lunes, 24 de febrero de 2014

La tv es mentira y la red está llena de listos.


La televisión es MENTIRA. El 90 % de los contenidos de la televisión son mentira. La televisión es manipulación, son  intereses empresariales y políticos, son medias verdades, es espectáculo...es ficción. El que no sepa esto ¿en qué mundo vive? 

Twitter es un nicho de escepticismo, un ecosistema de listos que desprecian la televisión como concepto pero que pasan horas hablando de ella, teorizando. En Tw se santifica lo que se debe ver y se demoniza lo que no. En twitter se pontifica sobre lo bueno en televisión y lo malo.  

Por suerte o por desgracia, la televisión llega a muchísima más gente que Tw y los blogs y la red en general, aunque los que tenemos twitter y blogs creamos que no. 

La mayoría de la gente se sienta a ver la televisión sin superioridad y sin pretensiones. Se sienta y se traga lo que le echan, sin pensar, sin meditarlo, sin darle una segunda revisión. Se tragan lo que sean, algunas cosas les dejan huella, otras no. No hay más. No digo que esto sea bueno, pero es la actitud de la mayoría de la gente ante la televisión y desgraciadamente ante casi todo lo que ocurre a su alrededor. En twitter la superioridad moral y de criterio está a la orden del día. Y se hace una bola de nieve y 20 mil reflexiones de casi todo. 

Évole hace un programa de ficción sobre el 23F, en teoría para demostrar como se puede manipular a la gente y como nos la cuelan todos los días. Ja.  ¿De verdad somos tan ingenuos como para creer que el resto de los programas de Évole no están manipulados, cuentan medias verdades, hay intereses de cadena, empresariales y políticos de por medio? ¿El programa del 23F era mentira y todos los demás verdad? 

Ja.Ja.Ja. 

Como ejercicio de televisión, el programa era impecable: guión, interpretación, narrativa, ritmo, montaje, producción. 

Como ejercicio de programación de la cadena ha sido una apuesta impecable. Día, hora y tema. 

Jordi Évole hace un programa de televisión muy bien hecho. Un programa cojonudo televisivamente hablando pero no cuenta toda la verdad, ni desenmascara nada espectacular. Tiene el mérito de haber conseguido que en un horario de prime time una cantidad considerable de público se siente a ver un programa sobre impuestos, tarifas eléctricas, sistemas electorales, corrupción o cualquier otra cosa....pero NO cuenta la verdad. Cuenta la verdad que le interesa. Elige a los protagonistas, elige las preguntas, elige las tomas, monta las respuestas para que cuenten la historia que él quiere contar. ¿Es esto malo? No es ni bueno ni malo. Es televisión. 

La televisión es MENTIRA. Siempre. Toda.

No sé a qué viene la sorpresa.

El programa de ayer de  Évole   no demostró nada ni fue un ejercicio de nada. Fue simple y llanamente televisión.  No hay más.  Évole manipuló como todos los días y como todos los programas que se emiten ahora mismo. A ver si nos caemos del guindo de una vez.

Lo más verdad que hay en la tele...es la retransmisión en directo de un partido de fútbol.

67 comentarios:

HombreRevenido dijo...

Bien dicho.
Con decir que una mañana hasta saliste tú en la televisión...

Yo no me fío de la tele ni cuando está apagada. Pero durante mi formación como simio adolescente me lo dio todo y por eso le guardo un enorme cariño.

Mikel dijo...

No lo vi, porque no tengo costumbre de ver la tele (lo dejé por aburrimiento hace años, no es pose, es simple sensación de hartazgo y poco interés). Lo que me sorprende es la que se monta por chorradas como esta. Toda la información está manipulada. Toda. Pero no hay manera de saber la verdad, de ningún modo. Por tanto, creo que lo más sensato es ni encenderla y coger un libro o dedicarse a practicar técnicas de procreación. Digo.

Jatz Me dijo...

Yo ,desde hace tiempo, sólo veo Clan, y Cupcake Maniacs. Como mucho me pueden mentir en la cantidad de azucar que le echan a la nata.
Lo del futbol aún no lo tengo tan claro :?

Lucía dijo...

Si el programa de anoche de Évole tenía una finalidad, para mí era claramente el hecho de demostrar al espectador lo fácil que es montar segundas, terceras y enésimas realidades de cualquier hecho en la televisión....
Y sobre el resto de programas, jamás he entendido que se defienda una verdad suprema, sino que existen otras preguntas que también deben hacerse, en definitiva para mí representa una defensa al sentido crítico, porque tristemente hay mucha gente que se dedica a seguir ideas políticas con la misma sensatez que siguen a su equipo de fútbol.

Sara M. dijo...

No lo vi, pero ha conseguido el resultado que quería: que en todos lados se hable de él. En cuanto a sus demás programas, totalmente de acuerdo, se busca uno a los protagonistas que le interesan, le hace las preguntas acordes a su ideología, se deja de lado lo que pueda poner en entredicho eso que queremos mostrar... Es penoso, pero ahora mismo en España no hay ningún medio de comunicación no politizado. Y lo del partido de fútbol, puff, no sé yo. Prefiero no pensarlo, pero primero, mejor no oír a los comentaristas, que de imparciales poco; y segundo, ¿quién cree que los maletines no funcionan? Conste que me gusta y suelo verlo, pero intento no pensarlo, porque si no...

