jueves, 5 de junio de 2014

Queridos científicos (V) ¿Por qué me dan miedo los posts divulgativos demasiado largos?

En las últimas semanas he hecho varios  comentarios bien intencionados en algunos blogs de ciencias y he comentado con varios divulgadores científicos mi opinión sobre que los posts de divulgación que se publican son  muchas veces demasiado largos. 

La respuesta ha sido bastante fría cuando no directamente hostil. 

Lo entiendo, a mí no me gustaría que me dijeran “Moli, demasiado largo”, pero juro que mi intención era buena y no era una mera crítica. 

He estado dándole vueltas a este tema para intentar explicar por qué creo que la longitud de los posts de divulgación científica (en realidad de cualquier post) debe ser un factor importante a tener en cuenta a la hora de publicar en un blog. 

Antes de nada, quiero dejar claro que si tienes un blog de divulgación científica (o de ganchillo o de taxidermia o de lo que sea), por supuesto puedes escribir lo que te dé la gana y como te dé la gana, pero estas son mis reflexiones sobre este tema. 

Si partimos de la base de que la finalidad de tu post es divulgar y por tanto conseguir que el lector aprenda algo al terminar de leerlo, debe ser fundamental conseguir que el lector acabe de leer el texto. Si éste es demasiado largo es probable que abandone a la mitad con lo cual no habrás conseguido el fin que te habías propuesto. 

¿Quiero decir con esto que si el texto es demasiado largo el lector ya no lo leerá? No. Pero un texto demasiado extenso que obligue a “scrolear” la pantalla varias veces presenta varios problemas para que el lector aprenda algo en él. 

Primero, conseguir mantener la atención y el interés de un lector es muy difícil, (ocurre igual para la divulgación, las noticias, un blog personal o un relato de ficción) y hay que ser muy muy bueno manejando la información y la tensión narrativa para conseguirlo. Obviamente, cuanto más extenso sea el texto más difícil será y si el texto es pantallas y pantallas de scrolling peor. 

Escribir para ser leído en pantalla es distinto que escribir pensando en un libro o en una revista impresa. La actitud, la atención y hasta la manera de leer es diferente. Cuando cogemos un libro o una revista, cuando los sujetamos con las manos y comenzamos a leer un capítulo o un artículo, la mayoría de nosotros no sabemos cómo de extenso será y es posible que nos de igual. Empezamos a leer y nuestra vista avanza y nuestra atención está en las palabras que vamos descifrando, nuestra percepción y nuestra disposición sólo cambia cuando al pasar una página vemos que la siguiente sólo tiene texto hasta la mitad...está acabando el capítulo y pasaremos a otra cosa.

Inconscientemente, y si es un libro de divulgación o con el que esperamos aprender algo, sabemos que ahí llegará la conclusión, que nuestro cerebro tiene que haber asimilado “algo” al llegar al final y que el esfuerzo de atención está terminando, podemos relajarnos.  Ocurre lo mismo al avanzar en un libro, nuestra manera de leer y de asimilar cambia según percibimos de una manera subconsciente que cada vez quedan menos páginas y que estamos llegando al final. 

En una pantalla esa percepción subjetiva no existe si el texto es muy largo y es necesario scrollear la pantalla. 

Un estudio de  Erik Wästlund de la Karlstad University de Suecia, en el que se analizaba como leemos en distintas pantallas, explicaba que el mero hecho de tener que mover el ratón o el dedo para seguir viendo el texto distrae la atención del contenido de lo que se está leyendo y además obliga al lector a volver a buscar la línea por la que iba leyendo.

“Scrolling “took a lot of mental resources that could have been spent comprehending the text instead,” said Wästlund. Like being distracted when memorizing a phone number, scrolling’s interruptions knocked information from short-term memory. That’s the basic level of information processing, laying a foundation for long-term memories and knowledge”

Desde mi punto de vista, esto es cierto e “interfiere” más en mi capacidad de entender, asimilar y comprender cuando estoy leyendo un post con el que pretendo (o pretenden enseñarme) aprender algo, que si meramente es un texto de ficción, donde el hecho de perder el renglón un momento no me hará perder el hilo. 

