jueves, 9 de enero de 2014

Twitter es un bar y el blog es tu casa


Twitter es la plaza de tu pueblo. 
Twitter es el bar al que todo el mundo va para ver y ser visto. 

En twitter puedes no decir nada y verlo todo. Twitter es la plaza del pueblo dónde algunos llegan a vender su mercancía. Los hay que venden ocurrencias ingeniosas "comprad, comprad mis sentencias jocosas". Los hay que venden información "comprad, comprad la información que traigo a la plaza el primero. Soy el pregonero". Los hay que van a vender de verdad "comprad, comprad mis hermosos jabalies". Los hay que van contar sus logros "hoy he corrido/nadado/viajado". Los hay que vocean su día a día, sus estados de ánimo y sus logros. Los hay que hacen poesía.  Los hay que muestran su álbum fotográfico "he publicado una foto en instagram" y los hay que traen a la plaza de su pueblo lo que han visto en las plazas de otros pueblos "mirad lo que dice The Guardian, el Ny Times"

En Twitter, como en la plaza de tu pueblo el día de mercadillo,  como en un bar a la hora de las copas o las cañas, hay también mucha gente paseando que no vende ni dice nada. Simplemente mira, y si acaso charla con sus conocidos sobre lo que se está vendiendo en esa plaza o la gente que hay en el bar. Son los curiosos y como en la plaza de tu pueblo, a veces se arremolinan alrededor de un puesto y el dueño de ese puesto se pone como un pavo cuando ve que él tiene muchos más seguidores que el puesto de al lado y que a su grito de "mirad que gracioso soy y la chispa que tengo", el puesto se le llena de gente diciendo que él es el favorito.  

En twitter, los comerciantes se miran con suspicacia. Igual que los solteros que van a ligar a un bar.  Cuentan los curiosos delante de sus puestos, la gente que los mira y los comparan con los que tienen los demás . Respiran tranquilos si su cola es más larga y empiezan a preocuparse si los curiosos empiezan a dispersarse o a mirar a otro lado. 

No todo es paz y armonía en la plaza de Twitter. A veces los comerciantes se pelean entre ellos, uno grita algo más fuerte que el otro y se enzarzan en una discusión a voces en la que los curiosos de cada uno de ellos también participan. 

En la plaza de Twitter todo pasa ahora, ya, delante de todos. Si la mercancía, la información, el chiste, el enlace tiene éxito, lo tiene ahora, ya. Todo es inmediato. Se despliegan los puestos, los encantos, las informaciones, los chistes, las ocurrencias y al momento se sabe si se ha acertado vendiendo eso, si se tiene éxito, si se lo quitan de las manos. Se puede ver si alguien está copiando la mercancía y enfurecerse muchísimo o sentirse halagado dependiendo de quién copie. 

Twitter es la inmediatez. Es la recompensa o el rechazo en el momento a aquello que muestras. Twitter es la ropa que te pones para salir, la frase ingeniosa que se dice para ligar, la mirada que dice "me interesas", la copa a la que se invita para entablar conversación. 

El blog es tu casa. Es estar solo. Es silencio. Es andar en pijama, sin peinar y con tu jersey favorito. Es pensar en escribir una carta. Darle vueltas a como  hacerlo, a qué decir, a como lo vas a escribir. Es tener que encontrar el hueco, porque escribir una carta lleva tiempo. No sirve garabatear 7 palabras en una servilleta y tirarla por la ventana. No. Se necesita tiempo, papel, boli e inspiración. No inspiración para empezar y decir 4 cosas, no. Hay que contar algo, una historia, un pensamiento, un cabreo, una anécdota.  

A veces no encuentras el momento, te da pereza o miedo o no encuentras la concentración y entonces te vistes y te vas a twitter a darte una vuelta, a ver que se cuece, a ver que dicen, a distraerte entre los puestos, a ver si entre todo lo que te ofrecen algo te inspira. 