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con el comentario de Lucía.
Sentido crítico por favor !!
caracola ( fan del Évole)

Anónimo dijo...

¿y esto que tu escribes es verdad?

Anónimo dijo...

Conoceis el termino falso documental??
El falso documental (wikipedia)es un género de cine y televisión o una obra de dicho género. Se suele incluir dentro de la comedia, aunque existen casos de falsos documentales dramáticos. El falso documental se presenta como una grabación de la vida real, aunque se produce como una obra de ficción. Es un medio habitual de parodia y sátira.
Y eso fue el programa de ayer, simplemente.No creo que quisiera demostrar nada de lo que dices. De vez en cuando esta bien variar de los generos que nos tienen habituados, aunque a mi se me hizo largo, y un poco aburrido.
estrelladaa

Anónimo dijo...

Ayer Évole quiso hacer alardear y probar a hacer algo que no es nuevo, pero que él debe de creer que ha inventado. Como ejercicio no estuvo mal, aunque a mí, como a un lector más arriba, se me hizo largo y lento, parecía dirigido por el mismísimo Garci. Quisieron sacar partido de la amplia participación de políticos y periodistas que consiguieron y con tanto total seguido, tan guionizado, tan pautado, al final parecía Quien Quiere Casarse con Mi Hijo. Y el hecho que hasta yo, que (y no me enorgullezco de ello) tengo bastante poca cultura de la historia de España, me diera cuenta al minuto dos de lo que era demuestra que no estaba bien contado.

Como digo, él lo que quiso fue probar que podía hacerlo, y lo hizo. Pero que luego quiera venderlo como un experimento sobre la verdad, la mentira, el ser y el parecer, la información y la manipulación... me pareció una tomadura de pelo.

Luego ya personalmente tampoco me gustó ver a gentes de tan diferente signo unidos para sacar adelante una gran broma cuando son incapaces de hacerlo para hablar de cosas importantes, que se supone que es su trabajo. Para hacer tonterías y hacer televisión-entretenimiento ya tenemos otros muñecos.

xaquí dijo...

Recuerdo un amigo de la facultad que contaba que su abuela, de más de 90 años, saludaba a los presentadores de los telediarios, y les preguntaba como estaban.Mi amigo lo contaba con mucha dulzura, ni se indignaba que me parece de tener ganas de acabar con úlcera, ni se avergonzaba, sabía que su abuela además de tener la cabeza algo ida, pertenecía a una generación que no acababa de comprender la diferencia entre una presentación en directo y una transmisión de tv.
y eso es lo que pasa muchas veces, no que la gente sea una descerebrada, ni tan pasiva, sino que cuando se le presenta un producto novedoso no puede entender el alcance de lo que se puede hacer con eso. Si son de la época de los nodos y no tienen mucha formación, pueden dar por sentado que lo que ven es verdad. Como lo que ocurrió con la radio en la famosa broma de Wells sobre la invasión marciana.
¿Son ellos los ingenuos o es que se está usando algo de una forma que no han tenido tiempo de entender?.
Yo he visto algún programa de Évole en el que hablaban de lo mío, además salíamos muy guapos y bien retratados, y nosostros no le hemos pagado nada. Por supuesto que va en la línea de su cadena, y de su empresa, pero puede dar una visión de la verdad.
El programa de anoche no lo he visto.
Pero me recuerda a tu blog, un día puedes escribir una historia sobre que te has ido al Tibet a recoger setas, y nos pones fotos de las montañas. ¿Nos lo creiríamos?. ¿Sería mentira todo lo que cuentas porque de vez en cuando montes la realidad para contar una ficción y nos lo creamos?. ¿Seríamos todos unos ingenuos sin juicio crítico por creerlo?.

molinos dijo...

El mismo sentido crítico que se aplica a todos los demás programas de televisión demonizados por mucha gente y a los informativos demonizados por todos...hay que aplicarlo a Évole o a Wyoming, porque la tele es lo que es, mentira.

menos un 5 %.

Anónimo dijo...

También tengo que decir que en los últimos meses muchas de las noticias que leo en los periódicos parecen sacadas de El Mundo Today. Dado el nivel de surrealismo que vivimos últimamente en la política y en la sociedad española, que Garci hubiera dirigido el acting del golpe de Tejero en el fondo no me parece ni tan descabellado. Es más, dejando al lado lo de Garci, lo de Fraga y lo de la reunión en el búnker... el arranque del docu, con ese "el rey estuvo de acuerdo"... no es un arranque nada descabellado...

xaquí dijo...

Resumiendo, hace un tiempo la televisión se presentó como el espejo de la verdad, las noticias se entendía que se contaban con veracidad, etc, por una gran parte de la población. Y poco a poco, pero sin avisar, se fue introduciendo otros conceptos, que si realidad poliédrica, que si manipulación, que si montar docu ficción. El hecho importante aquí es que no se avisa nada de esto, se ofrece sin más, partiendo de un punto de partida de gente a la que sí se les dijo en un principio que la tele les decía la verdad.
Como a generaciones anteriores les gastaron este truco de ilusionismo traicionero en la radio.
Como tú puedes hacerlo en tu blog, y la fórmula es que partes de una imagen de veracidad, y nos la puedes jugar en cualquier momento.
Unos dirán que los espectadores son tontos. Otros que son pasivos. Otros que son inocentes. Pero el caso es que hay truco en este engaño. Que no se avisa.