Además, cuando leo  un post de divulgación que creo que me va a resultar interesante o que ha despertado mi curiosidad, mi atención está al máximo desde la primera palabra. Me planteo entender, leer, atender, saltar alegremente por encima de aquellos conceptos que me pueden resultar confusos esperando que ese “gap” no me impida comprender la idea general. Es un esfuerzo de concentración que realizo gustosamente si el texto está bien escrito, va dosificando la información y voy encontrando hitos en los que agarrarme. 

El problema es que esa actitud de “deep reading”, de lectura atenta y profunda, tiene una duración limitada en pantalla. Ignoro el motivo científico para ello, pero de la misma manera que soy capaz de enfrentarme a un capítulo de 50 páginas o a un libro de 500 sin ningún problema, un post de 4000 palabras está lejos de ser asimilable por mi capacidad de lectura profunda en pantalla. 

Según avanzo por la pantalla siento que por un lado me  voy impacientando porque quiero saber qué tengo que aprender, quiero saber qué de todo aquello que estoy intentando aprender es lo más importante, quiero llegar al final para tener el premio de poder echarme para atrás en la silla y decir “Eh, he llegado al final y he sido capaz de entenderlo y me ha gustado. Tengo curiosidad, voy a buscar más”, y por otro lado me voy poniendo de mal humor porque avanzo y avanzo por la pantalla y soy consciente de que estoy olvidando cosas, de que mi atención va decayendo y que el premio de la satisfacción del aprendizaje se va alejando. Lo intento, intento seguir atenta, muy atenta....pero mis buenas intenciones no funcionan más allá del tercer scrolleo (y solo en el caso de posts muy bien escritos). En este caso, también me echo para atrás pero cabreada, bajo por la pantalla, deslizo el ratón con la vana esperanza de encontrar quizás al final un párrafo conclusivo....no lo hay. Obviamente el autor confiaba en mí y en mi capacidad lectora...

Abandono pensando que si el post hubiera sido (un poco) más corto todos habríamos salido ganando. 

Es probable que esto sea una tara mía, o de mi generación más acostumbrada a leer en papel y con disposiciones distintas hacia la lectura en pantalla y en papel. Probablemente las nuevas generaciones sean capaces de leer igual de profundamente y con la misma actitud en ambos soportes, pero mientras esas nuevas generaciones me arrasan o yo consigo esa actitud, creo que el scroll se lleva mal con nuestra capacidad de aprender algo de un post de divulgación. 

Y estaré encantada de leer vuestros libros de 300 páginas...

38 comentarios:

Anónimo dijo...

vaya cilindrazo de post !!!!!!!, "scrollear" vaya snobismo, entre otros.

Moli: coñazo post.

así te va bien?

Anónimo dijo...

Por ahí dicen:lo bueno,si breve,dos veces bueno y si malo,menos malo.
Sonia.

Sophie dijo...

Me gustan las críticas constructivas y la tuya lo es. El resumen, que lo bueno, si es breve, es dos veces bueno :)

Hace tiempo que dejé mi blog por cansancio y ahora que me estoy planteando retomarlo tu post me ha venido muy bien. Los que queremos divulgar Ciencia caemos a menudo en ese error. Otro error en el que quizá caigamos con facilidad es el no poner suficiente material gráfico que apoye el texto, basarnos en palabras puras y duras.

Interloper dijo...

A mí me pasa a la hora de leer blogs en general, no solo en los de divulgación científica... Por ejemplo creo que los blogs de libros tienen el mismo problema muchas veces. A veces ves reseñas enoooormes, cuando en realidad lo único que quieres es tener una opinión concisa y clara sobre si debería leerme un libro determinado o no, y por qué. Si el post es demasiado largo, sencillamente no lo termino.

Así que sí, comprendo perfectamente tu punto de vista :P

Lupe Soria dijo...

Con cariño y como científica sin blog pero muy interesada en la divulgación...este te ha quedado un poco largo también no? ;)

Oswaldo dijo...