Y después vuelves a casa, porque sabes que tienes que escribir esa carta y pensar en si la envías o no la envías. Si decides enviarla, sabes que es probable que no tengas ninguna respuesta. La enviarás sabiendo que a lo mejor nadie la lee, que incluso puede que nadie sepa que la has escrito. Es saber y contar con que no habrá hordas de curiosos esperando a leer tus cartas, y que si hay algún curioso será discreto, será casi invisible. Sólo después de muchas cartas y con mucha suerte y muchos curiosos que se digan unos a otros "hay por ahí un alguien que escriben unas cartas que molan al que merece la pena leer" puede que tus cartas tengan miles de destinatarios que las lean, las relean e incluso las guarden. Puede que incluso cojan tus cartas y las enseñen en la plaza, en twitter. 

Y puede que después, muchísimo después...esos curiosos, al verte pasear entre los puestos de la plaza de Twitter te saluden y te digan algo. 

¿Es mejor un blog que twitter? 
¿Es mejor tu casa que la plaza del pueblo, que el bar de la esquina? 

Pues depende de lo que quieras, lo que te guste hacer, lo que busques, y el momento del día. 

Twitter es la frase ingeniosa para enganchar que se olvida y queda sepultada bajo otro millón de frases igualmente ingeniosas. 
El blog es el paquete de cartas atadas con un cordel, guardadas en un cajón y que se pueden releer en cualquier momento. 

Twitter es ligar. 
El blog es enamorar. 

Para mí, no hay nada como el blog.  


Este post ha llegado a Menéame. Puedes difundirlo aquí. 

54 comentarios:

La agenda de mamá dijo...

chapó! :)

Carolina Pinilla dijo...

Por fin mi padre va a entender lo que es twitter!!!! Lo del Blog lo dejamos para otro día...

Elvis Arsy dijo...

Totalmente de acuerdo. También me quedo con el Blog, aunque no está de más de cuando en cuando pasarse por el bar...
Saludos.

Anónimo dijo...

qué bien expresado y que bonito escrito!

NáN dijo...

Joé qué susto que me he dáo, porque no tengo Twitter y al leer que es un bar me he dicho: "¡Mare mía, lo que me estoy perdiendo!". Pero luego no hablas de alcohol, así que, por mi parte, ¡a Twitter que lo siga f*ll*nd* un pez!

fiorella dijo...

Tal cual, y como tu blog, pocos. Feliz AÑo Molinos!!Un beso.

Jatz Me dijo...

Explicación de 10. A la Wikipedia de cabeza tenia que ir. O al diccionario de la RAE o donde corresponda.
Ya tenia claro que me gusta bastante más un blog que Twitter, pero después de ésto, cada vez que abra Twitter voy a visualizar un mercadillo dominical...
Gracias, y Feliz 2014

RS dijo...

No es que no me gusten los bares, pero no tengo Twitter. Me da mucha pereza. Como Facebook. No tengo ni ganas ni tiempo de andar por esos bares de Dios. Prefiero andar por aquí; estoy más a gusto.

Aquello noerayo dijo...

Cierto. siempre paseo desnudo por la mia

Marta ropa original bebe dijo...

Pues estoy de acuerdo contigo en las descripciones de Twitter y de un Blog, a mí me gustan ambas y cada una tiene su parte buena y su parte mala, así que yo utilizo las dos, porque depende del momento y del tiempo que tengo,puedo dedicarle más tiempo a los blogs que sigo o a twitter que como tu dices es más inmediato.

Anónimo dijo...

"Respiran tranquilos si su cola es más larga..." Una gran frase, sí señor.

TXABI dijo...

Sinceramente, creo que no son soportes-medios comparables. Su funcionalidad es muy distinta y sus seguidores-usuarios no buscan lo mismo, ni lo disfrutan lo mismo (y puedes escribir/leer twitter en pijama, sin peinar y con tu jersey favorito).
Ponerlos en comparación creo que no es nada equitativo (agua y aceite, casi).
Lo mismo que comparar twitter/FB, o FB/blog...
Y sabes que soy de los que tengo "tu paquete de cartas atadas con un cordel, guardadas en un cajón.."

ELISA dijo...