Anónimo dijo...

Yo creo, Xaquí, lo primero, que si se avisa no tiene gracia. Pero como son unos acojonados, lo más gracioso es que en este casi sí avisaron: es importante que lo vean hasta el final, esto no es un documental, es otra cosa, véanlo hasta el final... lo han repetido hasta la saciedad... lo que pasa es que no escuchamos, no miramos, solo engullimos.

Juliet dijo...

A mí Évole es un tio que me cae bien. Me parece un periodista valiente, diferente, y que trata temas desde un punto de vista más llano, y eso hace que sienta más simpatía hacia él. Supongo q es lo q se pretende.

Trabaja en La Sexta/ Antena3. No hay que ser muy listo para saber que obviamente, el rollo periodista de izquierdas y transgresor, es un rol que los dirigentes de este grupo mediático quiere tener cubierto para sus propias audiencias. Pero sin fliparse. Así que Évole jamás destapará grandes escándalos... Sí los pequeñitos para fidelizar a audiencia indignada con la sociedad, pero hasta aquí. Que si hay corruptela, que si el rey tiene yates, que si las eléctricas... Ojo, q está bien, pero sin más trascendencia, ¡que a sus jefes no les conviene!

Como digo, me gusta su programa, como mínimo veo algo distinto, a sabiendas que...como TODO... hay manipulación. Pero como es una manipulación que me conviene, para agitar la conciencia social etc... pues ya me está bien.

Lo de ayer, sinceramente, me parece una imbecilidad. Que quería hacer experimentos... ajá... pues q se compre una cocacola y unos mentos. Que quería darnos una lección de vida de la veracidad en los medios de comunicación... ajá... pues que dé lecciones a su tía. Que quería probar con géneros televisivos... pues q haga un cameo en La q se avecina. No le encuentro explicación que me convenza de lo que hizo ayer.

Lo que hoy estoy llegando a oír de "es una genialidad lo que ha hecho... blabla" me parece, un despropósito. Q hay peña que lo ha comparado con Orson Wells!! Estamos locos o q?

Y para más inri, me parece que hace un flaco flaco flaco favor a la gente que, como yo, en algún momento ha dudado del papel del rey en el 23F. A partir de ahora... cualquier persona que lo cuestione, será ridiculizado. Gracias Jordi.

Supongo que ya había tocado demasiado los huevos a la Monarquía en su programa... y tenía que montar este circo, para saldar cuentas.
Y si encima coincide con el debut de Risto Mejide... pues oye, redondo.

En fin, una gracieta que de aquí unos meses será olvidada, pero arrasando en audiencias. Reto conseguido.

Cabrónidas dijo...

La televisión es una Diosa muy fácil de adorar. Pero hay cosas que son ciertas y no son mentira, como la ira payasa no fingida de Roncero y las lágrimas divertidas y nada enternecedoras de Siro cada vez que el Madrí es eliminado de la Champions.

Molinos, ¿que te ha ocurrido, aparte de ver la mierda de programa del Évole, para decirnos lo que (quiero pensar que todos) ya sabemos?

Bueno, me voy a ver las noticias de intereconomía, que esos se ve que no mienten.:))

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con Juliet, la verdad es que la participación del rey era lo único que le daba credibilidad, y a partir de ahora pertenecerá a la ficción más imposible.

molinos dijo...

Xaqui, yo no se la juego a nadie en el blog.

No sé que tipo de pensamiento retorcido tienes o qué problema tienes con el blog. Que te gusta leerlo y te lo crees: cojonudo, que no te gusta y no te lo crees, cojonudo también. Que quieres dar una opinión contraria a la mía, cojonudo...no tengo ningún problema con eso.

Pero no digas que yo se la juego a nadie ni me presupongas intenciones que no tengo porque NO ME CONOCES DE NADA.

Y ahora podemos seguir hablando de televisión.

Anónimo dijo...

Qué susceptible... Lo que ha dicho Xaquí lo ha dicho en plan hipotético, o así lo he entendido yo. En el sentido de que si tienes una plataforma (un programa de TV, un blog -como lo tienes tú-, una cuenta de twitter -como la tenemos tú y yo-, etc.) desde la que puedes hablar, ganar credibilidad y en cualquier momento ponerte a contar historietas varias y "jugarsela" a los crédulos espectadores/lectores.

Pau dijo...

Hubo un tiempo en el que veía Salvados, me hacía cierta gracia... entonces, de pronto y sin venir a cuento, dejó de ser un programa de humor, dejó de ser una especie de "Caiga quien caiga" y se convirtió para mucha gente -presentado incluido- en una suerte de informativo... ahí me bajé, no es sólo que el programa cambiara, que lo hizo y mucho, sino que provocaba conversaciones cada más más absurdas "lo dice Evolé" AAAAAHG; también hubo un tiempo en el que veía el intermedio y me tiraba al suelo de risa... El Intermedio no ha cambiado (o no tanto) pero, para mucha gente, es el único medio de información que tienen, el único medio de hacer críticia y sentirse super informados de la muerte... Con esa gente no discuto, directamente,.
Vemos la televisión de forma absolutamente acrítica, a estos y a los otros y, como bien dices, es todo mentira "salvo algunas cosas"; Ahora se habla de la "sociedad de la información" JÁ

Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tocaweb dijo...

