo tengo pendiente hace un montón, no me acordaba.

(Muy gracioso lo de "Todo el mundo sabe quién es Banksy" XD)

Luxindex dijo...

Exit… es, de todas-todas, un falso documental, pero una verdadera película; inevitable acordarse del antecedente (mejor, como siempre) F for Fake de Orson Welles, ¿no?

De los tres restantes, me quedo con Man on he Wire porque, mientras que vivir entre gatos u osos no me llama, al ver lo del Petit ¡me entraron unas ganas de subirme a algún lao que ni te cuento!

Bichejo dijo...

He visto tres de cuatro, me falta el último. Grizzly Man, sin ser el mejor para mi gusto, es el que más me impactó, y del que sigo recordando cosas años después. Recordando para mal, en plan angustia infinita.

De Grey Gardens hay también una peli, creo que de HBO, contando cómo se hizo el documental.

Anónimo dijo...

De Herzog es también muy recomendable Into the Abyss, la historia de dos chavales condenados a muerte en Estados Unidos por asesinar a tres personas. Muñoz Molina escribió un artículo sobre el documental: http://elpais.com/diario/2011/11/19/babelia/1321665155_850215.html

Gracias por las recomendaciones.

palomamzs dijo...

Me gustan los documentales porque me gustan las historias verdaderas o lo más cercanas posible a la realidad. Con los libros me pasa lo mismo. Y no sé qué es casados a la primera, parece que, de momento, me salvo. Gracias por las recomendaciones.

Albert dijo...

Gracias por las recomendaciones!
De los que hablas sólo he visto el de Bansky y Thierry y me flipó. Sobre todo a partir de que este último cobra protagonismo. Qué personaje! No había oído que era un falso documental... Entonces ese loco de grabar la vida es una invención? Es buenísimo en todo caso. Y Fake de Welles es de obligada visión, como apunta Luxindex.
Por cierto, ¿no corrió el rumor de que Grizzly man también era un falso documental?
El de las hermanas lo tengo ya apuntado, me lo descubriste en otra mención que hiciste, hace unas semanas.
Saludos!

Anónimo dijo...

¡Esta noche empiezo! :D
Gracias,
G.

Anónimo dijo...

Me gustó mucho en su momento "Exit...", me gusta la obra de Banksy, de Sheppard Fairey o incluso de Mr. Brainwash o el inglés Pegasus, como me gusta la del "padre" de todos ellos Blek Le Rat. Casi en la misma proporción que me cargan los monigotes absurdos de otros tontainas encumbrados por el polaco egocéntrico de Pittsburg (Warhol), como Keith Haring o Basquiat.

Tu relación no vendrá por el hecho de que Sheppard Fairey haya retratado y convertido en icono (de su marca Obey) a André el Gigante, que hizo de gigante malo-pero-luego-bueno en La Princesa Prometida? ;))

El Anónimo de la Lámpara

Anónimo dijo...

Y como artista británico, Banksy me parece mucho más interesante que payasos del "arte conceptual" como Damien Hirst o Tracy Emin, millonarios encumbrados por Charles Saatchi "ad maiorem money gloriam". Sólo por su fake en el museo británico hace años colgando una obra de arte "rupestre" de un troglodita con un carro de supermercado (de lo que no se dieron cuenta hasta muchos días después) ya merece loa y prez eternas.

El Anónimo de la Lámpara

Pablo dijo...

Quiero decir algo pero tengo tan poco tiempo que no me da para ordenarlo.

Grizzly: No me ha dado tiempo a verlo pero viendo referencias, el problema lo tienen los osos de peluche y los dibujos animados. Hacen que a alguien se le ocurra pensar que un oso es amoroso, cuando es de los animales más mortíferos que existen.

Documentales: Los hay muy bien hechos que te cautivarían aunque tratasen sobre el esperma de arenque, y los hay que son una oda al tostón aunque te relaten la vida del mismísimo Mario Vaquerizo. Yo desde el exilio últimamente me trago muchos del segundo tipo, que son los que emite TVE en 24h, y es impresionante el mérito de los personajes cuando, aun pareciendo que han hecho una competi para ver quién apaga la tele antes, te lo tragas entero y te quedas impresionado con determinadas vidas anónimas. Es el caso de los cámaras jubilados de las corresponsalías de guerra y otros, entre los que recomiendo éste de Josefina Castellví (http://www.rtve.es/alacarta/videos/imprescindibles/imprescindibles-recuerdos-del-hielo/2591223/). Pocos documentales veréis que sean tan aburridos pero que, por otro lado, te relaten unas vidas tan impresionantes.
(ejemplo claro de este tipo de cosas es la comparación entre Jesús Calleja y Al filo de lo Imposible: el primero te cuenta que ha ido a comprar el pan de forma apasionante, mientras que los segundos te contaban que se había hecho la primera ascensión de la vertiente inexplorada de la montaña más difícil del mundo y... te curaban el insomnio de inmediato).

Por último: Herzog, mucho se lo tiene que currar para que me trague algo de él después del bodrio de Grito de Piedra. Hace más de 20 años que vi esa peli y creo que aun me genera aburrimiento.

bruixaveriada dijo...

Me los apunto.

Deberías ver "Garbo", sobre el espía español de la segunda guerra mundial, a tí que te va el tema.