Será que la pantalla del ordenador se parece tanto a la televisión?
Ya, por ese medio, estamos acostumbrados a la velocidad de trasmisión de información y a lo fácil que resulta captar si, por ejemplo, "el asesino" era hombre o mujer, si era de día o de noche o si el asunto fue con pistola o con palo sin que nos tengan que decir explícitamente cada una de estas cosas.
Así que a pesar que cada capítulo de una serie u otra cosa tiene un tiempo total de duración fijo, cada "bloque" de información se nos trasmite muy fácil y, sobre todo, muy rápidamente, lo que nos hace asimilar las partes que el autor considere más importantes casi sin esfuerzo de parte nuestra.

Escribir así es MUY difícil y leerlo en pantalla, más. Hasta en Kindle o similar.

Yo trabajo en ordenador el día entero y hasta en mis páginas de trabajo me pierdo en "por dónde iba" casi todas y cada una de las veces que hago un scroll.
La solución que tengo que aplicar es seleccionar, marcándolo con "highlight", el punto del texto "por dónde voy" de manera que al desplazar la pantalla pueda identificarlo más fácilmente.

Elena Rius dijo...

Aparte de lo que representa el soporte para nuestra manera de asimilar el contenido (ya lo dices tú y está suficientemente demostrado que no se lee igual en papel que en la pantalla de un PC, en la de un Kindle o en el móvil), hay otro aspecto importante que mencionas, y que para mi gusto suele fallar muy a menudo: la tensión narrativa. Quien escribe, ya sea un libro, un artículo o un post, debe ser capaz de generar expectativas en el lector. Por muy de divulgación científica -o de ganchillo, o de taxidermia- que sea un post, no puede ni debe renunciar a un desarrollo, una estructura interna, a generar interés de entrada y terminar habiendo recompensado al lector con algo que justifique el tiempo que ha empleado en la lectura. Saber escribir, se llama eso.

Anónimo dijo...

Para no gustarte los post tochos...este te ha quedado un verdadero tostón!

Cristina dijo...

A mí me gustan los textos largos y me da un poco de pena esta "moda" de Internet de simplificar, numerar como en las listas y acomapañar con dibujitos. Pero lo mismo es que leo el ordenador como leía los libros...
Supongo que todo depende de a qué público se pretenda llegar. Y si es al máximo posible, no puedes escribir "El origen de las especies" en tu blog, desde luego.

¡Saludos!

Anónimo dijo...

No puedo estar más de acuerdo contigo. Lo has contado muy bien. Empiezas a leer la primera pantalla y bien , bajas y continua, pasas y otrar mas. Horror q es esto! Ya no lees, bajas a ver cuanto queda y lo plantas. Me pasa practicamente todos los dias. Muchos de ellos son ademas una divulgacion un poco XXL, q dirias tu, si bajaran un poquito el nivel igual ganarian lectores porque a veces mas parece una clase universitaria que un post. Otra cosa de la que se abusa un poco es de las series fantasticas, como si para ser cientifico enrollado fuera necesario meter todos esos personajes de por medio. De todas formas, aprecio sinceramente que haya tanta gente enamorada de la ciencia y su entusiasmo por transmitirnoslo.

fiorella dijo...

Creo que a veces hay temas que merecen que los posts sean extensos y otras veces no. Tengo alguno que otro en feedly que leo habitualmente y agradezco que me expliquen las cosas bien explicadas.Cierto también que leer en pantalla cansa, pero bueno, el interés, si es tal, ayuda y mucho. Un beso.

Shere Tur Tur dijo...

Estoy de acuerdo contigo, pero creo que lo bueno del exceso de información en internet es que nos permite aproximarnos al contenido que nos interesa de la forma que queramos. Si un macro-artículo es demasiado árido, siempre podemos buscar un vídeo en youtube o seguir navegando por los resultados de Google hasta dar con otro artículo más adecuado.

De todas formas, como lectora de blogs científicos desde hace años, llevo un tiempo dudando de que los divulgadores se estén escribiendo realmente para personas sin formación científica a las que sí nos preocupan la extensión, los modos, las estrategias para captar el mensaje de manera eficaz... Quizás abrieron sus blogs con esa intención, pero al final sus mayores seguidores y comentaristas son otros científicos, y por lo general parece una comunidad de colegas felicitándose los unos a los otros por divulgar de la forma más campechana los conceptos más áridos. Pero este es otro tema :-)

Voz en off dijo...

A mí también me gustan los post cortos. Lo bueno si breve, dos veces bueno...