La televisión es mentira y, como decían los del 15-M, la democracia son los padres.

Eso es algo que en mayor o menor medida se sabe, por casi todo el mundo, aunque se hagan los tontos porque es más cómodo.

Me da más miedo la red en la que cualquiera puede contar "verdades" simplemente por tener una masa crítica de seguidores. Estos suelen convertirse en devotos creyentes del dogma de turno.

Sophie dijo...

Jordi Évole me cae como una patada en los higadillos. Y me cae peor todavía que haya gente que le tenga como su gurú y tema favorito de conversación los lunes en el café.
Sólo he visto dos de sus programas y en ambos me indignó la evidente tomadura de pelo. Y cada lunes me dan ganas de potar o de desayunar sola.

Enol dijo...

No todo es mentira en la tele, ni todo es verdad. Pasa lo mismo en cualquier medio de comunicación o red social. No conozco ningún lugar donde no se haya mentido alguna vez. Pero para eso estamos "los listos", para interpretar y decidir cual verdad queremos creer.

Anónimo dijo...

Sinceramente...qué poco sentido del humor...
La televisión es diversión, de todo tipo y (ojalá hubiera) para todos los gustos....

Yo ví el programa, me lo tragué enterito (la trola quiero decir, además de verlo como decían hasta el final) y me pareció un ejercicio de diversión televisiva estupendamente bien hecho...

¡Hasta llamé a mis padres para comentar con ellos el "tema"! De flipar lo mío....

Anónima Marta

C. S. dijo...

Yo sí que ví el programa. Me lo creí todo desde el minuto uno y la mandíbula me estaba llegando hasta los tobillos. ¡Hasta me estaba dando una pena loca de Tejero! En el momento de la gran confesión, me partí de risa. Me pareció una broma muy divertida y no veo ninguna necesidad de justificarla o de darle una moraleja. Comodice Moli, es televisión. Eso sí: no había visto ninguna producción española ni unos actores tan buenos desde que estrenaron "El sol del Membrillo". La obra, un éxito. El público, un fracaso.

Máximo dijo...

Por eso a esas horas yo estaba disfrutando con los golakos que le metían en Pampelum al Atleti que eran una verdad irrefutable.

Oswaldo dijo...

Es sabido que valoramos mucho más las cosas que tenemos cuando las perdemos.
En mi país hoy no existe un sólo canal de televisión que no esté férreamente controlado por el gobierno.
Cerraron ("se les venció la concesión y no fue renovada") uno de los canales más antiguos, dejando en la calle a cientos de empleados. Fueron "tomadas por interés público" sus instalaciones y equipos sin compensación económica alguna a sus legítimos propietarios.

Un canal televisivo exclusivamente informativo, fue recientemente adquirido por un grupo adepto al oficialismo después de largos años de batalla.

Los diarios más antiguos del país están en gravísima crisis porque el gobierno no les da PAPEL ni les permite adquirirlo.

La señal de cable de una estación informativa colombiana fue bloqueada por el gobierno en una acción sin precedentes.

Las credenciales de los reporteros acreditados de CNN fueron retiradas y la reconocida periodista Patricia Janiot fue prácticamente expulsada del país para ser vejada y maltratada en su salida en el aeropuerto.

Queremos televisión. Queremos canales de información que al menos tengan la libertad de ser imparciales.
Queremos que PUEDAN mentir todo lo que les dé la gana. Ya aparecerían caminos para desmentirlos y meterlos en cintura. Pero queremos que también PUEDAN decir las verdades sin bozales de ninguna especie. Tal cómo alguna vez fue.
Queremos una Venezuela libre con mecanismos libres de información.

Nuria dijo...

¿Entonces todo es mentira?,porque para contar cualquier cosa elegimos un prisma desde el que miramos y no otro. No estoy de acuerdo. Todo en televisión es subjetivo y en prensa y en radio y en un blog y en una conversación ente dos personas. Además en ocasiones se cuentan mentiras. No es lo mismo.

Miguel dijo...

Hay que reconocerlo, quitando la parte de Garci era una historia, que no sabemos sí alternativa o no porque todavía no está todo resuelto, bastante creíble y muy bien hilada, en mi opinión. Pero eso sí, ahora todo diciendo que si no se lo creían que sí tal, pero ayer todo el mundo copiando hasta que empezó a divagar un poco el programa. Y todo el mundo a darse cuenta y criticar y borrar lo que habian dicho antes. Porque claro, aquí después de saber que era una broma todos lo sabias desde el principio. Por eso lo criticáis tanto, ¿no?
Y claro que no ha sido como Orson Welles, pero porque hablaba de hechos pasados y no de una invasión alienigena y ahora mismo la gente se informa de esto en Twitter y sitios así, hay discusión, pero en otra época si no hubiese dicho nada al final, probablemente la gente se lo creería.

molinos dijo...

