martes, 21 de enero de 2014

¿CÓMO SABER SI HAS TRIUNFADO?


Hay noches que sales y triunfas.

¿Cómo lo sabes? Hay una serie de señales inequívocas.

1.- Te despiertas y sonríes. Así, sin más, porque sí. Hasta te sientes un poco mema.

2.- Tienes el pelo como si fuera el centro de nidificación de toda la población de cigüeñas de tu ciudad. Pareces un gremlin. (esas películas, anuncios y fotos dónde las tías salen con cara de estar satisfechas sexualmente pero con el pelo completamente sedoso y liso...son ciencia ficción). Probablemente necesites medio bote de suavizante para dejar de parecer un gremlin enfurruñado pero ¡qué más da!

3.- Tersitud. Ni crema, ni lociones, ni serum, ni correr, ni nadar, ni nada de todas esas majaderías. Nada como un buen triunfo para tener la piel tersaaaaaa.

4.- Pérdida de ropa o / y complemento. Buscarás tu ropa en un radio de dispersión variable pero completamente absurdo y probablemente hayas perdido un calcetín, una pulsera, un pendiente, el cinturón o lo que sea. Lo mejor es que te da igual...

5.- Mirar debajo de la cama. Uno solo mira debajo de la cama a) para hacer limpieza de temporada b) para saber si las pelusas exigen un trato o c) para buscar su ropa interior después de una noche de triunfo. 

6.- Sonríes. Encontrarte cabeza abajo con el pelo colgando mirando debajo de la cama te hace sonreír estúpidamente. 

7.- Agujetas. Agujetas brutales. Aunque estés en forma, aunque hagas deporte...si es un triunfo de verdad, tienes agujetas. Y te da la risa. 

8.- Agujetas en músculos increíbles, que ni siquiera sabías que tenías. El músculo de la barbilla, ese gran desconocido. Puedes pasarte una semana masticando un mamut que tu barbilla ni se inmutará, triunfa por todo lo alto y descubrirás que se puede tener agujetas ahí.  

9.- Despellajamiento de barbilla. He oído leyendas urbanas sobre despellejamientos en codos y rodillas, pero frente a eso sólo tengo que decir que hay que triunfar en sábanas con suavizante. El esparto es mal. También me han contado cosas de moratones y marcas de dientes...pero yo eso no lo considero un triunfo. La efusividad descontrolada es peligrosísima...e innecesaria.  

10.- Al salir a la calle, todo se ve más nítido. No mejor, ni más bonito, ni más de color de rosa, no. Más nítido. 

11.- Más sonrisas, esta vez provocadas por los espasmos recordatorios que sufres cada vez que te acuerdas de algún momento concreto de la noche. Recuerdo-espasmo-agujeta-sonrisa. Esa es la secuencia, y se va repitiendo durante todo el día.  

12.- Al rememorar la noche, te das cuenta de que lo que más recuerdas de la habitación...es la lámpara. 


38 comentarios:

Isa dijo...

Despellejamisnto de barbilla? Jajaja
Agujetas mil. Eso es bueno, muy bueno.
Agujetas-recuerdo-sonrisa, y repetir

Anónimo dijo...

Y él? Qué hay de él? Cómo sabe él si ha triunfado? O acaso el triunfo de ella es también el de él? Este es un post para chicas....protesto formalmente. ; )

Anónimo dijo...

Vaya vaya... Así que la lámpara? Por alusiones indirectas diré que lo de las rodillas no es una leyenda urbana: cuando en la facultad no tenía casa, usaba la oficina de mi padre, y su alfombra provocaba despellejamiento rodillera. Mi barba actual con aspecto de tres/cuatro días ha provocado, por otra parte, algunos despellejamientos barbilleros.

El Anónimo de la Lámpara (modo despellejador ON)

Diego dijo...

Isa se sorprende del despellajamiento de barbilla... Yo eso lo vi en una amiga mía. De hecho, esa misma se despellejó las rodillas. Las aceras deberían estar bañadas en suavizante.