Lo has clavado ¡qué claridad mental! :-D

Anónimo dijo...

Twitter es un bar de borrachos.

La Exorsister dijo...

Genial comparación, y siguiendo con tu ejemplo, parace que cada vez más gente, mete su paquete de cartas en el altillo debajo de los "equipos de gimnasia" y la "ropa que volverá a estar de moda" y se va al bar. Y claro después con la cogorza de las cañas, a ver quién se pone a escribir cartas.

Oswaldo dijo...

Me gustó el final del post. Tus tres frases de cierre:

"Twitter es ligar.
El blog es enamorar.
Para mí, no hay nada como el blog."

De acuerdo, en primera instancia!

Sin embargo, podría ser muy interesante ("didactivo", que llamas tú) leerte desarrollando, no ya la diferencia entre twitter y blog, sino, mucho más básicamente, la discrepancia y, tal vez, ¿por qué no? las similitudes entre "ligar" y "enamorar".

qué chulo dijo...

Se nota que llevas tiempo dándole vueltas a la idea y al texto.

Bravo.

Mira que me jode cuando alguien tiene el ego tan cegato, o sea que piensa que sólo huelen sus peos, que dice que es lo mejor que has escrito en mucho tiempo y sandeces así. Es lo que más me ha gustado desde hace tiempo, diré.
Que como siempre que te leo despacio, va cascando de relecturas al final, repites mucho la palabra curiosos en un párrafo.

Ana María dijo...

Me estoy pensando lo del tuiter, que está la gente alrededor dando el coñazo... ¿Qué hago? ¿Qué me aporta tuiter?

Me gusta lo de que se parezca a un bar o a una plaza de pueblo. Pero tal vez abra cuenta y luego me diga "qué pereza, qué hago yo aquí".

:*

Dra Jomeini dijo...

Para mí, tampoco. ;D

JOSE LUIS LOMAS dijo...

Hola Moli! Me encantó el Post!... La verdad es que tener un Blog es genial... Pero ir a la Plaza del Pueblo de vez en cuando, también tiene su encanto... ;) Un besico Murciano!

Justo Giner dijo...

"Twitter es ligar y el blog es enamorar"... Molinos, con el post de hoy, Cosas que (te) pasan me ha conquistado definitivamente. Saludos desde Asturias.

HombreRevenido dijo...

El periodista Santiago Segurola, que además de ser un intenso es un caradura, dijo que dejaba twitter porque era "un bar de borrachos".

Que me digan dónde hay un bar sin borrachos (para no ir nunca, claro).

En twitter se grita y se hace el tonto. A los monos nos gusta el twitter. Como no.

HombreRevenido dijo...

Dicho lo cual. El blog es siempre mejor que el twitter.

Salvo que haya un cónclave. La combinación twitter-cónclave es imbatible.

Peter dijo...

A mi me gusta la inmediatez de Twitter, el acceso a la información al instante, la posibilidad de conversación directa con personas relevantes que hasta en algunos casos te contestan . No me gusta el auto-bombo onanista de aquellos que hacen RT a los halagos que le llegan, los mensajes insustanciales de Buenos Días,....

El blog es otra cosa

Carmen J. dijo...

La idea de Twittr como un bar la había leído ya a algún tuitero - no a Segurola, que además de intenso y caradura es un confundido -. Me parece muy acertada, y está muy bien traída. Yo bajo siempre al bar de twitter a ver el futbol, y suelo pasarme cuando leo el periódico. Twitter es muy divertido, creo que hay gente con mucha imaginación, y la mayoría de las veces me hace reir. Luego tiene las broncas, y hay mucho cafre también, y mucho troll anónimo. Pero, mira, se bloquea y ya está. Pero los tuits se olvidan, es como un chorreo y un barullo.

El blog es otro mundo. Es la paz.

loqueleo dijo...

Ma gutao este post!!!

Para mi tuiter es más bien
una convención de canapés
donde todo el mundo se habla
con frases cortas
mientras engulle un trozo de jamón,
repicoteas de uno a otro
puedes hablar con gente famosa
con la que parecería imposible
que pudieras cruzar
aunque fueran dos palabras
te intercambias tarjetas
te convocas para más tarde.