A ver, puede que no me haya explicado bien.

La tv es mentira porque tiene que ser mentira, porque es espectáculo, porque es un medio de comunicación en el que se parte de una mentira para representarlo. Eso no es ni bueno ni malo, es lo que es.

Los platós son mucho más pequeños de lo que a ti te parecen en tu casa, ese presentador serio con traje, en realidad va en vaqueros y chanclas, las preguntas en todas las entrevistas incluidas las más series y las más amables están pactadas, se elige el lado bueno, se dramatiza la historia, se escoge el plano....todo es mentira o media verdad.

No pasa nada, es como tiene que ser.

Obviamente no todo tendría que ser, debería haber contenidos rigurosos y veraces al 100 %...y alguno queda, ese mínimo 5 % del que hablo.

El resto es mentira, y no pasa nada...solo hay que saberlo. Hay que saber ver la televisión y saber juzgarla.

Salvados o Wyoming o los debates de libertad digital o cualquier otro formato de television es tan mentira como Salvados.

Y ya está.

Anónimo dijo...

Hoy coincido contigo en todo. Evole lo hace bien, incluso algunos días como ayer, lo hace muy bien, pero como bien dices es parcial, interesado, y tiene sesgo. Como todos. (Bueno menos Gabilondo, Pedrojota y Ana Pastor que son loa guardianes de la objetividad y la verdad verdadera;). (Modo ironia).
Molinos hoy, !Chapeau! Plas plas plas.
De Twitter....gasto muy poco y solamente para, como ayer, enterarme desde aquí en UK de que pasa algo curioso en Spain. Como canal de información, Twitter no tiene precio. Y te abre tantos canales como desees tener abiertos.

Ap.

Anónimo dijo...

Yo creo que la tele va bien para desconectar de los problemas cotidianos y evadirse un poquito.A mí me chifla ver esos programas que ven mis hijos tipo Ya no estoy gordo,Embarazada a los 16,Cambio de look,Supertacaños,Dynamo,Me cambio de familia,¿quién quiere casarse con mi madre?,etc.Entretenimiento simple.Ah!Y me encantan los de Jesús
Calleja.
Que no todo van a ser penas!Sonia.
Un poquito de por favor.

NáN dijo...

" Se sienta y se traga lo que le echan, sin pensar, sin meditarlo".

No es necesario: los que controlan la TV ya piensan y meditan lo que se deben tragar.

Pasa lo mismo. Con todo. Guy Débord lo explicó muy bien a finales de los 50.

Aquello noerayo dijo...

Han conseguido que todo el mundo hable de ello.
Ha sido un triunfo personal y de la cadena, como aquella broma de orson welles y la guerra de los mundos.

Anónimo dijo...

Vaya facherío que llevo en el cuerpo metío...
Me parece que tanto Évole como el Wyoming,con sus verdades a medias como se dice por aquí, contribuyen (sobre todo el Wyoming, que no tiene pelos en la lengua o muy pocos), a que nos enteremos de algo de lo que pasa en este país, ya que el resto de periodistas, medios y demás no lo hacen. Por lo tanto creo que es de agradecer que alguien se cague en la puta de vez en cuando.
También hay que tener en cuenta que el tiempo en tv es limitado, así que en un programa de 50 minutos no puedes hablar de todo lo que quisieras. Por otro lado, que en Salvados, pongan en situaciones incómodas a mucho político, hagan entrevistas a pie de calle o den números reales de euros gastados en obras, me parece algo más realista que las tertulias de linchamiento de "el gato al agua", en donde colocan a un rojo rodeado de fachas a ver qué pasa, o los telediarios de la uno, que siempre han estado ahí para los fines políticos y autobombo del que "tocara".
Por otro lado, joder, es un programa de tv que ha reventado audiencias y que hoy es la comidilla de todas las oficinas. ¿Qué mas se le puede pedir? ¡claro que la tv es mentira!, pero vamos, que el que necesite twitter o este blog para enterarse es que le falta un hervor, coño.

Bichejo dijo...

Sólo he visto dos trozos de Salvados: Educación y Sanidad. Y yo a eso lo llamo espectáculo, y opinión. No información. Pero oye, va a gustos. Yo no le soporrrrrrto.

Me pasé la noche feliz y desinformada viendo Masters of sex.

Anónimo dijo...

La televisión es espectáculo y mentira, y yo ayer disfruté del show. Y del show paralelo en twiter, como dices, mucho listo suelto y mucho indignado sin una pizca de humor.
Anónima Txell

Carmen J. dijo...

Siento comunicártelo: en los partidos de futbol también se manipula. Cosas que no se repiten frente a otras que se repiten hasta la saciedad, comentaristas absurdos y forofos... Pero en fin, sí, cuando es gol, suele ser gol.

Anónimo dijo...

Anónimo de las 20:35 si en tu TL de Twitter sigues a tres escogidos periodistas de ELPAIS (uno de ellos ex),a Jabois y a alguno más de ELMUNDO, a alguno de Jotdown y algún que otro economista que se hace eco de lo que lee aquí o allá, a dos profesores de periodismo y a ristomejide y...si tienes conexión a internet, entonces te enteras de ciertas curiosidades que pasan en nuestro país. Y eso aunque vivas en UK y sigas (tb en Twitter) al THE GUARDIAN y La BBC. Por cierto que leyendo el TheGuardian parecía que los de ETA iban a hacer una entrega de armamento al estilo las FARC en los 90 y..... luego mira tú. Lo digo por lo del hervor, coño.