Ana María dijo...

Da igual el suavizante que lleven las sábanas, es el frotamiento reiterado lo que provoca ese tipo de quemaduras en codos y rodillas.

Rastas en el pelo. Tú nido que lo llevas corto, pero las que lo llevamos largo...

Agujetas siempre es BIEN, es aplausos mentales y sonrisa. Te vas a sentar o a levantar y ¡ouch! Pero claro, las agujetas se quitan con más agujetas... ;)

La gente te mira en el transporte público. Alguien anodino te dice "uy, qué buena cara tienes" o "qué guapa estás hoy". Más sonrisas.

Y si es tu madre o tu suegra, todavía más sonrisas.

:*

Ice Woman dijo...

Jajajajajjaja aiinnss, qué de tiempo que no triunfo, pero lo recuerdo xD Me he tenido que reir con lo del despellejamiento de barbilla, mayormente provocado por barbitas de tres días del moderno de turno, aunque entonces no me hacía nada de gracia xDD

TXABI dijo...

... las agujetas, normalmente, son de poco practicar -o en este caso- de poco triunfar.
¡ A ver si triunfamos más a menudo y así el cuerpo no "rechina"...! (jejeje)
(¿la lámpara..? ¿ la del techo ? a ver si nos vamos moviendo, cambiando de postura, para un triunfo total...)

Isa dijo...

Da la casualidad de q suelen estar bien afeitados. Tenía una amiga q en cuanto le daban dos morreos ya tenía tooodo colorado y levantado.

Anónimo dijo...

¿¿Un martes, Molitron?.... Estás que lo tiras.....
Anónima Marta

Gordipé dijo...

13. Escozor.

NáN dijo...

Necesitas una foto en El Retiro, subida a una basa sin estatua, posando de triunfadora para la posteridad.

Anónimo dijo...

¡Qué bien te salen las listas!
...recuerdo-espasmo-agujeta-sonrisa... ¡aaaaaay!

Nati

Oswaldo dijo...

Sólo la lámpara del techo que NO!!!

Hay que recordar las mesillas (ambas) y hasta la almohada. La cabecera de la cama y los pies. Hay que visualizar hasta las alfombrillas laterales.

¡Un Verdadero Triunfo ha de ser GLOBAL!
¡REDONDO!
360º en 3D.

Y agujetas especiales las de la cara. De tanto sonreir...

saraolenchero dijo...

Es decir lo más parecido a esos anuncios que tanto criticas.

Aquello noerayo dijo...

Las agujetas te delatan, el ir empanao todo el día, y el como llego esto hasta aquí?

Anónimo dijo...

Pues yo, de grandes noches de triunfo he salido, además, con una ligera lumbalgia y con mucha sed.

P.D.: el despelleje de rodillas y codos está a la orden del día con y sin suavizante en las sábanas! Y ni te cuento los moratones...

Anónimo dijo...

Cómo saber si has triunfado???

Se sabe y punto.

Saludos : )

Anónimo dijo...

Pues lo de la lámpara me lo explique, por favor. Si tienes alguien delante, te fijas en el alguien. Si lo tienes detrás, mirar al techo te provocará tortícolis más que agujetas. 5 sentidos funcionando a tope y recordamos una lámpara? Ni sabores, ni olores, ni sonidos/gritos/loquesea?
El morado es bonito y es color de temporada. Pero si sale sin querer.
El anónimo de los sentidos

Tequila dijo...

No hay mejores agujetas.

Besos!!

Gonzalo Viveiró Ruiz dijo...

Agujetas en la barbilla??????
No quiero pensar que tienes que hacer para tener agujetas en la barbilla. Más aún cuando puedes masticar un mamut...

rocio dijo...

Jajajaja qué cierto, sobre todo lo de las agujetas y el despellejamiento en la barbilla

Alberto Secades dijo...

Si al día siguiente te haces preguntas y dudas sobre si pasó o no y tienes que enfocar un recuerdo borroso (en el que lo más memorable es una lámpara), a humilde juicio del que suscribe, NUNCA debe considerarse un triunfo.