El blog lo veo,
sin embargo
una manera de cartearse
contarle la vida
un noviembre
a tu amor de verano
que vive en otra ciudad,
esperar respuesta
ansioso
junto al buzón de casa.
Alegrarte cuando ves la carta
no abrirla hasta llegar
la noche
y finalmente
leerla tranquilo
de madrugada
en tu habitación
con ganas de contestarle
de nuevo,
y escribirle
lo que también a ti te pasa.

Hala que cortapego
el comentario en mi blog
que me he gutao!!

Anónimo dijo...

Estaba yo pensando en qué tienen en común la lámpara que tengo encendida y el móvil desde el que comento ahora mismo. Nada. Como mucho, que ambos emiten luz. Entre un blog y twitter, o facebook, o foursquare, o tumblr, o tuenti, o cualquier otra, tampoco hay nada en común. Como mucho, que a todas ellas se accede con un ordenador, una tableta o un móvil. ¿Por qué enfrentar una a otra? ¿Qué sentido tiene? En mi (modesta y personal) opinión, ninguno. Si te gusta más una, pues la una. Si la otra, pues la otra. Si las dos, pues eso. Y ya está, no da para más.

molinos dijo...

Un par de cosas,

Anónimo que habla de lámparas. Twitter se define como una plataforma de "microblogging" asi que algo tendrá que ver, pero aunque no fuera así, lo bueno que tiene tener un blog es que puedes comparar lo que te de la gan: twitter y el blog, una pera y un lamborghini o un zapato con un barco.

Una cosa más. A mí me gusta mucho twitter, me divierto, me informo, me río y hablo con mucha gente. Creo que es una herramienta muy útil y a la que hay que coger el truco y creo que tiene la gracia de la inmediatez en la respuesta. Está muy bien, pero yo sigo prefiriendo el blog.

Anónimo dijo...

Para mí twitter es una plaza del pueblo en la que, además, todos llevan megáfono para que se les oiga mejor. Un infierno.

Anónimo dijo...

Yo a twuiter voy de mirona, me gusta sentarme en la terraza del bar de la plaza y ver pasar la gente, pero no participo.
Y luego me pasa lo que me pasa; que te leo en un twit desde el blog y no sé dónde comentar...
Nos tienes que explicar el concepto de "llorar bonito".
Nati

Blanco Humano dijo...

Para mí twitter es la terapia que me permite quitarme la mierda entre las neuronas. No pide pan y si a alguien le gusta, estupendo.

Escribir en un post cuesta como parir un niño y como toda recompensa tiene que de vez en cuando alguien diga que le ha gustado y las más de las veces la gente pase sin decir nada.

Yo lo tengo clarísimo, el blog es mi primer amor, pero en estos tiempos en los que cada vez va todo más rápido, la gente cada vez tiene menos paciencia para leer textos largos y menos para escribirlos.

(y con todo, me he vuelto a prometer escribir regularmente one more time)

Anónimo dijo...

¿Y Facebook un patio de vecinos?

Alma dijo...

A mí me gusta tu blog..y leo alguno más; a Twitter..hiija, no le acabo de pillar el gustillo, y (x una vez) discrepo contigo, me encanta FB..Bss

Mara dijo...

Totalmente de acuerdo... Me quedo con el blog!

Anónimo dijo...

Yo creo que depende del blog. Hay blogs que los veo más como un tipo en la plaza soltando su discurso al que quiera oírlo. Y mirando cuántos se paran a escucharle a él y cuántos al de al lado.

Anónimo dijo...