Ap.

aras dijo...

Estoy de acuerdo contigo.
La verdad es que la tele hay que tomársela como lo que es, un espectáculo y, por tanto, hay una gran parte de ficción en ello.
Me sorprende que la gente se sorprendiera tanto.

bernardo de andres herrero dijo...

Aunque no te comento todo lo que puedo si te sigo a menudo Un regalo en Mi tocadiscos dual blogspot.com. Mira

Tarambana dijo...

Tal como yo lo veo, sólo hay una manera de estar relativamente bien informados: acudir a muchas fuentes diferentes. Hay que extraer información de varios medios de tendencias diferentes (en vez de hacer eso de "yo la cadena X no la pongo porque son todos de la tendencia política Y"). De esa manera todo lo que veas tendrá sesgo, pero lo tendrá de diferente manera. Así, con "piezas" de información de aquí y allá (y bastante prudencia) te puedes hacer una idea de la realidad, como si montaras un puzzle.

Dicho esto, como mínimo el "Operación Palace" sirvió para dos cosas: hacer reflexionar a unos cuantos que no tienen nada claro eso de que no hay que creerse todo lo que ponen en la tele (haberlos haylos), y entretener. (Vamos, eso me parece a mi).

¡Buena semana!.

Alberto Secades dijo...

Alguien tenía que decirlo.
Y me alegro que hayas sido tú, Molinos, que yo estaba destripando el montaje que se armaron los de la ETA para desarmarse. ¡Trajeron verificadores y todo!

Lo pusieron en la TV; sería mentira, fijo.

Saramaga dijo...

Qué va a ser sólo tele! Es un genio increíble que nos hace pensar... ¿no lo sabías? en fin..

Carlos Sananselmos dijo...

No es cierto del todo... aun así hay partidos de futbol que están amañados por dinero para beneficio de algún club. Buena síntesis pero falta el ejemplo "no corrupto" que nunca se encontrará

Anónimo dijo...

La mentira también es mentira, querida. Y tú. Y yo. Y todo. Porque la vida, en sí misma es un gran timo.

Eva

ELISA dijo...

Buenos días:

Sensato y lo suscribo el comentario de Tarambana. Gracias por abrir debate Moli.

pilar dijo...

Pues tienes razón; la pena es que no te das cuenta hasta que tratan temuno conoce....Cuando hizo el de las farmacéuticas aluciné...no es exactamente que mientan pero si cuentan lo que quieren según como quieren que suene, que es lo mismo que no contar toda la verdad, que al final es lo mismo que mentir a medias!!!

xaquí dijo...

Tampoco me conoces tú a mi, de hecho tienes mucha menos idea de cómo soy yo que yo de cómo eres tú.

Yo hablo de comunicación, Molinos. Y un blog es comunicación. Como la tele y la radio.

Jo qué risa, Molinos. No lo has pillado para nada, no te sofoques porque si algun día creo que mientes no me voy a molestar en andar con insinuaciones. O me callaría, que para qué voy a andar con réplicas a todo, o te diría esto es mentira. Gracias por tu sentido del humor, intentaré explicarlo mejor.
Aunque me extraña que hablando de la emisión de un programa en el que se narró una mentira como si fuera la verdad, no caigas en que todo se puede manipular, y que tu tienes la posibilidad -hipotética- de hacerlo.

Ahora sí, la explicación:

La posiblidad que tienes de engañarnos (allá tú si la usas o no, no es mi problema) se basa en que te has labrado una fama de veracidad y lo único que tienes que hacer un buen día es contar cualquier cosa que te inventes como si fuera la verdad absoluta.
Que por cierto, dirías que no engañas, o como me has dicho "ni me presupongas intenciones que no tengo porque NO ME CONOCES DE NADA", cosa cierta. O sea, te quejarías mucho, te revolverías contra el que te acusara de engañar -mientras quieres mantener el engaño, sólo mientras- etc. Forma parte del engaño. Todo lo que dirías para defender una verdad lo puedes usar igualmente para defender una mentira.


El problema no lo tengo con el blog, pero sí con la gente que se cree que los ingenuos son tontos, y se cree que está por encima de ellos. Porque yo pienso que a todos nos pueden engañar, basta con que nos pongan en la situación adecuada. Tú dices que es tele, es mentira y que todo puede montarse para contar las cosas según te convenga. Pero no todo el mundo sabe que todo lo que se emite por la tele se puede manipular hasta el punto de hacerte creer algo totalmente inventado.
Ni siquiera la tele es una mentira total, es mentira a ratos, es una verdad incompleta, o es una verdad.
Un tipo que suele hacer programas que se han ganado fama de veracidad de pronto te cuenta una mentira y te la hace pasar por una sesuda investigación. Unos lo pillan. Otros se enteran al final y se ríen. Otros se cabrean porque han hecho el ridi en tuiter. Ok. Todo normal. Y a mi también me parecen muy normales los que se mosquean porque un programa en el que confiaban se la ha dado cambiada.

molinos dijo...