NáN dijo...

Lo bueno, si breve, dos veces bueno... bueno, a veces.

Cada tema tiene el tamaño ideal, que consiste en no repetir ideas, no incluir aspectos que no tienen que ver con las ideas centrales* y, sobre todo, no acortar, por pereza o para que no salga largo, esas explicaciones.

*En casos de escribir muy bien, esos aspectos son vitales para el sentido del humor.

También es necesario saber a quiénes te diriges.

Termino con una frase tan conocida como la primera:

Si mucho abarcas (en cuanto a lectores o tema), poco aprietas.

Aquí tenemos refranes y contrarrefranes para todo

Anónimo dijo...

Lecturas insufribles y cortas o largas y esquisitas, y viceversa. El autor y su público.

Er-Murazor dijo...

A mi también me pasa un poco lo de ser capaz de enfrentarme a libros inmensos y hastiarme de posts interesantes pero más largos de lo que espero. Creo que el problema es de las expectativas que tiene cada medio. Cuando vas a leer un libro, sabes que la cosa requiere un determinado esfuerzo y estás preparado para ello. Un post de un blog (y aquí meto yo los de ciencia, los de libros como dice Interloper y todos en general) es algo que muchas veces leemos con la sensación de que va a ser algo "breve". A mi me ha pasado a veces estar leyendo algo que me interesa pero sin embargo verme impaciente por terminar y llegar a la conclusión o pasar a otra cosa. Y creo que es por eso, porque nos enfrentamos a un post de un blog como algo que va a ser breve.

Eso no significa que no haya posts largos en blogs que terminen siendo interesantes, claro está.

HombreRevenido dijo...

Te tengo que dar la razón. Los posts divulgativos no divulgan si no se acaban de leer (incluso si no se empiezan a leer).
Si el post es largo eso va a pasar muchísimas más veces.

Es verdad que si uno convence a sus seguidores de que el tocho merece la pena se mejoran muchísimo los resultados. Pero uno no debería de escribir sólo para sus acólitos, hay que divulgar a lo bestia, a cholón. Y para ello hay que motivar y retener al lector.

Luxindex dijo...

Quizá la clave esté en no vivir fuera del pellejo de uno mismo. La ansiedad…

Sandra dijo...

Lo peor de un post largo es si su contenido es aburrido. Lo siento, éste ha sido de lo peorcito.

Se echa de menos a las princesas,a tus compañeros de trabajo y a molifamilia!!

Saludos.

Diego dijo...

Lo que comentas a mí también me pasa. No solo con textos de divulgación sino con todos. Por ejemplo, en Jot Down (sin contar la revista en papel) solo he acabado de leer un artículo. Comparto su filosofía de que no hay que acortar un texto si hay algo que decir, pero me parece que en muchas ocasiones simplemente se alargan por pedantería.
Como dices, cuanto más largo es, más complicado es captar la atención del lector. Y si lo que se pretende es divulgar...mal vamos.

Abisal dijo...

Hay un blog que se llama gominolasdepetroleo.com en el que se publican artículos bastante extensos sobre alimentación. El último post habla sobre la diferencia entre alergia alimentaria e intolerancia. Ha tenido muchas críticas porque a algunos les parece demasiado largo. La diferencia entre ambas la puedes encontrar a nada que teclees en google. Definiciones cortas y concisas. Ahora, si lo que te interesa es entender y conocer el proceso de ambas ya es más complicado de encontrar, por eso para mí los artículos largos tienen mucho valor dentro de la ciencia en general.
También hay que diferenciar una web hecha para divulgar entre el gran público y una web de ciencia hecha para otros científicos, porque hay cosas que sólo te resultarán interesantes si te has pasado cuatro o cinco años de carrera estudiando cosas relacionadas.

Resumiendo, que me gustan los posts largos, si me interesa lo leo y si no me interesa tanto me salto algún párrafo o lo leo en diagonal.

Caresth dijo...

Pues ciertamente este te ha quedado un poco largo. El último tercio he ido saltando para buscar la conclusión. Yo leo mucho en pantalla y es verdad que el scroll molesta. Normalmente, como en este caso, hago un scroll continuo y realmente siempre leo en la misma zona de la pantalla. No me molesta tener la mano en el ratón y darle a la rueda todo el tiempo.