Hola! Soy el anónimo (no el genio) de la lámpara. Y si, estoy de acuerdo contigo, es tu blog y está para eso, para que hables de lo que TU quieras. Por supuesto. Sólo era mi (modesta y personal) opinión. De hecho comento como anónimo hace tiempo porque yo también escribo hace años un blog (desde 2007 exactamente), y no tengo especial interés en que se llegue a el desde aquí (ni desde ningún otro, no es por ti. Prefiero, soy así de rarito, que se llegue desde otros sitios cuando alguien busca el tema del post.). Y por supuesto, como tú, hablo y comparo lo que me da la Real Gana,
También tengo tweeter. No le hago mucho caso, algo pero sin matarme.
Y me gusta lo que dices, BTW. No siempre pero bastante a menudo.
Saludos iluminados ahora por el sol, dada la hora no hay lámpara encendida.

Adaldrida dijo...

Joder Moli. Es buenísimo. Te sales.

Cabrónidas dijo...

¡Molinos, estoy de acuerdo! Aunque pienso que otra red social que no sea un blog, es una mierda.

La Buhonera dijo...

Además, el Twitter hay que aprenderlo, tienes que entender toda la jerga absurda de los parroquianos de toda la vida.

El blog lo empiezas de la manera más cutre y ya te sientes en casa. Poco a poco lo vas decorando y le vas dando tu estilo, pero nadie tiene por qué enseñarte a escribir cartas.

Hoy justo le he explicado a mi madre cómo va Twitter y me he acorddo de tu post. Se lo voy a enseñar, como lectura complementaria a la clase =P

(PD: Yo también prefiero, y preferiré siempre, un blog)

Sara M. dijo...

Buenísimo Moli.

Eva dijo...

Seguramente este no es el lugar para este comentario pero he descubierto tu blog recientemente y aunque ya veo que no te hace falta que te lo diga porque debes de estar harta de oirlo,pues te lo voy a decir igualmente: que tu blog es muy bueno, que eres muy simpática y que escribes muy bien. Saludos.

Principito dijo...

Por fin alguien me ha explicado qué es twitter !! Y ha tenido que ser en un blog. Me ha quedado clarísimo.

tecnojab dijo...

Me encanto la comparación, llegue por curiosidad gracias al titulo de la entrada y me voy con ganas de mas.
Saludos

Pilar V dijo...

Como elegir entre las pantuflas y el tacón de aguja. Cada cosa en su momento.

Un saludo y felicidades por tus éxitos.

Anónimo dijo...

Sí, pero el título de tu entrada hoy también es un twit.

😃😃😃

tita hellen dijo...

Coincido contigo, un blog es tu casa, por eso me tocan mucho las narices los trolls. ¿voy a tu casa a tocarte las napias? No, pues no vengas tu a la mía.

Besotes

cienciasycosas dijo...

Toda la razón del mundo.

Incluso diría que Twitter es cada vez más un local nocturno en el que solo escuchas ruido, hay que gritar y te encuentras a los matones...

bernardo de andres herrero dijo...

Lo siento pero no me gusta twitter om por lo menos el uso que normalmente se le da cotilleos continuos y sin razón. me quedo con blog

La Sonrisa de Mini Yo dijo...

Hola:
Me ha gustado mucho el post, yo tengo los dos, y creo que su uso es diferente. Personalmente prefiero el blog, es mi rincón para decir todo lo que me pasa, siento...

Nisi dijo...

Plas, plas, plas! (Aplausos).
Me encanta la comparación.
Twiter es pasar el rato, informarte, leer, reír, compartir. Es maravilloso pero a veces es demasiado rápido para mí. Por eso necesito también el blog. Es la calma.

Goscinny re-né dijo...

No es por insistir, hija, pero Obelix vende menhires, no jabalíes.

amparo dijo...

Que buena comparación. Estoy completamente de acuerdo.
Por cierto escribo en mi blog desde hace más de 7 años, pero he llegado al tuyo desde Twitter.

Al Neri dijo...

La verdad es que llevo casi 6 años con el blog y tengo Facebook pero hasta ahora no he sentido la menor curiosidad por Twiter, red social de la que desconozco casi todo.

Lo que a mí me gusta del medio "blog" frente a otras redes es que permite profundizar en las ideas y cultivar el estilo. Además es un foro mucho más íntimo y personal.

Noelia dijo...

Pese a ser una novata en ambos, me gusta más el blog! :-)