Xaqui, yo jamás he pensado ni por un nanosegundo que te conozca de nada.

Si crees que este post está escrito pensando en que estoy por encima de los ingenuos que se creen un programa de televisión...es que no has entendido nada.

xaquí dijo...

Molinos, sí, me parece por la últma frase que te crees por encima de los ingenuos.
"El programa de ayer de Évole no demostró nada ni fue un ejercicio de nada. Fue simple y llanamente televisión. No hay más. Évole manipuló como todos los días y como todos los programas que se emiten ahora mismo. A ver si nos caemos del guindo de una vez. "

Sobre no entender nada, me ganas de calle, mi comentario de ayer fue bien cortito y tú demostraste que no entendías que estaba diciendo que "podías pegárnosla a todos", sino que entendiste -porque te apetecía que yo te cayera mal en ese momento, cosa que me parece bien, yo también soy de neuras- que decía que "tú nos la pegas a todos", como afirmación.
pues mi comentario de ayer fue bien cortito y tú demostraste que no entendías que estaba diciendo que podías pegárnosla a todos, sino que entendiste -porque te apetecía que yo te cayera mal en ese momento, cosa que me parece bien, yo también soy de neuras- que decía que tú engañas.

Pero buen intento de desviar la cuestión con lo de que no me entero.

molinos dijo...

Xaqui, se confirma que no has entendido nada.

Mi última frase, como todo el post no era de superioridad contra los ingenuos que ven la televisión. Para nada.

La última frase cuando digo que el programa de Évole no fue un ejercicio de nada ni una demostración de nada...iba dedicado a todos esos textos que hay en la red ahora ensalzando el programa como una demostración de que la tv es mentira y nos engaña. No fue para nada eso. Fue televisión, simplemente. Sin más.

Pero vamos, que puedes seguir con tu interpretación...con toda tranquilidad.

xaquí dijo...

Y, en fin, a mi me gustaría que la tele fuera más verdad, y que el que juega a aparentar que dice la verdad no diera esos cambiazos y la liara cuando le apetece. Sería todo mucho más sencillo, el mundo más simple, los colores más claros, etc.
Pero puedo entender la cosa como un juego en el que todo el mundo puede tener muchos ases en la manga.
No acepto como justificación la excusa didáctica, eso de te la hemos pegado para que sepas que todo el mundo puede mentir. Me parece el último toque de cinismo a una jugada muy cínica, que se puede hacer y se hace pero que es discutible desde el punto de vista moral.

Alberto Secades dijo...

Por entrometerme un poco en la disputa entre molinos y xaqui, apunto una cita de Javier Urra, que me parece de lo mas pertinente:

"Es posible que creas que has comprendido lo que piensas que he dicho, pero no estoy seguro de que captes que lo que has oido no es lo que queria decir".

PD: Lamento la falta de acentos.

Anónimo dijo...

¡¡¡Me gusta tu cita Alberto Secades!!!

Anónima Marta

Hele dijo...

joder, por fin alguien que está de acuerdo conmigo y no considera al Évole un super héroe moderno.

No me mola que vistan cosas que no son de información o divulgación

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con el anónimo de las 20:35 de ayer. ¿cómo puedes poner al mismo nivel los programas de la sexta que los de Intereconmia o Tv3???

¡Buff, vaya patinazo, chica! ¿Qué pasa, que no te cae bien el hombre y no pudiste soportar el exitazo del domingo?

Y conste que precisamene ese programa me pareció una chorrada, pero vamos... de ahí a decir que es todo lo mismo...¡por favor!

Cristina

Anónimo dijo...

Lo que se confirma es que Xaqui tenía razón. Él no dijo jamás que tú la pegaras; sólo que la podías pegar. Gran diferencia y poca humildad.


Ruf

Anónimo dijo...

http://elchistedemel.tumblr.com/post/77804287594/25-febrero-2014

Rísquez dijo...

Pues yo, en este caso, no estoy de acuerdo con la idea del post. Me parece que al decir que la televisión es toda mentira se cae en un tópico enorme y no sirve para explicar lo sucedido con el programa del domingo pasado. Creo entender que cuando dices que es mentira, lo que pretendes decir es que al ser el humano intrínsecamente subjetivo (además de los poderes fácticos que pueda haber de por medio, que seguro que los hay) cualquier programa no te cuenta la verdad al 100%. De este modo, "Salvados" no sería un programa 100% honesto porque no contaría toda la verdad. Estoy de acuerdo. Sin embargo lo que no creo es que se pueda comparar una ficción (que es lo que se emitió el domingo) con un programa de actualidad real. Sería como comparar un telediario (ojo, que los hay sesgados e imaginativos a más no poder, no hay más que ver Telemadrid) con una película de Spiderman...La comparación no se sostiene, básicamente porque es confundir subjetividad con ficción.

Anónimo dijo...

A ver, "preclaros". Sesgados e imaginativos en Telemadrid..., sin duda. ¡Pero es que en La Sexta TAMBIÉN!. Otra cosa es que lo que se cuente en una cadena os guste más o coincida más con vuestra tendencia, pero si pensáis que por esa coincidencia una información es más veraz y las demás no estáis descalificando a los que no piensan como vosotros sencillamente por eso, porque no piensan como vosotros. ¡No seáis faccios, coño!