Mónica R. dijo...

Me encantan los documentales, de los que mencionas sólo recuerdo haber visto el del funambulista. Los otros me los apunto para este finde.

Te recomiendo "La sal de la Tierra" sobre el fotógrafo Sebastiao Salgado. A mi me pareció brutal.

Carmina dijo...

Yo soy fan de la web de tve donde están disponibles por un tiempo los documentales que se emiten en la 1 y en la 2. Hoy precisamente, tengo pendiente uno sobre como Brunelleschi construyó la cúpula de la catedtal de Florencia, una proeza técnica en su tiempo,

de una fan de documentales dijo...

Buena selección. He visto los cuatro y estoy totalmente de acuerdo contigo.
Otro igual de bueno que los cuatro que mencionas es "Capturing the Friedmans".

molinos dijo...

Banco Humano, estás tardando en ver esos dos documentales. Y si no conoces a Banksy ya estás saliendo por la puerta de este blog de puntillas...

Luxindex, da igual que sea falso. Es magistral. Si ves el de Petit ya me contarás... pero el del oso deberías repensarlo. Te deja loco.

Bich si, hay una peli que copia el documental. No la he visto y además no me apetece después de ver los originales. El del oso es la bomba.

Anónimo, apunto el de Into the abyss.

Paloma, bien por ti por no saber lo que es. Es el horror absoluto. Ya me dirás que te parecen los docus si los ves.

Albert, el de las hermanas lo mencioné en el post de ¿locas? Y también he hablado de otro de Herzog, el de Sebastián Salgado que es una maravilla.

G, ya me contarás. ¿G qué más? :)

Anónimo de la Lámpara, tu por aqui de nuevo. "Mi relación"? Que relación? simplemente vi los documentales y me molaron. Y estoy completamente de acuerdo en tu apreciación del arte actual. Banksy es un genio absoluto.

Pablo, deja de ver tve internacional y ponte a ver docus en la red. ¡ Y POR FAVOR MIRA EL DEL OSO QUE VAS A FLIPAR! AH y de Herzog tienes que ver también el de Sebastián Salgado...se te acumula el trabajo, pequeño.

Bruixa, el de garbo lo tengo encima de la mesa...a ver si cae un dia de estos porque además hace nada leí un libro sobre espías en el que salía su historia.

Mónica R, he visto el de La sal de la tierra, lo comenté hace poco en otro post de recomendaciones.

Carmina, yo también soy muy fan pero estos cuatro son excepcionalmente buenos. Brunelleschi un genio.

Fan de los documentales, otro que tengo pendiente de una lista de 100 que colgaron en flavorwire hace unos meses. ya te diré.

Gracias a todos.

sonia dijo...

Yo ví uno hace años sobre ataques de osos grizzly en Canadá,supongo que será este mismo.A mí me gusta ver documentales así que gracias por las recomendaciones.

Pablo dijo...

El de Salgado es de Wim Wenders, ¿no?. ¡Igualita es tu tía que la mia!. (como diría mi abuela).

Lorena Bernardos dijo...

Hola, a mi me gustan, además de los que nombras, estos:

Lemmy, sobre el cantante de Motorhead. Me encantó sin que me apasione su música. Un tipo genuino.

I Knew It was you: Rediscovering John Cazale. Sobre un actor que fue increíble.

Once brothers, sobre la relación entre Drazen Petrovic y Vlade Divac, y lo que supuso para ellos la guerra de Yugoslavia.



Annie Leibovitz, una vida a través de la cámara. Muy interesante ver cómo trabaja.

Un saludo,
Lorena

Anónimo dijo...

Es que esto de comentar desde un móvil tiene que a veces se escapan preposiciones, artículos, pronombres y adverbios varios. Por no hablar de acentos, claro. No me refería a "tu" relación sino a "la" relación. Una supuesta relación emocional entre el documental de Banksy y tu, vía André el Gigante y su papel estelar en La Princesa Prometida a través de Fairey como colega de Banksy. Absurdo, lo se. Muy absurdamente absurdo incluso, lo se también. Es de esas asociaciones que en el momento en el que se te ocurren a uno le parecen dignas de una mente superior, pero luego... Como que no.

El (absurdo) Anónimo de la Lámpara

Pipa de Girasol dijo...

¡Hola a todos!

Un par de documentales más: "Cuando éramos reyes" y "Senna". El hecho de hablar sobre deportistas puede hacer que algunas personas tengamos reticencias de dar al 'play', pero ay, no tratan sobre técnicas automovilísticas o púgiles, sino de dos personas de esas que despuntan por estar fuera de la norma, que son diferentes al común de los mortales y que han tenido vivencias excepcionales. Merecen la pena. Con pipas mejor.

¡Gracias por los docus!

sofia martínez dijo...

He visto un par de ellos y son realmente buenos, en general pienso que este tipo de documentales son bastante acertados y sobre todo nos dan a conocer datos que nosotros no conocemos y que finalmente nos abren los ojos.

Nisi dijo...

Me apunto los dos últimos. Del de los osos había oído hablar y Bansky es Bansky.
Soy muy fan de eso de las bodas a ciegas, muy, muy, muy fan. Se me pone el encefalograma plano y me hace feliz. :P