Miguel Machado Martín dijo...

El tema es complejo, e intantaré ser conciso. En primer lugar, respecto a los que dicen que lo bueno y breve dos veces bueno, lo bueno y largo tres veces bueno. ¿Quien no ha leido un libro largo y le ha sabido a pequeño? El problema es que desde que apareció la web, hay tanta información que nadie se para a leer mucho tiempo. Además, hacer un post pequeño es fácil cuando se da una opinión, pero en ciencia no puedes omitir pasos, tienes que establecer el proceso completo. Me temo que no hay solución, salvo que se troceen las entradas y se mantengan en sucesión lógica y conceptual. Ya he escrito mucho.

Anónimo dijo...

No he leído esta entrada hasta el final, es demasiado larga. He escroleado directamente hasta abajo.

Carlos dijo...

El problema no esta en la extensión, esta en la forma de desplazar la pantalla, yo utilizo las teclas del teclado y cada poco tiempo, así he descubierto que me resulta mas sencillo que con el ratón.
En cuanto al post en particular resulta largo porque no expones muchos puntos, te limitas a dar vueltas al mismo, supongo que con cualquier blog pasa esto, un texto tiene que tener una medida acorde a lo expuesto en él, si nos alargamos en un punto mas de lo necesario resulta aburrido, en cambio si somos concretos y buenos narradores un texto largo no debe ser aburrido incluso cuando se desvíe del tema para hacerlo mas ameno.
Espero haber sido constructivo y no destructivo, por ahí te han dicho que es de tus peores post y bueno... Un mal día lo tiene cualquiera, aunque me da que lo has alargado para demostrar tu teoría y a mi juicio lo has hecho de una forma poco imparcial por lo que ya te he escrito antes.

Anónimo dijo...

Leer un texto de más de 100 líneas cuesta? desanima a seguir leyendo? No dice mucho del lector. Seguro que no habrá leído muchos libros ni en papel ni en pantalla.
La ciencia y la inteligencia EXIGEN textos largos porque exigen profundidad de análisis.

Anónimo dijo...

Me gustan los artículos largos

Anónimo dijo...

Para hacer más amena la lectura, hay que intentar establecer los limites para las diferentes ideas con frases, parrafos, enumeraciones, secciones, etc.

El espaciado del texto es importantísimo para el lector. Por ejemplo:
1. Copia el texto de esta misma entrada.
2. Quítale los párrafos
3. Quítale los signos de puntuación.
Si después de 2 lineas no estás deseando terminar, te tiene que estar interesando muchisisimo lo que estás leyendo.

Sobre lo del scroll... yo voy seleccionando el texto según lo voy leyendo, manías :D

Ah! y si estas haciendo divulgaciones científicas, no olvides apoyarte siempre en historietas... los humanos estamos diseñados para prestar atención a las anécdotas.

Animo!

Mikel dijo...

He llegado a leer en tres partes un post porque me era imposible leérmelo de una vez. Pero lo que verdaderamente no soporto esos post que me podía haber ahorra cargar ya que carecen de un mínimo trabajo. Es decir, que un niño es capaz de escribirlo en 15 minutos

Nsimalen dijo...

Tienes razón.

Soy licenciado en Físicas, he leído divulgación científica toda mi vida y TAMPOCO SOPORTO LAS ENTRADAS LARGAS en los blogs de divulgación.

Suscribo todo lo que dices en tu artículo.

DVX dijo...

He leído los comentarios de menéame antes de leer el texto que aquí presentas.

Muchos te dan la razón y yo en principio también te la daría. Pero no puedo.

Yo llevo leyendo mucho tiempo en pantalla y a la única cosa que no le he encontrado arreglo, es la incomodidad de no poder de cambiar de postura si lees delante de una pantalla de ordenador. Para todo lo demás he encontrado arreglo.

El problema es básicamente que la gente no saben usar los aparatos electrónicos. Con suerte saben como hacer más grande la letra. Pero eso es con suerte y aun así no es suficiente.