Muy buen post, Moli. Al que se crea que estás optando por alguna opción política le recomiendo que se lea el blog un poquito. Por lo menos el post "querida".

ANÓNIMO PABLO

josita dijo...

A mi me gustó el programa de Évole sobre el 23-F. No sé si el guión de la historia que da pie al documental es del equipo de guionistas de su programa o es una especie de leyenda urbana que inventaron los que ya eran adultos durante los hechos. Me gustó el planteamiento y lo delirante de algunos puntos como el de la elección de Garci como director escénico. Como bien dices, es televisión, ni más ni menos.
Mis padres tienden a pensar que lo que sale en televisión es verdad absoluta, especialmente si quien lo dice es Susana Griso, Matías Prats Jr. o sus tertulianos favoritos. Creía, ilusa de mi, que las generaciones más jóvenes no tenían a la televisión como "fuente de verdad". Todo lo que sale en televisión está guionizado, montado y regido. Dicen que los partidos de fútbol no, pero yo tengo mis dudas... A veces se hace con el objeto de darle ritmo al programa, a veces con el objeto de contentar a directivos y a anunciantes, o por lo menos, no disgustarles. A veces supongo porque no se sabe hacer de otra manera.
Cualquiera que presencie un hecho cualquiera y se lo cuente a otro, lo cuenta con sesgo, porque solo vemos una parte de lo que ha pasado, o porque nuestra ideología o nuestras limitaciones en la percepción de la realidad han afectado a nuestra narración, o porque simple y llanamente mentimos.
La televisión parece que tiene un halo de "contador de verdades" pero su misión solo es entretener e informar. Una información hecha por humanos nunca puede ser objetiva, por muy buenas intenciones que se tengan (si es que se tienen). Si tenemos claro que muchas de las cosas que se cuentan pueden no ser ciertas, podemos hacer un mejor uso de este aparato. Una forma sería ver o leer una misma información en medios ideológicamente opuestos.
Lo bueno del falso documental de Évole es que justo al final nos dice que era todo mentira. No recuerdo haber visto ningún programa de televisión anteriormente en el que se hiciera tal cosa. Los hechos en los que se basa el documental fueron muy graves y provocaron miedo y preocupación en muchas personas, pero han pasado más de 30 años y no sabemos gran cosa más sobre ellos que lo poco que se sabía el día después. Llevo desde que tengo uso de razón escuchando las mismas cosas sobre el golpe, que si gracias al Rey que salvó la democracia, que si no se qué de un elefante blanco, que si Armada no paraba de hacer llamaditas de teléfono... ¿no puede ser que haya llegado el momento de debatir como personas civilizadas sobre nuestra historia y de pedir explicaciones a quién corresponda darlas? Parece que como ya lo vemos en televisión nadie debe hablar de nada fuera de un plató de TV.
Como el niño que en el cuento grita que el emperador va desnudo, tiene que ser una broma televisiva quien venga a enseñarnos que somos unos julays que nos lo creemos todo.

La Buhonera dijo...

¿Sabes que pasa? Que muchísima gente no sabe que la tele es mentira. Se creen lo que les ponen por delante.

Y no sólo la tele, en los periódicos es casi peor. El lector asiduo de La Razón vive en un país diferente al lector asiduo de El País, y normalmente los dos se creen que el país sobre el que leen es en el que viven. También mienten, pero son las mentiras que se piden a gritos, y que el consumidor se come.

Para mí la diferencia de lo hecho por Évole radica en que al final te dice "hey, que es mentira, no te lo creas".
Y que todos los que se autoengañan y no critican nada de lo que les llega y lo tragan sin pelar, se queden con cara de idiotas.

En cualquier caso, es televisión, no es el primer documental falso que se hace, de hecho es un género en sí mismo, y es una cosa innovadora que en España se ha hecho poco, sin entrar ya en responsabilidades éticas o en intención de abrirle a nadie los ojos.

A mí me gustó porque sorprendió y porque provocó reacciones, tanto de cabreo como de admiración. Y eso en la tele de hoy es difícil.

Sobre lo de que sus otros programas son mentira. Pues sí. Quizás no mentira, pero sí partidistas y subjetivos, igual que todos los informativos. Pero es una mentira desde un ángulo poco explotado, por lo que la parte de verdad que aporta (que siempre hay algo) es distinta.

Enol dijo...

Pero que es verdad? Si hasta yo soy mentira. Mírame aquí comentando, y en realidad no existo.

Lydia dijo...

Uff, moli... tómate un respiro. Se te está poniendo un velo de verdad absoluta en los posts que empieza a ser enervante. Te seguía al principio y me reía contigo, pero creo que has empezado a pensar que eres una creadora de opinión, y no, eres una bloggera que está perdiendo la gracia, sarcasmo e ironías iniciales que la hacían interesante. Y no te lo digo por molestar, aunque ya sé que te molestará y dirás "que no te conozco" y todo eso que largas cuando alguien te dice algo que no te gusta; te lo digo porque creo que estás perdiendo el norte del blog y es una pena. Tomarse demasiado en serio a uno mismo no suele llevar a nada bueno.