Tal y como se ha relatado, debe considerarse un traspiés (por mucho que haya sido gozoso).

Saludos

molinos dijo...

Si llego a saber que lo que más os va a preocupar es lo de la lámpara no lo pongo...que os lo tomáis todo al pie de la letra.

Anónimo dijo...

Una lámpara es una lámpara es una lámpara, diría Gertrude Stein si hubiera triunfado con Picasso.
Hay lámparas que son inolvidables.

El Anónimo de la Lámpara

molinos dijo...

Anónimo de la Lámpara...te estás viniendo arriba. XDD

Gertrude Stein?? con Picasso? les gustaban lo mismo..las mujeres..no creo que Gertrude viera muchas lámparas con Picasso.

Anónimo dijo...

Es verdad. Como no fuera en pleno pedal de absenta una noche en el Bateau-Lavoir, hay pocas posibilidades de ello.

El Anónimo de la Lampara

molinos dijo...

Anónimo de la lámpara...un pedal de absenta es completamente incompatible con un triunfo.

loqueleo dijo...

Si pesas más de cien kilos
y estás en fase misionerismo
lo significativo son las muñecas
un profundísimo dolor de muñecas.

Los descerebrados gordinflones
como un servidor
sabemos de qué hablamos.

Congratulations...
y me uno a la exclamación
de anónima marta
¿Un Martes?!!!!!!!!!!!!!

Lola dijo...


¿Quién es el anónimo de la Lámparaaaa?


Así siiiiiiiiiiiiiiiii!!!!!

Anónimo dijo...

Me ha encantado y alegrado el dia¡¡¡Q recuerdos y ahora q vuelvo a la solteria espero volver a sentir todo lo q describes...

Anónimo dijo...

Hola Lola. Soy yo. Siento ser tan escueto, pero es lo que se espera de un anónimo: aunque lleve una lámpara no por ello arroja mucha luz sobre su identidad.

El Anónimo de la Lámpara

Anónimo dijo...

Bravo por el ingeniero cuando se aplica!!!

Oswaldo dijo...

Repito mi convencimiento de que la clave del reconocimiento de un triunfo es la sonrisa, la suelta, la desbocada, la que se sale sola y se escapa por las rendijas de la boca. Pero aquí y ahora quiero destacar algo que nadie ha mencionado hasta el momento, ni siquiera tú Moli. (Puede ser que haya sido dejado de lado en esta docena a propósito, pero a MÍ me resulta imprescindible)

Se trata de la sonrisa AJENA.

Si no se produce tal efecto no puede sentirse un triunfo cómo tal, sino que puede percibirse un poco hueco o vacío, hasta llegar a arruinar toda maravillosa sensación.

La sonrisa ajena es ciertamente un condimento tan clave para un triunfo como la sal para la comida.
Con la diferencia de que no puedes pasarte de sonrisas cómo podrías de sal.

Anónimo dijo...

...Porque hablas del ingeniero, verdad ?





....Es broma

Adaldrida dijo...

Es genial.
Y mira que soy puritana, sí, no me avergüenzo de llamarme así.
Pero este post junto con el de los noruegos me arrebata.

Y me parece lo más el anónimo de la Lámpara. Es magnífico, como los rectores.

Bionda dijo...

Según iba leyendo el post me estaba identificando con todo lo que has descrito, imposible definirlo mejor! jajaja
Enhorabuena una vez más por estas entradas tan estupendas.
Besos

anonima porteña dijo...

el despellejamiento de barbilla!!!!!!! totalmente! y lo peor es que el el trabajo me preguntaban: que te paso?

Little Dreams dijo...

Al rememorar la noche, te das cuenta de que lo que más recuerdas de la habitación...es la lámpara.
JAJAJAJAJAJAJA ESA ESTA MUY BUENA! le agregaría,
13. Al pesarte, notas que haz perdido dos quilos, sin motivos aparentes ;)