Mis consejos:
—Hacer más grande la letra: ctrl + “tecla +”
—Buscar la forma de poner el fondo de pantalla negro (el blanco ciega) y un colo de letra clarito (gris mejor que blanco).
-Aprender a desplazar el texto con un sola pulsación. En los móviles y tabletas, no tengo ni idea de como se hace esto, pero en el ordenador, desde la noche de los tiemop hay unas teclas llamadas “Av.Pag” y “Re.Pag” —Page Up/Down en inglés—. Esto hace que tu atención no se distraiga siguiendo el texto ya que sabes que lo siguiente que toca leer está en la parte de arriba (hay que acostumbrarse pero es lo mismo que pasar páginas).

Eso es todo. Lo único que requiere algo de pericia es lo de los colores y tampoco es para tanto.

Yo aguanto lo mismo delante de una pantalla que delante de un libro y la única pega que tengo es el tema de la postura.

Dvx dijo...

Se me ha olvidado decirte que eso de “deep reading” sobra. No queda mal, queda fatal.

Angel Pérez dijo...

Hace más de 3 años que tengo un blog (también en Blogger, aunque la temática es completamente distinta) y me ocurre algo parecido: algunos lectores lo leen todo y otros leen 3 líneas (menos de 30 segundos según la estadísticas de visitas que incorporé hace tiempo) y lo dejan.

Muchos lectores acaban preguntando en la parte de "comentarios" sobre cosas que se explican en lo que yo ya he indicado en el post.

Quizá sea por la necesidad de la inmediatez por parte de algunos lectores de conocer algo que, si no se encuentra en unos momentos, hace desistir al lector.

Quizá sea porque tenemos tanto bombardeo de información que no podemos con todo y nos "auto-acostumbramos" a los titulares, leyendo con pereza las primeras líneas y abandonando si no llegamos rápido a lo que nos parece interesante.

Quizá sea porque en España el índice de lectura es relativamente bajo y no estamos acostumbrados a leer con profundidad.

Quizá sea porque no sabemos "enganchar" al lector en las primeras líneas y mantenerle interesado.

Quizá sea por varias razones a la vez o por alguna más que desconozco.

Saludos y buena suerte.

Javier Bellido dijo...

A veces lo más importante es conocer cómo funcionan las tecnologías. En Firefox, por ejemplo, pulsando la tecla espaciadora el post avanza automáticamente a la posición de la "siguiente página". No es necesario hacer scroll. El problema es que muchos usuarios de tecnologías creen que por tener un ratón están obligados a usarlo para todo (Copiar y Pegar usando el ratón, vaya aberración).

Bueno, espero que por largo no sea útil este comentario. Un saludo.

Anónimo dijo...

Pichón, hay que predicar con el ejemplo

ViTiV dijo...

No se si el motivo de esta entrada es poner a prueba al lector.

Criticas los extensos contenidos de algunos autores de divulgación, haciendo un artículo demasiado extenso para la información real que contiene. Pareces poner a prueba la paciencia del lector.

Leo habitualmente post de divulgación, extremadamente largos, como lapizarradeyuri, y disfruto cada párrafo. En cambio con este post estaba desesperado esperando algo de información adicional a la que das al comienzo sin encontrarlo.

Quizá el problema no sean los tamaños de los artículos. Quizá es la relación entre contenido y tamaño. Y en el caso de está critica, esa relación es muy baja, lo que hace la lectura un pequeño suplicio.

pro dijo...

un, dos, tres avances de pagina. ¡uy! en el limite. ;)
ciertamente, cuando es muy largo, sudo de leerlo pese a mi pena. "ya me enterare"

Óscar Menéndez dijo...

Muy interesante post, Ana.
Creo que en el fondo tienes razón: muchos post de divulgación son muy largos. Pero no creo que el tamaño sea su único lastre. También influye la forma de escribirlos, y la falta de experiencia de sus autores. No tener un editor, al contrario de los que nos ha ocurrido a los periodistas, impide crecer como escritor.
He tenido muchos maestros que me han metido esto en la cabeza: pon lo importante primero. Sólo esa máxima ayudaría a mejorar la lectura de muchos posts. Por ejemplo, grandes blogueros comienzan sus entradas por el principio, como si la narración tuviera que ser lineal. Cuando se comunica, lo primero que se cuenta no es lo primero que ocurre, sino lo importante.